1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. Tecnología hasta en la sopa: la inclusión de las TIC en la educación

Tecnología hasta en la sopa: la inclusión de las TIC en la educación

Montesanto, Johanna Belén

(Diseño de Interiores)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Desde que una persona se levanta hasta que su día termina usa continuamente tecnología. Muchas veces, las personas no son conscientes de esto porque relacionan el término tecnología con objetos electrónicos y/o computarizados. Sin embargo, están usando tecnología tanto al cepillarse los dientes o peinarse, como al mirar la televisión o usar el celular. Entonces se vuelve imperceptible que algunos objetos y materiales son tecnología por la familiaridad que se tiene con ellos. (Burbules, 2001). 

Se sabe que la tecnología aportó grandes beneficios para la sociedad. Gracias a muchos objetos el tiempo y esfuerzo de trabajo se ha simplificado. Así como se tarda menos en viajar usando un auto que caminando, también esta realidad se aplica a la comunicación. Ahora, gracias a las TIC (tecnologías de información y comunicación) es posible comunicarse en cuestión de segundos con una persona que se encuentra a miles de kilómetros. Entonces, no parece lógico que las nuevas tecnologías no se aceptan fácilmente dentro del aula. ¿Incorporar las nuevas tecnologías sería útil? 
Cuando se inventó la televisión seguramente resultó extraño que sea introducida en las aulas, sin embargo ahora no parece extraño que los estudiantes vean películas o documentales en el colegio. Las nuevas tecnologías deberían ser incluidas en el aprendizaje de los estudiantes tanto como se incluyen las viejas tecnologías. Quizás, como dice Burbules (2001), se necesite aumentar la imaginación, planificar con cuidado y superar sobre la marcha desafíos imprevistos; pero podría aprovecharse para enriquecer las clases y que los estudiantes se sientan más motivados e interesados en lo que están aprendiendo. 
Si se parte de la idea que las nuevas tecnologías son un problema y no hacen otra cosa que distraer a los estudiantes no se encontrará nada positivo en la posibilidad de incorporar las TIC dentro del aula. Sin embargo se pueden considerar las nuevas herramientas tecnológicas como un nuevo medio para enseñar y aprender. Al ser un medio no convencional pueden generar mayor interés al estudiante en aprender, haciendo al proceso de enseñanza-aprendizaje menos aburrido debido a la interacción de éste con el medio y con quien le está enseñando. “Los nuevos artificios tecnológicos tienen la potencialidad de… abrir las puertas a los procesos de educación continua, facilitar la formación de redes de intercambio entre docentes y de trabajo colaborativo entre estudiantes”. (Palamidessi, 2006, p.23). 
Uno de los modos no convencionales de la enseñanza-aprendizaje es el modelo a distancia. De este modo los estudiantes manejan sus tiempos más libremente que si tienen que presenciar las clases en determinados días y horarios. Esto permite que los estudiantes tengan más flexibilidad del tiempo para trabajar o realizar otras actividades y obligaciones. También hay instituciones que combinan esta modalidad con la presencial. Entonces los estudiantes realizan una parte de sus actividades en el aula tradicional y otra utilizando Internet desde cualquier otro punto. 
Como se decía anteriormente, en la actualidad las personas están en contacto con la tecnología y las TIC a lo largo del día. Entonces podría considerarse natural que éstas sean llevadas al aula. Con esto no se quiere decir que los medios más comunes para enseñar como el pizarrón, el proyector y los videos tengan que ser dejados de lado sino que quizás son menos interesantes para el alumno, sobre todo si son pequeños y suelen aburrirse más rápido. Entonces, por un lado podrían servir como incentivo y por el otro podría ser considerado una manera diferente de enseñanza ya que además cada alumno aprende de manera distinta y el docente necesita ir variando los medios para que todos puedan comprender y asimilar los contenidos. Burbules dice que “una manera más fructífera de concebir el papel de las tecnologías en la educación es considerarlas... más bien como un territorio potencial de colaboración, un lugar en el que pueden desarrollarse actividades de enseñanza y aprendizaje”. (2001, p. 19). Teniendo en cuenta esto se podría agregar que las TIC también pueden ser utilizadas para lograr una mayor integración entre los estudiantes. Mediante éstas se podría generar un espacio de aula taller donde el aprendizaje en colaboración y la zona de desarrollo próximo sean puestos en práctica. 
Otro punto a favor de incorporar las TIC en las escuelas es que gracias a éstas se puede llevar lo real a las aulas. Por ejemplo, los niños podrían aprender sobre catástrofes naturales a partir de terremotos o tsunamis reales que hayan ocurrido en alguna parte del mundo. De acuerdo a la forma más habitual de enseñanza en las escuelas de nuestro país, lo lógico sería que los estudiantes se informen y aprendan a través de libros donde se les explica en qué consiste cada fenómeno y cuáles son sus consecuencias. Pero los estudiantes podrían interactuar e interesarse más con la información y el tema a aprender si leen noticias y testimonios de los protagonistas, o ven mediante videos y fotos las consecuencias concretas que causan estos fenómenos en un medio real. En este caso, Internet y las Pc podría ser un medio innovador mediante el cual los estudiantes investiguen, aprendan y se interesen en un contenido que necesitan asimilar y que quizás si solo leen sobre él podrían aburrirse, no interesarse, no comprenderlo completamente o no tener dimensión real de lo que leen. 
Por medio de Internet como dice Palamidessi (2006) los estudiantes pueden formarse a través de la investigación, expresándose, jugando y cooperando, utilizando páginas web o realizando trabajos colaborativos a distancia. Para que esto suceda, se piensa que los docentes deberían ser capacitados en cuanto a los aspectos técnicos para que la integración de las TIC sea útil y favorezca el proceso de enseñanza-aprendizaje. Éstos deberían saber guiar a sus estudiantes para realizar búsquedas útiles, fiables, correctas. Para que no se pierdan en un mundo de páginas web vinculadas con enlaces que muchas veces llevan la búsqueda a lugares impensados e inservibles, y de esta forma no sientan que perdieron el tiempo y que no están a la altura del trabajo a realizar o que éste los supera. “En la práctica, al explorar ese laberinto, los usuarios (en especial los principiantes) viven la experiencia de perderse, de no lograr ubicar información que ya habían encontrado, o simplemente de verse abrumados por el volumen de información disponible”. (Palamidessi, 2006, p. 52). 
Para concluir, es posible decir que las TIC bien utilizadas podrían ser útiles e incentivadoras para fomentar y mejorar el desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje. Teniendo en cuenta que además podría ser un modo educacional que favorezca a aquellos estudiantes que no aprenden o no se sienten cómodos con el modo más utilizado y convencional utilizado para enseñar hoy en día en las aulas. Esto es importante porque no hay que dejar de tener presente que todos los estudiantes son diferentes entre sí, por lo tanto muchas veces necesitan diferentes modos para aprender, comprender y asimilar un mismo tema o contenido en cuestión. Tampoco hay que dejar de tener en cuenta que estamos en un presente tecnológico, en un mundo donde la tecnología esta aplicada en todo: un vaso, una silla, una televisión, un celular; y sería ridículo pensar o creer que incluirlas y aplicarlas en las aulas sería negativo, sino que deberían aprovecharse e incluirse en las aulas para que la educación evolucione, mejore el proceso de enseñanza-aprendizaje y le facilite al estudiante la obtención y elaboración de nuevos conocimientos.

Referencias bibliográficas 
Burbules, N. (2001). Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Barcelona: Granica. 
Palamidessi, M. (2006). La escuela en la sociedad de redes. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Resumen: el presente ensayo pedagógico tiene como finalidad reflexionar acerca de la inclusión de las TIC (tecnologías de información y comunicación) en el aula. Tema problematizado ya que hay quienes opinan que no es bueno y que distrae a los alumnos, mientras que hay otros que apoyan la inclusión de las nuevas tecnologías como nuevos soportes para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Este ensayo se realizó desde este segundo punto de vista, apoyando la inclusión de la tecnología en el aula. Porque ésta ya está familiarizada con nuestra cotidianeidad, nos relacionamos con objetos tecnológicos a lo largo de todo el día a veces sin ni siquiera darnos cuenta. Entonces se piensa que no tendría por qué ser un problema el incluirlas en el espacio de clases, como medios para enseñar como lo son el pizarrón, las fotocopias o los televisores. Tendrían que ser aprovechadas y explotadas para generar conocimientos de una forma innovadora que atraiga, interese e incentive al estudiante dentro y fuera del aula.

Palabras clave: educación – tecnología – aula - estudiantes – aprendizaje – conocimiento.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación II, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por el profesor Carlos Caram. Año 2016.


Tecnología hasta en la sopa: la inclusión de las TIC en la educación fue publicado de la página 57 a página58 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro