1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº136 >
  4. La postura del docente en la educación popular

La postura del docente en la educación popular

Delhom Andrade, Anabella Andreina

(Licenciatura en Comunicación Audiovisual)

Escritos en la Facultad Nº136

Escritos en la Facultad Nº136

ISSN: 1669-2306

Reflexión Pedagógica. Edición V Ensayos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación Asignaturas: Pedagogía del Diseño I y II - 2016 Docentes: Carlos Caram · Gabriel Los Santos Eugenia Negreira · Mariángeles Pusineri

Año XIII, Vol. 136, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Desarrollo 

La educación popular surgió en Latinoamérica en los años 50. Con el pasar del tiempo se fortalecieron los movimientos populares y en los 80 se profundizó en profesionalizar a los grupos educativos. En la actualidad, se rige generalmente por el método educativo del constructivismo, que es un modelo pedagógico en el que se entiende al conocimiento como una construcción del ser humano, que se realiza a partir de los conocimientos previos de cada persona. Entonces, ¿por qué es importante vincular este método educativo con la postura que impone Di Bartolo? Tiene que ver con que el autor expone que es de gran influencia la manera en la que el docente se comunica con el alumno, y no solamente en relación a lo intelectual sino también a lo físico, es decir, en cómo se pone de pie, en cómo se cruza los brazos e inclusive en cómo se mueve alrededor del espacio. Existe cierta construcción que hace que el mensaje entre el docente y el alumno sea más claro y preciso, es por esto que muchas veces los profesores tratan de mantener una postura rígida para demostrar interés en el tema tratado. El autor expone que esta construcción debe ser cambiante diariamente, ya que al variar los temas a enseñar, debe también variar la manera en la que se proyecta. Para poder apoyar la teoría del modelo constructivista, se toman tres autores, el primero es Jean Piaget, que dice que la construcción se produce cuando el sujeto interactúa con el objeto de conocimiento. Por otro lado Lev Vigotsky plantea que esto lo realiza cuando está interacción con otros, y por último David Ausubel que explica que esta construcción se realiza cuando es significativa para el sujeto. Feldman (2008), explicaba que “la formación es un proceso relativamente prolongado durante el que se transita por diferentes experiencias y se interactúa con diversos cuerpos de conocimiento, enfoques y personas” (p.10), a partir del concepto establecido por él y tomando a Marta Souto y a su reflexión sobre la enseñanza, siendo ésta algo más que la secuencia del proceso en sí. Se pueden tomar dos puntos en común cuando se refieren al aprendizaje, y es que el mismo es un proceso. Tal como lo explica Di Bartolo, cada proceso debe seguir una línea de planeamiento, en la que se establece una especie de trayecto a lo que él llama hoja de ruta. Esta hoja de ruta va a ser el mapa de cómo va avanzando o creciendo este proceso. Para poder relacionar esto al presente trabajo se quiere vincular ese concepto de proceso con el de educación popular, ya que el mismo es un término referido a la educación dirigida a todos, particularmente a aquellos sectores marginados en la educación o con menores recursos. Ésta puede darse a partir de la iniciativa de los mismos sectores populares o por gente externa a esto, el proceso de enseñanza en estas escuelas o universidades va a estar determinado a partir de los procesos de aprendizaje relacionados con el método constructivista, en el cual el fin es lograr modificar y enriquecer esquemas de pensamiento preexistentes en el alumno. 
Paulo Freire era un educador y metodologo brasileño que desarrolló un programa de alfabetización de los oprimidos. Lo que propuso el autor es un modelo de ruptura de lo que se conoce como educación tradicional. Por eso se toma la educación como espacio de autoeducación, ya que la misma se refiere a la reflexión crítica a partir de las propias experiencias y formas de vida en contraposición con una educación que se apega más al sentido conductista. 
La educación popular se contrapone a la postura formal que establece el sistema y se apega a la teoría de Di Bartolo, de querer tener una oratoria clara ante cualquier espectador, que en este caso se refiere a los alumnos. Se contrapone en el sentido de que la educación formal toma a los participantes del proceso educativo como recipientes que pueden ser llenados de conocimientos, también se caracteriza por ser una práctica autoritaria y de traspaso unilateral de conocimiento, como lo define Freire. En contraposición de esto, está la educación popular, que se caracteriza por ser un espacio de diálogo, de encuentro y de reflexión. Se supone ser un espacio en el cual exista la superación de la contradicción educador y educando, como explica el mismo autor, nadie educa a nadie sino que todos se auto educan y generan un conocimiento colectivo o popular, por ello es tan importante la postura que cumple el docente, que generalmente es tomado como una figura imponente, y que en este caso no. En las universidades, esto se ve aplicado a través de la dialéctica, ya que busca transformar al sujeto a partir de un proceso de educación contextual. Como explica Freire, que el oprimido obtenga y tenga las condiciones para descubrirse y conquistar reflexivamente, como sujeto de su propio destino. Es decir que tanto el alumno como el docente van a cumplir una función transformadora de manera individual y a la vez colectiva, ya que constantemente hay un intercambio de opiniones y de ideas. También se puede presenciar la educación popular a través del contexto, ya que el hombre siempre está en relación al contexto social en el que se encuentra. En el caso de los bachilleratos o universidades populares, generalmente están ubicados en zonas más pobres o marginadas, como se explicaba anteriormente. Esto también caracteriza la actitud o enseñanza que tienen los estudiantes, ya que los mismos además de estar estudiando están trabajando para vivir o mantener a sus familias.
La educación popular entonces, podría definirse a partir de lo expuesto por Freire, como una labor educativa diseñada para fomentar el sentido crítico de sus participantes y para permitir que tomen conciencia de cómo las experiencias personales de cada individuo están conectadas con problemas sociales individuales. Es importante no confundir educación popular con aquella educación que se lleva a cabo de manera gratuita y oficial que también va dirigida a los pobres, los marginados, es decir al pueblo. El punto de partida para el aprendizaje colectivo es la práctica social de los mismos. 

Referencias bibliográficas 
Ausubel, D (1991). Aprendizaje y Cognición. Madrid: Euned. 
Di Bartolo, I (2000). Oratoria contemporánea. Corredor. 
Freire, P. (1970). Pedagogía del Oprimido. Madrid: Siglo Veintiuno. 
Piaget, J. (1991). La psicología de la inteligencia. Barcelona: Crítica. 
Vigotsky, L. (2004). Teoría de las emociones. Madrid: Akal. 

Resumen: El proyecto surge a partir de la idea de querer resaltar la importancia de la postura del docente en el momento en el que quiere transmitir su conocimiento al alumno, para eso se toma como referente a Ignacio Di Bartolo, quien es un orador que estudia métodos para lograr una buena comunicación, tanto oral como escrita. Los métodos de educación tomados en cuenta para el presente trabajo se apegan a técnicas educativas empleadas por los docentes que trabajan en bachilleratos o terciarios populares.
Se toman diversos autores relacionados con el contenido a desarrollar, tales como Freire, Souto y Feldman. También se tienen en cuenta conceptos básicos expuestos por autores como Piaget, Vigotksy y Ausubel. 

(*) Este texto fue elaborado en la asignatura Pedagogía del Diseño y la Comunicación II, del Programa Asistentes Académicos de la Facultad de Diseño y Comunicación, dictada por la profesora Mariángeles Pusineri. Año 2016.


La postura del docente en la educación popular fue publicado de la página 134 a página135 en Escritos en la Facultad Nº136

ver detalle e índice del libro