1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. Los sueños no cumplidos aplicados a la vida actual

Los sueños no cumplidos aplicados a la vida actual

Fleischer, Eliana Yael

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

Se ha propuesto escribir un ensayo en el cual se haga una recopilación del ciclo de charlas en el que se ha invitado a Eliseo Subiela, Silvina Bosco, Luisa Valmaggia, Alejandro Paker, German Tripel, Carlos Spadone, Corina Fiorillo y Alejandro Maci, que se unirán a partir de un eje, en este caso se eligió los sueños no concretados de los artistas. 
Los temas por los que pasaremos para serán por ejemplo el descubrir cuales fueron las profesiones en las que finalmente no se desarrollaron; los juegos de la infancia; la búsqueda de la carrera y los pasatiempos actuales. A partir de las respuestas a esas y otras temáticas podremos acercarnos a una conclusión que nos pueda mostrar la una línea trazada entre los entrevistados. 
Al transitar por este ensayo se nombraran algunos conceptos que sería bueno poner en común, como la frustración, que será denominado como la imposibilidad de satisfacer una necesidad o un deseo, o un sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que esta imposibilidad provoca. También vamos a hablar de los obstáculos, definidos como una cosa que impide pasar o avanzar, y aquella situación que impide el desarrollo de una acción. 
Se buscará a lo largo de este escrito encontrar cuales fueron las dificultades que tuvieron los artistas entrevistados para desarrollar la profesión a la cual se dedican hoy en día y cuáles fueron las pasiones y deseos que dejaron sin concretar. También se intentará de resolver una forma de fusionar la profesión actual con esos deseos o pasiones frustradas. 
Se cree que este escrito es importante ya que ayudará a ver los obstáculos y deseos no realizados como algo que todavía se puede vencer, se buscará el lado positivo de lo que generalmente se ve como negativo y se intentará llegar a una resolución.

Desarrollo 
Juegos de la infancia 
La primera pregunta realizada a todos los entrevistados fue sobre sus juegos en la infancia y por supuesto se encuentra que todas las respuestas están relacionadas con el contexto de cada uno de los artistas. 
Eliseo Subiela nos cuenta que jugaba a ser jinete de salto, él reconoce haber sido influenciado por el Club Hípico Militar ubicado a pocas cuadras de donde vivía en el barrio de Las Cañitas. Un poco más crecido, cerca de los 10 años, solía pasar películas de Patoruzú para sus familiares y amigos cobrándoles dinero por sentarse a verlas. Allí se cree que empezó su interés por el cine. 
Silvina Bosco responde a la primera pregunta del ciclo contando que cuando llegaba del colegio merendaba y salía a las calles a jugar con los amigos y cerca de las 8 de la noche las madres desde las puertas de sus respectivas casas los llamaban a todos para que volvieran. Recordando esas épocas comenta los autos andaban lento y no había pervertidos. Al ser una persona tímida, según ella misma lo comenta, también le gustaba pasar las horas leyendo los libros de teatro de la inmensa biblioteca de su abuelo y hacer los personajes que se describían en los mismos. 
Al igual que Silvina, Luisa Valmaggia, al volver del colegio salía a jugar, en su caso le gustaba cazar mariposas y saltar en los charcos de barro. También hace referencia a su abuelo, quien fabricaba radios, la razón por la cual siempre había una presente en su casa, la consideraban un contacto con el mundo. El actor de comedias musicales, Alejandro Packer, recuerda su infancia llena de música, “las cenas estaban siempre musicalizadas” y en cada ocasión que había que entregar un presente, en la familia se regalaban música. 
Cuando descubre su interés por la música, entra en el coro del colegio ya que en Rosario, su ciudad de origen, no había muchos lugares donde estudiar canto y contaba con el respaldo académico ya que dedicarse al arte estaba mal visto en su familia a pesar de que consumían mucho de la misma. German Tripel era de jugar con Rasti, tenía muchos de estos ya que al nacer su hermana le regalaban más para compensarlo por sus celos. También le gustaba ir a jugar a las vías junto a su padre, golpear con un palito, hacer equilibrio, “lo mismo que hacia Mafalda”. 
Hasta los 11 años Carlos Spadone cuenta haber tenido una linda infancia ya que era el hijo del hombre más rico del pueblo, pero luego se mudan a Buenos Aires y además de extrañar su antigua casa y sus amigos, empieza a trabajar de joven. Perteneciente a una multitudinaria familia con 7 primos y siendo la tercera de 4 hermanos, Corina Fiorillo no tenía forma de aburrirse ya que siempre había con quien jugar, pero también le gustaba dedicarse a la música, al igual que su familia y estudiar las partituras de piano y violonchelo. 
En su infancia, Alejandro Maci, pasaba su tiempo de juego inventando universos de aventura los cuales también actuaba, influenciado por los libros de Julio Verne que también le daba placer leer.

Búsqueda de la carrera 
Llegando a la adolescencia Eliseo Subiela tenía interés por ser ingeniero aeronáutico, pero a la hora de elegir su carrera universitaria pasó un tiempo en filosofía y letras para finalmente terminar estudiando en la escuela de cine de La Plata. Silvina Bosco pasó su adolescencia en un secundario de monjas donde dice que le hicieron un lavado de cerebro y luego en el conservatorio le hicieron una limpieza. Pasó por varios trabajos temporarios hasta encontrarse con Ricky Pashkus y manifestarle que quería dedicarse a lo que estudiaba, la actuación. 
Sus materias favoritas eran las humanísticas, cuenta Luisa Valmaggia, y que al finalizar el secundario perdió un año en biología. Para no perder más tiempo de estudio, los padres le propones estudiar periodismo en La Plata y al empezar a trabajar en Radio Rivadavia es que comienza sus estudios en ISER para ser locutora. 
Cuando descubre su interés por la música, Alejandro Packer, entra en el coro del colegio ya que en Rosario, su ciudad de origen, no habían muchos lugares donde estudiar canto y contaba con el respaldo académico ya que dedicarse al arte estaba mal visto en su familia a pesar de consumían mucho de la misma. 
Tiempo después escucha en la radio de un taller gratuito de teatro y no duda en incorporarse. 
Interesándose en el rol social, comienza a estudiar medicina ya que al igual que a la invitada de la semana anterior, le interesaba la genética. 
Al finalizar el colegio secundario, Germán decide comenzar sus estudios en el profesorado de Educación Física, pero solo llega a completar los estudios para maestro ya que en el medio de su carrera surge su paso por Mambrú. 
Pasando por varios trabajos, el empresario Carlos Spadone, estudió locución y teatro para comenzar con una formación en el mundo del arte que luego lo ayudará a llegar a ser quien es hoy. 
Corina Fiorillo, al igual que sus hermanos, estudió en el conservatorio en paralelo con el colegio y agradece la disciplina que esto le aportó ya que pudo aplicarlo en diferentes momentos de su vida. 
En cuanto a sus estudios académicos, Alejandro Maci realizó la carrera de filosofía y letras siguiendo los pasos de sus familiares, y para su formación como profesional dentro del mundo del arte, estudió 10 años de teatro. 
En su Juventud, Eliseo Subiela, fue al conservatorio a estudiar piano y no pudo seguir, también nos contó que tocaba el saxo tenor y se refiere a él como un músico frustrado, pero a la vez ha contado que escribe con música de fondo y se define como un “gran escuchador de discos”. 
“Le tengo temor a la hoja en blanco, me gustaría escribir, empiezo un curso el sábado. También me gusta dar clases, me gustaría enseñar más, devolver un poco” dice Silvina Bosco al preguntarle sobre sus facetas no conocidas. 
Alejandro Packer durante la entrevista cuenta que disfruta mucho lo que hace y sobre todo el proceso de armado de cada personaje, lo que describe como muy complejo y que le lleva mucho tiempo. 
German Tripel es padre primerizo, lo que no le da mucho tiempo para cultivar un hobby, pero si hay algo que hace énfasis en la entrevista realizada, es que disfruta mucho de estar con su mujer y su hija, cantar y trabajar de lo que le gusta, el arte. Carlos Spadone, un hombre de negocios, con una agenda ajustada, expresa disfrutar de los momentos con su familia, especialmente con sus 14 nietos. 
Al igual que varios de los entrevistados, Corina Fiorillo disfruta de leer y releer acompañada de su música favorita. También le gusta disfrutar de ver obras de teatro a veces no conocidas, trata de buscar buenas obras fuera del circuito comercial. 
Amante del cine, Alejandro Maci, va a ver películas sin importar las opiniones de los críticos u otros espectadores que le comentan sobre las mismas. Él prefiere ir al cine sin prejuicios y formar su propia opinión de las películas.

Conclusión 
Al finalizar el colegio y tener que elegir a que dedicarse, no todos los entrevistados pudieron hacer lo que más les gustaba, algunos porque todavía no sabían lo que querían hacer y otros por obstáculos familiares. En algunos casos, ya de pequeños tenían en claro que se querían dedicar al arte, como es el caso de la mayoría de ellos, otros, como German Tripel, lo descubrieron más tarde. 
Alejandro Paker fue uno de los que no tuvo mucho apoyo de su familia para dedicarse al arte, por lo que tuvo que mentir durante un año para formarse. Por el contrario, Corina Fiorillo, tenía permitido faltar al colegio para estudiar sus partituras, además su padre le consiguió un instrumento realizado en dimensiones más pequeñas para que se le facilitara el aprendizaje del mismo. 
Como dice María Soledad del Río, psicóloga clínica y vocacional de la Universidad de Chile, en la nota El rol de los padres en la elección de una carrera, la decisión de la elección de la carrera es uno de los momentos más importantes en la vida de una persona y el apoyo de los padres puede ayudar en este proceso. Se cree que al no poder cumplir con esa pasión encontrada por diferentes obstáculos como la disconformidad familiar o falta de dinero para pagar la formación, puede provocar una frustración en la persona, por lo cual a continuación le propondrá una opción de incorporar esas frustraciones o deseos no concretados, en la vida actual de los entrevistados que se cree que le quedaron algunos sueños por cumplir y que todavía están a tiempo de hacerlo. 
En el caso de Eliseo Subiela, quien comenzó sus estudios en el conservatorio y comentó que es algo que no pudo concretar, se propone fusionar su profesión de director de cine realizando películas sobre la temática de los instrumentos que dejó pendientes y por qué no, aparecer frente a la cámara. 
Silvina Bosco es una de las entrevistadas que cree que tiene pendiente escribir una obra y ya comenzó el camino iniciando un curso de escritura, también manifestó que le gustaría dar clases, nunca es tarde para dejar curriculum en alguna escuela de teatro. 
Carlos Spadone perdió de hacer negocios en los Estados Unidos por desconocimiento del idioma, nunca es tarde para aprender, podría hacer un curso de inglés aprovechando la variedad de institutos y cerrar el proceso realizando un viaje a dicho país con sus nietos, lo que ha dicho en la entrevista que le da mucha felicidad.
Corina Fiorillo se la nota con una inquietud sobre el desconocimiento de las obras fuera del circuito comercial, por lo que se le propondría realizar según este a su alcance, una herramienta para la comunicación de los mismos, ya sea un blog o un programa en el canal de la ciudad, que tiene programas culturales similares.
Se cree que este ensayo tiene influencia de las relaciones públicas ya que al igual que con una institución se busca una solución a una problemática surgida a partir de un relevamiento. En esta oportunidad se toma a las entrevistas como el relevamiento, el descubrimiento de la frustración como la problemática y las propuestas para algunos de ellos, la posible solución.


Los sueños no cumplidos aplicados a la vida actual fue publicado de la página 27 a página29 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro