1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. Educación manipulada por la sociedad en la era de la tecnología

Educación manipulada por la sociedad en la era de la tecnología

Cortina Martinez, Sofía

(Producción de Moda)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La Tecnología se define como el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten al ser humano modificar su entorno material o virtual para satisfacer sus necesidades. Esto es, un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles. La Tecnología responde al anhelo y la voluntad que tenemos las personas de transformar nuestro entorno y el mundo que nos rodea, buscando nuevas y mejores formas de satisfacer nuestros deseos. La motivación es la satisfacción de necesidades o deseos, la actividad es el desarrollo, el diseño y la ejecución, y el producto resultante son los bienes y servicios, o los métodos y procesos. Esta actividad humana y su producto resultante, es lo que llamamos tecnología. Gracias a ella disponemos de múltiples sistemas que nos permiten, por ejemplo, comunicarnos, desplazarnos, vestirnos, alimentarnos o fabricar nuevos objetos. (¿Qué es la tecnología?, 2011).


Partiendo de esta explicación se puede afirmar que las tecnologías son aquellas que tienen como finalidad satisfacer nuestros deseos y así crear soluciones útiles. 
Ahora bien, se supone que esta definición tendría que poder aplicarse a cualquier campo, tal como: el laboral, el profesional, el de lo cotidiano, y el educacional, entre muchos otros y de forma equivalente. No obstante, esto no se cumple, especialmente en el campo educacional ¿Es la educación manipulada? ¿Por qué en ella no se usan correctamente las tecnologías, como soluciones y ayudantes? 
Durkheim define a la educación como “la acción ejercida por los adultos sobre los jóvenes”. (1922. p. 52). Una mirada dura, pero que en cierto punto es acertada, ya que actualmente, el mundo se encuentra en una era completamente tecnológica, avanzada y que muchos quisieran considerar progresista, pero en cuanto a enseñanza, más específicamente en los primeros niveles tales como el jardín, la escuela primaria y la secundaria (en los que los niños están en completo estado de desarrollo físico y mental), se siguen utilizando métodos arcaicos, que no sirven para explotar por completo los potenciales de los estudiantes, que no les permiten encontrar sus dones, que no llegan a cubrir sus intereses y anhelos personales, y que hasta podrían llevarlos a la ridícula idea de que son inútiles, por el simple hecho de estar enseñándoles a un grupo de 30 jóvenes con diferentes experiencias de vida, formas de pensar y gustos, los mismos contenidos. Guiándolos en la mayoría de los casos al individualismo, sin tener en cuenta o sin incluir a sus iguales, y sin dejar expresar su creatividad. (Gatto, 2015). Por otro lado, Erich Fromm desarrolla con una mirada muy diferente: “La educación consiste en ayudar al niño a llevar a la realidad lo mejor de él. (1920). 
Si la sociedad compartiera esta ideología, las personas estarían más cerca del verdadero sentido de instruir a un niño y el mundo estaría más lejos de la negligencia educacional. Pensar de una manera más constructiva, inclusiva, comprensiva y contenedora no solo mejoraría el sistema estudiantil, sino también la construcción de los estudiantes como personas. Ahora bien, si la educación se trata de traer a relucir lo mejor de las personas, y las tecnologías satisfacen nuestros deseos y crean soluciones: ¿Por qué no las aplicamos a la educación? Y si se está aplicando, ¿por qué los métodos siguen fallando? Aquí la cuestión: en Argentina las tecnologías no están siendo utilizadas en el campo educacional para mejorar el aprendizaje, y explotar y valorar los distintos dotes de los estudiantes, sino que son usadas como herramienta de ventaja a la hora de hacer política. 
Un gran ejemplo de esto es el plan Conectar Igualdad por parte del Estado argentino, en el cual brindan computadoras a estudiantes y docentes:

El objetivo del Programa Conectar Igualdad es introducir y fomentar el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de aprendizaje en todas las áreas curriculares. Sin embargo, la incorporación en cada escuela y por cada docente estará relacionada a los planes educativos propios de cada establecimiento. (conectarigualdad.gob).

En la página del proyecto también se especifica que el programa ofrece una capacitación docente, la cual, al igual que la utilización de las notebooks, no es obligatoria. Así queda demostrado cómo el plan no cuenta con una normativa o uso específico para poder aplicarlo correctamente, con el fin de ir modificando los métodos de enseñanza para mejorarlos, sino que es empleado plenamente como propaganda. 
En definitiva, una buena aplicación de la tecnología, además de una reglamentación de la misma solucionarían muchísimos problemas tales como el bajo rendimiento, la obsolencia de los programas de estudio, la exclusión y el bajísimo porcentaje de asistencia escolar, entre otros. 
El conjunto de estas fervientes necesidades no quita la mirada del docente y su importancia a la hora del aprendizaje. 
Su responsabilidad es enorme ya que es el instructor de todos estos seres, y tiene como deber guiar a cada uno de ellos; sin contar su limitación al interactuar en un sistema sin muchas reglamentaciones, opciones y legitimidades. En el cual no se cumplen sus condiciones mínimas laborales tales como es el sueldo. 
"Los Ministerios y los Gobiernos tienen la obligación de cumplir con sus docentes. Es tan importante que los alumnos estén comprometidos con el estudio, así como que los maestros tengan el mismo grado de compromiso". (Ramallo, 2016). El Estado necesita entender la pobreza del sistema educacional actual, no solo como régimen multitudinario, sino también como configurador de personas. Precisa tomar la iniciativa para mejorarlo de manera inmediata, ya que políticas tomadas en este momento, llevarán años en realizarse, reglamentarse y cumplirse.

Conclusión 
El sistema educacional actual, tanto nacional como el de muchos otros países, se encuentra en una etapa decadente, la cual es de sumo interés repuntar, para que los efectos de este régimen no sigan arrojando malos resultados en la población. Si bien en un tema complejo a resolver, necesita arreglarse lo más rápidamente posible, ya que como se ha expresado anteriormente, decisiones tomadas en este preciso momento, llevarán años en realizarse.
Creo que la tecnología ayudaría a solucionar varios de los ítems en cuestión, si logra aplicarse sabiamente.

Referencias bibliográficas 
¿Qué es la tecnología? (2011). PEAPT. Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología. 
Durkheim, E. (1922) Educación y sociología. 
Fromm, E. (1920) Una escuela de Vida. Disponible en: http:// www.conectarigualdad.gob.ar/categoria-faq/1 
Gatto, J. T. (2016). Armas de instrucción masiva. 
Palamidessi, M. (2006). La escuela en la sociedad de redes. 
Burbules, N. y Calliter, T. (2001). Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. 
Ramallo, P. (2016). Los 5 grandes problemas de la calidad educative en la Argentina. Disponible en: http://www. infobae.com/2016/05/15/1811186-los-5-grandes-problemas-la-calidad-educativa-la-argentina/ 
Khan, S. (2013). The One World Schoolhouse: education reimagined.

Resumen: Actualmente, el hecho de hacer a la tecnología algo tan cotidiano, ha ido cambiando el contexto de la educación en Argentina. Las diferentes opiniones acerca de ellas, lo que significan, como utilizarlas y, sobre todo, como influyen en la sociedad, no hacen una normativa de cómo aplicarlas al plano educacional igualitariamente para todos los centros educativos (jardín, escuelas primarias, secundarias, universidades, terciarios, etc.). 
Muchas instituciones abordan a la tecnología como herramienta con un uso y fin determinado, otros como un elemento comunicacional, otros como una fuente de información (Burbules), entre otras ideas. 
A partir de lo desarrollado se deja entrever como la sociedad manipula constantemente la tecnología, al mismo tiempo no la toman como foco de observación para mejorarlo, sino que es tomado a modo de ventaja a la hora de hacer política, publicidad y diversas relaciones personales, y sociales. 
Por esta causa se aborda la necesidad y la importancia de que se genere un acuerdo para utilizar las tecnologías a favor de la educación; para generar fuentes de datos, para que los estudiantes las utilicen como herramientas de clase o para estudiar particularmente. Llegando de esta manera a un nivel educativo igualitario, sin dejar de lado la importancia del docente en el aula, como un recurso de inclusión dentro de ella.

Palabras clave: educación – manipulación – tecnología – aprendizaje – estudiante – docente – sistema.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación II, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por la profesora Eugenia Negreira. Año 2016.


Educación manipulada por la sociedad en la era de la tecnología fue publicado de la página 100 a página101 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro