1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. Paris, Texas: El color narrativo. Wim Wenders y la construcción de ideas a partir del color (Primer premio)

Paris, Texas: El color narrativo. Wim Wenders y la construcción de ideas a partir del color (Primer premio)

Gainle, Luna

Asignatura: Taller de Reflexión Artística I.

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Se desarrolla un ensayo analítico acerca de la utilización del color en Paris, Texas de Wim Wenders, su implementación a través de la iluminación y el arte de la película, como un elemento funcional narrativo, enfocado en la construcción de los personajes, las relaciones entre ellos, y sus procesos de transformación. Wim Wenders utiliza mecanismos de asociación y transición de los colores y los estructura junto con otras herramientas del discurso cinematográfico para contar una historia y construir conceptos e ideas, entre otros. También se revisa la relación de esta técnica con el fauvismo, movimiento vanguardista del siglo XX, y con el nacimiento del New German Cinema.

Palabras clave:

color - personajes - construcción - ideas - fauvismo - new german cinema.

Enfoque 

Me parece interesante analizar estos mecanismos discursivos y narrativos mediante un desglose de esta obra, ya que considero que es importante conocer en profundidad las posibilidades de estos procesos y formas de contar, para poder comprenderlos y así incorporarlos al lenguaje y forma de construcción de discurso cinematográfico. Creo que el color es una de las maneras más útiles y sutiles de contar una historia, mediante sus asociaciones y transiciones, por lo que conocer las utilizaciones de estos procesos es clave para interpretarlos y emplearlos.

Hipótesis 

Wim Wenders utiliza el color en sus películas para desarrollar procesos, construir ideas y contar una historia mediante subtexto.

Desarrollo 

Cada herramienta audiovisual utilizada por Wim Wenders en esta película es una decisión puesta en función de la narrativa, y la construcción de un discurso. Construye un subtexto, un mensaje oculto, que debe aprender a leerse mediante el desglose de la lengua que lo constituye: la paleta de colores. Con esta, da cuenta de estados internos de los personajes, sus procesos, e ideas subyacentes, que incorporan perspectiva, y funcionan como acción que hace avanzar la trama debido a las asociaciones y transiciones de esos colores. El rojo, verde, amarillo, azul y negro cuentan la historia de Travis, un hombre que por razones que al comienzo desconocemos, desaparece por cuatro años y al regresar se encuentra con su hermano y la esposa de este, quienes habían cuidado todo ese tiempo de su hijo, Hunter, cuya madre dejó atrás. Estos colores nos guían y nos indican a través de Travis y su entorno, los conflictos y procesos que atraviesan.  ¿Cuál es la función del color rojo? Lo vemos en una primera instancia al presentarse el personaje de Travis, caminando solo por el desierto de Texas. Lleva una gorra roja que parece llamar la atención, ya que es el único elemento rojo de la puesta en escena.

Travis llega a una taberna y se desmaya, y lo vemos a continuación en el consultorio de un médico, sin su gorra, adonde una luz verde intensa (otro color a tener en cuenta) inunda la visión, pero la cara de Travis continúa iluminada por una luz que presenta un tinte rojizo.  El doctor se comunica con el hermano de Travis, Walter, y a través de la llamada telefónica vemos en la esposa francesa de Walter, en un vestido azul, el tercer color principal de la paleta. Al reunirse con su hermano, Travis se comporta de formas extrañas, se mantiene en silencio, afectado, intenta volver a retomar su camino, algunas veces, solo por el desierto, pero Walter lo detiene, intenta comunicarse con él, traerlo a la realidad, usando una campera amarilla. Aprendemos, observando el color, que Travis tiene una gran confusión relacionada a su pasado, que no se nos presentará hasta el final de la película. El color rojo se asocia directamente con la cabeza de Travis, su gorra y la luz roja, y a su vez, representa este pasado, lleno de dolor y conflicto, pero algo que Travis persigue, añora, y a lo que quiere regresar. El desarrollo de este color a lo largo de la trama se asocia a estos elementos mencionados a través de la iluminación, vestuarios y utilería. Se observa en la ropa de Hunter, quien está directamente afectado por este pasado doloroso y conflictivo, y se lo relaciona cada vez más con Travis, que también usa ropa del mismo color, a medida que refuerzan su relación de padre e hijo. Llega un punto en que la unión de estos personajes es tal que deciden irse en busca de su madre, el elemento que les falta para completar ese deseo de regresar a un pasado. Pese al dolor del pasado, lo persiguen hasta que este vuelve a tomar forma en un auto rojo manejado por Jane. Cuando la alcanzan en su trabajo, Travis se sumerge en el rojo, llega a lo más profundo de su dolor y la representante de ese pasado. Hablan en una habitación, separados por un vidrio: ella no puede verlo, pero Travis a ella sí. Su vestido, la pared, el teléfono y otros elementos de la habitación se encuentran entre las tonalidades del rojo. 

Ahora, con respecto al verde, amarillo y azul: