1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81 >
  4. Docente: Dardo Dozo

Docente: Dardo Dozo

[ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

Año XV, Vol. 81, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 160 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract 

Ahondar en nuestras raíces nos provoca el sabernos habitantes de nuestra propia historia. Nos provoca el sabernos dueños de nuestra identidad. Nos aleja de cualquier sentimiento extranjerizante dentro del devenir de nuestra existencia. He aquí historias que se han comenzado a relatar y que develarán, seguramente, nuevos caminos en cada uno de nuestros alumnos y alumnas.  

Producción de los estudiantes

Mis abuelos 

Zavalia, Juana

Voy a narrar la singular historia de amor de mis abuelos. Me interesa contar estas anécdotas ya que me demuestran que las historias de amor no sólo son posibles en las películas, sino que también en la realidad se pueden vivir experiencias únicas y memorables. 

Su historia me recuerda que el amor existe y que no es en vano apostar a una relación, a diferencia de lo que se cree en la actualidad. 

Vivir el presente como si no hubiese un mañana. Dejarlo todo, apostando todo a la relación como si fuese para toda la vida. Acompañar y dejarse ser acompañado. Compartir experiencias. Esas son las cosas que valoro de su relación y que me gustaría contar a lo largo de esta historia tan linda.

Con un colchón y una peseta. La historia de un gallego que logró una vida llena de abundancia 

Ayvazov Ocampo, Josefina

“Me vine con un colchón y una peseta”, solía repetir el, con su tono de voz gallego, que con sus 85 años de edad mantenía a pesar de haber dejado España con tan solo 16 años. La calma, perseverancia, inteligencia y frialdad fueron claves para poder salir adelante, luego de desembarcar en San Nicolas de los arroyos solo. La guerra civil española lo obligo a huir a Argentina. 

Esta historia es un relato de la vida de mi abuelo, hombre que admiro y extraño mucho.

Peleas de familia 

Mauras Arlettaz, Ivana Valeria

A principios de 1999, pocos meses después de mi nacimiento, mi papá, Sergio, tuvo una pelea con uno de sus hermanos que fue la gota que rebalsó el vaso en su familia y provocó que ésta se dividiera entre los que apoyaban a mi papá y los que apoyaban a mi tío.

Por las pocas cosas que me contaron y muchas otras que escuché en charlas de domingos o noches de verano donde no contaban que pudiera estar escuchando (porque es un tema tabú para mi papá, siempre lo evita cuando mi hermana o yo estamos presentes) es que sé un poco sobre esta historia que separó a mi familia, que nos quitó la posibilidad de conocer a nuestra abuela, tíos y primos. 

Elegí investigar sobre este tema y contarla para sanar la herida que tengo, completar esos espacios vacíos en la versión de la historia que yo creé. Si bien ya hay cosas que ya no puedo reparar, como conocer a mi abuela, estoy segura de que me va a ayudar a entender muchas cosas.  

Un extraño fenómeno familiar 

Pilar, Burset

La últimas dos generaciones de mi familia, por parte paterna, han presentado una cierta característica que llama la atención respecto a qué elige cada uno de los integrantes acerca de qué hacer de su vida luego del colegio secundario. Se presentan en cada persona confusiones en cuanto a qué estudiar, lo que ha llevado a que la mayoría se tomase un año o dos para decidirlo, pero al final todos decidimos algo similar. Esto es muy extraño debido a que mis abuelos no poseen este tipo de vocación al que todos, o por lo menos la mayoría, hemos decidido seguir. Además de unirnos por los vínculos familiares, todos compartimos una característica especial que hace que seamos más parecidos, aunque nunca iguales.

Es curioso para mi saber dónde nace este gusto que compartimos y poder encontrar quizás, junto con las respuestas, datos que desconozco. 

Un abuelo muy curioso 

Siri, Justina 

En este trabajo, contaré la historia de mi bis abuelo, Adianto Orsi nacido en Buenos Aires el 20 de junio de 1915, hijo de padres italianos radicados en Argentina. Al terminar la escuela primaria a sus 12 años de edad vuelve a vivir a Italia, donde más tarde en 1945 tuvo una hija en medio de la Segunda Guerra Mundial. Ese mismo año cuando ésta finalizó, deciden volver a Buenos Aires junto a su familia.

Adianto era un hombre fanático de los inventos al que le gustaba mucho crear juegos, juguetes, herramientas, cajas mágicas y muchas otras cosas. Con el paso del tiempo decidió inventar una caja de cambios automático para autos la cual decidió patentar el 11 de febrero de 1963 con el nombre de “Mecanismo para la puesta de marcha de vehículos automotores en general”. A pesar de haber sido ofrecida a varias automotrices, éstas no estaban todavía interesadas en el producto por varias razones. La patente fue sostenida por varios años pero Adianto termino desistiendo por lo caro que resultaba mantenerla.

Mis abuelos los pioneros 

Bernad, Micaela 

En el presente trabajo, daré a conocer la historia de mis abuelos, German Bernad y Aida Espuches. Una pareja que se propuso una meta, darle a la región un medio radial y lo cumplieron, convirtiéndose en los pioneros de ¨la primera radio del Norte salteño¨. La misma la fundaron hace 50 años, el 21 de Diciembre de 1963, y hasta el día de hoy sigue informando a la comunidad y manteniendo el prestigio con su presencia dial. Esta radio fue fundada en la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, con el nombre de LW4 Radio Orán. Se les llama pioneros, ya que, como dije anteriormente fue la primera radio del Norte de la provincia, y después de su creación, otras comenzaron a surgir a partir de esta iniciativa, como por ejemplo, días después de la fundación de la misma, se inauguró ¨Radio Tartagal¨. Luego de que mi abuelo German murió, mi abuela Aida quedó al frente de la empresa junto con sus 3 hijos, haciéndose cargo de la misma con ganas y esfuerzo a pesar de que su marido había muerto, ya que, era un proyecto que habían realizado los dos juntos. Muchos años después, mi abuela murió, pero hasta el día de hoy la radio sigue en funcionamiento a cargo de una cooperativa de trabajo Radio Orán. 

Elegí este tema, porque me gustan mucho las historias en las cuales las personas se proponen cosas, tienen sueños, proyectos y logran cumplirlos con esfuerzo. Creo que, todo lo que una persona se proponga, va a lograrlo con ganas y poniendo todo de sí en su objetivo. Nadie lo va a hacer por uno, sino que, está en las propias manos del ser humano que pase si así lo quiere. Tomo como inspiración principal para esto a mis abuelos, quienes me dejaron este mensaje y fueron un ejemplo en mi vida día a día. 

Revolución 

Zeballos Tapia, Aye Herminia

En 1966 Bolivia se encontraba en una situación complicada, la dictadura del presidente René Barrientos, puesto que la revolución nacionalista-popular de 1952 del presidente Víctor Paz Estenssoro había dejado una situación muy inestable. Es entonces cuando el Che Guevara llega a Bolivia y se instala cerca del río Ñancahuazú para formar el Ejército de Liberación Nacional de Bolivia (ELN) con la idea de llevar la causa hasta su país Argentina. 

Y así sería como la única mujer guerrillera del Ejército de Liberación Nacional de Bolivia, Tamara Bunke, conocida como Tania, el periodista Luis Espinal Camps un misionero español destinado a Bolivia, defensor de los derechos humanos y el camarógrafo alemán Hans Ertl que trabajo en la producción del documental Olympia en la época Nazi, serian refugiados en la casa de la familia Zevallos. 

En una época tan dura para el país, estos tres personajes que formaban parte de la revolución cada uno con una historia tan particular, tomaron asilo en la casa de una familia sencilla en espera de algún tipo de rescate y causarían un impacto en todos los miembros de esta familia, los padres y sus 4 hijos. Elegí esta historia ya que me parece que nos muestra con mucha nitidez cómo sucedieron las cosas en un contexto sencillo, cómo impactaron todos estos hechos en el día a día de las personas. A su vez creo que revela mucho sobre mi abuelo, su personalidad, su vida y su carácter.

Para Elisa 

Oxenford Frayssinet, Lucía

Mi bisabuela Elisa nació en Trujillo, provincia del Perú, en el año 1893. Su madre murió cuando ella era muy niña y sufrió los maltratos de su madrastra, junto a su hermano menor, quien, poco tiempo después, muere de tuberculosis. 

En su adolescencia conoció a mi bisabuelo, el vendía armas a provincia porque estaba de moda ser cazador, un día tuvieron un compromiso para venderle un arma al padre de ella y cuando él fue a su casa, se miraron y se gustaron. Al día siguiente él le dijo que se regresaba a Lima pero que ella se venía con él. 

(Ver trabajo completo en p. 95)

El subalterno 

Cairella Raponi, Sol María 

La historia se trata de César Nasareno Marino Raponi, el tío de mi abuelo. Nació el 13 de julio de 1905 en Italia; luego de una infancia y adolescencia sumamente dificultosa debió emigrar a Argentina, siguiendo los consejos del cura de su pueblo y yendo en contra de su familia y su propia realidad. Desafiando los límites que la vida le impuso, César, como lo conocía la gente, viajó por el país hasta finalmente asentarse en Buenos Aires, en la zona de Tigre, donde creció en el ámbito laboral. 

César llegó de casualidad al mundo de las aeronaves, empezando por lo que en su momento era conocido como Aviasport. Fue representante de la Fuerza Aérea Argentina. Trabajó siempre desde abajo, hasta ser reconocido por su sencillez y su dedicación. Se lo hizo parte de un proyecto en el cual se le pedía sea “ciego, sordo y mudo”, para poder así mantenerse en su posición. Desde su lugar de subalterno, César propuso el nombre de la organización: Aerolíneas Argentinas. 

Elegí recordar esta historia ya que es una parte de mis raí- ces que por mucho tiempo no conocí. Creo que la satisfacción más grande que se le puede dar a nivel personal a una persona que luchó y trabajó tanto como este hombre, es el reconocimiento. El buscar conocer la historia completa, cada detalle. El interesarse.

Un amor mensajero 

Rositto, Josefina

Mi abuelo José Osvaldo Rositto, nació un 25 de mayo de 1937, era el sexto hijo de un total de 10 Hermanos, hijo de Federico Rositto y María Magdalena Ruaro. No tuvo una infancia fácil, a los 3 años al fallecer su padre, tuvo que ir a vivir con sus tíos y hasta los 18 años no volvió a ver a su madre. No terminó la primaria, ya que su tío lo hizo trabajar desde chico, terminó ésta en una escuela nocturna ya cuando era grande, y su único hijo lo recuerda con mucho cariño cuando estudiaban las tablas juntos. 

Mi abuelo era colombófilo, la definición es: técnica o afición a la cría, adiestramiento, cuidado, etc., de las palomas, en especial de las mensajeras. 

Su amor por las palomas la obtuvo desde muy pequeño y fue trasmitido por su hermano de crianza, su primo hermano, Luis Mario Rositto, quien se dedicaba a la cría de palomas mensajeras y de quien aprendió todo lo que después volcó a su pasión, pasatiempo y que convirtió en su forma de vida junto con su amigo del barrio, el negro Lombardo, empezaron a criar palomas mensajeras, sin competir hasta que, ya casado con su esposa Mabel Ester Sánchez, construyo su vivienda y en el fondo un hermoso y gran palomar, desde donde tuvo al cabo de unos casi 40 años de colombófilo grandes y resonantes logros, como por ejemplo ser destacado como el deportista del año, como el mejor en su especialidad en al año 1978, o ganador de grandes premios a nivel local, regional y Nacional. 

Elegí esta historia por su importancia hacia mí, ya que mi abuelo paterno falleció cuando yo tenía 2 años. Hay cosas de las cuales yo no sabía y siempre estuve interesada en saber porque todos en mi familia recuerdan con tanto cariño el amor que tenía él por sus palomas, y el tiempo que pasaba allí. También quiero que quienes lean mi historia familiar conozcan el amor, cariño y pasión con el que mi abuelo cuidaba y mucho a las palomas. 

Zozobra en Altamar 

Leanza, Martina María 

Mi padre, Martín Leanza, de 54 años, me cuenta una de sus más grandes aventuras, la cual también fue una de las situaciones en altamar en la que el temor se apoderó de él. 

Marino mercante de la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA), actualmente retirado, a sus 24 años de edad se encontraba en el Puerto de Bremerhaven, Alemania, a punto de zarpar rumbo al Puerto de Nueva York. El Buque Mercante Portacontenedor Juan Bautista Alberdi contaba con veintidós tripulantes y su puesto era el de Maquinista Naval. 

Era 23 de diciembre del año 1987 cuando el buque dejó el puerto. La navegación estimada hasta Nueva York era de 9 días, siendo la llegada el 1 de enero de 1988. Luego de tres días de navegación, habiendo abandonado el Mar del Norte, la ruta fue dirigida hacia el Puerto de Nueva York. Una vez en mar abierto, tomaría aproximadamente una semana en llegar a tierra, mas eso no fue lo que ocurrió. Se vieron enfrentados ante una gran tormenta de lluvia y nieve, con fuertes vientos, que impedía el desarrollo de la aventura marítima en la forma deseada. Dada la bravura del mar, el barco, en lugar de avanzar, retrocedía. Fueron casi siete capear el temporal. La vida a bordo se tornaba cada vez más difícil debido al intenso movimiento de la nave. 

Mas eso no había sido todo. En la primer noche del nuevo año, los veintidós tripulantes solamente deseaban paz. Pero, lamentablemente, esa noche ocurrió lo peor. 

Martín cuenta que en cuanto hubo finalizado su guardia de la medianoche, un violento golpe de mar produjo una escora de 43 grados en la nave, ocasionando el blackout del barco y dejándolo sin ningún tipo de energía. Durante veinte minutos, los tripulantes del Juan bautista Alberdi quedaron a merced de las nereidas y del Rey Neptuno. 

Elegí esta historia ya que mi padre dejó la Marina Mercante cuando fue mi nacimiento. Él se había perdido gran parte de la infancia de mi hermana mayor por estar navegando, y fue por eso que no quería volver a repetirlo. Mi relación con él es muy fuerte y siento que es un buen gesto hacia él contar esta historia tan importante en su vida en altamar.

Camino hacia mi libertad 

Calle Vega, Laura

Las FARC son un grupo guerrillero de izquierda, sus siglas traducen al nombre “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia”. El gobierno colombiano lo considera un grupo terrorista ya que por ellos comenzó el conflicto armado en el país en 1964, que recién a finales de 2016 se firmó un acuerdo de paz para el cese al fuego y la reintegración a la sociedad del grupo. Hace 18 años las FARC realizaban alrededor de 3.400 secuestros al año, la mayoría de estos, ciudadanos colombianos, pero también hacían parte de esta cifra algunos extranjeros. 

Uno de esos secuestrados en el año 98 fue mi tío, Juan Guillermo Calle, ganadero de gran renombre el norte del departamento de Antioquia en Colombia, siendo esta la razón de su secuestro por el cual pedían 1 millón de dólares de rescate, los cuales si no eran pagados el paso a seguir era el asesinato de Juan sin ningún tipo de piedad. Esta es la historia del secuestro de mi tío, que estuvo siete meses en mano de los guerrilleros con su esposa y su hija de apenas 10 años esperándolo en casa, en una de las épocas más violentas de Colombia. 

Cuento esta historia porque pienso que la mejor manera de resolver un problema es contando una historia. Soy consciente de que vengo de un país con una historia complicada que incluye violencia y lesa humanidad, por lo mismo me atrevo a creer que si escuchamos a todas las personas afectadas, les ayudamos a sanar su alma por lo sucedido y ellas no ayudan a nosotros a concientizarnos y ayudar.

Entre bombas y ruleros 

Venturino, Pamela 

Nacemos, crecemos y morimos. Así es la vida para muchos, nada de vueltas o de conflictos; nada de salir a la calle e intentar descifrar qué hay más allá de todo esto llamado “vida”. Quizás estudiar una carrera aburrida o, si tienen la suerte, que les guste. Luego casarse y, si todo sale bien, ¿por qué no, tener hijos? Cómo le hubiera gustado a una nena de tan sólo unos pocos años poder llevar a cabo esa vida aburrida y segura que todos desean, pero no era el caso. No para Gloria Naveiro. No para la nena que nació en plena Guerra Mundial en España, allá por el 1914, llena de problemas, corridas, bombardeos y ataques. De hecho, su vida iba a ser mejor, muchísimo mejor de lo que ella pensaba.

Elegí contar la historia de vida de mi bisabuela paterna, porque creo que al ser la persona más anciana que conozco, es la que más cosas vivió y más historias tiene para contar. Me pareció que su historia es muy rica en contenido y también interesante, y además me gustaría saber un poco más de ella y de quién fue, ya que falleció cuando yo era muy chiquita.

El pasado que nos perdimos 

Blanc, Leticia Stefania 

Un cuento basado en la infancia de cuatro hermanos y una cantidad incontable de primos, en este apreciaremos como era crecer en las décadas del cincuenta y sesenta.

Donde todo era muy distinto desde las costumbres y la educación hasta la manera de disfrutar las pequeñas cosas. 

Me llamaron para ser madre 

Parodi, Camila Daniela

Voy a contar sobre una de las tantas anécdotas, tan profundas y que cuentan con muchísima historia de mi abuela paterna, Aurora Alba. Los padres de mi abuela inmigran de Italia con una hija muy pequeña, acá tienen dos hijas más, pertenecían a una clase social media alta de entonces, el vino con un trabajo de allá, en una empresa Italoargentina. La madre de las niñas fallece a los 33 años de cáncer, queda el padre solo con las 3 niñas de 2 (mi abuela) 6 y 8 años. Se encuentra en una situación complicada para criarlas solo, y llama a su hermana de Italia, Camila, pidiéndole que venga a ayudarlo a criar a sus hijas que quedaron sin madre. Al año aproximadamente fallece el padre de las nenas de un accidente automovilístico. La tía se encuentra sola con sus sobrinas muy chicas y sin trabajo, sola con la casa. Tuvo que empezar a trabajar para afuera, lavando y limpiando casas para poder mantenerlas, y las niñas a los 13 años ya tuvieron que empezar a trabajar. Camila, la tía de las nenas, se termino juntando con un señor de alto poder adquisitivo que pudiera ayudarla y resulto que este hombre era un alcohólico que la golpeaba.

Elegí esta historia entre tantas que tiene mi abuela, porque me pareció una de las más fuertes de su vida, la cual la marco hasta el día de hoy. Además que mi abuela siempre fue una persona que vivió para sus seres queridos. Es una historia muy dura pero se trata de la historia de su vida.

Historia de mi familia 

Kim, Micaela

La vida de mi familia sería mis padres son comerciantes y trabajan todos los días al negocio que queda sobre Avellaneda, tengo mi hermanita que es estudiante, tiene 15 años y va todos los días al colegio Limerick (Flores), y yo que soy la mayor de toda mi familia, a veces los lunes trabajo con mis padres, también voy a la facultad a estudiar en la Universidad de Palermo y estoy estudiando Diseño de Ilustración desde martes a viernes a las 14hs. a 17hs. El cuatrimestre pasado estudié Diseño Gráfico, pero dejé esta carrera porque no me servía y no enseñaba muchos sobre diseño, algo creativo. 

No solo voy a compartir sobre la vida de mi familia, sino que voy a compartir la importancia de mi familia de qué debemos educar, las reglas que debemos respetar y mejorar a través de mi familia.

Rose & Jack 

Lo Bianco, Maria Florencia

Hablando un poco con mi familia descubrí una historia muy linda que me gustaría investigar. 

Mi elección trata sobre la historia de amor y de cómo se conocieron los abuelos de mi mamá, Manuel Berguño y Maria del Rosario Garrido; los cuales se conocieron mientras emigraban de su país, España, debido a la situación por la que estaban atravesando. 

Me resultó muy interesante ya que, actualmente, no es usual de escuchar un relato tan apasionante y prevaleciente como éste. 

El título de la historia hace referencia a la reconocida película Titanic, ya que considero que es posible encontrar una relación en cómo comienza su historia de amor.

Familia Inkerr y su paso por Argentina 

Ekonomovs, Gaston

Hace más de 100 años la familia Inkerr llegó a Argentina. Sus orígenes poco exactos, se ubican en alguna parte de Europa o Medio Oriente. Poco después de desembarcar en Buenos Aires esta humilde familia se mudo a la ciudad se Bernasconi donde vivieron hasta los años 40. Después de la segunda guerra mundial parte de esta se mudo a la provincia de Entre Rios donde comenzaron su empresa frigorífica, con el paso del tiempo esta se expandió dándole poder económico a la familia y convirtiéndola en una de las mas influyentes de la provincia. Hoy en día el único recuerdo que queda de los momentos de auge de esta familia es un balneario que fue donado a la provincia con el apellido Inkerr.

Me pareció interesante la elección de esta historia familiar ya que da pie a investigaciones y a ampliar mi conocimiento sobre mis orígenes.

Maria 

Tressens, Camila 

En este texto estaré hablando de María Eugenia Rossi, mi tía, hermana de mi mama. María se casó a los 19 años y desde ahí trascurrió un largo camino de aciertos y desventuras. En esta historia verán a una persona luchadora y con una fortaleza ejemplar la cual le ha permitido no bajar los brazos antes situaciones extremas. 

La historia de amor de Marcela y Gabriel 

Fersztut, Nahir Belen

Mi historia de Proyecto Joven se basa en la historia de amor de mis padres. Cómo se conocieron y las cosas que tuvieron que pasar para poder finalmente estar juntos.

Elegí esta historia porque considero que es muy importante para conocer mas a mis padres y para saber mas en profundidad lo que tuvieron que pasar hasta llegar a donde están hoy en día. Y también porque creo que tiene mucho que ver con quien soy yo.

Blanes una familia desconocida 

Fernández Huescar Blanes, Agustina Celia

José Blanes fue el papá de mi mamá, no sé nada sobre él porque murió muy joven. 

Realizo esta investigación para profundizar más sobre este familiar tan importante pero desconocido. Espero que al final de esta historia conozcamos más a José Blanes. 

Elegí hablar sobre mi abuelo materno José Blanes, porque falleció cuando mi mamá tenía cuatro años y no se nada sobre él. Porque además de morir joven nunca conoció a su familia, lo dieron en adopción y nunca lo adoptaron. 

Trucco 

Caffoz, Maria Agustina

En este texto estaré hablando sobre Ricardo lucas trucco, abuelo materno de mi papá, es decir, mi bisabuelo. Ricardo se recibió a la edad de 18 años de medico cirujano en la universidad de buenos aires, siendo así su primera operación a los 19 años de edad. Voy a contar su vida sacrificada en la que solo dedicaba su tiempo al estudio, no tuvo casi infancia ni supo lo que era jugar. Para el su amigo era el estudio

En el colectivo o el colectivero 

 Muñoz Garcia, Valentina

La historia familiar que elegí es la de como se conocieron mis abuelos maternos y como siguió su vida después de conocerse. Él, Roberto Garcia, trabajaba en una línea de colectivos en la que ella, Beatriz Eitor, viajaba todos los días hacia su trabajo como asistente en un estudio contable.

Elegí esta historia porque no todo el mundo se toma un colectivo y conoce a la persona que lo va a acompañar por el resto de su vida 

Mi ejemplo 

Masic, Malena

La historia se trata acerca de la evolución y los cambios que tuvo mi papá a lo largo de la vida, tanto laboral como familiar. Mi papá es hijo único, él vivía en la casa con sus dos papás. Mi abuelo trabajaba vendiendo sweaters, pero no le iba del todo bien. De muy chiquito, mi padre comenzó a trabajar para poder ayudar a la familia con el dinero, esto fue un gran esfuerzo para él, dado que sacrificó todo lo que tenía para cumplir lo que él quería. 

Por otro lado, él iba a la escuela, pero no le iba bien, repitió, lo echaron de varios colegios y eso fue una complicación cuando él era chico, de todas maneras siempre, en paralelo, ayudaba a sus padres para poder tener una vida mejor. Finalmente termina el colegio y comienza a estudiar Administración de Empresas en la Universidad de Belgrano, donde conoce a mi mamá. Termina la carrera y empezó a trabajar en Aguas Argentinas, donde luego lo despiden. De ahí comenzó a trabajar en Brahma y renuncia ya que comenzó a emprender su propia empresa con dos socios más. Luego de un par de años, se separa de los socios y decide comenzar con su propio emprendimiento. Hoy en día le va muy bien siendo alguien qué comenzó de cero sólo. 

Para justificar mi elección, siempre lo tengo a mi papá como ejemplo de la vida. Él siempre me enseña que con esfuerzo todo se puede, por eso es que decidí elegir de contar esta historia. Me parece muy importante como él logró mejorar su vida muy de a poco y con tropezones en el medio. 

Todo tiene su recompensa 

Waldszan, Yamila Mariana

Voy a relatar la historia de cómo se conocieron mis papás. Ellos se llevan 29 años de diferencia, se conocieron en el trabajo cuando ella tenía 22 y él tenia 51. Osvaldo (mi papá) era el jefe del negocio y Marcela (mi mamá) simplemente era una cajera del lugar. Él estaba casado hace muchos años y tenia 3 hijos ya bastantes grandes. Marcela estaba separada y con un hijo de 3 años, un dato que ocultó al principio de su trabajo. Osvaldo era muy distante con los empleados, le dejaba más esa tarea a su hija Andrea (en aquel momento, de años). Andrea fue la que había contratado a Marcela para el puesto de trabajo. Después de un tiempo de encontrarse Marcela trabajando en este lugar, Osvaldo se empezó a sentir atraído por ella y de a poco, empezó a acercarse, sin que nadie se enterara ni sepa, ya que esto no era bien visto tanto por las diferencias de edades que había entre ellos, porque Marcela era su empleada y además porque no se esperaba una buena reacción de los hijos de Osvaldo. 

Cuando Osvaldo quiere salir con ella o poder conocerla más, obtuvo una buena respuesta de ella, ya que accedió. Todo esto a escondidas de todo el mundo. 

Las salidas cada vez se volvían más y más frecuentes. Se gustaban, la pasaban bien juntos. Un día, por la tarde, luego de terminar el horario de trabajo, fijaron un punto de encuentro para salir juntos y cuando se encontraron, fueron vistos por la hija más grande de Osvaldo, Andrea. A partir de ese momento la gente empieza a enterarse y empiezan a suceder muchos conflictos y obstáculos en su pareja.

Mi padre 

Gallinal, Sofia Aldana 

Para esta ocasión decidí basarme en la vida de mi papá Julio Gustavo Esteba Gallinal, ya que para mí es un gran ejemplo por los grandes logros a lo largo de su vida.

Gustavo, como todos lo llaman, nació en La Pampa, Santa Rosa donde realizó su primario y secundario. Luego de finalizar sus estudios decidió viajar a Buenos Aires, solo, para poder estudiar abogacía, pero quedándole unas materias para recibirse de abogado, descubrió que no era lo que le gustaba y decidió introducirse en la penitenciara, como su padre, mi abuelo.

Copa Otto Fernando Berrocal 

Abigail, Vargas Micaela 

Esta es la historia del homenaje de mi familia a Otto Fernando Berrocal. Él es el padre del padre de mi madre, mi bisabuelo. Las memorias que tengo de él son pocas pero grandes. La copa Otto Fernando Berrocal comenzó cuando yo tenía 6 años, luego de que el falleció, su hijo mayor Cesar “el Flaco” y mis tíos se pusieron “de acuerdo” durante un asado compraron una copa la grabaron y decidieron hacer un partido de fútbol 5, jóvenes versus viejos. La elegí debido a que es el recuerdo que viene a mi mente cuando me mencionan a mi familia, con mi mamá nos mudamos de provincia dos años después y siempre que volvíamos para las fiestas era parte del itinerario, la copa aún se realiza anualmente junto con el asado en la casa de la abuela el día después de navidad y año nuevo.


Docente: Dardo Dozo fue publicado de la página 51 a página56 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

ver detalle e índice del libro