1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. La pedagogía del arte en las escuelas

La pedagogía del arte en las escuelas

Holovachuk, Silvia

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

En la mayoría de las instituciones son escasos los espacios dedicados al desarrollo artístico de los niños, muchas veces a los pequeños que muestran más interés por estas actividades, en lugar de fomentarlas, los adultos tratan de hacerlas a un lado porque piensan que no son tan importantes como las otras asignaturas, esto genera frustración en los niños y muchas veces falta de interés.

Desarrollo 
Con respecto a la interrogante planteada de si es importante incorporar más espacios artísticos en las escuelas, existe el debate hace ya varios años. Según documentos del consejo general de educación argentina , “se reconoce a la Educación Artística como un campo de conocimiento a ser considerado por las políticas públicas educativas, sociales, culturales y productivas en el contexto contemporáneo, conforme la proyección estratégica dada a la misma por la Ley de Educación Nacional N° 26.206”. En estos escritos se le da importancia a este tipo de educación y se plantean pautas para que se pueda implementar de mejor manera, respetando la ley mencionada anteriormente. 
En cuanto al cumplimiento de estas inclusiones, se puede ver que en la escuela primaria se respetan ya que existen asignaturas y espacios para el arte, en algunas más que en otras, en la mayoría de los casos se trata de un tiempo mínimo a las artes con respecto de otras asignaturas que son apreciadas por el común de las personas como más importantes. 
Según el libro de Philippe Perrenoud, titulado La construcción del éxito y el fracaso escolar, el tiempo dedicado a actividades artísticas es menor al que se le dedica a asignaturas como ser matemáticas y lengua. 
Por lo general existe una percepción de que todo lo relacionado con las artes es más bien para la diversión o recreación y muchas veces no son tomadas en serio, por ejemplo si un niño es excelente, muestra interés y pasión por alguna rama del arte y quizás es regular en materias como matemáticas, lengua, sociales o naturales, los maestros, directivos y padres normalmente le llaman la atención por esas materias en las que va regular y no dan crédito a las otras. 
Muchas veces esta visión de las personas mayores hace que el niño se desanime, se frustre y que lo que realmente le apasione sea algo que los demás no entienden y no le ayudan a desarrollar. Esto es algo que la mayoría de los adultos que hoy se dedican profesionalmente a alguna disciplina artística mencionan como algo negativo. 
Según las opiniones de profesionales que se dedican y viven de algo referido al arte, coinciden en que es muy importante que los chicos tengan un espacio donde desarrollarse y poder reconocer su verdadera profesión, ser lo que les apasiona ser y no dedicarse a algo por mandatos sino porque realmente es lo que les apasiona hacer. Muchos de ellos tuvieron que enfrentarse a situaciones adversas, opiniones de sus padres o mayores, voces diciéndoles que busquen un trabajo de verdad, pero siguieron la profesión que quisieron hacer, buscaron espacios donde estudiar, desarrollarse, personas que los guiaran, y los que no encontraron espacios los crearon y hoy en día trabajan de eso que muchos dijeron no era una profesión. 
En cuanto a la manera de enseñar arte, la pedagogía para estas ramas resulta compleja muchas veces porque las personas que se están formando dependen de un avance y crecimiento personal, muchas veces cada uno a su ritmo y según sus vivencias y otras veces un poco más estructuradas, desafiando a los alumnos, sacándoles de su zona de confort. Con respecto a la manera de enseñar y aprender acerca de esto existen diferentes opiniones. 
Guillermo Martínez, escritor y matemático argentino, por su parte opina que la vocación se puede desarrollar desde chicos, por esto dice que es importante que se les enseñe a los jóvenes diferentes disciplinas, para que ellos puedan compararlas y ver qué es lo que realmente les apasiona. 
En el caso de Nito Artaza, humorista, productor teatral y político argentino, la profesión también apareció desde muy chico, cuenta que imitaba a la directora de su colegio y a su madre, considera que no recibió estímulo suficiente en la escuela y quizás por eso no terminó sus estudios, recién en la adolescencia comenzó a hacer imitaciones para un público y siguió con su carrera. 
Vanesa Natalia González, actriz argentina de televisión y teatro, habla de la etapa de estudiante tanto en la primaria como en la secundaria, dice que no era para ella porque tenía su propio mundo y no le llegaba a interesar, pero que en historia o literatura sí encontró contenidos que le llamaban más la atención, opina que hace falta que el docente disfrute lo que hace para que los niños se entusiasmen. 
El caso de Raúl Biaggioni, actor y comediante argentino, más conocido como Larry, es más favorable, aunque fue difícil comenzar su profesión, su familia era muy estricta, gracias a su abuelo que era director de una escuela rural y organizaba obras de teatro para los chicos, se dio cuenta en este ámbito que quería ser actor. Por esto piensa que es muy importante que se generen estos espacios en las escuelas. 
Fabián Mazzei, actor argentino cuenta que en los actos de la escuela siempre quería actuar, levantaba la mano cuando preguntaban quién quería hacer un papel hasta que ya se lo ofrecían a él sin preguntar. Piensa que esto le ayudó a elegir su profesión. 
Oscar Cruz más conocido como Lito, es actor de cine, teatro y televisión, en su escuela de actuación les da libertades a sus alumnos, se refiere a sí mismo como una guía para los jóvenes y no como un profesor, resalta como algo fundamental que los chicos aprendan haciendo y con público presente 
La mayoría de las personas que se dedican a la formación pedagógica de los interesados en desarrollarse en estas disciplinas, tiene un sueño en común, el de que los chicos tengan más espacios que les ayuden, a salir de una realidad muy oscura dado que vivimos en tiempos de mucha violencia y problemáticas sociales que afectan a los niños, traer luz a sus vidas, que se ocupen en algo y se encuentren contenidos es muy importante aunque lo conviertan en una profesión o no.

Conclusión 
Es importante resaltar que existe una falta notable de apoyo al arte y que es importante ocuparse de estas áreas para que los niños no sean descalificados cuando se sienten atraídos por estas disciplinas, al contrario, deberían ser apoyados e impulsados a desarrollar al máximo estas capacidades. Ya que en la actualidad existen muchos episodios de violencia, sería favorable que los niños tengan un espacio que pueda unirlos, motivarlos e incentivarlos y servir de base e impulso para los que deseen dedicarse en el futuro a alguna profesión de esta índole.


La pedagogía del arte en las escuelas fue publicado de la página 34 a página35 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro