1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV >
  4. Una progresión significativa con impacto a futuro. La estructura episódica televisiva y el desarrollo curricular de una cursada

Una progresión significativa con impacto a futuro. La estructura episódica televisiva y el desarrollo curricular de una cursada

Rodríguez Collioud, Luz María

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ISSN: 1668-1673

XXVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XIX , Vol. 35, Agosto 2018, Buenos Aires, Argentina | 245 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Una serie de televisión unitaria se estructura en episodios, en los cuales la información se va proveyendo cuantitativamente e individualmente con el paso de las semanas para dar como resultado un cierre en donde todo lo visto se entrelaza para un significado mayor. Esto mismo puede encontrarse en una cursada educativa tradicional, la aplicación pedagógica de material siguiendo una currícula cuyo producto final involucra al alumno aplicando todos estos conceptos más adelante.

Palabras clave: serie – currícula – pedagogía – televisión – educación

Desde pequeños se nos enseña a construir con bloques, apilando uno que otro rectángulo con protuberancias para que el resultado final fuera tanto un simple pilar colorido o una torre en la que se encuentra una princesa deseando su rescate. No importa la culminación, lo que importaba de esa actividad era la aventura, el viaje desde el primer bloque hasta el último. Más adelante en nuestras vidas, el entorno educativo nos lleva por un viaje parecido, en el que lo enseñado no se transforma en una torre tangible, pero nos edifica como seres humanos de una manera particular. Es más o menos en este período de tiempo en nuestras vidas que empezamos a ver a los medios de comunicación, particularmente la televisión, según sus estructuras particulares que los diferencian entre ellos. Todo empieza a tener sentido, se erige la torre. 

Es de importancia relacionar la televisión en el contexto estructural educativo debido a que tienen sus similitudes no muy fáciles de notar a simple vista. Así como se puede ver una clase escolar como un lapso temporal parte de una currícula y horario en el que hay una secuencia de actividades del docente destinadas a orientar actividades para los alumnos con un fin común. (Camilloni, 2007, p.1). No es sorpresa encontrar que un episodio de una serie televisiva también forme parte de un espacio temporal dentro de la programación de una señal y, además, parte del plan de una temporada cuyo destino es retratar una historia secuenciada con el fin de que los espectadores sean llevados a una conclusión común dispuesta por el creador de la serie. 

En materia de episodios, la Real Academia Española define el término como “cada una de las partes en que se Fecha de recepción: agosto 2017 Fecha de aceptación: octubre 2017 Versión final: diciembre 2017 divide una obra dramática para su emisión” pero, a su vez, como “suceso enlazado con otros que forman un todo o conjunto”. Aunque ambas definiciones se están posicionando específicamente en el ámbito mediático, la segunda variante podría ser aplicada a una currícula pedagógica, en la cual la estrategia de planeamiento del programa institucional tiene planteado en su diseño el fin de llevar al alumno a un todo o, en este caso, el aprendizaje de una serie de temas para que este luego los pueda aplicar en su vida escolar y extracurricular. El docente planificador, así, se vuelve parte de un fenómeno mental, ejercitando un juego de imágenes anticipadoras de un proceso de intervención sobre lo real. (Barbier, 1996, p.8). 

Desde las terminologías mismas se pueden encontrar paralelos entre la programación episódica televisiva y la programación curricular de una materia educativa, la cual, como plantea Estela Cols “incluye una serie de procedimientos y prácticas orientados a dar concreción a las intenciones pedagógicas que el currículum prescripto plantee”. (2004, p. 3). Estas intenciones pedagógicas podrían ser un espejo de las ideas y prospectos a futuro que el creador de una serie (o showrunner, en inglés) planea previo al desarrollo de su proyecto televisivo, con objetivos a corto plazo que se van haciendo tangibles a través de las temporadas, e historias a largo plazo que van desarrollando las actitudes de los personajes a medida que los eventos los van atravesando: La narrativa compleja hace predisposición por historias recurrentes que tocan una variedad de géneros. La televisión compleja emplea un rango de técnicas seriales, con la asunción oculta y sutil de que una serie es una acumulación narrativa que se construye con el tiempo, en lugar de resetearse a un equilibrio calmo predeterminado al fin de cada episodio. (Mittell, 2015, p.18). 

Estas historias se van desenvolviendo a través de capítulos, pequeños fragmentos en los que la trama va brindando detalles que aportan a la inevitable conclusión en donde la mayoría de las pistas propuestas se ponen en jaque y otras se dejan en suspenso para temporadas futuras. Asimismo, en el panorama educativo, el planificador construye su programa en base a unidades pedagógicas cuya meta es lograr que el alumno comprenda ciertos temas de cara a la evaluación final anual y su puesta en práctica a futuro. El docente planificador sin embargo tiene que tener en cuenta que, a diferencia de la estructura episódica televisiva, la unidad no tiene la chance de ser vista nuevamente en algún punto futuro de la misma manera que se dictó originalmente: cada clase es única, con sus emergentes e intervenciones socio-temporales y, por ende, cada unidad tiene que ser cautelosamente construida: 

Una unidad consiste en una agrupación coherente e interrelacionada de contenidos en torno a una idea-eje... En la práctica, dos cosas convendría tener en cuenta: por un lado que las unidades no sean demasiado extensas y por otro, que las unidades permitan una correlación natural entre los temas evitando que aparezcan como partes inconexas y encerradas en sí mismas. (Steiman, 2008, p.49). 

Incluso en la actualidad, en la que series de televisión antológicas cambian de formato (o, en términos educativos, de unidad) con cada temporada nueva, como es el caso de shows como American Horror Story, o mismo son una historia autocontenida en cada episodio, emplean lo que Davini (2008) llama la secuencia con ideas y vueltas de comprensión progresiva y recapituladora. (p. 176). Aparte del arco narrativo o temático que las englobe en un panorama general, las series de televisión incluyen referencias o mínimos detalles en episodios con años de diferencia para ejercitar la integración pedagógica del contenido por parte del espectador, incluso en shows con episodios autoconclusivos como Black Mirror, en donde un símbolo minimalista representando un oso blanco será para un personaje un instrumento de tortura pero para otro, años después, solo es el logotipo de la prisión en donde se encuentra encerrado, al punto en que los seguidores de la serie dedican horas en Internet encontrando estas referencias o easter eggs y subiéndolas a la comunidad. 

Esta reacción de descubrimiento y ganas de compartirlo con el mundo podrían relacionarse en un punto con la necesidad que tiene un alumno de levantar la mano cuando sabe previamente cuál es la respuesta a la pregunta del docente: el reconocer un conocimiento de saberes previos despierta un sentido desbordado de querer aplicarlo lo antes posible. Esto también da lugar a un posible error que, en un marco constructivista, es trabajado en vez de castigado, para el afianzamiento del saber en la mente del alumno o, en el caso televisivo, del espectador. No sería la primera ni la última vez en la que un televidente apostase en la resolución errónea de un misterio presentado en Sherlock, pero la construcción episódica de estos shows permite una resolución que trabaja con el espectador para comprender el error y, además, da lugar a futuros misterios para resolver, quizás esta vez de forma positiva ya que, como señala Davini (2008), “programar anticipadamente facilita la reflexión acerca del para qué, el qué y el cómo concretar sus intenciones, así como las maneras para adecuarlas a las características de los alumnos y a los contextos particulares.” (p.168). 

Algo que es muy curioso de la relación entre la naturaleza episódica de una serie televisiva y una currícula pedagógica es que estas tienden a no relacionarse entre sí a través de la práctica. Los docentes utilizan películas para ilustrar sus unidades, como máximo sitúan clases completas en el análisis de un episodio piloto de una serie, aunque este análisis sería el equivalente televisivo de una clase introductoria en donde solo se trata la asignatura por encima y los alumnos se presentan al docente. El encontrar una serie cuyo visionado pudiese ser programado al mismo tiempo que las clases permitiría desarrollar habilidades en la manipulación de estos medios esenciales para el análisis continuo de problemas y situaciones a través de construir mundos virtuales en los que es factible llevar a cabo repeticiones imaginativas de la acción. (Mastache, 2009, p. 93). 

Más allá de su integración o no, es imposible no establecer un punto comparativo entre ambas programaciones, sus programadores docentes y showrunners, y los alumnos y espectadores que van construyendo el conocimiento a medida que pasan las semanas y los saberes de cada unidad les son impartidos a través del descubrimiento aunque, como señala Donald Schön (1992), “el aprendizaje a través de la exposición y la inmersión, el aprendizaje experiencial, con frecuencia se desarrolla sin un conocimiento consciente, aunque los estudiantes puedan llegar a ser conscientes de ello más tarde cuando cambian de contexto”. (p. 46). 

Posiblemente no nos demos cuenta a simple vista del impacto que una programación, ya sea curricular como episódica, tiene en nosotros una vez que hayamos caminado por los pasos dictaminados por los programadores pero, al momento de armar la torre, los conocimientos que aplicaremos para erigirla, desde arquitectura a similitud con un paisaje de Galavant, le darán una identidad única que nos mostrará cuánto la estructura nos impactó a futuro.

Referencias bibliográficas 

Barbier, R. (1996). Elaboraçao de projectos de acçao e planificaçao. Porto: Porto Editora. 

Cols, E. (2004). Programación de la Enseñanza. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. 

Davini, M. C. (2008). Métodos de enseñanza: didáctica general para maestros y profesores. Buenos Aires: Santillana. 

De Camilloni, A. R. W. (2007). El saber didáctico. Buenos Aires: Paidós. 

Mastache, A. (2009). Formar personas competentes. Buenos Aires: Noveduc. 

Mittell, J. (2015). Complex TV: The poetics of contemporary television storytelling. Nueva York: NYU Press. 

Schon, D. A. (1992). Formación de profesionales reflexivos. Barcelona: Paidós.

Steiman, J. (2008). Más Didáctica de la Educación Superior. Buenos Aires: UNSAM.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica - Formación de docentes de la Facultad de Diseño y Comunicación.

Abstract: A series of unitary television is structured in episodes, in which information is quantitatively and individually provided with the passage of the weeks to result in a closure where everything seen is intertwined for a greater meaning. The same can be found in a traditional educational course, the pedagogical application of material following a curriculum whose final product involves the student applying all these concepts later.

Keywords: series - curriculum - pedagogy - television – education

Resumo: Uma série de televisão unitária estrutura-se em episó- dios, nos quais a informação se vai provendo quantitativamente e individualmente com o passo das semanas para dar como resultado um fechamento em onde todo o visto se entrelaza para um significado maior. Isto mesmo pode ser encontrado em uma cursada educativa tradicional, o aplicativo pedagógico de material seguindo uma currícula cujo produto final envolve ao aluno aplicando todos estes conceitos mais adiante.

Palavras chave: série - currículo - pedagogia - televisão - educação

(*) Luz María Rodríguez Collioud. Guionista de Cine y TV (Universidad de Palermo).


Una progresión significativa con impacto a futuro. La estructura episódica televisiva y el desarrollo curricular de una cursada fue publicado de la página 60 a página62 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ver detalle e índice del libro