1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV >
  4. Más y Mejor. Confluencia de Calidad e Innovación

Más y Mejor. Confluencia de Calidad e Innovación

Doldan, José Ma. [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ISSN: 1668-1673

XXVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XIX , Vol. 35, Agosto 2018, Buenos Aires, Argentina | 245 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Un verdadero desafío, es el que representa para nuestra Facultad un nuevo reconocimiento internacional, y por tercer año consecutivo, como una de las mejores Facultades de Latinoamérica, y la mejor privada en la Argentina. Esto inviste a nuestra casa de estudios en un espacio de calidad, creatividad e innovación, indudablemente. 

Para los Consejeros, es un desafío también la convocatoria del Decano de la Facultad al Plenario del Consejo Asesor Académico a reflexionar sobre el tema, que no es otra cosa que intervenir en el planeamiento estratégico de la institución. Es por lo dicho anteriormente que aparecen las grandes preguntas: ¿Qué nos posicionó en este lugar?, ¿Cómo llegamos allí?, ¿Cómo sostenernos en este sitio?, y se podría acotar: no solo sostenernos sino seguir avanzando, y mejorar aún más nuestro lugar en el ranking internacional. 

Y aquí aparece, como guía de desarrollo, el título de esta convocatoria que nos invita a expresarnos, que el Más y Mejor no sea solamente un concepto aspiracional, sino que represente el esfuerzo de encontrar la metodología para ponerlo en acto, es decir, bajarlo a tierra y ponerlo a funcionar. 

La fórmula Más y Mejor es una ecuación con dos variables relacionadas una con la otra. 

Más es una constante en la institución, siempre se nos pide algo más para realizar. Porque más hace a la cantidad, y la cantidad hace a la calidad, ya que multiplica el muestreo y son más las posibilidades estadísticas de éxito. 

Mejor es un compromiso de los docentes, los administrativos y del cuerpo de conducción, es decir, de todos los individuos involucrados en este proyecto educativo superador.

Los indicadores 

Respecto del tema de construir indicadores de calidad e innovación en la Facultad, considero que es factible por dos motivos. Por un lado para determinar el estado actual de situación, hacer un relevamiento que nos permita detectar cuáles fueron los factores que nos llevaron a ubicarnos en ese lugar del ranking. Y por otro lado, que este registro sirva para generar un parámetro para medir el crecimiento o decrecimiento de determinados factores, para que nos den la luz de alerta en caso que fuese necesario. Pienso que sí, que es factible la construcción de indicadores.

Calidad. ¿Cómo cuidar la calidad existente, e incrementarla?. Respecto a este gran tema, la calidad, pienso que lo fundamental es sostener la cultura de la institución al respecto. A saber: la constante exposición de lo actuado, la transparencia de las cátedras, la idea de registro de todo lo ejercido, el concepto de exhibición de las tareas y de sus resultados. Esto se logra con una política sostenida de muestras de trabajos de los alumnos, el hecho de subir los trabajos al Web-site de cada profesor, subir a la Web toda la producción teórica de la institución y presencia en los exámenes de profesores de otras disciplinas. Salir de la mirada individual del docente, para ir a la mirada colectiva de lo producido. 

Pienso también en la creación de un respetuoso comité evaluador, que pueda justipreciar el grado de calidad de las áreas, para no realizar evaluación por cátedras que podría ser malinterpretada como persecutoria o discriminatoria. 

Yendo a la conformación del indicador en sí mismo, se lo visualiza como una ecuación con muchas variables, que promediadas den un valor de demuestre el rendimiento, que son: 

- Acercamiento a los aspectos productivos, es decir, salir de ejercicio ficcional del aula. 

- Actualización de los trabajos prácticos y la bibliografía respecto a las necesidades concretas de la comunidad. 

- Actualización de los docentes del área en temas inherentes a las asignaturas que dictan. 

- Relación de cantidad de alumnos que inician las asignaturas, con la cantidad de alumnos que terminan la materia y promueven para ir a examen. 

- Cantidad de alumnos que aprueban el examen. 

- Encuesta entre los alumnos sobre las distintas asignaturas, y de acuerdo a la encuesta y apreciaciones, poner en acto las modificaciones pertinentes. 

A mi entender, pienso que el Decano podría generar también un comité operativo interno, con el cometido de evaluar los aspectos funcionales, similar a este antedicho, para valorar las áreas administrativas y a la estructura de conducción académica, por sector. Los aspectos administrativos y organizacionales hacen también a la calidad de la institución, y a la sensación de amparo que perciben los docentes en sus desempeños, lo que redunda, obviamente, en sus rendimientos en el aula. 

Propender a Más y Mejor sobre este tema. 

Innovación. ¿Cómo sostener e incrementar la innovación existente? Nuestra Facultad fue pionera en innovación ya que no siguió el modelo canónico de las antiguas universidades estatales, sino que creó sus propios paradigmas y generó otra manera de estudiar, forjando un estilo propio, característico y singular; distinto a todos los existentes.

El tema de la innovación es una cualidad del proceso educativo mucho más difícil de evaluar, de encontrar parámetros de valoración, ya que es más inasible. También porque implica un exhaustivo conocimiento de la modalidad, tecnología o características usadas con antelación a la evaluación. Es decir, visualizar el salto cualitativo dado por la acción, entre un antes, y un después. También para ver que esa innovación sea justificada, utilitaria, y no un mero matiz del docente. 

Interdisciplinar. Quizás el hecho innovador más importante en este orden, el cual hay que sostener y profundizar, es la actitud de la institución de crear constantemente puentes entre las distintas disciplinas que se dictan en la Facultad. Esto genera propuestas educativas superadores, ya que los alumnos se nutren de conocimientos de otras disciplinas, su “corpus” teórico y práctico es más rico, y puede abarcar los espacios intermedios entre las disciplinas, que es lo que el mercado hoy solicita. Laboratorio. Otro proceso innovador que ha dado óptimos resultados, y que habría que acrecentar es el concepto de “laboratorio”, de clínica. La innovación consiste en introducir el concepto de una “política educativa experimental”, acciones que son experiencias extendidas en la institución. 

Aparece el concepto de observatorio, donde no hay un objetivo tentativo ni predeterminado, ya que lo importante es el proceso investigativo, la metodología del abordaje, y muchas veces el resultado final es un hallazgo inesperado. En estos espacios experimentales no importa el fracaso, al cual no hay que temer, a la equivocación. Saber lo que no es, también es saber. 

Acercamiento a la producción. Otro eje de real importancia en la institución que indudablemente es innovación, es el apoyo y acercamiento a la producción, que se verifica en los importantes vínculos de la Facultad con la industria de diferentes sectores, y en las constantes visitas de profesionales de diferentes áreas del quehacer profesional. Este es un rasgo que diferencia a nuestra Facultad de otras instituciones, ya que este monitoreo ayuda a conformar el perfil de los egresados, al hacerlos más aptos para la demanda del mercado. 

Propender a Más y Mejor sobre estos temas.


Más y Mejor. Confluencia de Calidad e Innovación fue publicado de la página 17 a página18 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ver detalle e índice del libro