1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. La pasión por comunicar comienza porque comunicar es un arte que se diferencia por la creatividad de cada persona

La pasión por comunicar comienza porque comunicar es un arte que se diferencia por la creatividad de cada persona

Medeot, Carolina

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

Tras haber escuchado las cuatro entrevistas previamente realizadas, leer los apuntes y tratar de encontrar algún nexo conector entre todas las personas, llegué a la conclusión que hay frases y palabras que se reiteran en todas las entrevistas. La frase escuchada, palabras más palabras menos, es tener pasión por comunicar y poder expresar a la otra persona sentimientos. Todos los invitados concuerdan y llegan al mismo punto que sin pasión por lo que uno hace, no se llega a buen puerto. La pasión y la perseverancia es lo que a ellos hoy en día les hizo crecer como artistas y profesionales. 
La pasión es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, una idea o un objeto. Engloba el entusiasmo o deseo por algo. También la palabra se puede asociar a menudo a un vivo interés o admiración por una causa, una propuesta. Se puede decir que a una persona le apasiona algo cuando puede establecer implícitamente una fuerte afinidad. 
La pasión por comunicar y expresar es el hilo conductor de los cuatro profesionales que se pudo entrevistar. 
Esas ganas insaciables se expresa porque comunicar es un arte que se diferencia por la creatividad de cada persona. La expresión es diferente en todos los seres humanos, ya con el lenguaje del habla como con los gestos físicos que hacemos diariamente. 
Se analizará las formas de expresión y la relación que tiene la comunicación con la creatividad de cada uno.

Desarrollo 
Platón afirma que las pasiones se alzan como dueños del alma, entiende a las pasiones como los deseos más puros del individuo, donde debe predominar la parte racional siempre por encima de la verdad, ya que la razón, según él, es una parte fundamental de la teoría. Hablamos de razón pero no del tipo de tener razón, sino de involucrar el sentido más racional que se puede tener, ser objetivos y poder tener fundamentos para que la pasión en sí tenga cierta coherencia. 
Partiendo de esta base, Eliseo Subiela, director de cine, dice que para llegar a ser lo que uno ama, hay que tener talento. Él cree puramente en la pasión y el talento de la mano de la vocación. 
Silvina Bosco, actriz, asocia a la pasión como consecuencia de tener miedo a realizar algo, y afirma que si se tiene miedo, va a valer la pena. Hoy en día se llena de temor al individuo aunque no se sabe lo que se quiere para el futuro. Eso impulsa a querer lograr el objetivo. 
Si se menciona a otro gran filósofo que tomó a la pasión como punto de partida, se puede hablar de Descartes. Las pasiones según Descartes son percepciones, sentimientos o emociones que se dan entre las personas y afectan directamente al alma, y cuando se habla de afectar no es en el tono peyorativo, parecido pero no igual a Platón, se plantea cómo influyen las pasiones en el alma. Las pasiones como impulsos involuntarios e irracionales, debido a que no se puede controlar ya que son superiores a nosotros. La fuerza que posee el alma consistirá en tratar de controlar y dirigir a las pasiones a su puerto. Luisa Valmaggia, periodista, menciona a la pasión como impulsor a realizar objetivos. Ella es apasionada sobre las cuestiones políticas. Liga a la pasión como la capacidad de no perder el encanto por descubrir, por asombrarse. También, ella elige a los futuros miembros de su equipo si tienen los mismos objetivos y si al final del día se encuentran en el mismo lugar, con los mismos deseos y metas. 
Truman Capote (1980) descubrió su pasión por la escritura a sus ocho años de edad, inesperadamente, sin inspiración de ningún referente de la escritura. A él le apasionaba solamente cuatro cosas: leer, ir al cine, zapatear y dibujar. Capote (1980) cuenta en el prefacio de su libro Música para camaleones, que de un día para el otro, se vio inmerso en el mundo de la escritura, atrapado, sin poder salir del vicio que le generaba estar sentado escribiendo cuentos de aventura, novelas policiales, entre otros géneros literarios. 
La pasión por la literatura lo encerró totalmente al punto de que dejaba de hacer cosas y resignaba obligaciones de un niño de 10 años para poder sumergirse en la escritura. Capote (1980) habla de cierto encarcelamiento. Era tanta la pasión que sentía que él, dentro de su psicología, tenía que resignar obligaciones. Él solamente quería perfeccionar su escritura, su técnica, la puntuación, el empleo del diálogo y, por último pero no menos importante, el uso responsable de la palabra para poder transmitir realmente lo que él quería sin cambiar el sentido. 
Capote (1980) se decidió a lanzar a los 22 años su primera novela llamada Otras voces, otros ámbitos, siendo best seller tiempo después. Muchos restaron importancia a su primer libro, como si se tratara de un simple accidente que cumplió las expectativas de la editorial y de las personas. A él le dijeron textual: “Sorprendente que alguien tan joven pueda escribir tan bien”. A lo que él le respondió que no era sorprendente, escribir durante 14 años sin parar y llevar a flote su primera obra literaria no era sinónimo de suerte, si no de un arduo esfuerzo y dedicación. 
Alejandro Paker, exitoso actor, cuenta que lo más lindo de su profesión es poder adentrarse en mundos y papeles que no se metería en la vida real. Liga a la vocación y a la pasión como un fenómeno que se genera a partir del deseo de querer ser otra persona, por un tiempo determinado, y sentir a flor de piel como si realmente estuviera en el cuerpo ajeno. 
Paker estaba seguro, desde el primer día, que iba a poder cumplir su sueño de ser actor, cuando la perseverancia, la vocación, la pasión y el trabajo que sentía y venía realizando, iba a sacar sus frutos. 
Carlos Spadone, dueño del teatro Lola Membrives, cuenta que la perseverancia y el deseo de poder llegar a sus objetivos hicieron que hoy en día el posea el teatro. Una historia de lucha, con muchos altibajos, donde los pudo ir superando y donde él agradece todas las cosas que le sucedieron, y los efectos adversos de sus acciones. El define a la pasión como el motor para realizar las cosas que uno quiere hacer. 
Corina Fiorillo es una reconocida directora de teatro, cuenta que disfruta adentrarse en mundos donde no sabe si va a poder cumplir su labor y si va a funcionar. Fiorillo tiene varias pasiones, la escritura, la investigación, la veterinaria. Ella encuentra la motivación para cumplir lo que se propone en todo su equipo, que tiene que motivar y motivarlos a ellos y considera que es un ida y vuelta. Dice que la pasión define a la persona, uno no puede dejar de hacer algo si no tiene pasión. La pasión es más allá de uno, está en todos lados., en las relaciones humanas en los grupos políticos en todos lados. German Tripel, actor y cantante, cuenta que todo le apasiona en su profesión, arte es llegar a la casa y tener una pasión, la emoción por la vida. Afirma que todos los días se necesita buscar la pasión para triunfar en lo que uno ama. Con empeño, se logra el éxito que uno quiere. 
Por otro lado, Alejandro Maci, Director, afirma que cuando uno tiene la convicción, siempre algo se encuentra por más frustración o enojo que aparezca. También, el no va a estar siempre, pero hay que encontrar la manera e ir en busca del sí. Hay que ir despacio, hay que probar sin miedos. El miedo es una pésima tarjeta de presentación. Hay que luchar por lo que uno ama. 
Antonio Skármeta (2016) es un escritor de cuentos literarios de origen chileno. En su libro Libertad en movimiento, se puede encontrar un relato llamado “El portero de la cordillera”, donde expresa la historia de un niño y su padre, ambos chilenos, que cruzan la Cordillera de los Andes hacia Buenos Aires para poder asentarse y encontrar trabajo. En ese proceso de adaptación, el niño conoce a unos chicos que jugaban a la pelota en Barrancas de Belgrano. Cuando los chicos le preguntaron al niño si sabía cabecear, él le respondió que sí. En el momento donde la pelota iba hacia él, no pudo hacer nada, ya que realmente no sabía cabecear. Lo echaron y, angustiado, se fue del parque. Al otro día, el niño aparece devuelta en el parque y se encuentra con los chicos, uno de ellos se acerca a él y le dice que como sabe agarrar la pelota con las manos, va a ir de arquero. La cara del niño no fue muy contenta, ya que nunca había jugado de arquero. Pasaron los días de entrenamiento y el niño mejoraba notablemente su labor de atajador, por lo que lo mostraron en un equipo de futbol y pudo entrar a las inferiores. 
El cuento demuestra que con perseverancia y pasión por hacer lo que uno quiere o que piensa que es bueno, todo se logra. El niño venía de otro país, con otra cultura y otro léxico y se pudo adaptar a un nuevo mundo, y más aun, pudo entrar a un equipo de futbol como arquero, que era un sueño. La perseverancia y pasión es mucho más linda si se tiene a alguien que la impulse. El niño obtuvo todo un equipo de chicos apoyándolo y diciéndole que era el mejor arquero, que iba a entrar. 
Simple y conciso: para ser lo que uno quiere ser, no hay excusas.

Conclusión 
A lo largo de la cursada tuvimos la suerte de poder escuchar a artistas y referentes del mundo del espectáculo que, en algunos casos, desconocía. Es curioso y tal vez, hasta sorprendente, haber podido encontrar similitudes y coincidencias de algunos de los relatos entre los artistas. Generalmente uno encasilla a las personas que se encuentran inmersos en el gran mundo de los medios de comunicación masivos, pensando que no son personas iguales a nosotros o que no persiguen sueños similares. Por simplemente verlos en la televisión, teatro o en una radio, pensamos que no son mortales ordinarios. Pero a través del ciclo, pude descubrir que les suceden cosas, que poseen las mismas inseguridades y que a veces, se ponen tristes. Gracias a las entrevistas que nos brindó la cátedra durante toda la cursada, entendí que son de carne y hueso, sensibles, soñadores, optimistas y pesimistas a la vez, luchadores, y por sobre toda las cosas, pasionales. El hilo conductor que me brindó la posibilidad de unir a los ocho artistas que tuve el lujo de escuchar, me condujo a la misma conclusión y mismo puerto: la pasión por lo que uno hace no tiene sexo, clase, etnia, y nos atraviesa a todos.

Referencias bibliográficas 
Capote, T. (1975). Música para camaleones. Argentina: Penguin Random House. Skármeta, A. (2015). Libertad de movimiento. Chile: Penguin Random House.


La pasión por comunicar comienza porque comunicar es un arte que se diferencia por la creatividad de cada persona fue publicado de la página 47 a página49 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro