1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. Artistas sensibles, los juegos la creación del lenguaje

Artistas sensibles, los juegos la creación del lenguaje

Puyó, Jacqueline Eliana

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El juego es la creación del lenguaje a partir del valor del
sentido y la broma, o mejor, el sentido de la broma nos conduce
a la satisfacción lúdica que parece producirse desde
la ficción que se instaura en tanto en levedad del sentido
respecto a lo real (Marrone, 2005)

Reflexiones, sobre los niños en sus intereses y lo que hacen con sus juegos en la infancia, y la práctica luego que desarrollan en su etapa adulta. 
Si bien todos han contado sus experiencias propias hay varias cosas en común entre todos ellos que siempre se destacó en todas las charlas, es la pasión y esa motivación que siempre dieron a seguir adelante ante cualquier obstáculo de la vida. Los humanos desde muy pequeños, de niños empezamos a tomar objetos, o hacer ciertos actos, imaginarnos cosas en nuestro inconsciente. El juego es como un ejercicio de libertad hacia el futuro, hacia lo real, la interacción entre el individuo y la situación que lo rodea. 
El entusiasmo que sienten los artistas entrevistados por el arte y la entrega que emplean en sus carreras, tiene su origen en el perfeccionamiento constante que realizan. Allí radica su motivación, sin importar el circuito de la vida en el cual se hallen. Se ve al juego como algo natural, que en realidad tiene un sentido y por ende una acción donde todo lo lúdico comienza a formar parte de un pequeño. Los juegos en la infancia son de extrema importancia ya que estos son los que van a favorecer al niño en el desarrollo psico social y físico. 
A través del juego y los juguetes los niños interactúan y esto hace que el niño se mueva, corra, salte camine, y también empiece a comunicarse de una manera inconsciente. Este acto permite el desarrollo de su inteligencia porque los juegos impulsan a explorar el mundo que los rodea y realizar acciones que en muchos casos es así como comienza, con un simple juego descubriendo pasiones. 
Estimular el lado emocional de los niños es un medio donde expresan sus sentimientos y también puede ser el comienzo de su sociabilización con los demás, ya que aprende a comunicarse con los demás, compartiendo y conviviendo. 
La actriz invitada Florecía Raggi ante esta pregunta sobre sus recuerdos en los juegos de su infancia, contó a todo el auditorio que cuando era pequeña le gustaba mucho disfrazarse, jugaba con la ropa de su madre, quien también era actriz (Nilda Raggi) a Florencia le encantaba jugar imaginaba de pronto ser desde una princesa hasta una novia de esta manera con su imaginación logró crear varios personajes muchas veces ella jugaba en compañía de sus amigas y otras sola, “pero siempre era un buen momento para disfrazarse y soñar y crear un personaje diferente todo el tiempo”. 
Esto demuestra cómo cada persona busca de alguna manera divertirse pero sin dejar de lado de una manera inconsciente sus pasiones tales como Florencia lo hacía de pequeña en simular ser distintos personajes, tomando cosas que estuvieran a su alcance como ropa de su madre o muebles de su casa, sin demasiada preparación de niña lograba crear una expresión en su manera de establecer el juego con el arte. 
Florencia desde muy chica ya tenía capacidad para lograr crear su propio escenario, jugaba a ser azafata de avión, y lo que hacía era ordenar a todas las sillas que tuviera en su casa en forma de fila para que todo parezca una escena perfecta de vuelo, su parte lúdica, su capacidad para crear e imaginar cosas que desde tan pequeña logró desarrollar, en la vida de Florencia la actuación siempre estuvo presente ya sea por su madre o por sigo misma. 
Los juegos es algo muy importante desde que nacemos, se utiliza como un método para empezar a aprender de manera sencilla y divertida; al expresarse los niños liberan la mente, ayuda a desarrollar su imaginación, su creatividad, sus experiencias, sus habilidades, sus emociones, varias actividades diferentes que el niño hace de esta manera va formando su personalidad. 
La creación es algo que va de la mano con todo; lo que el niño ejerce en sus juegos y que todo adulto recuerda con nostalgia y con mucho cariño es una parte sensible del pasado. 
Fabián Mazzei responde a la pregunta que de chico no asistió al jardín de infantes, por ende no tuvo un entorno rodeado con niños para que lo acompañen en sus juegos, el comenzó sus estudios en la escuela primaria, su madre lo cuidaba. Recordó que era muy sobreprotegido ya que su madre sufrió mucho la pérdida de embarazos anteriores, por ende Fabián era muy especial para la vida de sus padres, al ser hijo único recuerda jugar solo, y algunas veces con su padre, al no haber asistido al jardín no conocía a ningún niño que jugara con él y también al ser hijo único sus recuerdos con los juegos son casi en soledad. 
Uno de sus juegos favoritos era con los soldaditos de plástico a quienes les creaba diálogos, con ellos podía pasar toda la tarde jugando. 
Cuando comenzó el colegio primario, le costó mucho ya que no era una persona demasiado social hasta ese momento, ya que hasta el momento los contactos más cercanos eran únicamente con sus padres, integrarse con sus compañeros le resultó bastante difícil. 
Todos se conocían desde el jardín y Fabián como él lo dijo era sapo de otro pozo, no conocía a nadie, con el tiempo logró adaptarse poco a poco, y lo que más le gustaba era protagonizar obras de teatro en el colegio, en cualquier tipo de papel que le tocara, ya sus profesores sabían que a Fabián le gustaba mucho actuar desde pequeño y por esa misma razón siempre lo llamaban para las actuaciones en las obras.
Las acciones creadas por un niño que tienen un sentido generan una satisfacción lúdica, desde la ficción hasta una parte real. 
“¿Qué profundo misterio encierra un niño que juega? Lo enigmático del juego se presenta bajo la amplitud de una gama que abarca desde la monotonía de la pulsión hasta la creación poética.” (Marrone, 2006). 
Cada juego, puede ser diferente, o el mismo pero con una interpretación desigual, es lo que le da una marca única a cada niño, es lo que los hace diferentes a los demás, logra distinguirnos de todos. 
Lito Cruz y sus recuerdos acerca de sus juegos de la infancia, de los cuales comentó que en forma de broma que no recordaba cuales eran, debido a la cantidad de años que habían pasado, pero aún así algunas de las actividades que le gustaba hacer de chico era montar barriletes, fabricar objetos él mismo, o simplemente, como todo niño, jugar con los autitos, destaca que sus juegos eran en Berisso, capital del inmigrante. 
Hay muchas diferencias entre todas las personas que han sido entrevistadas ya que cada uno marca como preferencia distintos juegos o juguetes, pero siempre manteniendo la sensibilidad al hablar de ellos, la emoción, y la pasión que se ve reflejada en lo que son actualmente. 
Si bien el juego no debería quedar confinado en el estrecho límite de una técnica ni referido a la exclusividad de los niños, ya que el concepto del juego está en el acto incluso hasta en el de un adulto. 
Son muchas veces las formaciones del inconsciente de nosotros mismos en el reconocimiento de la operática lúdica. Raúl Germán Biaggioni más conocido como Larry De Clay contó que desde chico, le encantaba jugar a los soldaditos, mirar televisión, así como también jugaba a ser Batman y a la guerra, la recreación de personajes pero dándole su estilo propio. 
Ya de adolescente, le apasionaba el fútbol y el rock e incluso ir al cine. Nunca le agradó ir a boliche, y destacó que le gustaba más ir a recitales de rock y se entretenía mucho con películas de comedia. “Me enganché de pibe con la onda teatral y bueno, aquí estoy.” 
Estimular y fomentar desde pequeños el arte, y que los niños no lo sientan como algo tedioso sino que empiece como un juego que vea algo para disfrutar, para activar todos sus sentidos y la percepción. 
La libertad es un requisito indispensable para que el niño pueda expresarse, y la mejor manera es ofrecerle ayuda para encontrar por sí mismo el juego que le permita disfrutar y, sobre todo, situarse en su entorno. 
El famoso escritor Guillermo Martínez comentó que sus juegos favoritos eran armar diferentes figuras con unos objetos llamados rasti, también le agradaba la idea de disfrazarse como indio y jugar hacer uno de ellos, con su padre viajaba bastante a un campo dentro de la Provincia de Buenos Aires, donde durante los fines de semana, este podía jugar en ese lugar conectándose con la naturaleza. 
El hablar de la infancia, nos lleva a relatar a los tiempos de realización del sujeto, es lo lúdico entonces, lo que posibilita y recrea la apropiación por parte del niño de los significantes que lo marcaron, pero dejando ya en este movimiento sus propias huellas. 
Eugenio Artaza, mayormente conocido como Nito Artaza, es un gran actor, humorista, productor teatral y político argentino, que visitó el espacio de entrevistas, se le preguntó sobre los juegos de la infancia, que es la pregunta más emblemática de la charla, este contestó que en un pueblo pequeño de su ciudad natal de Corrientes, pasaba varias horas jugando con las bolitas, lo que hacía era tratar de embocar pequeñas bolitas de vidrio en hoyos, también el intercambio de figuritas con sus amigos y compañeros de colegio, lo cual le divertía mucho. Lo que el actor hizo mucho hincapié incluso dio a todos los presentes en el auditorio mucha motivación con el tema de seguir los estudios, que siempre hay que seguir cosechando la sabiduría a través de establecimientos, él se arrepiente demasiado de no haber querido adquirir en su momento más conocimientos en su vida, lo cual esto logró que tomara consciencia y motivo a que sus hijos siguieran una carrera universitaria incluso la terminen, ya que para él lo ve muy sabio tener conocimiento sobre una cultura general. 
Siempre el actor se lo vio muy motivador en su charla, diciendo que siempre hay que hacer lo que a una persona le haga feliz, todo lo que uno desee y se proponga podrá lograrlo con esfuerzo y sabiduría. 
El juego como un ejercicio de libertad sobre lo real aquella que tiene carácter de ficción, la que aparece en el jugar de los niños, la que vemos cuando se disfrazan, cuando asumen papeles, cuando hablan y/o se compenetran de tal modo con el hacer lúdico que esta misma acción los aparta del mundo exterior a partir de la escena que conformaron. Claro que no todos los niños pueden jugar en el sentido del jugar simbólico, del como si, para poder acceder al juego simbólico es necesario contar con la posibilidad de ejercer hacer arte y oficio. Dialogando con la actriz Vanesa Gonzáles y sus recuerdos de su infancia, destacó que sus juegos no tenían nada que ver con su profesión sino todo lo contrario, jugaba a ser madre de su perro, también jugaba con sus peluches creando un ambiente familiar para sus juguetes. 
Considerando que el juego es una actividad que establece la diferencia entre el mundo y la escena, permite arrojar lo real al mundo y con la caída de ese resto establecer la escena, el teatro, donde se dicen las palabras y se juegan los roles. 
Mariano Chiesa ya refleja algo en los niños, para su sobrina él es el tío loco, para los amantes del musical, el psiquiatra de Casi normales y uno de los losers de Avenida Q; para los de agudo oído, la voz del dinosaurio Barney y de Gaturro, y para los chicos de América latina, Mariano, a secas, el conductor de Velozmente (Discovery Kids).
Mariano se dio cuenta de que su camino era la expresión en su último año del colegio secundario cuando escribió y dirigió una obra de teatro que representaron sus compañeros y que logró recaudar fondos para poder pagar el viaje de egresados. "Fui a un colegio católico y las monjas me levantaban el pulgar felices cada vez que arengaba al coro durante la misa", recordó. 
El juego constituye un elemento básico en la vida de un niño, que además de divertido resulta necesario para su desarrollo. Los niños necesitan estar activos para crecer y desarrollar sus capacidades, el juego es importante para el aprendizaje y desarrollo integral de los niños puesto que aprenden a conocer la vida jugando. 
Los niños tienen necesidad de hacer las cosas una y otra vez antes de aprenderlas por lo que los juegos tienen carácter formativo al hacerlos enfrentar una y otra vez, situaciones las cuales podrán dominarlas o adaptarse a ellas. Además, los juegos pueden ser de todo tipo: de mesa, deportivos, etcétera. A través del juego los niños buscan, exploran, prueban y descubren el mundo por sí mismos, siendo un instrumento eficaz para el arte.

Conclusión 
Cada entrevista, cada historia de la infancia de cada artista tiene un marco personal, que los oyentes podemos percibir en donde también nos hace reflexionar sobre nuestra infancia una pregunta como los juguetes de la infancia que parece tan sencilla pero está llena de emoción y de historias propias, la creatividad surgirá en relación con este bienestar lúdico. 
Todas las personas en nuestra infancia jugamos a ser alguien más, es algo involuntario, inconsciente, que aunque siendo adultos no logramos desarrollar nuestro lado artístico ya sea por temores propios o influencias, de pequeños todos hemos pasado por este estado único que al recordar nos llena de emoción.

Referencias bibliográficas 
Marrone, C (2012). Psicoanálisis del niño: Los juegos. Disponible en: http://www.efbaires.com.ar/files/texts/ TextoOnline_1576.pdf 
Marrone, C (2012). Los niños y sus sueños. Disponible en: http://www.institucionulloa.com.ar/cfu/news. php?id=289&c=19


Artistas sensibles, los juegos la creación del lenguaje fue publicado de la página 64 a página66 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro