1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. El antes y el ahora: los cambios en los niños y sus juegos con la aparición de la tecnología

El antes y el ahora: los cambios en los niños y sus juegos con la aparición de la tecnología

Burani, Candela

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El presente informe tiene por objetivo reflexionar sobre los juegos de la infancia, y los cambios que los mismos sufrieron durante el transcurso del tiempo, hasta la actualidad, a partir de las entrevistas realizadas en la cursada de Teatro y Espectáculo II. Dicho tema se ha seleccionado ya que en la actualidad se puede observar cómo la tecnología influye directamente en los humanos, y dentro de los mismos, en los niños y su infancia. Siguiendo el análisis de Cris Rowan, especialista en terapia ocupacional terapéutica, se ve una gran diferencia entre los niños de antes y los de ahora, ya sea en los juegos que los mismos realizan, y en su forma de relacionarse también. “Los niños de antes, con su dominio de juegos imaginarios, creaban su propia forma de divertirse, que no necesitaba un equipamiento costoso ni la supervisión de los padres. Los niños de antes se movían”. (Rowan, 2013). 
De esta manera, a lo largo del presente informe, se han analizado las entrevistas con los artistas que han acudido a las charlas, y se ha tomado como eje de trabajo, el antes y el ahora de los niños y sus juegos infantiles alterados por la tecnología. Las personalidades que han pasado por las charlas fueron: Eliseo Subiela, Silvina Bosco, Luisa Valmaggia, Alejandro Paker, German Tripel, Carlos Spadone, Corina Fiorillo y Alejandro Maci. Cada uno de ellos expresó sus juegos de distinta manera y con el recuerdo de diferentes sentimientos, pero siempre relacionados con la creatividad, la diversión, la amistad, y no con la tecnología. 
De esta manera, se desarrollarán las características y definiciones de los mismos, en relación a los relatos personales de los artistas que, en la mayoría de los casos, recuerdan sus juegos de una manera muy distinta a la que se presentan hoy en día.

Desarrollo 
Durante la cursada de Teatro y Espectáculos II, los alumnos han tenido la posibilidad de realizar encuentros con diferentes artistas del medio, los cuales brindaron información sobre los distintos aspectos de su vida, comenzando a hablar sobre los juegos de la infancia. Dichos juegos reflejan la personalidad del niño, por un lado, y a su vez, las diferentes sensaciones, emociones, y formas de relacionarse. A su vez, los artistas hacen hincapié en la diferencia que observan entre los tipos de juegos que ellos realizaban, los lugares por donde se movían, las actitudes de sus padres, entre otros, y cómo ven estos aspectos en la sociedad de hoy. 
Tal como expresan muchos psicólogos, o especialistas, la infancia tiene ciertos elementos que sirven para luego definir una forma de ser, de actuar, de reflexionar, o bien, de tomar decisiones, de una persona. Uno de estos elementos, y a su vez, uno de los más importantes, son los juegos, considerando a los mismos como el medio natural de autoexpresión, en donde los niños exteriorizan sus emociones, sentimientos, frustraciones, fantasías, y por el cual se interrelacionan. Lo mencionado anteriormente puede verse implicado en lo que expresa la artista Corina Fiorillo, quien recuerda una infancia fantástica, plena, y multitudinaria, de la que aún conserva muchos amigos. Así también, cuenta que proviene de una familia que considera muy importante todo lo relacionado con lo artístico; es por esto que opina que es muy importante que los niños se encuentren motivados constantemente, ya sea en el colegio, en las actividades extra curriculares, o en los juegos que realizan. Cree que el haber estado rodeada constantemente de gente en su infancia, es algo inigualable. Sin embargo, puede verse el caso del actor Alejandro Paker, quien a diferencia de Corina, recuerda su infancia bastante solo, lo que generaba que se resguarde en juegos relacionados a la música y al teatro. Al tener a sus padres que escuchaban todo el día música, Alejandro tuvo una gran influencia de ello; en los juegos teatrales que armaba, siempre generaba y creaba escenas en donde lo primordial era la música. Aquí se observa que a pesar de no haber contado con muchos amigos, Alejandro, de la mano de la diversión y la creatividad, logró pasar una infancia repleta de juegos que fueron formándolo para llegar a ser quién es hoy. 
Continuando con la explicación, en el blog http://crianzapositiva.org se expone que lo que se privilegia durante el juego, no es lo racional, sino lo emocional y lo afectivo, ligado esto a ciertos procesos de placer y displacer. De esta manera esto favorece a la manifestación de sentimientos, que suelen estar ligados a recuerdos conscientes e inconscientes de la infancia, que han contribuido a estructurar la personalidad del niño, más tarde, adulto. “Es en el juego […] que el niño o el adulto como individuos son capaces de ser creativos y de usar el total de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo” (Winnicott, D. 1971). A su vez, es en el juego en donde los niños se relacionan entre ellos, generando así, vínculos afectivos. Para dar un ejemplo a esto, se puede observar cómo la actriz Silvina Bosco, en su infancia, pasaba largas horas en la calle, jugando con sus amigos, y haciendo nuevos también; salía del colegio, e inmediatamente recurría a las veredas de su barrio para interactuar con chicos, hasta el horario de la cena. 
Sin embargo, con el correr de los años, y por consiguiente, con el avance y la implementación de la tecnología, esta situación fue cambiando. Tal como se observa en el articulo denominado La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño, escrito por Cris Rowan (2013), hace aproximadamente veinte años, los chicos jugaban todo el día al aire libre, andaban en bicicleta, creaban su propia manera de divertirse, basada esta, en su autentica imaginación; los chicos de antes se movían y su mundo era sencillo y natural. Esto puede verse reflejado en lo expuesto por el artista Eliseo Subiela, por ejemplo, quien recuerda sus juegos de la infancia como un momento de expresión y de mucha libertar y creatividad. Eliseo explica que jugaba a varias cosas, pero los juegos más recordados son caballo y jinete de saltos sísmicos de los cuales todavía tiene cicatrices. También realizaba otro juego que era ser proyector de cine: ponía una sabana y cobraba entrada; actividad que hoy en día se relaciona con su profesión. De esta forma se observa cómo los juegos estaban basados en la creatividad del niño, lo que genera que el mismo aprenda y se divierta, se entretenga generando cosas por si solo.
Retomando lo dicho anteriormente, y continuando con lo analizado por Rowan (2013), en la actualidad, este tipo de juegos se fueron perdiendo. 

La influencia de la tecnología en una familia del siglo XXI está fracturando su base y causando una desintegración de los valores fundamentales que hace tiempo eran el tejido que las unía. Las tecnologías del entretenimiento (televisión, internet, videojuegos, iPads, teléfonos móviles) han avanzado con tal rapidez que las familias apenas se han dado cuenta del enorme efecto y los grandes cambios que han supuesto en su estructura familiar y su estilo de vida (Rowan, 2013). 

Es así como los niños recurren a la tecnología para la mayor parte de sus juegos, lo cual termina reduciendo los retos para su creatividad y su propia imaginación, y a su vez, genera que los mismos se vuelvan plenamente sedentarios. “La influencia de la tecnología y sus rápidos avances en el desarrollo del niño incluye un aumento de los trastornos físicos, fisiológicos y de conducta que los sistemas educativos y sanitarios están apenas empezando a descubrir” (Rowan, 2013). En contraposición a esto, se puede ver como el actor y cantante German Tripel recuerda su infancia de la mano de juegos como los legos, de la actividad física, y de ir a jugar y correr junto a su padre en las vías del tren. De la misma forma, la periodista Luisa Valmaggia expone que en su infancia siempre salía a jugar a la calle, trepaba los arboles, y siempre se encontraba rodeada de amigos, de naturaleza y mucha libertad, gracias a la falta de la tecnología. Tal como se observa, ninguno de los juegos realizados por los artistas en su infancia, se relaciona con la tecnología, ni con ningún aparato que entretenga al niño y lo mantenga horas y horas inmerso en él. 
Continuando así con la explicación y el análisis de Rowan, los niños al volverse ciertamente sedentarios y estar bombardeados constantemente por estímulos sensoriales e información, muchas veces llegan al colegio con problemas en su capacidad de atención y autorregulación, dos elementos fundamentales en el aprendizaje. De esta manera, se ve cómo la tecnóloga ha venido para dar solución a muchas cosas, pero debe ser muy bien utilizada para que no termine perjudicando, ya sea a los niños como a los adultos. Tal como plantea el artista Alejandro Maci, hoy en día la tecnología es un elemento muy fuerte y genera que, por ejemplo, sea lea mucho menos. Alejandro expone que: “Hoy en día un libro se vuelve más difícilmente escalable que una computadora o un iPad”. Asimismo, analiza que la concentración que se le da a una actividad es mucho menor, ya que una persona al estar hiperconectada distribuye su atención en varias cosas. 
Finalizando con el escrito, se puede observar cómo cada vez más los padres están preocupándose por este abuso del uso de la tecnología. Es por esto, que en el artículo denominado Uso y abuso de las nuevas tecnologías en la infancia se explicitan diferentes formas para intentar hacerle comprender al niño que no todo el juego ni la diversión pasa por la tecnología. Por ejemplo, se plantea que es muy importante remarcar los valores de la amistad, de la creatividad, de las dificultades y los retos, entre otros. Asimismo, se propone que el uso de la tecnología no debe sustituir, en ningún caso, la lectura de un libro o un cuento; los chicos necesitan el contacto físico con el material, más allá de que el libro también pueda leerse por medio de una computadora o un Ipad. Por último también se plantea que los adultos son los modelos a imitar de los niños; es decir, que si los mismos se encuentran todo el tiempo delante de una computadora, o con su celular en las manos, es muy probable que el chico quiera repetir y hacer lo mismo. Es por esto que hay que ser muy consciente y sabio a la hora de usar la tecnología, y saber enseñarle a los chicos los pros y los contra que trae la misma. 
La autora del presente ensayo cree que la tecnología es un elemento que se ha instalado con mucha fuerza en la sociedad, y que resulta casi imposible vivir sin el. Sin embargo, considera que se debe utilizar con cuidado, sin excederse, y que es muy importante no reemplazar otro tipo de actividades, como ser leer un libro, acudir al cine o al teatro, juntarse a hablar con gente amiga, por estar constantemente con el celular, jugando a un juego en la televisión, o navegando en la computadora. Hay que aprender a combinar todas las actividades, nutriéndose siempre se información, y sin dejar de lado la creatividad y la diversión. 

Conclusiones personales 
Habiendo realizado el presente ensayo, se llegó a la conclusión de que es muy importante el juego en la vida de un niño, y que en la actualidad el mismo no está teniendo dicha importancia debido al uso de la tecnología. 
Los niños tienen que pasar por la experiencia de crear a la hora de jugar, de divertiste con otros niños, de imaginar y fantasear con nuevos mundos; es muy importante que los padres promuevan esto, y que los ayuden a lograrlo. 
Sin embargo, en la actualidad, se esta perdiendo esta actividad, ya que los chicos se encuentran sumergidos en los juegos de las computadoras o celulares, por ejemplo, en donde no se los incentiva a crear, ni mucho menos, y a su vez, generan que el niño se aísle, no se relacione con sus pares y se vuelva sedentario. 
De esta forma, se cree conveniente que los padres intervengan, intentándole hacer entender y mostrándoles a sus hijos que existen otras actividades divertidas para realizar, las cuales serán mucho más ricas y productivas que estar todo el tiempo conectados, dependiendo del elemento tecnológico. 

Referencias bibliográficas 
Bompiani, E (1986). Yo juego, tú juegas, todos jugamos. Barcelona: Juventud 
De Troya, E (2013, 4 de febrero). Uso y abuso de las nuevas tecnologías en la infancia. [Posteo en blog]. Disponible en: http://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/uso-abuso-nuevastecnologias-infancia
Gina, G. La importancia del juego en la infancia [en línea], 26 de agosto de 2009. Disponible en: http://crianzapositiva.org/2009/08/la-importancia-del-juego-en-los-Niños 
Murakami, M. El juego [en línea], 9 de mayo de 2014. Disponible en: http://www.crianzapositiva.org/#!El-juego/ c9xl5/56f3059c0cf266a292576bc2 
Rowan, C. La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño [en línea], 19 de diciembre de 2013. Disponible en: http://www.huffingtonpost.es/cris- rowan/influencia-dela-tecnologia-ninos_b_4043967.html


El antes y el ahora: los cambios en los niños y sus juegos con la aparición de la tecnología fue publicado de la página 21 a página23 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro