1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº25 >
  4. Unir puentes y fortalecer los lazos entre las regiones

Unir puentes y fortalecer los lazos entre las regiones

Musselmann, Marie Isabel

Actas de Diseño Nº25

Actas de Diseño Nº25

ISSN: 1850-2032

XIII Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” IX Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año XIII, Vol. 25, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 260 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En este texto la diseñadora peruana Marie Isabel Musselmann propone cinco aspectos sobre los que reflexionar para fortalecer los lazos disciplinares en la región. Este texto fue presentado en el Plenario Fundacional del Comité de Embajadores del Diseño Latino, Universidad de Palermo (2015).

Palabras clave:

Asociacionismo - Diseño-país - tecnología.

Sobre la designación en el Comité 

Cuando acepté ser parte de este grupo, lo primero que se me vino a la cabeza fue “¡Qué alegría! ¡Por fin hay un eje articulador que tiene el objetivo principal de unir puentes y fortalecer los lazos entre las regiones! 

Si bien no soy pedagoga en el área de la docencia de la carrera, salvo 3 años que enseñe en el último ciclo en una Universidad en Lima, llevo ya 25 años haciendo diseño y observando todo el tiempo cómo se va moviendo el mercado.

¿Hemos avanzado? Sí, muchísimo como carrera. A pesar de eso, siento que aún hay ejes que requieren ser fortalecidos y sin duda, no olvidados. En este sentido, presento aquí algunos puntos, a modo de sugerencias o aportes para la reflexión.

1. Diseño conceptual vs. tecnología 

Tengo un taller de diseño en el que constantemente vienen jóvenes diseñadores y diseñadoras a practicar y/o apoyarme en proyectos varios. Muchas veces veo el gran dominio que tienen en el uso de la tecnología. Dominan los programas, saben interactuar con ellos, dominan las redes, dominan todo el área virtual, sin embargo, han perdido la base del diseño. Es cierto que se debe ir de la mano y a la par con los avances de la tecnología, pero sin descuidar los cimientos. 

Este punto preocupa un poco puesto que los estudiantes asimilan con más facilidad la tecnología que el concepto como estructura y los fundamentos. Dándole tanto peso a la tecnología es difícil sustentar un proyecto y sobre todo “convencer” al cliente. 

La dificultad que poseen de recordar muchas veces teoría de diseño es igualmente inquietante. En necesario resaltar que para “romper estructuras”, antes es necesario conocerlas. El diseño no puede ser planteado a base de espontaneidad y porque se “ve” bonito. 

2. Proponer invertir la ruta del diseño para crear productos e ideas para el mercado 

Este es un punto que vengo sustentando desde hace ya varios años. Si bien es cierto que nosotros diseñadores damos un “servicio” de realización y ejecución de diseño, tenemos en nuestro haber, todas las herramientas para ser nosotros los gestores e iniciadores de nuestros propios productos. Es decir, podemos igualmente crear a partir del diseño, bien sea por una idea propia, una motivación o una necesidad en el mercado y no sólo a partir del pedido de un cliente. 

Me parece valioso incluir un curso en la carrera de diseño en el que se pueda despertar más la motivación al diseñador a que sea él su propio gestor y promotor. Así como en la moda donde hay un diseño comercial, un prêt-à-porter (diseño en serie), como un haute couture (creación de prendas exclusivas a la medida del cliente), también existe el diseño de autor, aquel en donde el propio diseñador descubre tu propio registro y línea gráfica y propone abrir una ruta aplicada a productos del uso cotidiano. 

Este último, es el espacio en el que cada diseñador puede encontrar SU propio lenguaje visual, y a partir de allí, abrir rutas, diferentes, osadas y únicas.

3. Fomentar en las escuelas la identidad como “Diseño País” 

La posibilidad de implementar un curso dentro de la currícula en el que los estudiantes puedan explorar, investigar, promover, recrear y, por ende, valorar sus raíces gráficas como esencia de su cultura. Incentivar el conocimiento de la historia netamente gráfica y su profundización, con la posibilidad de abrir una ruta gráfica con ello. 

Eso no significa que se dediquen posteriormente a hacer Identidad País, sin embargo sí me parece valioso que la conozcan un poco más a profundidad y de alguna manera se sientan identificados con ello y la valoren. Quizás a partir de ese enfoque y perspectiva puedan surgir nuevas propuestas y líneas gráficas genuinas.

4. Activar las Asociaciones de Diseñadores, los encuentros de diseño y crear las Escuelas de Diseñadores 

Sin duda, esta gran oportunidad de interactuar como Embajadores nos debe llevar al punto de conocernos más entre nosotros, los diseñadores. Y parto desde el conocernos entre nosotros en nuestro propio país, así como también en la región sudamericana y latinoamericana. 

En el Perú ha habido esfuerzos para hacer una especie de Asociación, sin embargo no han prosperado. Sé de tres intentos distintos, el primero que escuché fue en la década de 1990, apenas terminaba yo la carrera, con Enrique Samanéz, –uno de los grandes referentes como diseño en nuestro país–, otro por el año 1997, que igual se disolvió en breve, y el último que escuché, en el 2013, que igualmente no prosperó pues sólo se convocó, a un grupo muy puntual de diseñadores y no hubo una convocatoria más amplia. 

Si bien, llevar a cabo una asociación es tiempo y requiere de financiación, existen carreras distintas que tienen un centro que los sustenta como profesionales tales como: el Colegio de Abogados del Perú, el Colegio de Médicos, el Colegio de Arquitectos, entre otros, sin embargo en Diseño en el Perú, –y no lo sé si en los otros países vecinos también–, no existe ni una Asociación, ni un Colegio de Diseñadores. 

No sé si es por eso que aún se nos sigue viendo como a aquellos que sólo hacemos dibujitos y no prestamos un servicio más serio y respaldado. 

En mi experiencia, y aún después de ejercer diseño desde hace ya 25 años, constantemente me sigo encontrando con personas que creen que lo nuestro sigue siendo “un relajo” y que por ende, no justifica cobrar lo que deberíamos cobrar como profesionales, sino que más bien, deberíamos apenas cobrar como dibujantes. Es un esfuerzo constante. 

Siempre pienso además, por qué un médico o un abogado pueden cobrar por consulta, aún cuando ésta sólo haya durado tres minutos y su respuesta sea: “está en perfecto estado señora”, y sin embargo, nos pasa a veces a nosotros que podemos tener una, dos y hasta más reuniones para que por fin se empieza a cristalizar el contrato. 

A veces pienso que quizás también, en parte, nosotros mismos aún no nos hacemos respetar o debemos manejar un mejor discurso como conjunto. 

Quizás podríamos aprovechar, con el eco de todos los Embajadores, y se podrían plantear bases como estructura a considerar para armar una Asociación y así replicar en cada país, por ejemplo con las variantes que cada uno pueda aportar según la realidad del lugar. Sin embargo, sería un gran aporte tener una especie de hoja “ayuda memoria” con puntos estratégicos fundamentales como para poder establecer una Asociación sólida y con ejes parecidos en cada lugar.

5. Conocernos más entre nosotros países vecinos 

Al proponer que existan Asociaciones país nos llevará por consecuencia a vincularnos más entre los diseñadores en la región. 

Al existir en cada país un Centro/Eje/Colegio que sustentara nuestra presencia, es probable también, que se nos empezara a ver con mayor seriedad y por ende se pudiera activar más el intercambio entre los estudiantes a diversos países y también el encuentro entre nosotros profesionales.

Dejo aquí planteadas estas cinco ideas o reflexiones, para abrir el debate sobre el futuro de la disciplina en la región.

Abstract:

In this text the Peruvian designer Marie Isabel Musselmann proposes five aspects on which to reflect to strengthen the disciplinary ties in the region. This text was presented in the Founding Plenary of the Committee of Ambassadors of the Latin Design, Universidad de Palermo (2015).

Key words:

Association - Design-country - technology

Resumo:

Neste texto, a designer peruana Marie Isabel Musselmann propõe cinco aspectos sobre os quais refletir para fortalecer os laços disciplinares na região. Este texto foi apresentado no Plenário Fundador do Comitê de Embaixadores do Design Latino, Universidad de Palermo (2015).

Palavras chave:

Associação - Design-país - tecnologia.

(*) Marie Isabel Musselmann.

Diseñadora Gráfica, especializada en Identidad Corporativa, Psicología del Color y Campo Editorial. Relizó la modernización de la imagen institucional de Porsche AG y trabajó como diseñadora en el estudio Anton Stankowski&Duschek de Alemania. Desde el 1998 lleva adelante su propio atelier de diseño Diálogo Visual, en Perú.


Unir puentes y fortalecer los lazos entre las regiones fue publicado de la página 238 a página239 en Actas de Diseño Nº25

ver detalle e índice del libro