1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII >
  4. Planteamiento de un modelo de enseñanza-aprendizaje colaborativo, como estrategia facilitadora en educación a distancia en el Ecuador

Planteamiento de un modelo de enseñanza-aprendizaje colaborativo, como estrategia facilitadora en educación a distancia en el Ecuador

Macías, Martha; Gómez, Marcelo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

ISSN: 1668-1673

V Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XIX , Vol. 33, Febrero 2018, Buenos Aires, Argentina | 291 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

La educación a distancia, se ha constituido en un campo de conocimiento cada vez más complejo, en consecuencia requiere un permanente proceso de investigación y análisis. 

La propuesta plantea estrategias de enseñanza - aprendizaje colaborativas, como que faciliten el proceso de formación en la modalidad a distancia. El tema ha sido abordado tradicionalmente desde la perspectiva de la educación presencial, no existe planteamiento a nivel de educación a distancia en el Ecuador. 

A partir de la colaboración grupal e individual se va generando conocimiento significativo, a través del análisis y el debate constructivo, donde el único objetivo es aprender de manera diferente y con un efecto multiplicador, por su dinámica.

Los elementos que deben estar presentes, como condicionantes de la generación de conocimiento, en esta modalidad son la actitud, el conocimiento, la tecnología y la motivación constante hacia el pensamiento crítico, donde el estudiante es el artífice de su aprendizaje.

Palabras clave: docente – estudiantes - educación a distancia - modelo colaborativo - enseñanza – aprendizaje - estrategias educativas - tecnologías

Introducción 

La educación a distancia constituye una metodología de enseñanza importante en la cobertura de la educación, se la ejecuta mediante el empleo de herramientas tecnológicas (Arciénaga A. A., 2009), permitiendo involucrar a un mayor número de personas en el proceso de enseñanza – aprendizaje; cuyos involucrados requieren de un perfil específico, por lo que es necesario tomar en cuenta las formas de aprendizaje, de manera que se evidencien los resultados y competencias desarrolladas a través de esta modalidad. 

En función de evaluar y facilitar el aprendizaje, es prioritario tomar en cuenta las tareas y actividades a implementar de acuerdo a los materiales disponibles. Como estrategia se plantea el modelo de enseñanza - aprendizaje colaborativo, que implica una innovación (Arciénaga A. G., 2007) en el sistema de educación a distancia en el Ecuador. El aporte de la tecnología de la información, es vital en el planteamiento de este modelo como soporte de implantación. 

En la actualidad la educación a distancia en el Ecuador, según Torres, J. C., Quezada, M. M., & Guamán, J. G (2010) se apoya en los sistemas MOOC (Massive Open Online Course), COMA en español (Curso Online Masivo Abierto), pero sigue siendo despersonalizado el proceso hacia el estudiante, es decir, a través de una plataforma, se les da una clave a los estudiantes, los docentes colocan los materiales, las presentaciones de las asignaturas y se gestiona por mail, no existe una cultura de acompañamiento del proceso en forma sincrónica, participativa, colaborativa, personalizada; cada estudiante entre al sistema, descarga el material y empieza a trabajar por su cuenta. Los docentes, aún tienen que hacer mucho esfuerzo para auto educarse, ser disciplinados, constantes, investigadores, auto reflexivos, cuando deciden optar por estudiar bajo esta modalidad.

De acuerdo a estadísticas recientes, proporcionadas por una de las instituciones líder en la educación a distancia en el Ecuador, la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), sobre el número de consultas que realizan los estudiantes de la modalidad de educación a distancia a sus docentes, no llegan ni al 2% históricamente, peor aún, no se registran estadísticas de un proceso colaborativo, donde todos los estudiantes participen y generen conocimiento, hagan aportes, investiguen en forma conjunta; por lo que se justifica la necesidad de proponer un modelo y estrategias que coadyuven a facilitar el proceso de enseñanza - aprendizaje colaborativo en la metodología de educación a distancia.

Marco Teórico 

Rué (1998) destaca lo importante que es el desarrollo de las destrezas colaborativas y de socialización en el aprendizaje, de esta manera se lo facilita y convierte en significativo (Ausubel, 1983). 

El crecimiento del nivel de conocimiento, hace imprescindible la necesidad de una educación de calidad, donde el medio constituye, de hecho, las nuevas tecnologías, que con el acompañamiento de técnicas como el trabajo en equipo, demandado del estudiante como un ente activo en el proceso, facilite la generación del conocimiento y saberes, conformándose de esta manera la hipótesis: cuanto más colaborativa, en el proceso de enseñanza – aprendizaje, sea la metodología de educación a distancia, más fácil se constituirá el proceso para los estudiantes y significativa será la calidad de los conocimientos que el estudiante adquiera. 

Delors (1996) manifiesta que la educacion se debe estructurar en cuatro pilares de conocimiento: el ser, saber conocer, saber hacer y saber convivir, en vista de esto es inminente que se encuentre inmerso en la educación a distancia: el colaborar, el participar y el compartir, como estrategia de aprendizaje, por lo que este proyecto tiene como meta, proponer un modelo de enseñanza - aprendizaje colaborativo que facilite la metodología de la educación a distancia. 

Se conceptualiza entonces, a la educación a distancia como aquella metodología que incluye programas desarrollados en ambientes educativos donde pueda existir la separación espacio - temporal de profesores y estudiantes, donde se desenvuelvan y articulen los elementos tradicionales del proceso de enseñanza-aprendizaje, aprovechando el uso de materiales didácticos, tecnologías de la información y comunicación, estableciendo interacciones sincrónicas y asincrónicas. 

Entendiendo como interacción sincrónica, la virtualidad que facilite y elimine la barrera de la distancia, a través del empleo de la tecnología, facilitando las comunicaciones en tiempo real y posibilitando la transferencia de información en fracciones de tiempo; un ejemplo de ello, la video – conferencia, donde puede plantearse sesiones de grupo, cuyos actores físicamente distantes confluyan en una actividad de tutoría y discusión dentro de un mismo espacio de tiempo. Por otra parte, el correo electrónico como el mejor y más común de los ejemplos, de la interacción asíncrona. 

En este sentido, entre otras de las actividades estructuradas de los programas de educación a distancia incluyen, videoconferencias, audio-conferencias, teleconferencias, actividades en línea, semi-presenciales o una combinación de diversos medios y formas de enseñanza, donde el aporte de las tecnologías de la información, lo enuncia Arciénaga A. G. (2007), como vital en el planteamiento de este modelo y lo que sustentaría la implantación del mismo. 

Por su parte, García Aretio (1999) manifiesta que la combinación de variables espacio y tiempo en educación a distancia, donde se ubican profesor y estudiante, han de ser diferentes, al igual que el tiempo de esa relación, por ello aconsejable en su tratamiento, hacerlo de manera síncrona. 

Collazos (2001), sobre el aprendizaje colaborativo, manifiesta que son grupos que trabajan juntos para maximizar su aprendizaje y el de los otros, donde las herramientas colaborativas juegan un papel importante en el razonamiento y el auto aprendizaje; y para Slavin (1992) en cambio, que para que haya significancia en el conocimiento colaborativo, deben estar inmersos los aspectos motivacionales y los objetivos. 

Metodología 

Antes de poner a consideración el planteamiento, es necesario un estudio investigativo de las condiciones de aceptación por parte de los estudiantes, docentes y autoridades, de un nuevo modelo de enseñanza - aprendizaje colaborativo, que facilite la labor y permita alcanzar un conocimiento significativo en los docentes. Importante establecer una metodología para esta propuesta, que se encuentre acorde con el objeto de estudio; en el presente caso, facilitar la educación a distancia, ante ello el método descriptivo, es el que mejor se acopla a la investigación en cuestión, (Visauta, 1989) describe, analiza e interpreta el fenómeno de estudio, de manera exploratoria y prescriptiva. En este caso, (Marradi, 2010) lo sustenta en una triangulación metodológica, es decir a través del método mixto cuanti y cualitativo, propio de las ciencias sociales, como es la educación. El aporte cuantitativo se evidencia en los resultados de la formación y uso de medios informáticos y el aporte cualitativo se evidencia en los resultados de las actitudes sociales, surgiendo así un sistema mixto, donde confluye la triangulación. 

Un aporte significativo, para el proyecto, constituye el método de expansión de Greene (1989), ya que contempla un mix de metodologías de utilidad en la definición del alcance de esta propuesta, además de que la metodología de tipo exploratorio, no ha sido considerada en un estudio de la universidad ecuatoriana. 

Los sujetos de estudio constituyen los estudiantes y docentes de la modalidad de educación a distancias de distintas universidades, quienes mediante la aplicación de una encuesta permitió la recolección de información y datos para indagar sobre el conocimiento acerca de sistemas informáticos, su actitud social colaborativa y su disposición a aceptar un cambio en los paradigmas de la forma de aprendizaje. 

En relación a la muestra, en vista de que no se conoce con certeza el universo, se aplica la fórmula para poblaciones infinitas, tomando como nivel de aceptación y negación un 50% respectivamente, ya que no se aplica un pre muestreo. Se opta por un 95% de nivel de confianza, con un nivel de error del 5%, obteniendo como resultado, una muestra de 384 estudiantes y 384 docentes.

Finalmente, como parte de la metodología, también se involucró, lo que Elliot (1990) propone, investigación - acción, en vista de que es participativa y los involucrados trabajan en la mejora de su actividad primordial. En el presente caso, se deja propuesta la planificación pero si es el caso, llevarlo a la acción, sugerimos seguir la espiral introspectiva para observar los resultados, mediante una reflexión de los resultados y luego replantear mediante un proceso de mejoramiento continuo, esta propuesta, para llevarla a la ejecución en un momento pertinente, de acuerdo a los recursos con los que cuente la institución.

Resultados 

Dando respuesta a la pregunta: ¿Cuál es el mejor modelo de enseñanza aprendizaje colaborativo para la educación a distancia?, la respuesta se manifiesta con el apoyo de la investigación bibliográfica y el sustento del análisis de los diferentes modelos de enseñanzaaprendizaje colaborativo, como los proponen Pfister (1999) y Barberá (2001) citados por Gros (2008), quienes concluyen que el aprendizaje mediado es una estrategia de enseñanza, a través de la cual dos o más sujetos interactúan para construir conocimientos, lo que lleva al aprendizaje colaborativo, pues interviene un grupo de personas en torno a un contenido específico. 

Además, según Lipponen (2003) el aprendizaje colaborativo realza la interacción entre pares y el trabajo en grupos; la tecnología y la colaboración, facilitan la distribución del conocimiento y permiten compartir experiencias a través de una comunidad virtual, lo que convierte a la colaboración en una forma especial de interacción y aprendizaje. 

Esta investigación bibliográfica, alrededor de la importancia de la colaboración, nos permite entonces concluir que el aprendizaje colaborativo es una de las mejores formas de generar la significancia en la educación, consecuentemente importante se convierte la generación del modelo planteado, en vista de la importancia e impacto en el conocimiento. 

Apoyados de este sustento bibliográfico, el complemento necesario es la aplicación de la encuesta realizada tanto a docentes como a estudiantes, con la orientación a la predisposición y actitud social, para compartir de manera virtual y mediante el uso de medios informáticos, que es como se obtuvieron los resultados, que se ponen a consideración.

Análisis de resultados 

En la metodología se enunció que la muestra, se aplicó a 384 estudiantes y 384 docentes; producto de la aplicación de la fórmula empleada en poblaciones infinitas, por la certeza del universo de estas variables, pues en lo que a modalidad de estudios a distancia en el Ecuador se refiere, no se dispone de datos ciertos o estudios referenciales.

Estudiantes: Actitudes Sociales: Se obtuvo que el 45% de los estudiantes, son totalmente tolerantes con personas que no conocen, aceptan sus ideas y propuestas a pesar de que no estén de acuerdo; el 85% manifiesta tener una actitud que cuida no herir a los demás, a quienes no están de acuerdo con sus ideas; el 69%, tiene una actitud social en la que le es fácil manifestarse y refutar de manera respetuosa un planteamiento realizado por sus compañeros, en relación a quienes no estén de acuerdo; un 88 %, está totalmente de acuerdo en compartir sus conocimientos con personas que no conocen del tema, permitiendo que los mismos estudiantes colaboren en su aprendizaje y están totalmente de acuerdo en plantear temáticas de discusión que aporten con lo que se está tratando. 

Estos resultados nos conminan a concluir sobre la motivación de los estudiantes a participar activamente en grupos de estudios, cuyos integrantes sean tolerantes y respetuosos, en beneficio de la generación del conocimiento

Estudiantes: Afinidad y formación en el uso de medios informáticos: el 95% tienen afinidad y formación en cuanto al empleo de medios informáticos, lo que facilita el empleo versátil de herramientas necesarias para una educación a distancia, que implique el uso de las TIC´s; el 98%, manifiesta estar completamente de acuerdo a adaptarse a cualquier sistema informático que establezca el sistema de aprendizaje colaborativo y que son parte de las redes sociales; el 55% pertenecen a grupos y foros de aprendizaje. 

De acuerdo a estos resultados, los estudiantes manifiestan predisposición y son parte ya, del conocimiento práctico que requiere el uso de los medios tecnológicos, facilitando sin duda su acceso y participación activa en la metodología que se plantea. 

Docentes: Actitudes Sociales: se evidenció que el 61% de los docentes, son totalmente tolerantes y disfrutan de conocer a personas, así como aceptan sus ideas y propuestas a pesar de que no estén de acuerdo; el 83%, dice tener una actitud que cuida no herir a quienes no están de acuerdo con sus ideas; el 74%, tienen una actitud social en la que le es fácil manifestarse y refutar de manera respetuosa un planteamiento realizado por aquellos estudiantes que no están de acuerdo; y, un 100 %, de los docentes están totalmente de acuerdo en compartir sus conocimientos con personas que no conocen del tema, permitiendo además que sean los mismos estudiantes quienes colaboran en su aprendizaje y adicionalmente, están totalmente de acuerdo en plantear discusiones que aporten al tema tratado.

Estos resultados permiten colegir el acuerdo existente sobre promover la participación de los estudiantes en grupos de estudios, actividades grupales, en un marco de tolerancia y respeto, orientando su accionar a la generación de conocimiento a través de la interacción entre los estudiantes y docentes.

Docentes: Afinidad y formación en uso de medios informáticos: un 45% manifiesta tener afinidad y formación en el uso de medios informáticos, lo que representa una brecha muy amplia con relación a lo manifestado por los estudiantes; pero el 95%, están completamente de acuerdo en adaptarse a cualquier sistema informático que conlleve la necesidad de emprender en una metodología de aprendizaje colaborativa para los estudiantes, de alguna manera son parte de las redes sociales, pues el 26% manifiesta que forma parte de redes y foros participativos de manera virtual; el 48%, manifiesta que con los medios informáticos y la metodología actual les es posible llegar al conocimiento de los estudiantes con una efectividad del 50%. 

Adicionalmente, se realizó una entrevista a dos rectores de las universidades que ofertan este tipo de modalidad, con el objetivo de conocer el nivel de apoyo que estarían dispuestos a proporcionar a este proceso en sus respectivas universidades. Esto se lo hizo mediante el planteamiento de la pregunta: ¿se cuenta con la apertura y apoyo de las autoridades académicas para implementar el modelo de enseñanza – aprendizaje colaborativo?, y en la respuesta los dos rectores manifiestan que se encuentran muy predispuestos a colaborar con las decisiones, recursos, instrucciones y normativas necesarias para la implementación, seguimiento, evaluación y mejoramiento de este proyecto propuesto. 

Con estos resultados obtenidos, tenemos la respuesta afirmativa a la pregunta de la investigación, la aceptación por parte de la comunidad implicada, es decir, estudiantes, docentes y autoridades, acerca de la nueva metodología de enseñanza - aprendizaje colaborativa, para el sistema de educación a distancia de la universidad. 

En definitiva, considerando que el aprendizaje colaborativo se basa en la potenciación de la inteligencia emocional del estudiante, para su propio desarrollo educativo, empleando las TIC´s y más herramientas colaborativas como medio para facilitar la interacción con otros, es relevante destacar la evidencia, no menos conocida en el medio en el que nos desenvolvemos, pues la mayoría de los estudiantes dominan los medios informá- ticos y tienen las herramientas básicas necesarias para participar de una educación a distancia; apoyándonos de la predisposición expresa, de que están dispuestos a integrarse en un sistema de aprendizaje colaborativo de manera propositiva, pues demuestran tolerancia con quienes requerirían más tiempo de adaptación y aprendizaje, por su desconocimiento. Por lo tanto, cada estudiante puede proponer nuevas ideas y desarrollar contenidos con sus pares de grupo, pues es necesario tener en cuenta que este tipo de metodología busca que cada estudiante aporte de la mejor forma a un fin común. Adicionalmente que, la construcción de nuevas ideas con la contribución de pares, favorece especialmente a los estudiantes que tienen más dificultad, pero enriquece espiritualmente y en valores, a aquellos estudiantes con ventaja. 

Por otro lado, a pesar de que la brecha tecnológica entre estudiantes y docentes es considerable, se destaca el esfuerzo que realizan para mejorar el conocimiento de los medios y herramientas informáticas de uso en la enseñanza a distancia, además de la predisposición a adaptarse a las nuevas metodologías que implique la metodología de enseñanza y aprendizaje de forma colaborativa. Sin duda que las buenas intenciones y las conclusiones de los resultados de la investigación no tendrían una meta alcanzable, si las autoridades de las Universidades no tienen la predisposición para escuchar propuestas que permitan innovar la gestión educativa, es el caso de esta propuesta, pues existe la apertura para colaborar y apoyar el programa que se propone, lo que permitiría generar un precedente educativo, con un modelo que promueva la participación de los estudiantes en su propio aprendizaje, a partir de entornos virtuales en la educación a distancia, motivando la exploración, investigación y búsqueda individual de información y conocimiento.

Propuesta del Proyecto 

En toda propuesta de mejoramiento o innovación del proceso enseñanza- aprendizaje, es importante tomar en cuenta factores como los que manifiesta Martínez Valcarcel (2004), el contexto socio cultural, la normativa, el tipo de docente, es decir las condiciones en las que se pretende desarrolllar o implementar un cambio o innovación, involucra necesariamiente, el conocimiento, la condicion humana, las estrategias y el contexto de implementaciòn. El modelo que se plantea en este proyecto contempla dichos factores, pues son condiciones sin las cuales no se podría implementar un proyecto, al menos en el campo de la educación. 

Los factores enunciados, sumados al conjunto de resultados del análisis que se ha puesto a consideración, evidencian una aceptabilidad al modelo que se propone; este marco general permite asumir que la hipótesis planteada tiene una solución a través del proyecto propuesto. El desarrollo de la hipótesis planteada tiene sustento, pues apoyamos esta conclusión con lo que plantea Slavin (1992), la cohesión social lleva a un modelamiento entre pares, la motivación de las metas grupales permiten generar el conocimiento y explotan la responsabilidad del estudiante, lo cual llevado a la práctica, es generación de conocimiento significativo. Entonces, lo que se plantea en esta propuesta, facilitar el aprendizaje del estudiante a través de sistemas colaborativos, incrementará su rendimiento individual haciendo que se empoderen del conocimiento y el saber. 

En consecuencia, el modelo colaborativo implica que, considerado que el docente no es una fuente de información, sino un apoyo y un participante más en el grupo, sea el estudiante quien desarrolle técnicas de trabajo en grupo, en base a los objetivos, tareas y evaluación que define el profesor; tareas diseñadas para colaboración, no para competir, que es lo que propone Prendes, M.P citada en Espinosa (2003). Un ejemplo, para el análisis de temas relevantes, se requiere de pensamiento creativo e interdependencia entre todos los paraticipantes, de manera que cada uno aporte al resultado final y se evidencie la suma de las contribuciones individuales; para que se obtenga el resultado deseado y la participación e interacción sea de todos los miembros; la actividad del docente debe estar orientada al establecimiento de metas claras, definiendo una metodología de trabajo que permita la interdependencia, pero también la interacción interpersonal. 

Ante lo expuesto, como forma de operativizar el modelo, acudimos entre otros métodos, a lo que plantea Johnson (1999), los estudiantes trabajan juntos en un horario acordado para el aporte individual, luego organizan el material a presentar, explican, resumen y lo adaptan a las estructuras establecidas, en una plataforma virtual. En un principio estos grupos deberán ser homogéneos, incluso para aprendizajes heterogéneos, hasta desarrollar la expertice de trabajo grupal y luego ir diversificando por temáticas, hasta llegar a contar con grupos cooperativos de alto rendimiento. 

Entonces, como aporte a esta propuesta presentada, entre las técnicas y estrategias encontradas en torno al aprendizaje colaborativo encontramos que, De Vries, D. L., & Slavin, R. E. (1978) proponen un modelo colaborativo en entornos tradicionales, pero con técnicas que sirven de insumo para la educación virtual a distancia, como es el método Team Games Tournament (TGG), donde ponen a competir a diversos grupos, bajo una misma temática, pero el resultado debe evidenciar como complemento, las diferentes posiciones y aportes grupales. 

Sharan (1980), en cambio plantea, el método de grupos de investigación, donde se aplica a tareas y materias complejas que requieren varias fuentes de información, que aportan en el fomento de capacidades de análisis y síntesis, donde la búsqueda de conocimiento y habilidades de relacionamiento consiste en plantear los mismos temas de investigación a diferentes grupos, los cuales investigan y exponen sus resultados, los analizan y convergen en conclusiones a partir de consensos. 

Johnson (2008) aporta con su propuesta, una forma pura de colaboración, consiste en asignar material, de manera libre al equipo, para que puedan armar un proyecto, donde el producto final se lo evalúa y califica, en principio individualmente, pero se asigna también una nota grupal, todo ello bajo un criterio común, pero en cuanto a calificaciones, se da una bonificación a cada estudiante; finalmente, Guitert (2013) hace énfasis en el aprendizaje colaborativo a través de los medios tecnológicos, establece que deben evidenciar su aplicación a través de una plataforma desarrollada, la cual debe permitir y facilitar el proceso de enseñanza, tanto para el docente como para los estudiantes, de esa manera se garantiza la aplicabilidad de la propuesta. 

Las actividadces que motivan el aprendizaje colaborativo se enmarcan en las siguientes estrategias:

a. Trabajar en un proyecto o propuesta común que genere interacción con efecto sinérgico, motivando una interdependencia positiva. 

b. Revisión de trabajos entre compañeros, lo que implica que se expongan los mismos y sean revisados, requiriendo un comentario, retroalimentación por parte de sus pares, antes de la entrega al profesor. 

c. Role play, lo que permite a los participantes adoptar diferentes roles, por ejemplo, en un momento determinado, siendo el evaluador de los trabajos de otros grupos, lo que incentiva el compromiso y la aplicación de competencias como: la comunicación, la objetividad, resolución constructiva de conflictos con los otros miembros de los grupos y con otros grupos, que analizan el trabajo de un mismo equipo evaluado.

Cabe mencionar también, que las herramientas son de vital importancia en la ejecución de este modelo, el desarrollo tecnológico de la actualidad permite tener acceso al uso y aplicación del mobile-learning, con equipos como: I-Pad´s, celulares, tablets, e-books, agendas digitales, ya que las pueden utilizar en cualquier momento y en cualquier lugar; de esta manera los estudiantes se involucran en el sistema de forma integral y se comprometen en mayor medida, invierten mayor cantidad de tiempo en su aprendizaje, crean blogs, wikis, participan en foros virtuales formando parte de la comunicación virtual, otras personas que colaboren en estos grupos, sin que necesariamente sean estudiantes de la misma universidad, pueden ser expertos externos y estudiantes de otras universidades trabajando en actividades grupales de un mismo tema, aportando y diversificadndo la generación del conocimiento

Esta forma de aprendizaje colaborativo, permite beneficios desde la perspectiva educativa y pedagógica que potencian e impulsan un proceso formativo de aprender-aaprender en un entorno de aprendizaje de calidad, como:

- Fomentar la cooperación y la reciprocidad, como producto de un esfuerzo colectivo. 

- Considerar al estudiante como centro del proceso del que participa activamente. 

- Estimular y potenciar la comunicación e interacción continua entre profesores y estudiantes. 

- Dedicación y esfuerzo continuo. - Motivación como estímulo constante donde se evidencian los resultados esperados del aprendizaje.

- Personalización del aprendizaje, teniendo en cuenta las diferencias entre estudiantes y sus diversas formas de aprender.

Esta propuesta, permite, también, el desarrollo de actitudes y habilidades profesionales en los estudiantes, entre las que se mencionan un mejor manejo e involucramiento con las nuevas tecnologías de comunicación efectiva, trabajo en equipo, capacidad de investigación; donde el estudiante toma diferentes roles, como líder de un proyecto, revisor de proyectos de sus compañeros, evaluador, moderador, por nombrar algunas.

El rol del docente, por su parte es motivar y colaborar en el aprendizaje, al ser facilitador y generador de un debate constructivo.

Conclusiones 

La educación a distancia facilita y estimula el auto aprendizaje debido a que cada individuo puede investigar por sí mismo. Sin embargo, el desafío que presenta esta propuesta, es animar a que ese auto aprendizaje, contribuya adicionalmente al conocimiento colectivo de los estudiantes, a través de entornos virtuales. La aplicación de estrategias que motiven el aprendizaje colaborativo en la educación a distancia, requiere de actividades centradas en la participación del estudiante como parte de una comunidad de aprendizaje; por lo tanto, nuevos desafíos se presentan para el docente, que incluyen la comprensión de los objetivos del aprendizaje colaborativo y un conocimiento mayor, del uso de las nuevas herramientas tecnológicas. 

El entendimiento de los objetivos a los que apunta el aprendizaje colaborativo hace que el docente cumpla un rol más participativo, que lo haga acompañar al estudiante y guiarlo en su proceso de aprendizaje, además de motivarlo constantemente a su participación crítica, pero en un entorno de respeto entre el grupo de estudiantes, considerando que tanto docentes como estudiantes, cuentan con las herramientas y conocimientos necesarios para ser, igualmente partícipes en la educación a distancia. Los resultados de las encuestas realizadas en la presente investigación así lo indican. 

No es posible pensar en la innovación educativa de la modalidad a distancia, apoyada por las TIC´s, si estas no van de la mano con la innovación de sus enfoques didácticos y la transformación de las prácticas educativas; si no se contempla, además, la diversidad de los factores contextuales que condicionan su éxito, a través del empoderamiento del conocimiento y el saber por parte del estudiante, incrementando así su rendimiento individual. El empleo del aprendizaje colaborativo, obliga a un cambio en el rol docente, transformarse de un solo informante principal y centro del conocimiento, a un facilitador del aprendizaje; por su parte, el estudiante, deja de ser un receptor pasivo, y pasa a convertirse en un partícipe de la construcción de su propio conocimiento, mediante la interacción tanto de los materiales empleados cuanto de los pares con los que interactúa. 

La propuesta aporta con estrategias innovativas para el sistema de educación a distancia en el Ecuador, cambia la metodología de enseñanza aprendizaje tradicional, rutinario, totalmente asincrónico y aislado, donde cada estudiante es una isla que debe intensificar sus esfuerzos para aprender individualmente, sin que el sistema garantice un aprendizaje significativo. 

El método propone una interdependencia positiva entre los miembros de los equipos, donde se genere interés en el aporte de las individualidades como parte de la producción grupal, de esta manera, se pone una impronta a la responsabilidad de cada miembro y a su capacidad de liderazgo, manejo de conflictos, tolerancia, creatividad. Pero es necesario tomar en cuenta factores de índole académico, social y psicológico del entorno y sus actores, de manera que pueda tener éxito la propuesta y se logre la meta deseada. 

La propuesta tiene un aporte importante en el proceso filosófico de la enseñanza, dentro del proceso cognitivo, el modelo coadyuva al pensamiento inductivo, a la investigación, a la organización intelectual, al desarrollo de la memoria, a la generación de nuevo conocimiento, lo que se logra con el aporte de sus miembros en la tarea de generación del conocimiento que se plantea, ya que el trabajo individual tradicional no permite alcanzar el nivel de conocimiento, a diferencia de lo que la metodología colaborativa plantea. 

En el proceso social, el modelo coadyuva a desarrollar competencias humanas, relacionamiento, autoestima individual, enfoque hacia el logro, aporta con razonamiento, fundamentación y no con imposición, armoniza emociones y fomenta la tolerancia. 

Los resultados cuantitativos de la investigación, producto de las encuestas realizadas a docentes y estudiantes sobre su predisposición hacia un nuevo sistema de aprendizaje colaborativo, evidencia una importante aceptación; pero hay que dejar constancia que dichos resultados, también nos arrojan datos de una clara brecha entre el conocimiento y acceso a medios informáticos, por parte de los docentes, donde los estudiantes los superan. Lo cual es totalmente evidente en el mundo de la globalización en el que nos desenvolvemos y en el que tecnológicamente nos encontramos inmersos, por lo que de especial atención será sin duda considerar el tema de capacitación a los docentes, para que se tenga éxito en la implementación de esta propuesta, ya que de acuerdo a los resultados de la investigación se evidencia que los estudiantes van por delante en el uso de tecnologías, sobre los docentes.

Referencias bibliográficas 

Arciénaga, A. A. (2009). Innovación Social y Tecnologías Sociales: Similaridades y Diferencias de Enfoques Políticos. Seminario sobre Políticas de Promoción de Tecnologías Sociales, PROCODAS . 

Arciénaga, A. G. (2007). . (2007). Buenas Prácticas en la Implementación de Programas Acciones de Promoción de la Innovación–Casos en Argentina. Seminario Internacional ALTEC. 

Ausubel, D. (1983). Teoría del aprendizaje significativo. Fascículos de CEIF, 1. 

Collazos, C. G. (2001). Aprendizaje Colaborativo: un cambio en el rol del profesor. In Proceedings of the 3rd Workshop on Education on Computing. 

De Vries, D. L., & Slavin, R. E. (1978). Teams-GamesTournaments (TGT): Review of Ten Classroom Experiments. Journal of Research and Development in Education, 12(1), 28-38. 

Delors, J. (1996). La Educación Encierra un Tesoro.Catalunya: Centre Unesco. 

Elliott, J. (1990). La investigación-acción en educación. Ediciones Morata. 

Espinosa, M. P. (2003). Aprendemos, ¿ cooperando o colaborando?. Las claves del método. Redes de comunicación en la enseñanza: las nuevas perspectivas del trabajo corporativo (págs. (pp. 93-127)). Paidós Ibérica. 

García Aretio, L. (1999). Fundamentos y componentes de la educación a distancia. 

Greene, J. C. (1989). Toward a conceptual framework for mixed-method evaluation designs.Educational evaluation and policy analysis. 

Gros, B. c. (2008). El aprendizaje colaborativo a través de la red: límites y posibilidades. 112. 

Guitert, M. &.-M. (2013). La colaboración en la red: hacia una definición de aprendizaje colaborativo en entornos virtuales. Johnson, D. W. (1999). El aprendizaje cooperativo en el aula. Buenos Aires: Paidos. 

Johnson, D. W. (2008). Cooperative learning. Blackwell Publishing Ltd. 

Lipponen, L. R. (2003). Patterns of participation and discourse in elementary students’ computer-supported collaborative learning. Learning and instruction , 13(5), 487-509. 

Marradi, A. P. (2010). Metodología de las ciencias sociales.Argentina: Cengage Learning. 

Martínez Valcarcel, N. (2004). Los modelos de enseñanza y la práctica en el aula. Enciclopedia virtual de Didáctica y Organización Escolar.

Rué, J. (1998). El aula: un espacio para la cooperación. Cooperar en la escuela. La responsabilidad de educar para la democracia. 

Sharan, S. (1980). Cooperative learning in small groups: Recent methods and effects on achievement, attitudes, and ethnic relations. Review of educational research, 50(2), 241-271. 

Slavin, R. E. (1992). Research methods in education. Allyn & Bacon. 

Torres, J. C., Quezada, M. M., & Guamán, J. G. (2010). La educación virtual en Ecuador. La educación superior a distancia: Miradas diversas desde Iberoamérica, 76. Loja: Ediloja. 

Visauta, B. (1989). Técnicas de investigación social. PPU.

Abstract: The distance learning education has become an increasingly complex way of learning. Therefore, it requires a permanent process of research and analysis. 

This proposal suggests a collaborative teaching-learning model as a strategy to facilitate the distance learning education. The topic has traditionally been approached from the perspective of classroom education there is no distance learning approach in Ecuador. This article proposes a totally active and inclusive model, will generate significant knowledge through constant analysis and constructive debate with the unique goal of learning in a different manner in the hope that this knowledge holds a multiplier effect due to its dynamic. 

The elements that are determining factors for the generation of an online education system are the attitude, knowledge, technology, and constant motivation towards critical thinking, where the student is the architect of their education.

Keywords: Professor – students - Distance learning education - collaborative model - teaching – learning - educational strategies – technologies

Resumo: A educação a distância, constituiu-se em um campo de conhecimento a cada vez mais complexo, em consequência requer um permanente processo de pesquisa e análise.  

A proposta propõe estratégias de ensino – aprendizagem colaborativas, como que facilitem o processo de formação na modalidade a distância. O tema tem sido abordado tradicionalmente desde a perspectiva da educação presencial, não existe proposta a nível de educação a distância no Ecuador.

A partir da colaboração de grupo e individual vai-se gerando conhecimento significativo, através da análise e o debate construtivo, onde o único objetivo é aprender de maneira diferente e com um efeito multiplicador, por sua dinâmica.

Os elementos que devem estar presentes, como condicionantes da geração de conhecimento, nesta modalidade são a atitude, o conhecimento, a tecnologia e a motivação constante para o pensamento crítico, onde o estudante é o artífice de sua aprendizagem.

Palavras chave: professor - estudantes - educação a distância - modelo colaborativo - ensino - aprendizagem - estratégias educacionais - tecnologias

(*) Martha Macías. Candidata a PhD. Master en administración de negocios y Master en Gerencia Educativa. Docente universitaria. 

(**) Marcelo Gómez. Ing. Eléctrico. Master en Administración de Empresas. Diplomado Superior en Gestión del Aprendizaje Universitario.  


Planteamiento de un modelo de enseñanza-aprendizaje colaborativo, como estrategia facilitadora en educación a distancia en el Ecuador fue publicado de la página 225 a página231 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXXIII

ver detalle e índice del libro