1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº34 >
  4. Buenos Aires, patrimonio de todos

Buenos Aires, patrimonio de todos

Silva, María Graciana

Escritos en la Facultad Nº34

Escritos en la Facultad Nº34

ISSN: 1669-2306

Nuevos Profesionales. Edición VI, 10 de julio de 2007 Resúmenes de Trabajos Finales de Grado aprobados Noviembre 2006 / Mayo 2007

Año III, Vol. 34, Julio 2007, Buenos Aires, Argentina | 28 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Junto al Río de la Plata, se yergue apasionada como el tango,
Buenos Aires, la ciudad más elegante de Sudamérica. Una
auténtica obra de arte donde conviven las más modernas
construcciones con antiguas casas coloniales, museos, avenidas,
teatros y cafés, capaces de empapar de expresión, cultura y
música a todo aquel que pretenda descubrir cada rincón
maravilloso que la compone.
Buenos Aires es la puerta cosmopolita de la Argentina, pero
sobre todo, es la ciudad de los porteños - nombre con el que
se conoce a sus ciudadanos - a pesar de que la intensa inmigración
europea que siempre ha caracterizado a la capital, ha
ido conformando ese marcado carácter multicultural que hoy
día se respira por cada poro de su piel.
De origen relativamente moderno, algunos aspectos de sus
calles, fachadas y rincones parecen dar vida a historias
fantásticas. No es casual, entonces, que Buenos Aires fuera
el escenario ideal de escritores como Borges, deportistas
como Maradona y Sabatini, bailarines como Bocca y Guerra,
y cantantes o músicos como Piazzola, Gardel y Goyeneche;
que inspirados en ella han sabido darle un identidad cultural
única y original.

Siendo un lugar de convivencia, de intercambio, transmisión
de experiencias y conocimientos, la ciudad es antes que nada
una concentración histórica, territorial, socio-política,
económica, cultural y ambiental, surgida de la agrupación de
personas que, quiéranlo o no, comparten situaciones y objetivos
comunes.
La identidad es diferenciación hacia fuera y asunción hacia
adentro. Se solventa cuando un grupo humano se autodefine,
pero a la vez es necesario que sea reconocido, como tal, por
los demás. Es producto del devenir histórico que atraviesa
distintas etapas y se refleja en la vida cotidiana y en la cultura
popular.
Así como existe la identidad social, también existe la identidad
visual, que al igual que la primera, carga de conceptos y
valores a quien representa, le da un lenguaje, un código, un
comportamiento y una razón de ser. Las marcas son la traducción
de cada una de estas características a un leguaje gráfico
que tiene por objeto manifestar la promesa de una satisfacción,
convirtiéndose en portavoz y reflejo de la entidad a
la cual haga referencia.
Una cuidada imagen de marca genera sentido de pertenencia
y define una plataforma que es base invisible para su identidad
a largo plazo.
De alguna manera esa es la labor del diseñador; comunicar el
conjunto de atributos que una organización o espacio quiere
proyectar para ser reconocido de esa y sólo de esa manera
por los públicos; de que se lo identifique como único y diferente
al resto, al mismo tiempo que transmita sensaciones,
emociones, información y conocimiento.
Este Trabajo Final de Grado, desarrolla los conceptos y
valores que se tuvieron presentes a la hora de diseñar la
imagen para Buenos Aires, Paisaje Cultural de la UNESCO;
al mismo tiempo que pretende que la sociedad se concientice
del rol que juega en la conservación del patrimonio.
De esta forma, se pondrán de manifiesto todas las dimensiones
de la ciudad y del ciudadano en su más formidable diversidad
y complejidad, cargando a la marca de valores y conceptos
tales como río, pampa, barranca y tango, entre otros;
conceptos capaces de ser transmitidos, comprendidos y vividos
tanto por la sociedad como por aquellos que la visiten.
Identidad, pertenencia, orgullo y futuro, son los productos
de la preservación histórica urbana. Una ciudad sin pasado,
es un sitio que hoy existe y mañana tal vez no. Por eso
reconocerla y reconocernos en ella, dará la posibilidad de
preservar el pasado, para entender el presente y dejar un
legado en el futuro de todos.


Buenos Aires, patrimonio de todos fue publicado de la página 25 a página26 en Escritos en la Facultad Nº34

ver detalle e índice del libro