1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. Descubrir la pasión

Descubrir la pasión

Guidi, Esteban Claudio Ariel

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El presente ensayo que se abordará en marco de la materia Teatro y Espectáculos, dictada por los profesores Claudia Kricun y Dardo Dozo, tendrá como eje el concepto de vocación. Es por ello, que en base a las diferentes entrevistas realizadas a los artistas Guillermo Martinez, Nito Artaza, Vanesa Gonzalez, Mariano Chiesa, Raul Biaggioni, Florencia Raggi, Fabian Mazzei y Lito Cruz se buscará entender cómo se puede llegar a descubrir la vocación propia y particularmente, esa pasión por la profesión que cada uno escoge ejercer para su vida generando emociones inexplicables. 

Teniendo en cuenta los testimonios de las personas destacadas mencionadas en el párrafo anterior, se indagará la forma en la que cada uno de ellos tuvo que afrontar su elección siendo profesiones no convencionales. 
Dentro de esa posibilidad de poder vivir de la vocación que realmente llena a los artistas y no verse en la obligación de desempeñarse en algo no deseado, se expondrá un tópico importante y clave en la vida de estos individuos que decidieron trabajar de estas profesiones no tradicionales y las etapas con falta de trabajo. Se verá el ingenio de estos ocho expositores para poder subsistir en este mundo. 
En primer lugar para comenzar se intentará explicar el concepto de vocación que proviene del latín que significa llamar. Esta palabra tan clave para las personas, que se verá relacionada a sus vidas y las marcará, se entiende como el deseo de emprender una carrera, profesión o cualquier otra actividad cuando todavía no se han adquirido todas las aptitudes o conocimientos necesarios. 
Asimismo, la vocación se relaciona directamente con los anhelos y todo lo relacionado a lo que inspira a la persona. Se supone que ésta se vincula con los gustos, aptitudes e intereses de la persona y se considera que es un proceso que se desarrolla durante toda la vida, construyéndose así de manera permanente. 
Se puede entender que para poder descubrir la vocación y el camino a seguir, se debe responder a estos interrogantes: quién soy, cómo soy y hacia dónde quiero ir. 
 En virtud de vincular el concepto de vocación con las experiencias vividas de los personajes que asistieron al ciclo de entrevistas, cada uno la descubrió de una manera particular. Es destacable como Vanesa González, ya desde un principio, tenía bien en claro las respuestas a los interrogantes planteados en el párrafo anterior. La actriz destaca que presentía su vocación, a pesar de no haber ido demasiado al teatro ni al cine. Siendo consciente que ella quería ser y es actriz, Vanesa eligió perfeccionarse e ir experimentando con diferentes maestros. De esta manera, plantea que con estas decisiones se logró conformar un collage de lo que es con lo que se formó y lo que le aportó con quienes trabajó.
Otro caso que muestra una decisión para el destino propio es el de Raul Biaggioni fue la elección de estudiar teatro, siendo su familia un tema difícil de tratar ya que provenía de unas bases italianas muy arraigadas. En su hogar, la actuación no era considerada como una profesión. A pesar de ello, Raul persistió y luchó por seguir con sus deseos eligiendo el Conservatorio Nacional para formarse y crecer como artista. A través de los años, el humorista conocido como Larry de Clay descubrió que la política y la militancia formaron parte de su vida. Es así que mediante ese lado más social, encontró que el ayudar también ocupa un lugar primordial y de satisfacción. Por otra parte, Nito Artaza encontró su vocación más de adulto viendo que aquella facilidad que él encontraba para imitar a las personas podría ser explotada y conseguiría un gran rédito económico. Nito se define como un busca, dado que el proceso de la imitación de un personaje se le presenta naturalmente. 
 Asimismo, desde su rol de padre fue muy exigente en la formación de sus hijos obligándolos a estudiar una carrera universitaria permitiéndoles luego de obtener un título enfocarse en la vocación elegida. Un aspecto destacable del reconocido humorista que se relaciona con lo expuesto por Vanesa González es que a la vocación elegida la mayor cantidad de conocimientos, sean o no de lo que uno estudia, aporta al crecimiento como persona y a la decisión tomada. Es valorable tener en cuenta que ningún conocimiento está de más, ya que permite tener una visión y un panorama más amplio que ayuda fervientemente al desarrollo de las personas. Nito, al igual que Larry de Clay, encontró su veta en el mundo de la política. Sin embargo, él se considera un artista que hace política, viéndose obligado tras la crisis del 2001 liderar un sector afectado por las medidas político-económicas. Atento a ello, combina sus dos profesiones con mucho esfuerzo y destaca que el humor es su vocación. 
Suele ser bastante común la influencia que puede llegar a tener el ámbito familiar en el cual las personas se crían, directa o indirectamente, al momento de descubrir la vocación en la cual desean desarrollarse. En el ciclo de entrevistas, en el marco de la materia Teatro y Espectáculos dos casos que se observa son los de Florencia Raggi y Guillermo Martínez. 
La actriz y modelo en su infancia jugaba a disfrazarse y crear diferentes escenarios en donde desarrollaba su imaginación. Asimismo, su ambiente familiar era de gran conflicto ya que su madre a los 40 años decidió dedicarse a la actuación generando en Florencia una ausencia por parte de ella. Mas en su adolescencia empezó a nacer un interés por el modelaje, teniendo un primer intento frustrado. Un año más tarde con otra postura en su vida aborda la carrera obteniendo como resultado una carrera tanto en el mercado local e internacional. En busca de su vocación, renace esa llama, miedos e intriga por la actuación. Al regreso de un viaje decide inscribirse en un seminario de actuación y luego de realizar un primer ejercicio descubre que eso quería para su vida. Raggi destaca en su carrera la fascinación por la construcción del personaje, la investigación y el proyección. Asimismo se considera una persona muy rigurosa y con mucha pasión por lo que ama. En contraposición, el reconocido escritor y matemático compartió con el alumnado cuando asistió a la Universidad de Palermo que en el colegio la matemática le costaba demasiado es por ello que le dedicaba horas y horas de estudio. En cuanto a la literatura, su formación secundaria le brindaba un espacio demasiado importante a ésta como también un plantel docente bastante experimentado en el área. 
En el ámbito familiar no se veía invadido por las tecnologías, en esa época la televisión, generándose así un espacio para la reflexión, la lectura y el ingenio. Es aquí donde Guillermo empezó a desarrollar su pasión por la lectura bajo el consentimiento de sus padres, grandes participantes de la política bahiense de aquellos años. 
Con el correr de los años y perfeccionándose universitariamente, Martinez llegó a combinar sus dos pasiones. Sin embargo, pudo definise como escritor, su verdadera vocación, a partir de su décimo libro, viéndose obligado a ser consciente que es su vocación y aceptando que toda su vida estuvo rodeado de todo ese arte. 
El proceso para ser conscientes sobre la vocación que tiene cada uno suele ser en algunos casos un momento de búsqueda. Mariano Chiesa, el cuarto invitado, atravesó por esa indagación. A él le interesaba ser famoso y desconocía el mundo de la actuación; es por ello que eligió estudiar locución. 
Chiesa con el transcurso de los años y obteniendo buenos resultados en su desempeño como locutor, se dio cuenta que tanta exposición no era lo que quería para su vida y comenzó a rechazar algunos trabajos. 
Con todo lo antes expuesto, el locutor destaca que el trabajo, el entrenamiento y el perfeccionamiento son constantes. Encontró una gran pasión en el ámbito del teatro musical, desarrollándose en las áreas de actuación y canto. Es el lugar que él siempre soñó con ser a base de todo el trabajo realizado y no podría trabajar de algo que no se vea involucrado la vocación que posee. 
El gran y reconocido actor Lito Cruz se desarrollaba como mozo en su pueblo natal, Berisso, donde conoce a Federico Luppi y le presenta el mundo del teatro, así también con la responsabilidad social que este aportaba. Cruz estudió arquitectura pero su vida y vocación se vio reflejada en la actuación y principalmente, en la enseñanza. También la colaboración que éste brinda a su alumnado a fin de ayudarlos mediante las clases que dicta encontrar su verdadera vocación y expone que deberían implementarse talleres de teatro para alejar a los jóvenes con situaciones de vida complicadas, como la delicuencia por ejemplo, y ofrecerle las herramientas para poder desarrollar un oficio. 
 Para culminar este ensayo, en el cual se desarrollan las diferentes experiencias que atravesaron estos expositores artistas al momento de encontrar su vocación, el testimonio que generó en quien escribe mayor resonancia y persistencia a fin de cumplir los sueños y metas deseados es el de Fabian Mazzei. El actor vivió una infancia demasiado cuidada por parte de su madre a raíz de la enfermedad que él tenía impidiéndole indagar y jugar como cualquier niño normal que experimenta. Al finalizar la secundaria, toma la decisión de estudiar actuación a pesar de no contar con el apoyo de su familia que lo veía como un hobbie a pesar de ser su padre cantante de tango y su madre pianista. A fin de otorgarle la conformidad a sus padres en paralelo se inscribe en el profesorado de educación física y comienza a trabajar con su padre en una fábrica en Ciudadela. Mientras iban pasando los años, Mazzei optó por perfeccionarse y apuntar su vida hacia la actuación con los grandes profesores que hay en el país, entre ellos Agustín Alezzo. Lo más destacable de este actor argentino fue la lucha y perseverancia que presentó a fin de cumplir sus sueños. Él por la mañana trabajaba en una fábrica y por la tarde asistía a castings buscando poder combinar esos dos mundos y logrando elegir sólo uno, el mundo de la actuación. 
Este es un ejemplo de lo que absolutamente todos deben desarrollar en su vida, luchar contra la adversidad, la falta de apoyo y la situación tanto económica como social que las diferentes personas atraviesan. Como se observa a lo largo de este ensayo el trabajo y la disciplina son esenciales para lograr los objetivos que uno se propone. 


Descubrir la pasión fue publicado de la página 32 a página34 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro