1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. Tipos de Liderazgo

Tipos de Liderazgo

Lorea Ciordia, Eider

(Diseño Textil y de Indumentaria)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

La relación que se establece entre el docente y el alumno se vincula directamente con el clima áulico y por lo tanto con las figuras de liderazgo que se desarrollan dentro de la clase. Este ensayo plantea los diferentes tipos de liderazgos existentes en los educadores, buscando evidenciar si es posible que estos influyan de manera negativa en el alumno. Tomando como referencia la película La Ola de Gansel (2008) se realiza un recorrido por la interrelación entre la teoría con respecto al liderazgo en el aula, la autoridad y el clima grupal.

El aula-taller 
Se considera importante delimitar, en primer lugar, qué nuclea el concepto de taller en cuanto al sistema de enseñanza - aprendizaje, ya que el conflicto que se genera en la película se da dentro de un aula con un régimen autoritario que comenzó planteándose como taller. Freinet (1976) utiliza el término taller como referencia a la forma de establecer puentes y conexiones existentes entre los conocimientos que se transmiten en el aula y la vida que desarrollan los niños. El taller desde un punto de vista pedagógico consiste entonces, en “un lugar donde se trabaja, se elabora y se transforma algo para ser utilizado”. (Ander-Egg, 1999, p.14). Es una forma de enseñar y aprender a través de llevar a cabo una acción u objetivo de manera conjunta. 
El taller conlleva ciertos principios y características, según apunta Ander-Egg (1999), que al analizarlas pueden reflejar una relación con el clima áulico expuesto en La Ola, como la premisa de aprender haciendo, la de participar de manera conjunta en un proyecto grupal y la de integrar en un proceso diversas instancias (docencia, investigación y práctica). Sin embargo, el film también refleja ciertas contraposiciones con las características del aula taller. Por un lado no tiende a integrar diversos enfoques acerca del tema planteado, de hecho la alumna que busca plantear una perspectiva distinta es rechazada, yendo en contra de la búsqueda del enfoque sistémico y el orden interdisciplinario que permite, dentro de un taller, facilitar la integración de diversos campos. 
A partir de la observación de estas nociones que vinculan el aula taller se plantea la pregunta: ¿Cuál es entonces la causante de que el taller no llegue a un objetivo positivo en la película? Se considera que hubo varios errores que desencadenaron en el trágico final pero que comenzaron con el tipo de liderazgo que se implemento en el aula y los vínculos que este generó.

Tipos de liderazgo 
Primero se debe comprender que el término de líder en este caso refiere a aquellas personas que debido a ciertas cualidades innatas o aprendidas son capaces de dirigir un grupo hacia una meta que puede no siempre ser común. Algunas definiciones señalan que el liderazgo es “El proceso de motivar y ayudar a los demás a trabajar con entusiasmo para alcanzar los objetivos” (Davis y Newstrom, 1991, p.13). Kotter por su parte apunta que:

Es el proceso de llevar a un grupo en una determinada dirección, fundamentalmente por medios no coercitivos. Un liderazgo efectivo lo definimos como aquel que produce un movimiento hacia el logro de lo que es mejor, a largo plazo para el grupo. (1990, p. 54).

En base a esta última definición se podría afirmar que el liderazgo opera favorablemente sobre un grupo conduciéndolo a una meta compartida entre docente y alumno. Sin embargo, como evidencia Goleman (1999) existen distintos tipos de liderazgo y cada uno persigue distintos objetivos dentro del proceso de aprendizaje. Dentro de un aula entonces, o más ampliamente dentro de una institución educativa, se pueden encontrar cuatro tipos de liderazgo: autoritario, demagógico, democrático y laisser-faire.

Líder Autoritario (autocrático) 
La definición de autocracia señala a una única persona que ejerce el poder, esto quiere decir que el poder está concentrado en un líder que no permite la intervención de terceros y que defiende su voluntad como una ley suprema. En las autocracias se organiza el poder en una línea vertical donde se determinan las pautas de trabajo en forma piramidal y no se da margen al debate. El clima áulico se torna serio y tiende a generar en el alumno rechazo y miedo a la figura de líder.

Líder Democrático 
En este tipo de liderazgo el docente busca generar un clima de confianza y aprendizaje basado en el entusiasmo y el positivismo, instando al alumno a que exprese su punto de vista sin ser juzgado. El líder democrático comparte su figura de líder tomando en cuenta opiniones y basando las decisiones en los aportes del grupo, proponiendo una línea de trabajo que busca ampliar la participación del alumno.

Líder Demagógico 
Este líder simula ser a primera vista uno democrático por lo tanto el clima áulico es en un principio agradable para el alumno. Sin embargo, este ambiente cambia cuando el estudiante se siente cómodo, tornándose en un clima parecido al autoritario. Este tipo de docente no define límites y deja que los alumnos sientan libertad y hasta posible descontrol para luego imponer situaciones que generan en el estudiante confusión y decepción.

Laisser faire 
Este líder a diferencia de los anteriores se evidencia como pasivo, dejando todo el poder en manos del grupo, no juzga ni evalúa aportes de los miembros del grupo y los deja actuar en total libertad. Plantea las actividades buscando que cada alumno las resuelva libremente y según su criterio. El clima en el aula es agradable pero puede resultar desorganizado y desencadenar en una falta total de interés por parte del estudiante. Genera además un crecimiento personal de cada individuo y resultados variados.

La autocracia y sus consecuencias 
Teniendo en cuenta los diferentes tipos de liderazgo se seleccionan para este ensayo aquellos que se consideran, en base a sus posibles consecuencias, pueden tornarse en negativos para el alumno; estos liderazgos son el autoritario y el demagógico, que pueden verse reflejados en la película La Ola. Este film se desarrolla en la actualidad en una escuela de Alemania donde un profesor brinda una clase acerca de autocracia y utiliza como herramienta para motivar a los estudiantes y a él mismo, la implementación de un proyecto que busca en un principio demostrarle al alumno cómo a partir del poder y el autoritarismo se puede generar nuevamente un movimiento similar al nazismo.
Para implementar el proyecto el profesor comienza a usar actitudes propias de un docente autoritario, comienza a exigir ser llamado por su apellido, que los alumnos se pongan de pie cada vez que quieren hablar, que utilicen un uniforme que difiere del resto de la institución y que comiencen a utilizar un nombre que los defina como un grupo frente al resto de los alumnos. Hasta este punto, el docente se presenta como la figura líder, donde define lo que los alumnos deben hacer dentro del aula de clase, sin embargo los estudiantes comienzan a implementar este régimen fuera de la institución educativa y es aquí donde el proyecto comienza a salirse de control.

3.1 Autoridad 
Para desarrollar la figura de líder sea autoritario o no, Kojeve señala la necesidad del sujeto de poseer autoridad, y la define como “la posibilidad que tiene un agente de actuar sobre los demás (o sobre otro), sin que esos otros reaccionen contra él, siendo totalmente capaces de hacerlo”. (2006, p.36). A partir de este concepto se puede decir que la autoridad supone renunciar a reaccionar frente a la influencia de la figura de líder, ya que este es reconocido como el legítimo portador de poder. Esto apoya que “toda autoridad es necesariamente una autoridad reconocida; no reconocer una autoridad es negarla y, por eso, destruirla”. (Kojeve, 2006, p.38). Por esta razón quien reconoce una autoridad reconoce además su legitimidad. Este autor desarrolla cuatro teorías que se plantearon acerca de la autoridad; la primera es la teoría teológica la cual plantea que la autoridad primaria y absoluta la posee Dios y todas las demás derivan de ella. La segunda es la teoría de Platón que expone que la autoridad, sea justa o legitima, depende y surge de la justicia y la igualdad (cualquiera que tenga otro carácter es considerado como una pseudo autoridad o simple poder). La tercera es la teoría de Aristóteles que justifica la autoridad mediante la sabiduría, el saber y la posibilidad de trascender el presente inmediato. Por último la teoría de Hegel, relaciona el concepto de autoridad con el Amo y el Esclavo (vencedor y vencido) donde los dos luchan por el reconocimiento, en palabras de Kojeve (2006):

La dominación nace de la lucha a muerte por el reconocimiento. Ambos adversarios se plantean un objetivo esencialmente humano, no animal, no biológico: el deseo de ser reconocidos en su realidad o dignidad humanas. Pero el futuro Amo enfrenta la prueba de la lucha y el riesgo, mientras que el futuro Esclavo no llega a dominar su temor (animal de la muerte). Cede, pues, se da por vencido, reconoce la superioridad del vencedor y se somete a él como el Esclavo a su Amo. Así es como nace la Autoridad absoluta del Amo en las relaciones con su Esclavo. (p. 43-44).

Es esta última teoría la que podemos ver reflejada en un tipo de líder autoritario y también uno demagógico, quienes buscan cuartear la libertad de expresión y de opinión de sus alumnos buscando que estos dejen de lado su lucha e ideales y acepten lo que se les impone por medio de la violencia psicológica y el temor.
Es importante para este trabajo visualizar el aspecto negativo del liderazgo autoritario y para ello se considera relevante el estudio de Barreiro (2000) acerca de trabajos en grupo. Esta autora señala que existen ciertos mecanismos que funcionan como distorsionantes de la tarea grupal: el autoritarismo, la cosificación de personas (no permitir que el individuo se transforme, asignarle a alguien siempre el mismo rol y tratarlo como un objeto), las luchas por el poder, la descalificación y humillación, las situaciones de privilegio y el chantaje afectivo. Estos mecanismos aparecen en la película y se evidencian como uno de los fallos dentro del grupo que conforman los alumnos, evitándoles formar espacios de interacción y aprendizaje, dificultando la integración y fomentando un clima áulico poco propicio tanto para el alumno como para el docente . Barreiro (2000) plantea con respecto a este tema el concepto de matriz vincular, que refleja los aspectos que se pueden presentar en la dinámica grupal, facilitándola u obstaculizándola. La autora señala que esta matriz nunca es neutra y que puede tornarse competitiva (descalificadora) o solidaria (cooperativa). Al ser competitiva predomina la lucha por alcanzar lugares de privilegio, la confirmación depende de la descalificación del otro y se genera una dependencia de la figura de autoridad. En la solidaria, en cambio, predomina el apoyo mutuo entre los miembros del grupo, se persigue la participación continua de todos los miembros, se reconoce a alguien cuando plantea una idea interesante y se genera un clima de adaptación e intercambio.

Conclusiones 
Luego de recolectar opiniones de diversos autores con respecto a la noción de autoridad y al liderazgo autoritario, como a través de la observación de la película de Gansel, se llega a la conclusión de que el autoritarismo influye de manera negativa en el clima áulico así como en el aprendizaje del alumno y del docente. Recogiendo en primer lugar las nociones sobre el aula taller que expresa Ander-Egg (1999), es preciso señalar que a pesar de que la idea del profesor del film comienza buscando generar un grupo de alumnos que se identifiquen y apoyen entre sí, no logra que esto suceda sin masificar a los alumnos. Es decir, que para que el experimento que plantea funcione exige que los estudiantes pierdan su autonomía (yendo en contra del concepto de taller). 
Los alumnos que se reflejan en la película se ven obligados a conformarse como un grupo y como tal buscar un objetivo compartido, generar expectativas mutuas y que aparezca un sentido de pertenencia al grupo. El problema es que al ser limitada la participación activa de todos los miembros, este grupo nunca llega a conformarse como tal de manera efectiva, sino que al finalizar la película observamos como realmente solo son un agrupamiento de personas que actúan en consecuencia de los planteamientos del docente, disolviéndose en cuanto este desarma las pautas que plantea desde el inicio de la película. 
Es relevante ver cómo La Ola desaparece más allá del final trágico, ya que de haber tenido fuertes convicciones y perspectivas propias los estudiantes se hubiesen resistido más al cambio o por lo menos hubiesen participado de manera más activa frente a la desaparición del que creían su grupo de pertenencia. Esto demuestra que el régimen autoritario ocasiona en el alumno una pérdida de su identidad y por lo tanto afecta a su capacidad de aprendizaje ya que genera una dependencia que según apunta Barreiro (2000) no permite que la persona se transforme y cambie según sus ideas propias. 
Para finalizar, luego de mi paso por el Programa de Asistentes Académicos, y tras ser alumna universitaria durante cuatro años, creo que es preciso que señale mi opinión respecto a los docentes que representan un líder autoritario o demagógico. Considero necesario como estudiante, que el clima áulico sea no solo un lugar de aprendizaje con una base teórica, sino también un lugar donde se adquieran conocimientos y habilidades a través de un proceso de trabajo (de preferencia grupal). El aula taller nos brinda la posibilidad de exponer nuestras opiniones de manera libre y no ser dependientes de la figura del docente, poder exteriorizar diversas perspectivas y que cada una aporte algo a nuestra autonomía como futuros educadores o miembros de una sociedad. 
Considero que un líder que no permite cuestionamientos y debates con respecto a sus propuestas, no cumple su rol de motivar y asistir a terceros para el logro de objetivos comunes, e imposibilita la necesidad y el derecho del alumno (y de él mismo) de aprender y crecer en conocimientos y experiencias.

Referencias bibliográficas 
Ander-Egg, E. (1999) El taller: una alternativo de renovación pedagógica. Buenos Aires: Magisterio del Rio de la Plata. Barreiro, T. (2000) Trabajos en grupo: hacia una coordinación facilitadora del grupo sano. Buenos Aires: Novedades educativas. 
Davis, K. y Newstrom, J. (1991) El comportamiento humano en el trabajo: comportamiento organizacional. Ciudad de México: McGraw-Hill. 
Freinet, C. (1976) Técnica Freinet de la Escuela Moderna. Ciudad de México: Siglo XXI. 
Goleman, D. (1999) La inteligencia emocional de la empresa. Barcelona: Vergara. 
Kojève, A. (2006) La noción de autoridad. Buenos Aires: Nueva visión. 
Kotter, J. (1990) El factor liderazgo. Barcelona: Díaz de Santos.

Resumen: El presente ensayo busca observar a través del ejemplo de la película La Ola, la influencia que puede generar en el aprendizaje del alumno el tipo de liderazgo del docente, el clima áulico, la dinámica de grupo y aquellos mecanismos que generan una distorsión en la tarea grupal. Además ahonda en el concepto de autoridad y en las posibilidades que se presentan con las distintas teorías sobre esta. Este ensayo se encuentra relacionado con los temas relevados en la materia Pedagogía del Diseño y la Comunicación II y busca responder a preguntar que llamaron la atención de la autora a lo largo de la cursada.

Palabras clave: aula taller – liderazgo – trabajo en grupo – método vincular.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación II, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por el profesor Carlos Caram. Año 2016.


Tipos de Liderazgo fue publicado de la página 45 a página47 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro