1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII >
  4. Trayecto y rumbo hacia la integración en la escuela secundaria: un paso articulado

Trayecto y rumbo hacia la integración en la escuela secundaria: un paso articulado

Segretin, Jorgelina Valeria; Niosi, María Andrea

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

ISSN: 1668-1673

V Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XIX , Vol. 33, Febrero 2018, Buenos Aires, Argentina | 291 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Es de crucial importancia que se pueda articular de manera fehaciente un ingreso adecuado al nivel secundario, eso supone dar continuidad a los procesos de enseñanza y aprendizaje de los estudiantes que comienzan la nueva etapa, tomando a la escuela primaria como necesaria para que la transición sea lo más eficiente y eficaz. Para esto es necesario desarrollar procesos de articulación para que, entre otros aspectos, los equipos de gestión y los docentes de ambos niveles (primaria y secundaria) construyan espacios de intercambio y de trabajo colaborativo con la participación de alumnos y familias. La inclusión en los padres en este proceso de elección que permitirá a los alumnos un ingreso adecuado donde se pueda establecer el vínculo con la familia, e institucionalizar acciones que la incluyan para acompañar a los alumnos en la nueva experiencia, atender sus necesidades, demandas, preocupaciones y sostener su proceso educativo.

Palabras clave: Articulación - trayectorias escolares - integración - procesos – nivel

1. Introducción 

Desde la aprobación de la ley Nacional de Educación 26.206, que establece la obligatoriedad de la educación secundaria, la escuela técnica enfrenta un doble desafío de no solo albergar adolescentes preparándolos para la continuación de sus estudios sino también para la obtención de una salida laboral en la sociedad globalizada de hoy. 

Es así que muchos jóvenes día a día eligen su nuevo destino estudiantil desde los albores de la cursada del séptimo grado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hoy se vislumbra que existe una estrecha relación entre la trayectoria escolar durante la escuela primaria y el ingreso de los futuros estudiantes al nivel secundario. De este modo este trabajo de investigación pretende indagar ¿cómo se construye el trayecto y la articulación entre las escuelas primarias y las escuelas secundarias en su rumbo hacia la integración de niños y jóvenes en la escuela media-técnica?

2. Referentes teóricos conceptuales 

2.1 La nueva escuela secundaria 

La educación y la globalización, las tendencias mundiales y regionales para una educación inclusiva y de calidad es la concepción en donde se enmarca el Diseño Curricular de la Nueva Escuela Secundaria en GCBA. Así, el contexto en el que se inserta la Nueva Escuela Secundaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el del creciente avance del mundo globalizado. 

Los escenarios educativos actuales están signados por los nuevos desafíos que el fenómeno de la globalización plantea a las sociedades en general, y a la sociedad argentina en particular. Siguiendo la definición propuesta por Ulrich Beck, la globalización hace referencia en el sentido de aquellos procesos en virtud de los cuales los Estados nacionales se entremezclan e imbrican en una creciente interdependencia mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder, orientaciones, identidades y entramados varios. Este proceso se da en forma singular por la ramificación, densidad y estabilidad de sus recíprocas redes de relaciones regionales globales empíricamente comprobables y de su autodefinición de los medios de comunicación, así como de los espacios sociales y de las corrientes icónicas en los planos cultural, político, militar y económico. Entre las implicancias de la globalización, se destaca la aparición de sociedades de la información y del conocimiento gracias a la multiplicación de fuentes de información y comunicación, aspecto ampliamente estudiado por distintas organizaciones internacionales y regionales dedicadas a la educación y a la cultura. 

Las características esenciales de la nueva escuela secundaria son: Inclusiva y contenedora, formadora, actualizada, participativa y democrática, abierta, flexible, articulada, conectada, equipada y comprometida. En este marco se construye una enseñanza de calidad para todos los estudiantes, que implica un enseñanza y aprendizaje estrechamente ligados a un buen clima de trabajo áulico, aplicación de diversas estrategias y manejos de los tiempos en el aula garantizando el seguimiento continuo del logro de los objetivos de aprendizajes, enriqueciéndose con las instancias de retroalimentación. El aprendizaje centrado en el estudiante se torna crucial, es así que el estudiante del siglo XXI necesita que la escuela brinde las condiciones necesarias para que éste pueda desarrollarse en todas las dimensiones de su persona: individual, social, física, afectiva, intelectual, ética y espiritual. En este período evolutivo se produce un cambio en el desarrollo cognitivo del estudiante y por lo tanto en el modo de aprender. El pensamiento formal que se adquiere en este estadio tiene características estructurales y funcionales, referidas a la concepción de la realidad y al pensamiento hipotético-deductivo (Piaget, 1936-1947), entre otras. Cabe tener en cuenta que no todas las personas adquieren el pensamiento formal al mismo tiempo ni a una edad semejante; que el rendimiento académico y la posibilidad de resolución de tareas formales no se encuentran directamente relacionados. Además la integración en el mundo digital toma un rol preponderante en el escenario de la nueva sociedad de la comunicación y del conocimiento. 

En este contexto se construye el perfil del egresado de la nueva escuela secundaria que implica la adquisición de estrategias inherentes a la comunicación, al pensamiento crítico, iniciativa y creatividad, análisis y compresión de la información, resolución de problemas y de conflictos, interacción con el trabajo social y trabajo colaborativo, ciudadanía responsable, sensibilidad estética, cuidado de sí mismo, aprendizaje autónomo y desarrollo.

2.2 Globalización y construcción de espacios áulicos 

Se parte de la base que la escuela de la globalización dista sustancialmente de la escuela de la modernidad. La escuela de la modernidad que construía subjetividad pedagógica basada en el control y en ciudadano, que de alguna manera preparaba para el trabajo del mañana, hoy ya claudicó. 

El sistema se fragmenta y se configura un nuevo sistema social que invade el campo educativo. Esto se debe a una construcción carente de referencias universalistas y ancladas en las consideraciones de las especialidades del grupo que se atiende. Se trata de una fragmentación de marcos normativos y del conjunto de valores y creencias que conforman el sustrato cultural-id La construcción de los sentidos escolares en diálogo con la comunidad, la pérdida de referente universal de las escuelas ha transformado a éstas últimas en un espacio donde se recrean sentidos particulares del orden. De este modo la escuela queda atravesada por las leyes del mercado, de tiempos de fluidez y de postmodernidad donde las uniones sociales son laxas, efímeras y de construcción constante; donde el ciudadano se convierte en usuario conectado y los espacios pasan a ser temporales y virtuales. (Tiramonti, 2005). 

2.3 Cartografía de una nueva escuela técnica 

Las nuevas culturas juveniles se albergan en la escuela donde ella constituye nexos de diversa taxonomía. Nexos que unen, desunen generan problemas y los disuelven también. La decodificación del lenguaje de la nueva cultura se torna crucial para poder comenzar a leer la multiplicidad de factores que atraviesan a los estudiantes y la escuela. Más allá de la imagen de estudiante-trabajador es primordial atravesarla para poder entender y transformar diferentes aparatos cognitivos de los sujetos para comprender la nueva realidad. La escuela en este escenario múltiple de alguna manera puede ser leía como posibilidad de encuentro. Según Foucault, La conformación del sujeto adquiere una forma psíquica, reestructurada por su experiencia, por sus éxitos, una práctica del saber sobre su propia actividad que condiciona las formas de pensarse, de vincularse con los otros y con ellos mismos. Se transforma en un sujeto que aprende desde varias perspectivas, desde la chance de poder conseguir un trabajo y de ese modo delinea esta posibilidad de trabajador-estudiante. También es atravesada por el mundo tecnológico que la invita a convertirse en un usuario, donde los multimedios aparecen como herramientas que imparten enseñanza junto al profesor-facilitador y usuario a la vez. Los estudiantes construyen subjetividad pedagógica ya no solo como sujeto que aprende, sino como sujeto que plantea un lugar de pertenencia, de hábitat dentro del propio destituido que caracteriza a la escuela post-moderna donde concurre día a día. Por eso se cree que uno de los desafíos más difíciles de hoy en día es trabajar lo que Duschatzky (2011) llamaría la afectibilidad. 

Por otra parte, es crucial considerar si la escuela puede leer esta realidad desde su accionar. 

2.4 Generación post-alfabética: genoma de una nueva construcción social 

Para poder entender a los estudiantes de la escuela técnica nocturna, es conveniente poder nombrarlos entre lo que Bifo Berardi (2007) llama generación post-alfabética. Los procesos de socialización como automatismo colectivo se dan y no como el resultado de valores, disvalores del orden moral. El pasaje generacional postalfabético se caracteriza por un cambio de los formatos de las mentes colectivas. El paradigma técnico de elaboración mental implica dos configuraciones sucesivas ocurrentes: la video-electrónica y la celular conectiva y ambas modelan la infósfera y modifican la mente colectiva. El proceso de transformación es también un proceso de mutación del organismo consiente. Los procesos de construcción de conocimiento distan en gran medida de aquellos de la modernidad. El contexto de experiencias se desarrolla bajo modalidades fragmentarias y recombinantes. Ya no se cuenta con flujos de tiempoatención continuo sino con cápsulas de tiempo-acción. Conexiones puntuales, ámbitos operativos separados. La percepción de sí se transforma. (Kessler, 2000).

2.5 Trayectoria de los estudiantes hacia la nueva escuela técnica 

Acompañar la trayectoria de los alumnos para evitar que la decisión solo quede centrada en el seno familiar y que la inserción quede debidamente planificada entre ambos niveles educativos. Se trata de un trabajo conjunto entre primaria y secundaria. (Grafeln, 1981). 

El trabajo conjunto entre docentes e instituciones de ambos niveles involucrados no deben perder de vista el eje acercar a los alumnos y alumnas de Primaria al Nivel Secundario, con un material curricular que sirva de “puente” para abordar aspectos relevantes que transforman en contenido el pasaje de un nivel a otro, y con una propuesta de actividades para pensarse en el nivel que sigue. El propósito es mejorar la articulación entre niveles y fortalecer las trayectorias continuas y completas de todos los estudiantes y, al mismo tiempo, formar parte de un conjunto de estrategias que se ponen en marcha para favorecer la vinculación de los diferentes niveles y actores. 

Según el Ministerio de Educación (2010), es necesario considerar que, cuanto más alejada esté la Escuela Secundaria en la historia familiar, mayores son los esfuerzos que la Escuela Primaria debe hacer para hacerla posible. La experiencia muestra que muchos padres no transitaron el Secundario; por tal motivo es importante pensar los modos de acompañamiento que las escuelas primarias deberían realizar para que sus egresados continúen su escolaridad. 

En diversos documentos curriculares el Ministerio de Educación (2007) delimita que mejorar las trayectorias significa ofrecer las articulaciones de fuerzas necesarias que permitan a los jóvenes lograr un mejor aprendizaje; así como también buscar el fortalecimiento pedagógico de las propuestas de enseñanza y de articulación con el fin de mejorar los procesos de transición entre niveles. Esta evoca un proceso de cambio, de acomodación, de pasaje de una situación a otra que resulta más dificultosa cuanto más abrupto sea el pasaje entre los modelos pedagógicos adoptados por uno y otro nivel. Pensar la articulación entre el nivel Primario y el Secundario, deberíamos colocar la mirada tanto en el pasaje de un nivel a otro como en los aprendizajes que los alumnos necesitarían para verse fortalecidos y transitar con éxito su escolaridad en el nivel siguiente. 

Este trabajo no debería acentuar la falsa concepción de que un nivel queda subsumido por la supremacía del siguiente, sino la necesidad de pensar en conjunto mecanismos que empiecen a abordar los contenidos citados, ya desde los últimos años de la primaria y en continuidad con los primeros de la Secundaria. Abordar este proceso supone cerrar una etapa para comenzar otra que implica temores, incertidumbres, ajustes y acomodaciones; pero también apertura a nuevos recorridos; sin perder de vista en este trayecto la importancia que cobran los adultos que acompañan a los chicos. (Grafeln, 1981)

2.6 Entre el nivel primario y el nivel secundario 

Algunas propuestas para acompañar este proceso podrían ser: 

Anticipar las variaciones en el funcionamiento institucional diferente del nuevo nivel (en relación con las asistencias, con la cantidad de materias, con las diferentes modalidades, con los horarios, con el estudio, etc.). Sostener entrevistas con los niños y sus familiares con el fin de mostrarles las opciones posibles, orientarlos, acompañarlos, transmitirles la importancia de la continuidad, su obligatoriedad. • Armar un mapa de las escuelas elegidas por los alumnos o de las cercanas. Informar sobre los trámites de inscripción haciendo un listado de las cosas que necesitan llevar. 

Construir estrategias que posibiliten la formación de los alumnos como estudiantes supone considerar el proceso de construcción subjetiva de alumna a estudiante. Así se desestimaría en parte la idea de que en estudiante uno se convierte de un día para el otro, de que simplemente se logra con el paso del tiempo, o de que se nace buen o mal estudiante, con buena o mala predisposición para el estudio.

2.7 Los cambios ayudan a crecer 

Los cambios en la vida generalmente son causa de serios traumas que acarrean las personas. Sin embargo en la vida estamos permanentemente enfrentados a situaciones de cambios, que exige de nosotros una gran capacidad de adaptación.Sin duda esto también es válido para la vida de los seres humanos ya que la felicidad y la alegría dependerán de la capacidad de afrontar los cambios y adaptarse a nuevas situaciones y circunstancias que nos presente la vida. 

Los apegos excesivos a los lugares, situaciones y personas muchas veces no nos permiten avanzar en la vida y es un gran impedimento frente a los cambios que la vida requiere (Chambers, 2004). 

Cuando existe una verdadera motivación y una gran capacidad de adaptación a nuevas situaciones y formas de ser de las personas, notamos que se enriquece la vida. Cada vez que estamos frente a nuevos cambio nos debe ayudar hacia una plena integración al nuevo medio, que nos toca. La verdadera madurez depende de nuestra capacidad de asumir los pequeños y grandes cambios de la vida con alegría y compromiso como parte de nuestro aprendizaje para adquirir nuevas experiencias y conocimientos que nos ayudarán a enfrentar las distintas situaciones cotidianas. (Chambers, 2004)

2.8 Intervención educativa, renombramiento áulico y nuevas formas de enseñar y aprender 

Según Kessler (2000) hoy uno se enfrenta a una situación con una escuela de nivel medio fragmentada y desigual, con una desarticulación curricular importante y que en muchos casos llegan hasta la expulsión del alumnado. Pero es crucial trabajar para la mejora y esto implica renovar y dar lugar a otras formas escolares que permitan otros de modos de inclusión de los niños y adolescentes y también adultos. Modos de inclusión que habiliten el contacto con mundos desconocidos, mundos del conocimiento, del lenguaje, de nuevas disciplinas curriculares y sus lenguajes y estereotipos, y de nuevas culturas diferentes. De allí que es crucial la intervención educativa de modo de hacer de enlace entre estas nuevas generaciones, un enlace que es acelerado y fragmentado y también conectivo.

3. Conclusiones 

El estudiante del siglo XXI necesita que la escuela brinde las condiciones necesarias para que éste pueda desarrollarse en todas las dimensiones de su persona: Individual, social, física, afectiva, intelectual y espiritual. 

Conocer en qué circunstancias se encuentran los alumnos, cuales son las problemáticas que transitan, saber en qué razones se fundamenta y cómo influyen en su autovaloración y bienestar emocional, son cuestiones fundamentales del trabajo educativo. (Blejmar, 2005). 

En este contexto de cambios y movilizaciones emocionales se construye el perfil del egresado de la nueva escuela secundaria, y especialmente la modalidad técnica; que implica la adquisición de estrategias inherentes al pensamiento crítico, iniciativa, creatividad, análisis y comprensión de la información ,resolución de problemas y conflictos, interacción con el trabajo colaborativo y social. (Flower y Hayes, 1996) 

Los profesores en su actividad diaria plantean que existe falta de correspondencia en la caracterización de los estudiantes y su actuación real, lo cual evidencia la existencia de las problemáticas nombradas, y no hay aportes de instrumentos que permitan el acompañamiento en estos casos. (Flower y Hayes, 1996) 

Cuando no logran visualizar las cuestiones que interfieren (por ser una etapa tan compleja) se complica la planificar, orientar y seguir con efectividad la labor educativa, preventiva y formativa de los alumnos. 

La inteligencia de una gestión se encuentra asociada a la capacidad de registro de su propia ignorancia, implica un saber sobre la situación que interviene y no un saberhacer meramente tecnocrático. Se trata de una posición ética frente a lo que acontece. La gestión situacional va en búsqueda de poder nombrar lo que acontece en la escuela. . La gestión ha de poder interpretar que las biografías de estudiantes de las escuelas nocturnas han de afectarse y afectar lo escolar, ha de comprender que es necesario responsabilizarse, comprometerse. Saber qué y de donde se gestiona implica gestionar a la organización como sistema desde su discrecionalidad más directa. Los sujetos gestionan desde: sus ideas (conceptos, esquemas referenciales pedagógicos didácticos, la lectura y visión del mundo predominante en los equipos educativos), sus emociones ( estados de ánimo circulantes en las escuelas, motivación, ganas etc.) y desde sus prácticas (en términos metodológicos, herramientas de intervención específica del doble estándar pedagógicoorganizacional- planificación, negociación, evaluación, supervisión, coordinación, desarrollo de los equipos de investigación etc.). En este plano también se torna primordial que acontezca el encuentro, un evento en común que armen lazos entre los posibles actores. Esto es posible si los interlocutores se ponen en diálogo y es parte de lo que la enseñanza necesita. Es central poner en juego diversas estrategias, recursos materiales, culturales y hasta legales para habilitar otras posibilidades de construcción y también facilitar redes y asociaciones para que los hechos acontezcan, sin dejar de implicar al Estado en su uso de posición estratégica y de responsabilidad central. 

Para concluir, creemos que este trabajo de investigación puede estimular el estudio de los contextos áulicos y la gestión escolar. Sería interesante explorar si estos nuevos escenarios construidos desde lo desafiante y desde lo alternativo al currículo academicista constituyen un nuevo criterio para avanzar sobre los factores que influyen en la gestión escolar. Si esto es así, sería necesario investigar cuales son los criterios a tener en cuenta.

Referencias bibliográficas 

Alvarado, M. y Cortés, M. (1996). Los hacedores de textos. Buenos Aires, Argentina: Editorial El Hacedor. 

Bauman, Z. (2012). Modernidad líquida. Buenos Aires, Argentina: Fondo de Cultura Económica. Decimotercer edición. 

Berardi Bifo, F. (2007). Generación post-alfa: patologías e imaginarios del semiocapitalismo. Buenos Aires: Argentina. Tinta Limón. 

Blejmar, B. (2005). Gestionar es hacer que las cosas sucedan. Buenos Aires, Argentina: Novedades Educativas. 

Chambers, A. (2004). Dime, Buenos Aires. Buenos Aires: Editorial FCE. 

Diccionario de la Real Academia Española. Recuperado de http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae. 

Dustchazky S. et al, (2001). ¿Dónde está la escuela? Buenos Aires: Ediciones Manantial. 

Duschatzky S. y Sztulwark (2011). Imágenes de lo no escolar. Buenos Aires: Edición Paidos 

Duschatsky S. (2012). Maestros errantes. Buenos Aires: Edición Paidos. 

Duschatzky S. y Aguirre E. (2013). Des-armando escuelas. Buenos Aires: Edición Paidos. 

Dussell, I. (2001). La formación de docentes para la educación secundaria en América Latina: perspectivas comparadas. En Braslavsky, C.,Dussel, I.y P. Scaleter (eds), los formadores de jóvenes en América Latina. Desafíos, Experiencias y Propuestas, Oficina Internacional de Educación y Administración Nacional de Educación Pública del Uruguay, Ginebra, pp. 10-23 

Flower, L y Hayes, J. (1996). Teoría de la redacción como proceso cognitivo. En Textos en contexto 1. Buenos Aires: Editorial Lectura y vida, (20-23). 

Grafein (1981) Teoría y práctica en un taller de escritura. Madrid, España: Editorial Altalena.

From E. (2012). El lenguaje olvidado: introducción a la comprensión de los sueños, mitos y cuentos de hadas. Buenos Aires: Paidos. Decimotercer edición. 

Kessler, G. (2000). Redefinición del mundo social en tiempos de cambio. Una tipología para la experiencia del empobrecimiento. En Svampa, Maristella (Ed.): Desde abajo: las transformaciones de las identidades sociales; Buenos Aires, Argentina: Ed. Biblos, pp 23-30. 

Kurlat, M. (2003) Jóvenes con primaria incompleta en la búsqueda de una segunda chance educativa. Estudio de caso. IICE 2003-2004. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires. 

López, M. (2011). El tiempo de la separación y del encuentro. Diplomado en educación temprana y desarrollo infantil. Universidad de Querétaro, UAQ-SEP: México. 

López, M. (2011). Los ambiente afectivos en imágenes. Diplomado en educación temprana y desarrollo infantil. Universidad de Querétaro, UAQ-SEP: México. 

Llosa, S. (2005). Las biografías educativas de jóvenes y adultos desde una perspectiva de educación permanente. Cuadernos de cátedra Opfyl. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires. 

Maggio, M. (2012). Enriquecer la enseñanza: los ambientes con alta disposición tecnológica como oportunidad. Buenos Aires: Paidos. 

Scardamalla, M. y Bereiter, C. (1992). Dos modelos explicativos de los procesos de comprensión escrita. En Infancia y Aprendizaje: Revista de estudios de la educación y desarrollo, 15, (58). New York: USA. 

Tiramonti, G. (2005) La escuela en la encrucijada del cambio epocal. Documento Año 2005.Flacso: Buenos Aires, Argentina. 

Wallace, M. (2005). Action research for language teachers.Cambridge, UK: Cambridge Universito Press. Novena edición.

Abstract: It is of crucial importance that a proper income can be articulated at the secondary level that is to give continuity to the teaching and learning processes of the students that begin the new stage, taking primary school as necessary for the transition to be the most efficient and effective. For this, it is necessary to develop articulation processes so that, among other aspects, management teams and teachers at both levels (primary and secondary) construct spaces for exchange and collaborative work with the participation of students and families. Inclusion in the parents in this process of choice that will allow the students an adequate income where they can establish the bond with the family, and institutionalize actions that include it to accompany the students in the new experience, attend to their needs, demands, Concerns and sustain their educational process.

Key words: Articulation - school trajectories - integration - processes - level 

Resumo: É de crucial importância que possa ser articulado de maneira confiável um rendimento adequado ao nível secundário, isso supõe dar continuidade aos processos de ensino e aprendizagem dos estudantes que começam a nova etapa, tomando à escola primária como necessária para que a transição seja o mais eficiente e eficaz. Para isto é necessário desenvolver processos de articulação para que, entre outros aspectos, as equipes de gerenciamento e os docentes de ambos níveis (primária e secundária) construam espaços de intercâmbio e de trabalho colaborativo com a participação de alunos e famílias. A inclusão nos pais neste processo de eleição que permitirá aos alunos um rendimento adequado onde possa ser estabelecido o vínculo com a família, e institucionalizar ações que a incluam para acompanhar aos alunos na nova experiência, atender suas necessidades, demandas, preocupações e sustentar seu processo educativo

Palavras chave: Articulação - trajetórias escolares - integração - processo - nível 

(*) Jorgelina Valeria Segretin. Especialización Superior en Educación de Educación en Adultos y Adolescentes (UFLO). Especialización Superior en Mediación Escolar. Instituto Edusalud. 

(*) María Andrea Niosi. Licenciada en la Enseñanza del Idioma Inglés (CAECE). Diplomado y Especialista Superior en Ciencias Sociales con mención en Gestión de las Instituciones Educativas (FLACSO).


Trayecto y rumbo hacia la integración en la escuela secundaria: un paso articulado fue publicado de la página 125 a página129 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

ver detalle e índice del libro