1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV >
  4. El espacio escénico y el constructivismo: lugares para el encuentro

El espacio escénico y el constructivismo: lugares para el encuentro

Gonzalez, Luciana [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ISSN: 1668-1673

XXVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XIX , Vol. 35, Agosto 2018, Buenos Aires, Argentina | 245 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Para que el espacio escénico muestre, a través de la representación, la realidad subjetiva y suceda el hecho artístico, es preciso conocer, comprender y tener una idea propia sobre el mundo, por parte del diseñador-espectador/individuo/sujeto social. En los ámbitos educativos del diseño, esta premisa se ve favorecida por el enfoque constructivista sobre la didáctica, como teoría acerca de la enseñanza, a la hora de promover el conocimiento de la disciplina.

Palabras clave: diseño - espacio escénico - contexto


“De una piedra hacer surgir el misterio” (Breyer)

De acuerdo con Gastón A. Breyer en que “el teatro es una creación colectiva, una sociedad que se re-presenta. Es el lugar –quizás el último- para el reencuentro”. (1968, p.47), y con Mónica Gentile en que “necesitamos situarnos en algún lugar en el mundo –imaginario o real- para poder expresarnos y comunicarnos”. (2007, p. 24) podemos decir que el diseño del espacio escénico o de representación conlleva la intención de realizarlo con ciertos materiales y en producciones diversas totalmente condicionadas por el contexto a su vez inmerso en un determinado paradigma. 

Así como el teatro del siglo XX se centra en el público, la didáctica del siglo XX se centra en el aula. Se reconoce al sujeto activo en el acto pedagógico, y al sujeto activo en el hecho teatral. Sujetos con saberes previos, con conocimientos e interpretaciones sobre el mundo, que van a ser modificados por el quiebre que genera el nuevo saber, la nueva emoción. Quizás las formas de diseñar el espacio escénico tienen que ver con juicios, decisiones y acciones eficientes que realizamos de un modo espontáneo sin ser capaces de establecer las reglas o los procedimientos que seguimos. Desde este sentido, los conocimientos tácitos (aquellos que no podemos explicar) dependen también de este contexto, siendo particulares en cada individuo de la clase. Y pueden ser un punto de partida para resolver los problemas de diseño del espacio escénico, por ejemplo el aula taller, como espacio de prueba y error, como espacio de resolución de problemas propios de la profesión. 

Con respecto a este tipo de metodología, Adriana De Vicenzi dice al respecto que es un espacio donde se conjuga la teoría y la práctica, un espacio de creación de teoría ¿Un aprender a aprender? ¿Un aprender a enseñar? Obviamente, el abordaje de la enseñanza del diseño del espacio escénico se acomoda dentro del enfoque constructivista de la didáctica que, como ciencia social que estudia el acto pedagógico, prevalece que la enseñanza sea situacional, o sea, que tenga un sentido, un significado para el sujeto que aprende y para el sujeto que enseña. Edith Litwin refiere al respecto que “entendemos a la didáctica como teoría acerca de las prácticas de la ense- ñanza significadas en los contextos socio-históricos en que se inscriben” (1997, p. 94) y agrega, “en la década del ’90, se plantea la necesidad de recuperar la preocupación por la enseñanza en sus dimensiones filosóficas, políticas, ideológicas y pedagógicas”. (1997, p. 94). 

También la didáctica nos remite a distinguir la enseñanza comprensiva, es decir, la enseñanza que apunta a un pensamiento crítico, en la que “prevalece el desarrollo de procesos reflexivos”. (Litwin, 1997). 

Viendo esto, la actividad fundamental para la profesión del escenógrafo, o diseñador del espacio escénico, justamente, es poder tener un espíritu crítico sobre el espacio de la realidad que se está representando al resignificar los objetos y espacios que en ella se plasman, como así también comprender el contexto sociopolítico y económico del espacio de creación y diseño para poder llevar a cabo su realización acorde a los presupuestos y economías regionales y globales. 

Teniendo en cuenta la dimensión psíquica e institucional del acto pedagógico, podemos pensar en la biografía de cada docente. En cambio, la dimensión instrumental, lo visible, las acciones en la clase, dan cuenta de la decisión por parte del docente de los contenidos que elija para sus clases. 

En consecuencia, Edith Litwin plantea que

Las prácticas de la enseñanza presuponen una identificación ideológica del docente que determina un recorte disciplinar particular, fruto de sus historias, perspectivas y limitaciones (…) la configuración didáctica es el recurso del profesor, único y singular. Un sujeto involucrado con la cultura, inmerso en ella. (1997, p. 94).

Entonces, ¿cuál es el nivel de currículum que incluye esta identificación? Contestar o reaccionar al sistema que atraviesa la educación en todos sus niveles, parece ser una decisión que, parafraseando a Steiman, expresa la posición que adopta el docente al momento de exponer los contenidos en clase.

Vale preguntarse entonces ¿cuál es el grado de apertura al juego de la diversidad ideológica de la clase y el peso que se le da al contexto sociopolítico y económico actual para llevar adelante las producciones áulicas? O ¿hacia dónde y cómo se direccionan las acciones del diseñador/sujeto social? 

En las diferentes etapas del diseño del espacio escénico, ya sea en el arte teatral o audiovisual, llevar adelante una producción implica un trabajo en equipo. El aula taller y el aprendizaje colaborativo son dos aspectos de la didáctica muy interesantes para este tipo de prácticas. En estas condiciones, el sujeto/estudiante activo interpreta el contexto que le da las herramientas para representar la realidad que él mismo construye día a día. Asimismo, el enfoque sociohistórico del constructivismo incorpora la dimensión social y promueve una manera genuina de aprendizaje que se da en un ámbito de debate y de significados consensuados en el grupo, idealmente lo que podría suceder en los ámbitos laborales de las disciplinas artísticas, ”grupos coherentes de trabajo”, según Breyer (1968, p. 61). 

Luego de reconocer el espacio escénico como espacio de representación atravesado por el contexto que lo contiene en cuanto arte, y luego de recorrer algunas ideas sobre las teorías de la enseñanza, entonces es imprescindible seguir indagando en los ámbitos de la enseñanza de las disciplinas artísticas, seguir sintiendo y pensando en los caminos hacia un espacio escénico regional y auténtico.

Referencias bibliográficas 

Breyer, G. A. (1968) Teatro: el ámbito escénico. 

De Vicenzi, A. (2009). La práctica educativa en el marco del aula taller. Revista de Educación y Desarrollo. 

Gentile, M., Díaz, R. y Ferrari, P. (2007). Escenografía cinematográfica. 

Litwin, E. (1997) El campo de la didáctica: La búsqueda de una nueva agenda. En de Camilloni, A. (1997) Corrientes Didácticas Contemporáneas. Buenos Aires: Ed. Paidós. 

Steiman, J. (2008) Más Didáctica de la Educación superior. Ed. UNSAM.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Reflexión e Innovación Pedagógica - Formación de docentes de la Facultad de Diseño y Comunicación.

Abstract: For the stage space to show, through representation, the subjective reality and the artistic fact happens, it is necessary to know, to understand and to have an own idea about the world, on the part of the designer-spectator / individual / social subject.

In the educational fields of design, this premise is favored by the constructivist approach to didactics, as a theory about teaching, at the time of promoting knowledge of the discipline.

Keywords: design - stage space – context

Resumo: Para que o espaço cênico mostre, através da representação, a realidade subjetiva e suceda o evento artístico, é preciso conhecer, compreender e ter uma ideia própria sobre o mundo, por parte do designer-espectador/indivíduo/sujeito social. Nos âmbitos educativos do design, esta premisa vê-se favorecida pelo enfoque construtivista sobre a didática, como teoria a respeito do ensino, à hora de promover o conhecimento da disciplina.

Palavras chave: design - espaço cênico - contexto

(*) Luciana Gonzalez. Diseñadora de Imagen y Sonido (Universidad de Buenos Aires, 2003). Escenógrafa y Vestuarista (EMAD, 2003). Profesora de la Universidad de Palermo en el Área Audiovisual de la Facultad de Diseño y Comunicación.


El espacio escénico y el constructivismo: lugares para el encuentro fue publicado de la página 144 a página145 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXV

ver detalle e índice del libro