1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV >
  4. Internet en el aula, ¿aliado o enemigo?

Internet en el aula, ¿aliado o enemigo?

Villegas, Melina

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ISSN: 1668-1673

XXVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XIX , Vol. 35, Agosto 2018, Buenos Aires, Argentina | 245 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La idea por la que surge la temática para el escrito tiene relación con el rol que adopta el docente frente al uso de Internet en sus clases como fuente de información para la relevación de datos. Se decide reflexionar sobre si el uso de Internet condiciona las conductas del estudiante al momento de investigar y recopilar antecedentes para incorporar a su trabajo, convirtiendo su creación en reproducción de contenido ya existente o, si con el acompañamiento docente, pueden entrenarse los criterios de búsqueda y exploración, impulsando la creatividad. 

Palabras clave: tecnologías educativas – Internet – enseñanza – aprendizaje – rol docente – creatividad

Al momento de empezar a buscar información, la herramienta comúnmente utilizada es Internet. Esto se debe a que el acceso es sencillo y la mayoría de los dispositivos portátiles permiten el ingreso de forma inmediata. Otra de las ventajas es que se puede encontrar la respuesta a la mayoría de las preguntas que uno se hace. Pero, ¿qué tan confiable es el material que se encuentra? ¿Buscar en Internet es realmente investigar? Algunas de estas cuestiones son las que suelen inquietar tanto al estudiante como al docente. A los primeros, la veracidad en la información suele preocuparlos por si cumple o no con la respuesta a la tarea asignada y a los docentes en cuanto a si el material fue o no entendido y asimilado. Levis y Ferrer opinan que “la amplitud de contenidos, información y experiencias presentes en la Internet (…) puede terminar por desorientar y frustrar a más de un alumno”. (2000, p.116). Vale aclarar que el docente también se encuentra inmerso en la marea de información. Es en esta situación en donde sale a la luz la posición que adopta frente al uso de la herramienta, sus creencias y consideraciones, que deberían ser comunicadas al grupo de estudiantes para que cuando se realicen búsquedas en la Web puedan seleccionar el material con criterio. La formación en el criterio consiste en la interrogación del contenido, de encarar la búsqueda a partir de la curiosidad, no solo por el hecho de conseguir una respuesta concreta, sino ir más allá, hacia una pedagogía de la pregunta, como lo que afirman Freire y Faundez: 

La pedagogía de la respuesta es una pedagogía de la adaptación y no de la creatividad. No estimula el riesgo de la invención y la reinvención. (…) Una educación de preguntas es la única educación creativa y apta pata estimular la capacidad humana de asombrarse, de responder al asombro y resolver los verdaderos problemas esenciales, existenciales, y el propio conocimiento. (2013, p.76).

Además agregan que el estudiante “participaría en su proceso de conocimiento y no estaría simplemente limitado a responder a una determinada pregunta basándose en lo que le han dicho”. (2013, p. 76). De acuerdo con esto, enseñar técnicas para hacerle preguntas a la información que se releva, impulsa la curiosidad y la creatividad, alejando la posibilidad de utilizar el contenido sin haberlo interpretado y apropiado previamente, motivando a la creación propia y no a mera reproducciones de elaboraciones ajenas. Muraro sintetiza lo anterior refiriéndose a que el trabajo no puede reducirse solo al “acopio de datos, sino a la construcción de relaciones significativas relativas al problema en estudio”. (2005, p.125). 

Se considera que el clima del aula debe ser propicio para el desarrollo de estos temas. Reflexionar con el grupo sobre la información que cada uno fue obteniendo colabora con la validación de dicho material y su interpretación. El docente debería estar dispuesto a fomentar el debate y la puesta en crisis, para que los estudiantes interroguen los temas y busquen soluciones a las problemáticas planteadas, no solo conservando el material como se encuentra directamente desde la Web, sino jerarquizando el contenido, categorizándolo, eligiéndolo acorde a la temática en estudio. Se cree que investigar o recopilar información criteriosamente colaboraría con el desarrollo de las consignas, debido a que el tiempo destinado para la búsqueda es menor y se utiliza de forma más precisa, permitiendo que la tarea principal sea protagonista. La idea de conversar sobre el uso de la información adquirida de Internet en el espacio de la clase favorecería a ambas partes, por lo que el estudiante puede recortar su tema de estudio y el docente conocer sobre el trabajo de los mismos y hacer comentarios al respecto. Se sugiere que se adapte a una postura de colaborador y no de examinador sino de acompañante en el proceso desde la investigación hasta la puesta en práctica, en donde se procederá a evaluar los contenidos correspondientes. Principalmente lo que se debe explicar es cómo se procede al uso adecuado del contenido virtual, extraído de la red. El material que se encuentra disponible, pertenece, seguramente, a un autor o grupo que se guarda los derechos de autor y propiedad intelectual. Por lo tanto, no se lo puede utilizar directamente y hacerlo formar parte de la nueva creación, sino que se debe citar correctamente a los autores o creadores del contenido y realizar una síntesis o interpretación propia y recorte de contenido en concordancia a la tarea. Lo que se trata de evitar, en todo caso, es el plagio. “El plagio es una forma de violación de la propiedad intelectual que consiste en copiar en lo sustancial obras ajenas dándolas como propias”. (Willging, Astudillo, Francia y Scagnoli, 2011, p.159). Estos autores también refieren al rol del docente, mencionando que se debería ajustar la consigna de modo tal que no solo se obtenga material, sino que se trabaje y sintetice. (2011). De acuerdo con la propuesta de Freire y Faundez, navegar en Internet debe despertar la curiosidad y las preguntas, y no solo estancarse en las respuestas, qué es lo que justamente se obtiene al indagar el mar de información. El docente debe explicar y enseñar a analizar, a elaborar preguntas que den lugar a la reflexión y al fin y al cabo, a la construcción del conocimiento. 

En el aula, Internet puede ser aliado o enemigo, o tal vez, las dos cosas. Es una herramienta útil y accesible. No solo permite la conexión entre pares, sino que es una red de inmensas proporciones. Tanto docentes como alumnos deberían plantear sus inquietudes respecto al uso de la tecnología para desarrollar una conducta propicia con la cual responder frente a la incertidumbre que genera la misma, estableciendo criterios que permitan un buen uso de la red y un correcto desarrollo de las consignas que se trabajen en clase. La clave debería estar en fomentar la creatividad para que a partir de la información obtenida, se cumpla con el trabajo solicitado, que se desarrollen nuevas ideas y, luego de trabajar con el material en cuestión, se genere contenido innovador. 

Las nuevas tecnologías cuando se utilizan en el aula, independientemente [sic] si se cumplen las promesas de beneficios significativos, proporcionan una oportunidad única a los docentes de revisar y actualizar sus prácticas educativas, experimentando con las innovaciones tecnológicas con el afán de que se conviertan en verdaderas innovaciones educativas. (Willging et al., 2011, p.171). 

La inclusión de tecnología no debería ser un inconveniente, sino una herramienta que vincule una problemática con una solución, como denomina Maggio, una inclusión genuina, que corresponde a una incorporación justificada de tecnología para ahondar en la construcción de conocimiento de la asignatura. (2012). 

Sería aconsejable darle una oportunidad a la tecnología para que entre en las aulas y forme parte de ella, argumentando su uso y acompañándola con consignas que permitan el desarrollo de la creatividad. Con respecto al plagio, se debería informar a los estudiantes sobre los riesgos de la copia de material con derechos de autor, para que ellos mismos también lo adviertan cuando realicen tareas por su cuenta y traten de evitarlo. Se considera importante tener conversaciones sobre estos temas en la clase, debido a que el uso de la tecnología forma parte de la vida de cada individuo, y no siempre se tiene noción sobre los riesgos que pueden correrse en Internet

Una frase popular enuncia que si no puedes contra tu enemigo, debes unirte a él. Con el caso de Internet debería suceder lo mismo. Después de todo, estará sentado en la clase aunque no sea convocado, porque está presente en cada dispositivo tecnológico que acompaña el accionar diario, en los bolsillos y mochilas de los estudiantes y los docentes.

Referencias bibliográficas 

Freire, P. y Faundez, A. (2013) Por una pedagogía de la pregunta. Buenos Aires: Siglo veintiuno editores. 

Levis, D. y Ferrer, M. (2000) ¿Hacia la herramienta educativa universal?: enseñar y aprender en tiempos de Internet. Buenos Aires: Ciccus 

Maggio, M. (2012) Enriquecer la enseñanza. Los ambientes con alta disposición tecnológica como oportunidad. Buenos Aires: Paidós 

Muraro, S. (2005) Una introducción a la informática en el aula. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. 

Willging, P., Astudillo, G., Francia, A., y Scagnoli, N. (2011). Aprendiendo con tecnologías. Santa Rosa: Universidad Nacional de la Pampa.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la Profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica - Formación de docentes de la Facultad de Diseño y Comunicación.

Abstract: The idea that the theme for the writing arises relates to the role that the teacher takes over the use of Internet in their classes as a source of information for relief data. It is decided to reflect on whether the use of the Internet conditions the student’s behaviors when investigating and collecting antecedents to incorporate into his work, converting his creation into reproduction of existing content or, if with the teaching accompaniment, the search criteria can be trained and exploration, encouraging creativity.

Keywords: educational technologies - Internet - teaching - learning - teaching role - creativity

Resumo: A ideia pela que surge a temática para o escrito tem relação com o papel que adota o professor em frente ao uso de Internet em suas classes como fonte de informação para o alívio de dados. Decide-se refletir sobre se o uso de Internet condiciona as condutas do estudante ao momento de pesquisar e coletar antecedentes para incorporar a seu trabalho, convertendo sua criação em reprodução de conteúdo já existente ou, se com o acompanhamento de ensino, podem ser treinado os critérios de busca e exploração, criando criatividade.

Palavras chave: tecnologias educacionais - Internet - ensino - aprendizagem - papel de professor - criatividade

(*) Melina Villegas. Diseñadora de Indumentaria (Universidad de Palermo)


Internet en el aula, ¿aliado o enemigo? fue publicado de la página 106 a página107 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ver detalle e índice del libro