1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. El surgimiento de un artista

El surgimiento de un artista

Saal, Brenda Raquel

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen 

Para poder llevar a cabo dicho trabajo se toman distintas partes de las entrevistas dadas por los siguientes artistas: Guillermo Martínez, Nito Artaza, Vanesa González, Mariano Chiesa, Raúl Biaggioni, Florencia Raggi, Fabián Mazzei, Lito Cruz. Se explica a qué se refiere cuando hablamos de artistas en términos generales, y particularmente se habla sobre cómo llegaron a convertirse en artistas las figuras previamente mencionadas.
Se toma la definición oficial de la Real Academia Española, la opinión del Médico Psiquiatra, Dr. Mario Quijada Hernández y la del sociólogo Pierre Bourdieu.
A la vez, se citan frases de los propios protagonistas de las entrevistas para poder explicar con sus propios ejemplos cómo llegaron a consagrarse como artistas.

Desarrollo 
Diversos artistas se presentaron a la Universidad de Palermo, los lunes por la tarde, para dar su testimonio frente a los alumnos. Sí, artistas. Todos ellos son artistas ya sean escritores, actores, humoristas. Son capaces de transmitirle al mundo su vocación, su arte, su pasión por lo que hacen, su profesión. Cada uno desde su punto de vista, desde su manera de ser, desde la forma que mejor les sale. 
Comúnmente, un artista está más relacionado al mundo de la pintura, de la escultura. Son las llamadas obras de arte. Seguido por los actores y músicos. Muy difícilmente se escucha que a un escritor o a un humorista se lo catalogue como artista. ¿Qué es un artista? La Real Academia Española da distintas definiciones de la palabra artista. Entre ellas: persona que cultiva alguna de las bellas artes; persona dotada de capacidad o habilidad necesarias para alguna de las bellas artes; persona que actúa profesionalmente en un espectáculo teatral, cinematográfico, circense, etc., interpretando ante el público; persona que hace algo con suma perfección. 
Según el Médico Psiquiatra, Dr. Mario Quijada Hernández, el artista es un sujeto muy especial, aquel que posee una personalidad diferente, capacidades cognoscitivas e intelectuales de manera muy peculiar. El modo en que trabaja su mente en el proceso de crear se basa en una particular repercusión de factores externos a su vida. El arte, para el artista, está allí, delante de todos, pero sólo para ellos es posible su percepción. El sociólogo Pierre Bourdieu plantea su postura acerca del artista y lo define como el agente creador increado creado socialmente. 
Pero entonces, ¿quiénes son artistas? Hay varios nombres que podrían dar respuesta a dicha pregunta. Entre ellos: Guillermo Martínez, Nito Artaza, Vanesa González, Mariano Chiesa, Raúl Biaggioni, Florencia Raggi, Fabián Mazzei, Lito Cruz. Cada uno de ellos, muestra distintos intereses de vida desde pequeños, distintas cualidades y curiosidades, que llevaron a convertirlos en lo que son hoy en día. 
Empezando por Guillermo Martínez, durante la entrevista, recorre y comenta los hechos de su vida como sorpresivos, nunca soñó todo lo sucedido. Su meta principal era convertirse en matemático, y lo logró. Pero un giro repentino en su vida, hizo que deleite al mundo con sus obras y novelas, con sus tramas suspensivas y sus personajes desafiantes. Se dio cuenta que escribir era lo que le apasionaba y lo que mejor le salía hacer, aunque siempre mantuvo su humildad por sobre todas las cosas ya que afirma “no me considero escritor full time a pesar de que no hago otra cosa”. Es así, un artista sobresale por su brillo natural, por sus cualidades innatas, no necesita creerse superior que el resto de la sociedad. De esta manera, Guillermo se caracteriza por ser meticuloso en cada una de sus obras, por tomarse el tiempo necesario para que salgan a la luz. Un libro le puede tomar entre 3 y 5 años de escritura, lo justifica diciendo “soy un escritor particularmente lento”. De la misma forma sucedió con su profesión. Se tomó el tiempo necesario para darse cuenta que la escritura era lo suyo; y asimismo consagrarse como un verdadero artista.
Continuando con Nito Artaza, es un profesional al cual es más común llamarlo artista ¿A qué se refiere? Podría ser a su forma de hacer reír y entretener al público, a sus contantes chistes, a sus comentarios ocurrentes. Dicha persona que lleva a tal artista dentro suyo desde chico, cuando sin saber a qué se quería dedicar en un futuro, ya comenzaba a imitar personajes en el pueblo en donde vivía. Misma persona que salvó su primer show tras un corte de luz, en lugar de bajar del escenario y esperar a que se solucione. Porque algunos nacen con el título incrustado, pero lo más importante es que lo pulan, lo mantengan, lo defiendan. Tal como lo hace Nito, pues dice “cada vez que subo a un escenario, sigo teniendo el miedo a la primera vez”, nunca perdió esa adrenalina, expectativa, esos nervios de querer saber cómo uno se va desenvolver, cómo va a ser recibido por el público, cómo va a ser el resultado final de la función. 
Siguiendo con Vanesa González, ella es una persona que encontró su vocación desde pequeña, sus ganas de convertirse en artista, más bien en actriz. Diferente a todas las chicas de su edad, no decía que quería ser actriz porque le gustaba maquillarse o disfrazarse representando a algún personaje, sino que le gustaba investigar sobre un tema en particular, crear una historia. Sin embargo, ella quería nutrirse culturalmente, pero sus padres no la acompañaron por ese camino, no la llevaban al teatro, no la dejaron crecer en ese ambiente. Fue difícil en el ámbito familiar cuando ella decidió que iba a convertirse en una actriz profesional, pero así lo hizo. Hoy en día, es una mujer que se concentra en todo lo que hace, y con la actuación asegura haber encontrado su lugar en el mundo. Su meta en la vida actoral es poder crecer como actriz por el lado de la calidad y de poder hacer los papeles suficientes para evolucionar en cada uno de sus personajes. 
Mariano Chiesa, es otro ejemplo. Su nombre no resuena tanto en la sociedad, pero cuando comienza a hablar de su historia profesional surge la típica frase “es un artista con todas las letras” ¿A qué se debe? Cuando uno quiere, puede. Es un artista completo en el sentido que se desenvuelve bien en distintos ámbitos. Actúa, canta, imita personajes, sale en publicidades televisivas o radiales. Pero todo lo realiza con mucho esfuerzo, presentándose en contantes castings, ninguna oportunidad le cae del cielo simplemente por ser quién es. Él se prepara y va en busca de su futuro, continuando para adelante, alcanzando y superando metas. 
Luego, suena el nombre de Raúl Biaggioni, o mejor conocido como Larry Del Clay. Este último es un nombre artístico, pero más bien es un personaje al que representaba con el cual se hizo conocido. El artista lo lleva dentro desde pequeño, al desafiar a sus padres que no lo dejaban estudiar actuación, consiguiendo diversos trabajos para poder pagar sus estudios y por último inscribiéndose a la Universidad Nacional de las Artes para hacer realidad sus sueños. Realizó varias obras de teatro independiente. “Consagrarse como artista” surge en Videomatch de la mano de Marcelo Tinelli, pero poniéndole trabajo, esfuerzo, desempeño para ganarse lo que es hoy por méritos propios. A la vez, dentro de lo que se dice ser actor es también humorista y dice que se preocupa que la gente ya no se ría tanto. Una de las cosas que él más disfruta es hacer reír. A continuación, Florencia Raggi es aquella que retrasó su sue- ño, retrasó su vocación, retrasó su oportunidad de ser actriz y de consagrarse como artista, debido al miedo que le generaba dicha carrera al ver el sufrimiento de su madre por el mismo camino. Pero las puertas no se le cerraron, una vez superados esos obstáculos fue capaz de reemplazar los disfraces de niña y las recreaciones de situaciones caseras por escenarios reales, por compañeros profesionales, por cursos de actuación, por diversas oportunidades que no dejo pasar. Hoy en día afirma que la actuación era lo que necesitaba hacer de su vida en ese entonces y lo que sigue disfrutando de hacer hoy en día. Cuenta que en el mundo del teatro, hay que estar muy despiertos para ver qué es lo que cada uno precisa y de esa manera poder sacar lo mejor de sí mismos. Así es como trabaja un artista. 
Fabián Mazzei, aquel que desde chiquito ya sabía a qué se quería dedicar. Las circunstancias que presenta la vida pueden marcar el destino de cada uno. Esto ocurrió con Fabián. Al no tener con quién compartir sus juegos de la infancia, descubrió su costado creativo, imaginativo, lo que lo llevó a querer ser actor, a representar historias, a meterse en ellas, a crear personajes propios. Tuvo que lidiar con la presión de los padres que no estaban de acuerdo con lo que estaba decidiendo para su futuro. Pero un artista, como hoy es él, es aquel capaz de perseguir sus sueños, de poner todo su esfuerzo y compromiso, de atravesar obstáculos para concretarlo. Le costó pero logró llegar hasta donde está hoy en día por no rendirse, por continuar, y cuando se equivocaba por ser consciente y lograr revertirlo. “La pasión y el deseo tienen que estar, pero también tiene que haber un poco de suerte. A medida que pasa la vida vas aprendiendo, la vida te va enseñando. Uno va creciendo a medida que va viviendo”. 
Por último, Lito Cruz es uno de los más conocidos o más famoso dentro de los invitados. Pero la trayectoria no marca ser más o menos artista, sino que él ya está consagrado, está instalado en la sociedad, las personas hablan de él porque vieron los trabajos que realizó. Es un artista por hacer siempre lo que le interesaba, en base a su carrera, no sólo para el bien personal, sino también para el bien social. Creó un equipo de teatro en el barrio en donde vivía, creo cursos de actuación cuando apareció la televisión porque decía que esta sacaba los espacios para que los actores puedan hacer ejercicios de representación. Toma a la actuación como algo cotidiano en su vida, “no se necesita estudiar actuación, sino observar la vida”, ya que afirma que se encuentra en constante observación, viendo que es lo próximo que va a poder representar. Para concluir, se puede decir que la palabra artista abarca a distintas profesiones como ser actores o actrices, humoristas, escritores, pintores, entre otros. Son todos aquellos que de alguna manera son capaces de expresarse, usando su creatividad y su imaginación, para transmitir un mensaje al mundo, representando su trabajo y poniéndole entusiasmo, compromiso, pasión, amor, para lograr buenos resultados y llegar a donde se propongan.


El surgimiento de un artista fue publicado de la página 69 a página70 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro