1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. Liderar, tarea difícil pero imprescindible

Liderar, tarea difícil pero imprescindible

Barbará Farias, Melina Daniela

(Licenciatura en Relaciones Públicas)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El presente trabajo cuenta con una explicación de los conceptos fundamentales que hay que tener en cuenta para el análisis de un grupo y sus distintos participantes. Asimismo se presenta una introducción de la importancia de un grupo para el ser humano en sociedad y las influencias que ejercen sobre él, básicamente planteado como un conjunto de fuerzas que se entrelazan entre sí en donde un mediador, llámese líder, es quien se encarga de incentivar al grupo para lograr el cumplimiento de sus objetivos.

Desarrollo 
Para poder analizar los tipos de actitud y personalidades que se pueden generar en un grupo, ya sea de trabajo, de amigos, etc., es importante tener en cuenta la transición de una agrupación, que es simplemente un grupo de personas que se unen con un fin u objetivo en común, pero no tienen ningún tipo de relación, a un grupo, que tiene una tarea en común y una representación interna de miembros, que se conocen entre sí y además conocen sus aptitudes y poseen un proceso vinculante con el resto de los miembros del grupo relacionado a las emociones.
Según el libro Dinámica de grupos la dinámica de grupos se da en toda actividad del ser humano.

La especie humana es una especie social, gran parte de nuestra actividad la desarrollamos en grupo. La pertenencia a uno o varios grupos es consustancial a toda persona. Estos grupos ejercen sobre ella una influencia decisiva en su vida, la cual gira siempre alrededor de sus grupos de pertenencia, que suelen ser múltiples y variados. Generalmente, el número de grupos suele ser mayor que el número de personas dentro del seno de cualquier sociedad determinada. (Ostaikoetxea, 2004, p. 4)

El ser humano forma parte de un grupo básicamente desde el primer contacto con la vida, este momento es el nacimiento y se puede identificar como parte del grupo (en este caso grupo familiar) a la madre y el padre del recién nacido. Este grupo a pesar de ser pequeño tiene una funcionalidad y un objetivo, así como también tiene una relación afectiva y un interés que los une. 
Según el libro citado anteriormente, la socialización de las personas no es individual hacia un grupo, sino que depende de la influencia de esos grupos en los que interviene, es por ello que el grupo se da en un espacio y un momento determinado que permite al individuo social el desarrollo de su personalidad, “potenciando o inhibiendo capacidades y características, transmitiendo, reforzando y reproduciendo estereotipos y roles de género, homogenizando en cuanto a normas sociales, etc”. (Ostaikoetxea, 2004, p. 4). 
Es por esta razón que el grupo social modifica, potencia o inhibe las distintas personalidades agrupándolas en sectores que aporten al cumplimiento del objetivo. Todo grupo se encuentra en constante emergencia de ideas, emociones, vivencias. Esa dinámica de grupos trata sobre la relación de fuerzas que interactúan, “un juego de fuerzas interpersonales, emocionalmente condicionado” (Ostaikoetxea, 2004, p. 4). La realidad es que la dinámica de grupos se encuentra constantemente en análisis, se estudian sus orígenes, las condiciones que lo modifican, cómo se maneja cada grupo y cuáles son sus condiciones. 
Uno de los agentes de mayor importancia que se encuentra en constante relación con los participantes del grupo, es quien se encuentra para aminorar, y asimismo manejar las situaciones de conflicto, (concepto que también es identificable en cada grupo) el líder. 
Según Muñoz Corvalán (2012), el liderazgo es una capacidad que posee una persona que es distinguida del resto. El autor propone que el líder es una persona que ejerce una influencia sobre los demás miembros del grupo, mayor a la que los demás realizan sobre él, influyendo de manera positiva para que las metas sean cumplidas. Por supuesto, no cualquier persona puede ser líder, sino puede serlo aquella persona que es designada por los participantes. 

No es siempre líder el que desea serlo sino el que es designado por el grupo para ejercer esa función. Si bien, es cierto que hay sujetos más propensos a ser líderes por factores como su personalidad, o situación dentro del grupo (jefe de empresa o profesor) o por su carisma y capacidades. (Muñoz Corvalán, 2012).

Continuando con las características designadas por el autor, un líder debe tener habilidad para captar la atención del otro, en otras palabras, capacidad de influir, debe tener carisma para entusiasmar a sus seguidores a seguirlo, así como también debe tener creatividad con el fin de proponer actividades alternativas y ser innovador en todos sus actos. 
La comunicación de un líder con su grupo es fundamental. En la educación, el líder debe tener la capacidad de influir en sus alumnos así como también de expresarse correctamente y hacerse entender, ya que la diversidad de pensamientos se encuentra siempre presente. Así como también, el docente debe tener la capacidad de comunicarse para con sus alumnos, debe tener en cuenta la voz y voto del otro y estar abierto a escuchar a los miembros del grupo para, si es necesario, ponerse en su lugar y encontrar soluciones. 
En la educación se considera requisito excluyente el trabajo en grupo para los alumnos, ya que el aprendizaje grupal es rico en cierto contenido que el individual no posee. La interacción entre los participantes y la puesta en común de sus ideas permite que no sólo se aprenda el concepto de la clase, sino que se aprenda a trabajar con ideas del otro, a escuchar, a comprender los diferentes puntos de vista y hasta a resolver un conflicto para el cumplimiento de un objetivo. 
El líder depende de su característica, puede ser el mediador entre las partes en conflicto y de esa manera convertirse en quien determina un acuerdo, es por ello que es de suma consideración identificarlo a tiempo. 
El líder es quien toma decisiones, ya sea democrática o autoritariamente, y es quien desempeña un rol en el grupo, un rol permitido y asimismo un rol prohibido. Se lo llamará rol permitido a ese rol que se encuentre positivamente visto dentro del trabajo en grupo, y se denominará el rol prohibido a ese rol que esté fuera de lugar en el grupo, aquí es donde convergen las normas éticas y morales de los participantes. 
En el liderazgo debe existir el concepto de legitimación. Si un líder no es legitimado, se puede considerar que sus seguidores no son auténticos, y a corto o mediano plazo el líder corre el riesgo de dejar de serlo. Es por ello que es imprescindible que la legitimación sea por parte de todos los miembros. Es cierto que algunos líderes son legitimados por jerarquía o autoridad, pero lo ideal es que esto ocurra por voluntad propia. 
Fue Kurt Lewin, profesor de la Universidad de Berlín y la Universidad de Lowa, quien en el año 1939 realizó el primer experimento de estilos de liderazgo, que concluyó con que existen varios tipos de liderazgo y los básicos se dividen entre, en primer lugar, el líder autoritario. Se caracteriza por tener la completa toma de decisiones por sobre el grupo, así como también es la persona que se encarga de designar tareas y no posee un contacto favorable con el grupo, es quien posee un gran desempeño en las situaciones de crisis. A pesar de tener una connotación negativa para el trabajo en grupo, el líder autoritario permite que los participantes desarrollen una tarea y el objetivo sea cumplido en tiempo y forma. 
Un tipo de líder que fomenta y se caracteriza por gozar del trabajo de integración de todos los miembros, es el líder democrático, quien estimula y apoya al grupo para tomar decisiones en conjunto, y busca constantemente el total acuerdo de las partes. La participación y la colaboración de los miembros del grupo se dan en todo su ciclo. 
El líder permisivo es democrático con sus acciones frente al grupo pero asimismo toma decisiones reactivas para situaciones diarias determinadas, es quien muchas veces actúa bajo las influencias de sus emociones y sentimientos y, además, es impulsivo pero agradable. 
Su personalidad debe captar la atención de su grupo, ya que es una persona que se mantiene activa constantemente, actúa por impulso y su posición es siempre positiva frente a cualquier situación. 
Por último, existe el tipo de líder que tiene algunas características de líder democrático, pero que posee un autoritarismo latente que puede ser percibido por sus seguidores. 
En el ámbito de la educación, los diferentes líderes que surgen como elegidos, tales como los alumnos, así como los líderes impuestos, como los docentes, profesores y demás autoridades académicas deben tener la capacidad de poder actuar bajo el rol de los cuatro tipos de líderes y también encontrar el líder adecuado para determinadas situaciones. Es importante mantener una relación benéfica para todas las partes, es por ello que se podrían considerar como líderes negativos al líder autoritario y demagógico, y líderes positivos al democrático y el permisivo. Es cierto que cualquier actitud bajo un único estilo de liderar puede ser desafortunada, ya que el líder autoritario es quien toma las decisiones sin importar el resto de los miembros del grupo ni su situación, el líder demagógico es quien intenta ser democrático pero a su vez su interés propio es más importante que el de los participantes del grupo, el líder permisivo puede ser que los alumnos comprendan que poseen la posibilidad de apropiarse de la actitud de liderazgo y pierde su veracidad y, por último, el líder democrático es quien puede encontrarse en situación de conflicto cuando el grupo no logra encontrar un punto común para poder resolver un problema o llegar a un acuerdo. 
Es así como todos los tipos de liderazgo deben emerger en determinadas situaciones dentro de un grupo escolar, secundario, universitario, y demás instituciones académicas. 
Tal como se apuntó anteriormente, en un grupo puede haber subgrupos y en ellos, distintos tipos de líder; lo ideal es que cada tipo de liderazgo sea realizado o tomado por cada uno de los integrantes en diferentes momentos, ya que la actitud de liderazgo frente a un grupo de personas puede ser un momento de aprendizaje y confianza personal que permite el crecimiento, confianza y desarrollo de una persona en cuanto a sus recursos y capacidades personales. 
La posibilidad de tener un rol debe siempre favorecer al aprendizaje y no obstaculizarlo. En el caso de que un rol obstaculice el aprendizaje, las autoridades del grupo deben encargarse de neutralizar estos roles para así poder continuar con el proceso de aprendizaje, y que los disturbios no formen parte de la clase. 
Para concluir con el presente trabajo es considerable recalcar la importancia del trabajo en grupo en el ámbito educativo, ya que la diversidad de pensamientos, ideologías, culturas, formas de desarrollar un proceso así como también la toma de decisiones, es una puerta al entendimiento de nuevas técnicas de aprendizaje, en las que comienza por ser individual para luego ser un aprendizaje integral. El líder es quien cumple el papel de mediador en la toma de decisiones, es por ello que es importante tanto como los participantes en sí, una actitud reactiva y proactiva para consensuar, construir, idear, organizar, y como punto fundamental, aprender y enseñar nuevos conocimientos. Lo realmente importante es que todos los miembros del grupo se sientan a gusto, potenciados al máximo, que comprendan que pueden transmitir, reforzar y vincularse con el resto de los miembros para cumplir un objetivo, y no inhibir sus capacidades y características ya que siempre habrá algo más.

Referencias bibliográficas 
Foladori C. H. (s.f) La concepción del liderazgo en Kurt Lewin. Disponible en: http://www.psicologiagrupal.cl/ documentos/articulos/liderazgo_lewin.html. 
Ostaikoetxea, M. O. (2004). Dinámica de grupos. Ed. Urtxintxa Eskola. Disponible en: https://es.scribd.com/ doc/50044937/Libro-sobre-la-teoria-de-dinamica-degrupos#. 
 Muñoz Corvalán, J. (2012). El grupo. En Contribuciones a las Ciencias Sociales. Disponible en: http://www.eumed. net/rev/cccss/20/jlmc3.html.

Resumen: El presente trabajo práctico final cuenta con un análisis introductorio del origen y la importancia de un grupo, las características de un líder y los estilos de liderazgo, y con una relación entre los conceptos detallados anteriormente y el ámbito educativo de aprendizaje.

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación I, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por la profesora Mariángeles Pusineri. Año 2016.


Liderar, tarea difícil pero imprescindible fue publicado de la página 121 a página122 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro