1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº138 >
  4. La vocación profesional, desde la infancia hacia la adultez

La vocación profesional, desde la infancia hacia la adultez

Vera, Daniela

Escritos en la Facultad Nº138

Escritos en la Facultad Nº138

ISSN: 1669-2306

Los artistas, la cultura y los medios. VI Edición Ensayos del Espectáculo

Año XIV, Vol. 138, Marzo 2018, Buenos Aires, Argentina | 79 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen 

El presente ensayo recorre el ciclo de entrevistas realizadas en la cátedra Teatro y Espectáculos I, en donde han formado parte: Eliseo Subiela, Silvina Bosco, Luisa Valmaggia, Alejandro Paker, German Tripel, Carlos Spadone, Carolina Fiorillo y Alejandro Maci.
Se ha decidido tomar como eje rector para el desarrollo del trabajo, la vocación profesional, aludiendo las características de la esta en relación a aquello que han aportado acerca de la misma los grandes artistas anteriormente mencionados. Es por ello, que el trabajo hará un recorrido acerca de cuestiones relacionadas a la vocación en concordancia a la juventud, siendo éste, el punto en donde se comienza a intentar descubrir, hasta llegar a la adultez. 

Introducción 
El presente informe, tiene por objeto indagar acerca de la vocación profesional. En principios, se expondrán consideraciones acerca del significado de la vocación profesional, con el fin de asociarlo con las entrevistas realizadas en la cursada de Teatro y Espectáculo II. 
Según indica el sitio ABC, la vocación corresponde a aquello que el ser humano suele descubrir en la etapa de la juventud, cuando un individuo decide formarse en un área para poder trabajar de ello en el futuro. Dicha elección resulta muy difícil, ya que se interponen muchas interrogantes a responder a la hora de tomar la decisión, y esto se debe a que justamente no se sabe si va a ser la correcta. Hay individuos que permanecen años intentando buscar la respuesta, así como hay otros, que lo hacen sin antes haberlo cuestionado, simplemente lo eligen de modo natural. 
Siendo este último, el caso de Carlos Spadone, quien explicó que fue a las 12 años, cuando comenzó a sentir un fuerte interés por el cine y el teatro. 
De esta manera, el sitio mencionado con anterioridad, también menciona que la vocación, no solo lleva a formarse profesionalmente, sino que produce ganas de trabajar en ello, creando de la esta manera, la felicidad en respuesta a sentirse capaz de realizar un labor conducido al éxito, en contraposición de trabajar en algo que no responde a la vocación. 
Es por ello, que resulta interesante realizar un recorrido que responda puntualmente a consideraciones acerca de la vocación profesional, para luego abrir campo a la misma en la adolescencia, donde es detectada. Es entonces, que para aludir a todos estos temas se tomarán distintas bibliografías que respondan a lo planteado por el presente ensayo, fusionándolo con los relatos de los entrevistados en relación al tema a llevar a cabo. Esto se debe a que en las charlas, los artistas exponen sus vivencias comenzando a hablar desde la infancia, luego la juventud y culminando en aquello que los hizo ser lo que son hoy en día. Atravesando el desarrollo de sus estudios y de sus impulsos o actitudes que los llevaron a formarse y ser lo que son hoy en día. Lo que lleva a mencionar indudablemente la vocación a su profesión. 

Consideraciones acerca de la vocación profesional 
Tal como menciona Gerardo González (2006), la vocación es:

Un proceso de la personalidad que se va conformando a partir de las motivaciones, e intereses que genera la constante práctica social; y que de manera cultural y afectiva, en un momento dado, conforme a la experiencia o a la información del medio, nos impulsa a desarrollar una especialización productiva. (González, 2006, p.25).

La vocación, esa tendencia que siente una persona hacia determinadas actividades, una inclinación natural que se manifiesta en algunos casos desde la infancia. La vocación profesional, responde a un algo dentro de nosotros que nos guía hacia un camino, pero por momentos diferentes. Si bien lo ideal seria encontrarla en la juventud, para luego poder explorarla, es normal la confusión, y eso puede suceder cuando las personas se conforman con aquello que hacen, sin pensar en que realmente habría algo que los haría más feliz y por ende, podrían realizarlo con mayor fluidez, indicando el camino al éxito, la satisfacción y el sentirse completo. 
Resulta, entonces, que aquellas personas que logran descifrar su vocación con mayor rapidez, probablemente puedan cumplir sus objetivos y sus sueños en la posterior adultez. Lo que no indica, que aquellos que ante la prueba y error no logren hacerlo. Aludiendo a esto ultimo, es preciso citar a dos artistas que hablan de la vocación desde distintos puntos de vista. Corina Fiorillo menciona que: “no hay edad para encontrar la vocación, y eso esta bueno. Y aquel que lo ha encontrado, tiene que agradecer por que no es común” es entonces, que lo dicho por la directora indica que la vocación, responde a algo que se va encontrando a lo largo de los años tras haber conocido distintas áreas. Por otro lado, Eliseo Subiela, alude al término, indicando que la vocación se encuentra o se puede ver en la infancia o adolescencia, a través de juegos o de vivencias que tienen que ver con la familia, la crianza y los valores. 
La autora del presente ensayo, por su parte, avalando lo dicho, sostiene que tanto aquellos que lo descubren de pequeños, como los que lo hacen de grande, probando diferentes caminos, son conducidos de igual manera hacia la felicidad que conlleva hacer lo que uno ama y disfruta. Y tal como sostiene Gonzalez (2006) la vocación no es 100% necesaria para llevar a cabo un trabajo, pero influye en gran medida a la hora de ver los resultados finales en relación a aquellas personas que aman lo que hacen con vocación, y a las que simplemente lo hacen.

La vocación y la adolescencia 
Una vez expuesta las características de la vocación profesional, es preciso aludir a ella en lo que respecta a la adolescencia. Tal como menciona Claudia Castro:

El adolescente enfrenta una serie de cambios físicos, intelectuales y emocionales, los cuales contribuyen de manera directa sobre su comportamiento, ya que ni ellos mismos saben qué les está pasando. En esta etapa suelen aislarse, no les interesa hablar con sus papás o maestros sobre su vida futura. Están metidos en sí mismos y esto dificulta el compartir sus inquietudes sobre la elección de carrera. (2008).

Lo que indica la autora, resulta muy importante para el presente trabajo, ya que expone lo que ocurre en la adolescencia cuando no se tiene en claro que estudiar. Dicha etapa de transición entre la infancia y la vida adulta suele ser un punto importante en la decisión a tomar, si es que se focaliza en pensar en la vida futura, pero cuando no lo es así, debido al aparente aislamiento, suele ser un tanto mas complicado. Silvina Bosco, en relación a lo dicho, alude a su adolescencia mencionando que fue muy traumática. Era muy tímida, no hablaba y sus compañeros de colegio la trataban mal y le hacían bullying. Es por ello, que cuando sus padres la cambiaron de colegio, hizo un giro y cambió su personalidad, pasando de ser de la más tímida, a la más histriónica y graciosa. En el nuevo colegio, con su nueva personalidad establecida, Silvina menciona haber encontrado su vocación, tras participar como protagonista de un acto, mencionando que: “encontré la vocación ese día, ya que nunca me había sentido tan plena”. Por otro lado, Claudia Castro expone que el adolescente debido a las dificultades expuestas anteriormente, suele confundir su profesión. Y es por ello que “resulta habitual que un día se interese por la medicina, al siguiente por la arquitectura y ante un mundo de alternativas no encuentre la adecuada.” (Castro, 2008) 
En palabras de Corina Fiorillo, el hecho de cambiar de profesión y no saber cual es la adecuada desde el principio, resulta lo más interesante. Y ello se debe a que la directora, antes de elegir su actual profesión, pasó por otra carrera, relacionada con la ciencia. Y tal como menciona, su transición por la misma, hizo que su actual trabajo resulte más pasional, y a su vez, hizo posible encontrar su vocación. 
Un suceso interesante, es su conocimiento musical, ya que menciona que haber estudiado música, le aporta como complemento a su profesión actual, ser una persona metódica y disciplinada. 
Cabe destacar que hoy en día existe mayor cantidad de oferta educativa que en tiempos anteriores, donde no había tantas opciones. Y tal como menciona Castro (2008), el hecho de haber pocas alternativas, facilitaba en mayor medida la elección de la carrera en respuesta a la vocación. En cambio en la actualidad, existen carreras similares entre sí, lo que dificulta más la elección. Castro (2008), proporciona entonces un ejemplo: 

El área de negocios abarcaba carreras como contabilidad, administración de empresas, turismo y economía. En la actualidad, además de las mencionadas, el alumno se enfrentan con mayor variedad, como mercadotecnia, negocios internacionales, hotelería, relaciones públicas, finanzas, informática, administración de empresas turísticas.

Aunque, en algunos casos, la diversidad de carreras y de ofertas universitarias no son parámetro, ya que el adolescente toma aquellas orientaciones que les fueron proporcionadas por sus padres en la infancia. Tal como es el caso de Alejandro Maci, quien menciona que su actual profesión tiene indudable foco en aquellas prácticas que realizaba con sus padres en la infancia. Una de ellas fue sus visitas al cine, o bien, su gran conocimiento de literatura. De esta manera, aludiendo al significado del termino Alejandro la define como: “la vocación es trabajo”. 
Para dar un fin a la vocación en la adolescencia, es importante mencionar, que los adolescentes muchas veces, no toman en cuenta sus aptitudes y habilidades para la elección de su carrera, sino que ponen sobre ello otros intereses. Lo que Castro menciona, que conduce hacia el fracaso y a la desmotivación. 
De esta manera, German Tripel, mencionó algo muy importante en relación a lo planteado. Explicó como muchas veces, se teme a la hora de seguir la vocación, por que se piensa en lo económico y en el futuro. Pero comentó, que si algo se hace con pasión y uno se siente pleno a la hora de hacer algo, se pueden lograr grandes cosas. 
Otro artista que mencionó dicho preconcepto a la hora de seguir su vocación, fue Alejandro Paker y el mismo respondía a la constante desaprobación de sus padres en relación a su elección. Pero sin embargo, el artista mencionó que nunca se dejo llevar por ello. Y aludió que su profesión estimulada por su vocación, siempre ha sido su salvavidas, por que a través de ella ha sabido enfrentar cosas personales. Por último, resulta interesante aludir a la vocación mencionando que en muchas oportunidades, las vivencias de la infancia proporcionadas por adultos referentes, marcan ciertos aspectos de la personalidad, terminando por elegir la misma profesión. Lo que no indica, que sea correcto hacerlo por obligación, sino que es aceptable cuando se lleva a cabo por pasión y elección. Tal como le ocurrió a Luisa Valmaggia, quien indicó que cuando era chica escuchaba mucho la radio, ya que su abuelo era uno de los que construía las radios de válvula, en la radio nacional. Resulta entonces, que su profesión actual se encuentra influenciada en gran medida por su abuelo. 

Conclusión 
Una vez realizado el trabajo final, se llegó a la conclusión de la importancia que tiene la vocación y la elección correcta de la misma. Y es por ello, que analizar la etapa de la adolescencia, sirvió para detectar las diferentes maneras en las que una persona puede ir encontrando lo que realmente le apasiona, dejando de lado la frustración. Para ello, es muy importante descubrirnos a nosotros mismos, y evaluar si realmente estamos haciendo lo que nos apasiona, pensando en que quizás abría algo que nos haría más feliz. De esta manera, si finalmente se encuentra la vocación, y por ende la pasión en aquella tarea a realizar, el resultado siempre es mucho mas fructífero. 


La vocación profesional, desde la infancia hacia la adultez fue publicado de la página 76 a página78 en Escritos en la Facultad Nº138

ver detalle e índice del libro