1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. El arte como terapia sanadora

El arte como terapia sanadora

Miranda, Manuela

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

Luego de escuchar y analizar las entrevistas realizadas en la cursada, llegué a la conclusión de que hay un tema que está presente en la mayoría de los entrevistados. Es notable como en cada uno el arte llega a sus vidas no sólo en momentos claves, sino además para ayudarlos a replantear situaciones, buscar el modo de salir de ellas, y algo más de lo que quizás se logre en terapia.

Desarrollo 
Para profundizar este tema no hay que dejar de lado que el arte, sea cual fuese la profesión, está totalmente ligada a los sentidos, y ya confirmando esto tenemos la primer respuesta de que no hay dudas que el arte cumple diferentes funciones en la vida de los individuos. Todos, consiente e inconscientemente consumimos arte.
La música, permite la concentración de la mente, se logra a través de profundizar en la interioridad de cada uno, también trabaja con el sentido del oído, generando una mayor percepción. Se expresan sentimientos y emociones de una forma rítmica y sensorial. La danza, el teatro trabajan con la agilidad y movimientos conscientes del cuerpo, comprendiendo ritmos y aprendiendo la catarsis. En este ámbito también está en juego el equilibrio. Una pintura o foto ayudan a comprender antepasados, son fieles testimonios, para conocer antepasados, encontrar una identidad por medio de un referente visual.
En el libro El arte como terapia de Alain de Botton, el autor habla del arte como herramienta, y sostiene: 

El arte tiene el poder de aumentar nuestras capacidades por encima de lo que la naturaleza nos dio originalmente. El arte compensa ciertas debilidades innatas, en este caso de la mente más que del cuerpo, debilidades que podríamos llamar fragilidades psicológicas.

Y agrega: “el arte es un medio terapéutico que puede guiar, exhortar y consolar a sus espectadores, además de ayudarlos a convertirse en mejores versiones de sí mismos.” (De Botton, 2014) 
En este fragmento hace mención exactamente a que el arte también es una herramienta que sirve para dar, brindar algo al espectador. 
Eliseo Subiela, primer invitado, tuvo la suerte de tener padres que apoyaban su profesión, y le permitían los medios para poder formarse. Comenta durante la entrevista que el cine latinoamericano generalmente nace de una necesidad de expresión, pero personalmente define al cine como una fábula, una mentira, quizás esta necesidad de expresión de Eliseo era justamente alejarse de la realidad, la realidad de una infancia dolorosa que él nombra recurrentemente, y lo encontró a través del cine. Como su infancia, este gran productor cuenta que prácticamente toda su vida está volcada en el cine, cada historia, película cuenta una parte de su vida: frustraciones, miedos, sueños, pensamientos y tragedias. 
Por otro lado, la segunda invitada, Luisa Valmaggia, hizo mucho hincapié en su personalidad de joven. Tenía pocos amigos, era tímida, callada, disfrutaba mucho de estar sola, de encontrarse consigo misma. Sin embargo, en sus inicios quiso estudiar actuación, y aun que por cosas de la vida eso no fue posible, encontró un lugar donde está en constante contacto con la gente, donde siente que puede hacer feliz y acompañar a miles de personas por días, la radio. Tal vez esta contradicción entre lo que le pasó a ella en su infancia, y lo que hace en la actualidad, fue una necesidad que pudo solucionar por medio de la expresión. 
La siguiente invitada, Silvina Bosco, reconoce y cuenta también sus frustraciones durante la infancia. Y por algo será que lo recuerda tanto. Ella no solo que era tímida, sino que como consecuencia sufrió bullying, término actual pero que se ejerce hace años, y comenta que gracias, por decirlo de alguna forma, a ésto, ella hoy es otra persona, encontró su arma de defensa en la actuación, en hacer reír a otros. También ocupaban un gran lugar en su vida personal los libros, quienes la ayudaron a acercarse a sí misma, a sus pasiones, miedos, incertidumbres y la convirtieron en lo que es hoy: una gran actriz, que realmente hace reír, es cómica, y muy sensible. El último invitado de la primera tanda de profesionales fue Alejandro Paker, con muchas trabas para lograr ser quien hoy es, pero lo logró. Su primera elección de profesiones había sido medicina, cuenta que la gran curiosidad que lo caracterizaba y la imposibilidad de estudiar teatro lo llevó a querer probar con su primer carrera. Actualmente es un productor de comedia musical, y si nos ponemos a analizar unos minutos, encontramos la gran conexión entre su curiosidad de pequeño, su primera carrera y su actualidad, y es la expresión corporal, el querer conocer su cuerpo, trabajar con los movimientos, y transmitir sensaciones por medio del cuerpo, que de hecho para lograrlo es necesario sentirlo. 
Durante la segunda parte de la cursada, concurrieron a las entrevistas 4 personas relacionadas al espectáculo que también comentan sus experiencias de vida, las influencias artísticas que tuvieron y los cambios que produjo. 
El primer invitado de esta última sección fue Germán Tripel, que en palabras textuales, la entrevista se basó en una frase muy emotiva y profunda: “El arte abre el corazón y el alma”. Germán, en este sentido se refiere a cómo el arte y en compañía la gran dedicación que le puso, le fue abriendo puertas para ser reconocido y valorado por su trabajo. En una parte de la entrevista cuenta como Rent le cambió la vida, y sin extender el tema, Tripa, además de su gran vocación, cuenta que el día que fue seleccionado para representar uno de los personajes más importantes de la obra, lo hizo con una gran carga emocional por un problema que le estaba sucediendo hacía unos días y dijo que gracias a eso fue el elegido para el personaje Roger. El arte, el escenario, el movimiento corporal, te permiten volcar sentimientos y manifestar sensaciones que quizás otro ámbito no. Ni siquiera es algo que se planea, simplemente es un espacio que permite que las sensaciones aparezcan tal vez de una manera inconsciente. 
Corina Fiorillo, la siguiente invitada, también toma su postura respecto a este tema, en cada una de sus palabras y gestos demuestra cómo esta profesión en cierta forma la ablandó. Ella, quizás un poco por su experiencia de vida, donde el arte era lo primero y había que priorizarlo (algo no tan convencional), habla de una forma muy dulce acerca del trato con las personas que trabajan con ella, otro aspecto muy importante para crear un ámbito donde todos los que participen sientan que pueden expresarse y entregar lo mejor de ellos. Durante la ejecución de una obra, Corina una de las cosas que prioriza es el trato, dándole a todos el mismo lugar e importancia, dejando participar, escuchando la opinión de todos y tomando decisiones en conjunto. 
El tercer invitado fue Carlos Spadone, quién si bien actualmente es un gran empresario, su vida entera está rodeada de empresas y negocios, y quizás lo ayudó su posición económica o vocación, también forma parte de este ámbito de cultura, que es como él lo define. Y es muy interesante observar cómo durante la entrevista habla de toda su vida, pero cuando comienza a hablar del arte, automáticamente su tono de voz cambia, y vuelve a repetirse uno de los temas ya nombrados: dar. Pensar, no solo en la parte empresarial, sino en la profundidad del trabajo de Carlos que es la de construir, generar y fomentar cultura, de un ámbito como el teatro que es una de las fuentes más expresivas y de comunicación en la actualidad. 
El teatro cumple una importante función en la sociedad de hoy en día, ya que permite interpretar historias, sensaciones, emociones y a través de esta comunicación llegar a que el público se sienta cercano de diferentes formas a esas realidades que están en escena.
El ultimo invitado, para cerrar con las entrevistas fue Alejandro Maci, que al comienzo de la entrevista, cuando respondió la pregunta emblemática del ciclo, se pudo observar como en la profundidad de su ser habitaba ya un mundo imaginario en el que se refugiaba desde pequeño, y ese lugar fue el arte. Entre tantos temas interesantes que nombra, habla del proceso de sublimar en el teatro, de trasladar una historia real que nos duele, lastima, que no podemos ignorar a la ficción. 
Es un proceso, que Alejandro define como terapéutico. Poder tomar cuestiones de la realidad que el individuo no puede canalizar, que lo destruye, a un ámbito donde el punto de partida es construir, y que se da en todos los ámbitos artísticos que existen en la actualidad. 
Un autor hace referencia a este tema tan interesante en el arte, del proceso de no ignorar los sentimientos y emociones, sino de buscar la forma de canalizarlo.

Una herramienta es una extensión del cuerpo que nos permite realizar un deseo, que requerimos debido a una desventaja en nuestra composición física. Un cuchillo es una respuesta a nuestra necesidad, y al mismo tiempo incapacidad, de cortar. Una botella es una respuesta a nuestra necesidad, e incapacidad, de cargar agua. Para descubrir el propósito del arte, debemos preguntarnos qué necesitamos hacer con nuestras mentes y emociones pero se nos dificulta.

Este pequeño texto responde varias de las cosas que posiblemente nos preguntemos cuando queremos descubrir la función del arte en nuestra vida, y las palabras de cada artista atestigua la idea de que el arte se involucra tal vez de manera involuntaria en tantos aspectos.
Considerando el arte como medio de expresión y de interpretación de la realidad, se logra que la persona se sienta como un sujeto que está en la sociedad, quizá de una forma distinta, pero esta. Es quizás, una forma para ayudar a la persona a que se conozca a sí mismo y esto se puede ejercer en el caso de un actor, encarnando distintos aspectos de la emocionalidad humana. Un actor lo hará de una forma más ficticia, un periodista más real, pero la idea es llegar a descubrir algunos aspectos que cuesta demostrar o controlar.

Conclusiones personales 
Una de las conclusiones que sin dudas está clara, es, principalmente como cada uno desde su lugar y trabajo en el arte tienen como prioridad brindar algo a los demás, no piensan solo en ellos, y en su trabajo, son profesionales que ponen todo ya sea en un escenario, teatro, televisión, radio, para generar sensaciones en el espectador. Claro que están en juego ambas emociones, pero el fin es completamente generoso y humano. Por otro lado, es imprescindible, la experiencia de vida de cada uno. Creo que en cada palabra y anécdota que cuentan en las entrevistas, todo tiene una respuesta en la infancia o algún acontecimiento que por alguna razón marcó la vida de estos artistas, que no se puede ignorar y dejan marcas imborrables. Eliseo en sus películas, la idea de alejarse de realidades dolorosas, Silvina un sistema de defensa para poder ser aceptada en la sociedad, Luisa la satisfacción de alegrarle el día a sus oyentes y sentir que hizo algo por los demás, Alejandro Paker, encontró en su profesión la completa libertad de su cuerpo, de la ejecución de cada movimiento, una expresión artística basada en la forma de interpretar y expresar emociones, Germán Tripel un ámbito que le abrió el alma y lo sacó de una gran depresión, Corina Fiorillo creó un lugar no solo de trabajo, dedicación y compromiso, sino además de igualdad y debate, Carlos Spadone, elige un ámbito artístico para desconectarse de su vida política, pero además para dar y ofrecer a la gente este espacio donde artistas comunican y brindan cultura a la sociedad, y Alejandro Maci, esencialmente lo toma entre tantas cosas como un medio donde canalizar cotidianidades que lastiman. 
Cada uno de estos artistas, lograron conocerse en casi su totalidad por medio del arte. Supieron combinar dos aspectos esenciales de su vida, su cultura, sus historias que lo habitan con el poder expresar y decir sus sentimientos internos que también son parte del ser humano. 
El arte como terapia, además de un título, es algo que realmente se está involucrando mucho en la sociedad de hoy, y claro que hay un motivo. Se está probando, que sin dudas, el arte sana, en cualquiera de sus aspectos y disciplinas. 
También es importante nombrar a nivel social, que las carreras profesionales existentes y que pertenecen a las ramas del arte, como Artes Visuales, Comunicación Visual, todos los diseños, Teatro, Cine, y muchas más, no tienen solo un fin comercial, tienen una función esencial que es la de comunicar, y de ser cuidadoso con qué se comunica, y una experiencia de vida, un momento importante, un hecho social, político o económico, todo sirve para volcar en diferentes trabajos y quizás generar no solo un impacto social positivo, de concientización, o de ayuda, sino además como un punto de partida creativo y personal que es lo que en carreras de esta índole se necesita, aportando también un significado que quizás todavía no se le está dando a carreras universitarias que forman parte de este ámbito.

Referencias bibliográficas 
De Botton, A (2014) El arte como terapia. Editorial Océano. Disponible en http://www.oceano.mx/ficha-libro. aspx?id=12867 
Morales Dosque, N (2008) La importancia del arte en el ser humano. Disponible en: http://profesoramorales. blogspot.com.ar/ 
Nietzsche, F (2000) El arte como función de la vida. Disponible en file:///C:/Users/NOBLEX/Downloads/DialnetElArteComoFuncionDeLaVidaEnFNietzsche- 190423. pdf 


El arte como terapia sanadora fue publicado de la página 50 a página52 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro