1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. Del conductismo al constructivismo: análisis de la película Los Coristas

Del conductismo al constructivismo: análisis de la película Los Coristas

Harfuch, María Candelaria

(Licenciatura en Comunicación Audiovisual)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El film Los Coristas (Les Choristes), es una película dirigida por Christophe Barratier en el año 2004. El relato se contextualiza en el reformatorio Fond de l'Etang Iternat ubicado en un pueblo francés donde internan niños y adolescentes con problemas sociales, de conducta o son huérfanos. Esto sucede en el año 1949, cuatro años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial en la que Europa fue el escenario de esta batalla bélica entre la alianza y el eje, y relata cómo la llegada del profesor Clément Mathieu (Gérard Jugnot) afecta positivamente a estos niños cuando a través de la música, con la creación de un coro, comienza a inspirarlos y les da un sentido nuevo a una vida que no les daba más expectativa que la exclusión.

En este reformatorio el sistema de conducta es sumamente autoritario y todo se maneja bajo la consigna acción-reacción, que significa que la desobediencia se paga con represión. Es un establecimiento en el que se proclama el modelo conductista, donde no existe la comunicación entre las autoridades educativas y los alumnos, el castigo es el factor clave de la enseñanza, con violencia física y verbal. Es una instrucción donde se inculca el miedo, donde no existe la participación, las cosas se hacen por obligación, sin derecho a opinar sobre nada, hasta que Mathieu se integra al equipo académico. 
En este orfanato no existe la democracia, y las necesidades que pueda a llegar a tener un niño no se las tiene en cuenta, ya que todos ignoran cuáles son sus emociones, deseos, aspiraciones y esto lo descubre Mathieu cuando por el deseo de conocerlos les pide que en una hoja escriban su nombre, edad y qué quieren ser cuando sean grandes. Es ahí donde actúa como facilitador ya que los hace pensar y les demuestra que lo que ellos piensan es importante. El profesor se asombra de la disposición que cada uno mostró al darles la instrucción, ya que eso demostró las ganas de los chicos de expresar sus deseos y aspiraciones. Cuando más tarde el profesor revisó cada papel, el aspecto más significativo fue que ninguno de ellos quería ser docente, y evidentemente fue porque los docentes y el director que ellos conocían eran todo lo contrario a lo que ellos querían ser de adultos. 
El conjunto de cualidades negativas se ve durante todo el film y esto se evidencia principalmente con su filosofía de acciónreacción, que se relaciona con la teoría pedagógica conductista del estímulo-respuesta, pero en este caso no se trata de premiar al estudiante cuando éste hace algo bueno sino lo contrario, si el niño hace algo negativo, es severamente castigado, ya que para esta institución, los alumnos sólo aprenden a golpes, sin embargo, la represión, el castigo y la violencia no conllevan a ningún resultado auténtico, ya que sólo sirve para sembrar rencor, resentimiento y odio. El ejemplo más claro es el de Mondein, un niño que ingresa a la institución calificado como un imbécil, palabras textuales del director del orfanato. Un niño que es maltratado y castigado con palizas y cachetadas por todo el cuerpo por supuestamente haberle robado plata al director, sin pruebas, es acusado del delito y expulsado del reformatorio. Meses más tarde, el niño incendia el orfanato vengándose y desahogando todo el odio y el rencor que le produjeron en sus días ahí adentro. 
Los enfoques que se logran percibir en la trama inicialmente apuntan al conductismo ya que la conducta humana es aprendida y resulta como producto de las condiciones ambientales. Como por ejemplo el director y los demás profesores proporcionan métodos de enseñanza y aprendizaje memorísticos y reproductivos que no les permiten a los niños usar su imaginación. En un momento de la película, un niño debe decir de qué manera murió un prócer, el niño se equivoca y el profesor le dice “incorrecto, eres inútil, escribir 100 veces cómo murió”. En cambio, Mathieu se centra en un enfoque más humano, busca el crecimiento personal, originalidad, creatividad, sentimientos positivos hacia el conocimiento y vivencias cognitivas. Es un profesor de música, quien entre otras cosas utiliza como estrategia didáctica la motivación, la orientación y la información en el proceso pedagógico, cuyo fin es la formación del estudiante. Recrea totalmente el ambiente en donde ellos son educados, pasando a un ambiente donde el respeto y la comunicación van juntos. Un ambiente de confianza, sin temor a represiones y alegre. Los alumnos ven en Mathieu una figura en la que pueden confiar, porque éste los defiende de los castigos violentos aplicados por el reformatorio, aunque les aplica sus propios castigos, donde lo que sobresale no es la brutalidad o la violencia, sino un mensaje de aprendizaje. Como por ejemplo cuando uno de los niños es castigado injustamente por hacer una maldad a quien cuidaba de ellos. El verdadero culpable es descubierto por Mathieu, y él en vez de decirle al director, le pide que le haga tres favores, el primero que levante el castigo colectivo, no deben pagar todos por lo que hizo uno, el segundo, que él castigará al culpable pero mantendrá su nombre en secreto, ese era el tercero. El verdadero culpable fue enviado por Mathieu a ayudar al cuidador herido a la enfermería todos los días, a modo de castigo, cambiando sus gasas y ayudándolo en lo que necesite. Así lo hizo aprender las consecuencias de sus actos, y además hizo que se dé cuenta de sus capacidades como persona. En este punto, se evidencia el enfoque constructivo del docente, quien desde sus actitudes, conductas y palabras crea un clima diferente al que los alumnos estaban acostumbrados. Según Díaz y Balmaceda (2010), el constructivismo, en oposición al modelo conductista, considera que “el sujeto es un constructor de sus estructuras de conocimiento”. 
Una noche Mathieu encuentra a sus alumnos cantando una canción ofensiva, pero en vez de castigarlos, los incentiva a seguir cantando, y a partir de ese hecho, forma un coro. Comienza seleccionando las voces y acomodándolas para que queden los graves por un lado y los agudos por el otro y así sus clases comienzan a convertirse en un aula taller, en algo que no es un mero espacio físico, sino una estrategia pedagógica. El aula actúa como un “lugar donde se trabaja, se elabora y se transforma algo para ser utilizado” (Roselli, 1999, p.14) y donde se aprende haciendo. Es muy clara la evidencia del sistema de enseñanza/aprendizaje, fundamentada en la teoría de Bruner (1976) sobre el andamiaje, que explica cómo un sujeto, en este caso los niños, poseen a su alrededor una estructura temporaria compuesta por saberes previos, que el docente o facilitador tiene que guiar para la construcción del conocimiento. El profesor ayuda durante el proceso, pero el verdadero protagonista del proceso de aprendizaje es el alumno. Esta teoría pedagógica afirma que el conocimiento de todas las cosas es un proceso mental propio y único de cada individuo, y que el mismo se forma desde su nacimiento y éste dependerá del ambiente, de la cultura y de las vivencias pasadas. Al utilizar este método, el profesor sirve como un guía mediador entre el conocimiento previo y el deseado. Y justamente el ejemplo es Mathieu cuando le pide a cada uno que cante una canción, donde se evidencia que los niños ya tienen un conocimiento previo, que es cantar. Según Piaget (1974) el conocimiento es siempre una construcción que el sujeto realiza partiendo de los elementos que dispone. Esto supone que es siempre activo en la formación del conocimiento y que no se limita a recoger o reflejar lo que está en el exterior. En este sentido, podemos afirmar que, para el constructivismo, el ser humano crea y construye activamente su realidad personal. 
Según Paulo Freire (2014) “el hecho de asumir el miedo es el comienzo del proceso para transformarlo en valentía”. Mathieu vivía en el instituto con las frases que el director Ranchin le repetía constantemente: “no me gustan sus métodos”, “si las cosas van mal, perderá su trabajo”, y él continuó con su coro porque confió en que sus alumnos iban a progresar y sus actitudes iban a cambiar si lograba que esa actividad los atrajera. A partir de este objetivo los roles institucionales se modificaron, y se democratizaron de cierta manera, permitiendo otras conductas humanas diferentes a la acción-reacción. Los niños, empezaron a considerarse personas diferenciadas que aceptaron el objetivo propuesto como un logro común y los adultos también lograron moverse de su rol de castigo (el profesor de gimnasia y el profesor de matemáticas) para colaborar con el grupo de coristas y ensayar nuevas experiencias educativas más ligadas a la formación de seres humanos que a lo correccional. 
Según Heidegger (1952) enseñar es mas difícil que aprender, no sólo porque el maestro deba contar con un mayor caudal de información y tenerlo siempre preparado, sino porque enseñar exige permitir que se aprenda. Mathieu llegó a un lugar en el que no había esperanza, y los niños no conocían otra cosa que la desobediencia, y él de todos modos generó un clima nuevo, en donde todos se sientan parte y donde todos los alumnos debían asumir el compromiso de ser los protagonistas del aprendizaje, y a la vez acompañar el proceso para que ellos puedan potenciar sus saberes y cualidades. La riqueza que aporta la relación docente/alumno es significativa para ambas partes. Mathieu aprendió de los niños tanto como ellos aprendieron de él. Y en aquel lugar en donde el más fuerte reinaba sobre el más débil, todos terminaron siendo iguales, frente a los ojos de Mathieu un aula creada por su capacidad de construir la enseñanza con entusiasmo y perseverancia. Confiar en que los niños iban a salir adelante y tener las herramientas para en un futuro no muy lejano, cumplir ese sueño que escribieron en aquel papel el primer día en que Mathieu les dio la primera clase.

Referencias bibliográficas 
Díaz, R. y Balmaceda, C. (2010) Piaget, Vigotski y Maturana. Constructivismo a tres voces. Buenos Aires: Ed. Aique 
Freire, P. (2014) Cartas a quien pretende enseñar. (2 ed.). Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores. Heidegger, M. (1952) Que significar pensar, lecciones. Recuperado de http://norojorgefilosofia.blogspot.com. ar/2009/09/161-heidegger-comentario- ensenar.html 
Piaget, J. (1974). A donde va la educación. Barcelona 
Roselli, N. (1999). La construcción sociocognitiva entre iguales. Rosario: IRICE.

Resumen: El presente ensayo es un análisis de la película Los Coristas. La misma narra la historia de un internado tradicionalmente conductista, cuyo lema es acción- reacción. En el inicio del ciclo lectivo, se incorpora un nuevo profesor, quien evidencia la utilización de metodologías pedagógicas constructivistas. A propósito de ello, se analiza comparativamente algunas escenas con conceptos: el rol del docente como facilitador del aprendizaje, la estrategia de aula taller, el concepto de andamiaje. 

Palabras clave: constructivismo – pedagogía – conductismo - andamiaje – aprendizaje – estrategia pedagógica.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación I, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por el profesor Carlos Caram. Año 2016.


Del conductismo al constructivismo: análisis de la película Los Coristas fue publicado de la página 20 a página22 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro