1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. La timidez, una herramienta silenciosa

La timidez, una herramienta silenciosa

Landa, Luisa

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis del trabajo 

Por medio del siguiente ensayo se pretende hacer un breve análisis sobre la timidez en la infancia, a su vez se tomarán en cuenta distintas definiciones de la timidez y por último el cómo afectó o no la timidez a cada uno de los artistas que se presentaron en el ciclo lectivo de la cátedra de Teatro y espectáculo I. 
Dicho ensayo y el enfoque que se le da al mismo se basa principalmente en los diálogos con los artistas, ya que se contó con la visita de algunos invitados quienes abordaron el tema de la timidez directamente y otros que tocaron el tema desde algún otro ángulo, pero que del mismo modo permite crear un vínculo entre eso que contaban y la timidez. 
Por otro lado se considera necesario destacar que este ensayo titulado: La timidez, una herramienta silenciosa, toma como inspiración los relatos, anécdotas y experiencias que quisieron compartir los artistas en cada uno de los encuentros.

Introducción 
Si se escucha hablar a los artistas que van como invitados, lunes tras lunes a la cátedra de Teatro y Espectáculo, se analiza una y otra vez las grabaciones de dichas entrevistas o se leen los informes de las mismas, es notable que en cada una de ellas se habla en sus inicios de cómo fue la niñez de cada uno de ellos y a su vez en la mayoría de ellas aparece el tema de la timidez. 
En primer lugar se considera necesario puntualizar algunos conceptos sobre la timidez y de esta manera poder llevar a cabo el presente ensayo. 
La timidez, una palabra de la que todos parecen saber y sin embargo cuando se hace una búsqueda en de las definiciones, muchas de ellas no parecerían ser suficientes, o mejor dicho parecen estar inconclusas con respecto a la opinión que cada uno podría tener de que es en realidad dicha palabra, es por ello que se recurrirá a varias fuentes o autores. 
Según, La Real Academia Española (RAE), tímido es ser “Temeroso, medroso, encogido y corto de ánimo” 
A su vez la psicóloga, Gemma Herrero, en su página, define la timidez como “Una sensación de incomodidad que experimenta la persona cada vez que se expone a situaciones sociales. Esta sensación de disgusto les impide disfrutar de sus relaciones y desarrollar sus habilidades interpersonales.” (Herreo, sf) 
Herrero explica que esa timidez se presenta en distintas intensidades dependiendo de la persona, en algunas personas puede presentarse como problemas a la hora de afrontar situaciones sociales y en otra puede generar reacciones drásticas como: Sudoración, temblores y ataques de ansiedad e incluso puede llegar a paralizarlas. 
El subtítulo del trabajo, busca reforzar una hipótesis que es que la timidez en la infancia de estos artistas los hizo ser las personas que son hoy en día, se cree que es una herramienta silenciosa.

Desarrollo 
Si se parte de los conceptos anteriores, se puede decir que por lo general, la mayoría de las personas tímidas experimentan una especie de sensación incómoda cuando están rodeados de más personas, sobre todo cuando son expuestas a situaciones en las que no hay una experiencia previa, como consecuencia el tímido reaccionará tratando de evadir dicha situación o pasar inadvertido incurriendo en la introversión. Si bien las causas y/o consecuencias son innumerables las principales son: Sentimiento de inferioridad, baja autoestima, miedo y silencio. La timidez, en la vida de los artistas no es un asunto menor, puesto a que en la labor de cada uno de ellos hay una parte que requiere mostrarse a sí mismos, exponiéndose, dejando ver al público lo que cada cual puede ofrecer, y es ahí cuando se debe tener la seguridad para mostrar eso que podría ser su verdadera pasión o su mayor talento. A menudo en las etapas de los artistas existe cierta inseguridad con respecto a la obra en general pero está en cada uno combatir ese miedo o la sensación de timidez al mostrarse. 
En el primer encuentro de la cátedra se contó con la visita del director de cine y guionista argentino Eliseo Subiela, una charla que inició hablando de su niñez y del miedo que provocó el contexto en la que estuvo envuelta su infancia. Más allá de eso se podría decir que la infancia en dicho artista dejó una huella que probablemente se hace evidente en cada una de sus obras.
Al mismo tiempo, Eliseo Subiela hizo visible una opinión personal en la que dice valorar más a alguien que hace una obra cinematográfica comercial y no a quien se queda sin hacerla por tratar de pertenecer a un cine independiente. 
Depende de cada punto de vista esta opinión puede tomar distintos significados y uno de ellos puede ser que este director de cine hace un llamado a los artistas a atreverse, atreverse a mostrar la obra, el arte de cada individuo o aquello que se tiene para ofrecer. 
Posteriormente en la cursada se contó con la entrevista a Silvina Bosco una actriz de cine, teatro y televisión. Cabe destacar que dicha entrevista fue de gran importancia para el presente ensayo debido a que Silvina relató algunos testimonios bastante duros que tuvieron lugar en su infancia. 
Bosco, actualmente proyecta ser una mujer muy segura de sí misma, extrovertida y, como ella misma se denomina, de personalidad un tanto histriónica, en realidad atravesó momentos duros que la marcaron y la hicieron ser quien es hoy, su infancia temprana estuvo caracterizada por la libertad, esa que hoy no existe para los niños que deberían estar jugando en las calles y no encerrados en casa entreteniéndose con videojuegos. 
Silvina recuerda esa parte de su infancia con juegos relacionados al teatro y en los que ella interpretaba algunos personajes a los que tenía acceso mediante los libros que conseguía de la biblioteca de su abuelo, pero todos estos juegos eran en solitarios, si bien en esta parte de su vida todos los recuerdos son felices y plenos, corriendo con sus vecinos en la calle y adentrándose en cada uno de los personajes, más adelante todo comienza a cambiar un poco. 
Se define a sí misma en su época de colegio como una persona bastante tímida aunque, si bien era introvertida, ya algo dentro de ella le hacía querer participar en los actos escolares. 
A su vez relata que debido a esa misma timidez fue victima de bullying a un nivel tan preocupante que como consecuencia fue cambiada de escuela. Recuerda con algo de dolor la indiferencia de las profesoras de ese colegio quienes se suponía, tenían que jugar un rol de autoridad ante tanto maltrato de parte de sus compañeras, pero por otro lado cuenta que después del cambio de colegio su personalidad cambió, formando en ella la personalidad que transmite hoy en día y se cree que también parte de su humor es un tanto su arma de defensa. Silvina hace mención en reiteradas oportunidades al miedo, que si bien no es la timidez específicamente, se puede decir que son dos conceptos que van de la mano. Es por ello que la que la actriz explica que lo importante en la vida es estar motivados, y que cuando logramos llegar a ese estado comienzan a pasar cosas. Define brevemente que la motivación es amigo del amor y enemigo u opuesto al miedo y al silencio. “El miedo te cercena el entusiasmo... no te deja ser.” 
En una de las entrevistas, a la que asistió como invitada la periodista argentina de radio y televisión Luisa Valmaggia, comentaba que durante su niñez había sido una chica bastante tímida. 
Luisa en su infancia estaba atenta a todo, escuchaba y prestaba atención a cada detalle. Es probable que el hecho de haber sido de esa manera tenga que ver con que ella estaba en esa búsqueda inconsciente de prestar atención a todos los aspectos que la rodeaban, y hoy en día ya posee esa habilidad a la que con el tiempo incorporó la de comunicar y transmitir. 
Casi como una especie de antítesis propia, la periodista Valmaggia pasó de ser una periodista silenciosa en su infancia, tomando nota de todo lo que acontecía a su alrededor pero por su misma timidez no las comunicaba, en realidad hoy en día su labor es la de comunicar y expresarse, dejando de lado aquel miedo que la reprimía cuando era una niña. 
Más adelante en el ciclo de entrevistas, tuvieron lugar tres encuentros con personajes muy distintos pero que a su modo, cada uno hacia notar la ausencia de la timidez. 
De muchas palabras, histriónico, extrovertido y alegre, el actor Alejandro Parker hizo notar que no era para nada tímido, de hecho en su infancia o mejor dicho en su adolescencia no tuvo ningún tipo de vergüenza para participar en las actividades que le llamaban la atención. 
Parker además de nadador sentía bastante curiosidad por el mundo de la actuación y el canto, es por ello que apenas tuvo la oportunidad de aprender algo al respecto no dudó en inscribirse a un coro y a unos talleres de teatro. No teniendo el apoyo de su familia, Parker demostró no tener miedo y a la vez su entusiasmo por aprender lo que verdaderamente le gustaba. Hoy en día es un reconocido actor y es notable que en su personalidad no existe la palabra timidez cuando se trata de tu parte laboral y aún más notorio se hizo cuando relataba sus divertidas anécdotas de todo el trabajo previo que hace para presentarse a una audición, entre ellas irse maquillado, llevar muñecas o disfrazado, son indicadores que demuestran su gran pasión y compromiso. Sin embargo a lo largo del encuentro con dicho actor la percepción de la ausencia de timidez se iba haciendo notoria, hasta que en un momento comenzaron a hacerse evidentes algunos síntomas que demostraban timidez. Todo surgió cuando un alumno pidió que cantara alguna canción o que mostrara algo de su trabajo y en seguida sus mejillas se enrojecieron y se notaba algo nervioso o incómodo, aunque es innegable que poco tiempo después permitió que el público se deleitara con su voz, interpretando un tango. 
Por su parte, Germán Tripel, fue otro de los artistas en los que se evidenció su personalidad extrovertida, además de la personalidad actual, en su adolescencia fue muy extrovertido debido a su éxito con su banda del momento. 
Si bien esa fue la percepción que mostró, se considera necesario hacer alusión a uno de sus comentarios con respecto a una pregunta que hacía referencia a que le diría él a un artista que tiene vergüenza o que no está seguro de mostrar lo que hace. A esa pregunta Germán respondió algo un tanto inesperado, diciendo que está perfecto y que la inseguridad es lo que hace al artista y que el mismo artista es quien debe ir madurando esa inseguridad que siente de mostrar aquello que hace. Para German Tripel es dentro de esa inseguridad en donde reside el artista, explicando que si se fuerza a un artista a mostrar lo que hace no será del todo él. 
A su vez comentó que cantar o exponerse a alguien que no conoce le produce nervios, y afirma que dentro de esa zona de incomodidad y miedo es donde hay que sentirse seguro como artista. “Tenerle miedo al arte está buenísimo”. 
Por su parte Carlos Spadone, quien en realidad es un empresario teatral no demostró ser tímido y por lo que se puedo rescatar de sus anécdotas de chico tampoco lo era, en su juventud tampoco debido a que estuvo ligado al teatro e incursionó en el mundo de la actuación. 
Ya hacia el final del ciclo se contó con la presencia de Corina Fiorillo, una reconocida directora teatral, al escuchar su entrevista se hizo evidente la facilidad que tiene para hablar en público, se la notaba bastante tranquila y extrovertida. Se cree que porque desde su niñez estuvo rodeada de muchas personas y esto le ayudó a superar la timidez.
El último invitado de la cátedra, Alejandro Maci, quien es cineasta, actor, director teatral y guionista, dice que después de muchos años de trabajo pudo superar la timidez que tenía a la hora de empezar a dirigir en una producción y dice que es lógico que dirigir cause vergüenza ya que te enfrentas a grandes equipos y casi hay que llegar al set gritando para poner orden y no es su conducta natural. También la importancia que le da a la forma en cómo se presentan las personas, cómo se muestran y si están tímidos o no. 

Conclusiones personales 
Para concluir con la realización de este ensayo se puede decir en primer lugar que el titulo del mismo La timidez, una herramienta se considera que fue bastante acertado debido a que después de analizar las entrevistas de los artistas se hizo evidente que la timidez es una característica que está presente en cada uno de los encuentros ya sea por el hecho de que el invitado habló específicamente al respecto o porque era notorio la ausencia de timidez.
Por otro lado la cursada fue de gran provecho aunque mi carrera sea fotografía, ya que los entrevistados dejaban ense- ñanzas, aportes, conceptos o anécdotas que en muchos casos conviene tener en cuenta ya que se trata de personas que han alcanzado un lugar importante en el mundo del arte.

Referencias bibliográficas 
Herrero, G (s.f). Que es la timidez. Recuperado de: http:// www.latimidez.com/sobre-nosotros 
Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua española (23.a ed.). Consultado en http://dle.rae. es/?id=ZlaFuRl 
Cheek, J. (2002). Como vencer la timidez. Paidós ibérica: Barcelona 
http://www.buscapalabra.com/sinonimos-y- antonimos.html ?palabra=timidez&sinonimos=true#resultados


La timidez, una herramienta silenciosa fue publicado de la página 41 a página43 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro