1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. El conductismo

El conductismo

Benitez Doffo, Bettina Berenice

(Producción de Televisión)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

Para el presente trabajo, dentro de las diferentes teorías del aprendizaje, se escogió desarrollar el conductismo. 
Es una de las teorías del aprendizaje que se ha mantenido durante más años y de mayor tradición. Aunque no encaja totalmente en los nuevos paradigmas educativos por concebir el aprendizaje como algo mecánico, deshumano y reduccionista, la realidad es que muchos programas actuales se basan en las propuestas conductistas como la descomposición de la información en unidades, el diseño de actividades que requieren una respuesta y la planificación del refuerzo.

Desarrollo 
Pavlov, Thorndike, Watson, Skinner y Bandura brindaron en su época valiosos aportes para la educación, mediante el estudio de la conducta y el comportamiento. Se preocuparon por la conducta del hombre y cómo influye en el aprendizaje, considerando al entorno como un conjunto de estimulo-respuesta. Sus objetivos fueron descubrir las leyes básicas del aprendizaje, estudiando fuertemente bajo condiciones de laboratorio.

El conductismo (behaviorism): 
Sigue las instrucciones 
Haz el examen 
Toma la recompensa
 Aprende  
Es una corriente de la psicología inaugurada por John B. Watson (1878-1958) que defiende el empleo de procedimientos estrictamente experimentales para estudiar el comportamiento observable (la conducta) y niega toda posibilidad de utilizar los métodos subjetivos como la introspección. 
Su fundamento teórico está basado en que a un estímulo le sigue una respuesta, siendo ésta el resultado de la interacción entre el organismo que recibe el estímulo y el medio ambiente. La observación externa es la única posible para la constitución de una psicología científica. 
Este enfoque estaba muy influido por las investigaciones pioneras del fisiólogo ruso Iván Pávlov sobre el condicionamiento animal, considerando que los actos de la vida no eran más que reflejos. A partir de sus observaciones con animales, diseñó el esquema del condicionamiento clásico. 
Edward Lee Thorndike es el precursor de la psicología conductista estadounidense. Su trabajo sobre la conducta de los animales le condujo a la teoría del conexionismo. (El conexionismo es un conjunto de enfoques en los ámbitos de la inteligencia artificial, psicología cognitiva, ciencia cognitiva, neurociencia y filosofía de la mente, que presenta los fenómenos de la mente y del comportamiento como procesos que emergen de redes formadas por unidades sencillas interconectadas. Hay muchas formas de conexionismo, pero las formas más comunes son los modelos de redes neuronales) Según Thorndike el aprendizaje se componía de una serie de conexiones entre un estímulo y una respuesta, que se fortalecían cada vez que generaban un estado de cosas satisfactorio para el organismo (ley del efecto). Esta teoría suministró las bases sobre las que luego Skinner construyó todo su edificio acerca del condicionamiento operante.

Condicionamiento clásico 
El condicionamiento clásico involucra comportamientos que se forman al combinarse dos estímulos. Es conocido también como el condicionamiento pavloviano, por su fundador. El condicionamiento clásico describe una respuesta automática o involuntaria cuando se presenta un estímulo específico. El condicionamiento clásico también puede ser predecible, debido a que los seres humanos y los animales responden ante un evento anticipándose al siguiente. Lo más importante es que el condicionamiento clásico marca un comportamiento existente que se forma por un estímulo asociado.
El Dr. Iván Pávlov es el padre del condicionamiento clásico. Hizo su descubrimiento al estudiar el sistema digestivo de los perros. Pávlov hacía sonar una campana antes de presentarles el alimento a los perros, y medía su respuesta de salivación. Poco tiempo después, Pávlov observó que los perros comenzaban a salivar ante el sonido de la campana, incluso cuando no se les había presentado la comida. La campana era el evento anticipatorio que llevaba a la comida. Los perros de Pávlov habían sido condicionados clásicamente para asociar el sonido de una campana con la presencia de la comida.

Condicionamiento operante 
Aunque es similar al condicionamiento clásico, el condicionamiento operante difiere en que es el proceso de alcanzar un comportamiento deseado o una respuesta a través del uso de recompensa y castigo. El término operante se refiere a cómo un ser humano o un animal opera ante el estímulo dentro de su ambiente. Por ejemplo, un empleado trabajará duro en su trabajo sabiendo que el despido es una posible consecuencia de la vagancia. Si experimentaste un trauma como resultado de una acción determinada, es probable que no vuelvas a repetir esa acción debido al condicionamiento operante. El aprendizaje está basado en las recompensas o en las consecuencias que son resultado de una acción. Tiene la habilidad de aumentar o disminuir los comportamientos dependiendo de las consecuencias que se presenten.
Bajo la influencia de Pávlov y de John Watson, el padre del conductismo, Skinner fue el pionero en la idea del condicionamiento operante. Skinner no creía que los humanos poseyeran libre albedrío o un ser interior. Por el contrario, creía que todo el comportamiento de los seres humanos y su personalidad se basaban en las circunstancias externas y en las consecuencias. Para probar su teoría, Skinner inventó una caja, dentro de la cual colocaba una rata hambrienta. Dentro de la caja, había una palanca y luces. La rata aprendió rápidamente que presionando una de las palancas recibiría un trozo de comida. También aprendió a discriminar entre la luz y la oscuridad, aprendiendo que no se le daría alimento si la luz estaba apagada. La caja de Skinner demostró el moldeo del comportamiento a través del condicionamiento operante. Podemos decir que el reforzamiento del aprendizaje esta negativamente más enfocado en las recompensas que aportan los alumnos que en el interés del aprendizaje por sí mismo. El mal uso de las estrategias basadas en esta teoría podría ser usarlas solamente para modificar la conducta en la clase y no como un instrumento para mejorar el aprendizaje. 
Aunque los defensores de la teoría hacen notar que el condicionamiento y el manejo del comportamiento ocurren constantemente y es imposible de evitar, se sugiere entonces no eliminar las técnicas de manejo conductual, sino reflexionar críticamente qué técnicas usar, cuándo, cómo y con quién. 

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación I, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por el profesor Gabriel Los Santos. Año 2016. 


El conductismo fue publicado de la página 65 a página66 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro