1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81 >
  4. Docente: Fernando Luis Rolando

Docente: Fernando Luis Rolando

[ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación

Año XV, Vol. 81, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 160 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract 

Se siguió ampliando el modelo propuesto por la Universidad para la asignatura que menciona que el estudiante se introduce en la práctica de la comunicación oral y escrita para poder expresar sus ideas y proyectos en una presentación, adquiriendo a lo largo de la cursada un mayor número de estrategias y técnicas para hablar y escribir de forma concisa, con soltura y solvencia tanto en sus discursos como en sus planteos teóricos. Para lograr estos objetivos aborde el modelo de planificación sugerido potenciándolo y agregando contenidos y estrategias desde la práctica de la creatividad a partir de ejercicios relacionados con las formas narrativas de vanguardias literarias del Siglo XX y del XXI incorporando nociones como el hipertexto y visualizando libros en formato e-book y trabajando con formas narrativas experimentales en las clases para expandir su creatividad e incentivarlos a crear narraciones. 

Se siguió refinando el enfoque que veníamos trabajando acerca del uso de las inteligencias múltiples aplicadas al desarrollo de la comunicación oral y escrita para ampliar el desarrollo cognitivo y mejorar las habilidades en relación a la expresión personal brindándole más herramientas para expresar sus propias ideas y se desarrollaron ejercicios deductivos en donde los alumnos analizaron un material fílmico que poseía tres finales concretos y hallaron otros finales posibles elaborados desde el punto de vista lógico narrativo. Observé en ejercicios realizados en clase que existía un “patrón” simbólico y lingüístico que limitaba los procesos naturales de los alumnos para generar y comunicar ideas propias, evidenciándose, por ejemplo en los modelos estereotipados creados a partir del concepto de lo que significaba para ellos la idea de una casa, cayendo en la generación repetitiva de un mismo tipo de imagen simbólica. Se hicieron ejercicios para superar estos problemas basados en mejorar los procesos de comunicación personal, con resultados positivos, y se busco con estos ejercicios de poner en evidencia el “Patrón pre-adquirido”, fomentando la construcción de otros puntos de vista, la toma de contacto con formas narrativas de vanguardias y velocidades narrativas, el abordaje del desarrollo cognitivo a nivel pedagógico, la resolución de problemas del conocimiento fomentado el crecimiento interpersonal e intrapersonal. 

También se avanzó como veníamos trabajando en el estudio de las Vanguardias Narrativas del Siglo XX y XXI, incorporando las experimentales y practicando con ellas creando Narraciones en base a sueños circulares, Dibujos y textos a partir de Caligramas, Textos Dadaístas, entre otras técnicas, para potenciar la creatividad y el concepto de las inteligencias múltiples, del Psicólogo norteamericano Howard Gardner basado en el análisis de las capacidades cognitivas en el campo de las Ciencias Sociales, buscando potenciar los niveles de comunicación social, visual, oral y escrita y la capacidad de argumentación para defender un punto de vista buscando a través de debates arrojar luz sobre los problemas planteados. Estas estrategias luego fueron aplicadas al desarrollo de sus historias personales, incorporándoles elementos ficcionales y de las Vanguardias de la narrativa contemporánea (vieron en clase ejemplos de escritores de los movimientos literarios como el Creacionismo, los Beatniks, el Existencialismo, el Experimentalismo, el Dadaísmo, el Surrealismo, el Cosmopolitismo para que se acercaran a las distintas formas de escribir una historia. Además se desarrollaron racimos asociativos avanzando en el conocimiento de los procesos estructurales que existen detrás de un relato para poder aplicarlo de un modo creativo, uno de los ejes de la materia en esta cursada, en sus propias narraciones y se trabajo con el paratexto para articular todo su proceso y con el desarrollo de una imagen que sirva como tapa y contratapa de la historia familiar que cada uno desarrollo. Utilice además el aula virtual, el Blog de la UP sobre Comunicación Oral y Escrita en la web de la universidad y nuestro grupo que sigue se ha expandido con el aporte de todos en Facebook, denominado “Entrelineas: Narraciones de Vanguardia”, para publicar y compartir material con los alumnos durante la cursada y aplicar la idea de hipertexto usando Internet como herramienta creativa y expansiva. Finalmente quiero agradecer a mis asistentes académicas, las alumnas Antonella Berardi, Lucia Ferraro, Sthephanie Hillaert y Maila Varela que activamente colaboraron durante todas las clases brindando sus aportes y opiniones sobre lo desarrollado en la materia a lo largo de las clases.

Producción de los estudiantes

Deconstrucción de la memoria 

Ledesma Malpica, Bárbara Lucero

Era una noche de lluvia en la montaña. Bajo la tormenta Ixil dormía cuando de repente un sueño trágico interrumpió su letargo. Ixil se levantó y miró por la ventana... la oscuridad era penetrante y solo se veían los truenos furtivos. Encendió una vela, empezó a dibujar impulsivamente para no olvidar su sueño y volvió a dormir.

La mañana siguiente fue luminosa, un día para salir a caminar y buscar moras en el bosque. Aquella era una mañana del año 2010 en una aldea del trópico, donde las aves revoloteaban entre las sombras de los árboles. Antes de que todo cambiará…

Un viaje diferente 

Lomaglio, Santiago Martín

Era el año 2008, en Argentina, provincia de Buenos Aires, en la populosa ciudad de Berazategui. Ya estaba llegando el final de diciembre y era el comienzo de unas vacaciones de verano muy calurosas. Alberto era un chico de 10 años de edad que vivía con su familia en su casa dentro de un pequeño barrio en las afueras de la ciudad. 

Él siempre deseaba quedarse jugando a los videojuegos, pero sus padres le insistían en salir más a menudo. Fue por eso que, una tarde, al salir al patio divisó un bosque a lo lejos. No había notado esto antes. Fue a investigar y vio algo que no esperaba… 

(Ver trabajo completo en p. 133)

La curiosidad 

Riguet Ovin, Silvia Raquel

Era una fría noche de junio en la pequeña casa en Campana donde vivía Noelia. Esa noche se le estaban cerrando los ojos mientras trataba de terminar de leer el capítulo de la novela que últimamente la atrapaba. Al terminar, cerró el libro y se dirigió al baño. Mientras se lavaba las manos, la curiosidad dirigió sus ojos hacia el espejo. En él notó que su reflejo no tenía rostro. Aterrada, intentó salir del baño, pero no pudo abrir la puerta…

Caracas, Octubre 2015 

Pérez Borroto, Andrés

Adrián estaba desesperado, la ciudad lo asfixiaba, necesitaba aire y un poco más de vida… Decidió irse, entro en su auto y manejo durante varias horas. No tenía un destino, no tenía nada en mente, quería simplemente salir de la prisión de concreto.

En el camino se quedó sin gasolina y decidió bajarse y caminar, no había más que árboles a su alrededor. De pronto, luego de un rato, vio a otro ser humano, Carolina, una chica de pelo negro muy largo, vestida de manera un tanto precaria. Fue allí, que sin ningún tipo de intercambio de palabras ella lo tomó de la mano y lo llevo hacia el bosque…

La cabalgata 

Jiménez, Lucas Nahuel

Era el año 2010. Neyen, su madre y sus dos primos fueron a pasar las vacaciones de invierno a un pueblito de Vuelta de Obligado, donde al otro día de llegar decidieron ir a una cabalgata que el dueño de la cabaña donde se alojaban les había recomendado. Al llegar al lugar Neyen ya había visto al caballo que quería montar, de pelo negro con una mancha blanca en la cabeza. Comenzó la cabalgata y todo iba bien, pero Neyen noto que su caballo, llamado Pancho, estaba algo raro, lo sentía disperso, hasta que en un momento a mitad de la cabalgata, el caballo Pancho se desvío del grupo y tomo otro camino...

El viaje 

Nasisi, Bárbara Denise

Laura tenía muchas ganas de conocer el norte. Organizo su viaje y cómo iba a realizar su recorrido durante 6 meses, con mucho entusiasmo buscaba conocer lugares y cosas que la sorprendieran. Cuando terminó de cursar el cuatrimestre, llego el día tan esperado para Laura. Muy feliz busco su equipaje y salió hacia la estación de Retiro.

En la terminal se encontró con un caos por ser temporada alta de vacaciones. Se anunció la salida y se subió sin mirar al micro. Después de 6hs de viaje en la primera parada ella se dio cuenta que se equivocó de micro y que este se dirigía hacia el sur...

Sábado a la noche 

Canteros, Santiago Daniel

Año 2015, septiembre. Era un sábado por la tarde de un día primaveral y unos amigos se juntaron en la plaza de siempre para arreglar la salida de esa noche. Ya estaba decidido. Iba a ser la fiesta de unos conocidos en una quinta en las afueras de la ciudad. Combinaron juntarse antes de partir, en la estación de servicio del centro, para así, poder ir juntos. Antes de seguir el viaje, el conductor del auto se encontró en la playa de estacionamiento con unos conocidos, que iban camino a la fiesta y que sabían cómo llegar. Les pidió si le podían dar algunas indicaciones de donde se encontraba su destino final. Uno de los conocidos le indicó al conductor que debía tomar por la avenida principal que se encontraba frente a ellos y así todo derecho hasta cruzar unas vías del tren y de allí sólo deberían girar a la izquierda. 

El GPS les indico que su destino se encontraba cerca, a pocos metros del lugar donde debían ir, pero no se veía ninguna fiesta en esa zona...

La leyenda vuelta realidad 

Peralta, Julieta Valencia 

Todos los jueves, 5:30 am, sonaba el despertador de Irene. El sueño y el frío la consumían, pero valía la pena levantarse A las 6am debía estar en el correo de Morón, como todas las semanas; no podía llegar tarde, él le había dado instrucciones específicas.

Recogió la carta y una vez en camino hacia la facultad, la leyó. 

Su corazón se aceleró. Pronto descubriría la verdad...

Un día en la plaza 

Sebastiani, Agustín

El día 22 de enero del año 2005 cuando apenas tenía 6 años, como todos los lunes había empezado el día despertándome a las 7 hs, para ir al colegio. Cuando se estaba cambiando, su hermana entró al cuarto y le dijo que había paro. Entonces se relajo y se durmió de nuevo hasta que lo despertó su tío. Eso le pareció raro porque él no vivía con ellos… Les dijo que lo acompañaran al supermercado.

Cuando llegaron, vieron a un amigo del colegio llamado Lucas que los invitó a ir a la plaza de enfrente a jugar. Ya en la plaza, se les acercó una persona encapuchada y los llevó dentro de un auto…

Una alocada tarde en París 

Abreu, Ailén 

Julio del 2013. París, Francia. Gabriela y Fernanda fueron a visitar el Palacio de Versalles. 

El guía les dijo que tenían 1 hora para recorrer el lugar y reencontrarse con él ya que a partir de las 18 horas todos los turistas tenían que irse. 

Fernanda y Gabriela se pusieron nerviosas porque era muy poco tiempo. Cunado se dieron cuenta había pasado más de una hora, las chicas estaban solas y vieron como todo en el interior del Palacio cobró vida... 

Noche de verano entre amigas 

Murdoch, Sabrina Alejandra 

Una noche del verano del 2015, Vanesa y Rebeca se decidieron a ir a bailar. Eran las mejores amigas, siempre salían los fines de semana y se divertían juntas. Cada vez que iban a bailar llamaban mucho la atención y esa noche no fue la excepción. Rebeca había decidido usar un vestido amarillo y Vanesa un vestido azul. Las personas las miraban y los chicos no paraban de decirles piropos. La noche transcurría muy bien, las chicas bailaban y se divertían conociendo gente, pero cuando estaba finalizando la noche un señor se les acercó y les regaló una botella de alcohol. Estaban contentas por estar con un grupo de chicos que habían conocido y se tomaron todo su contenido. Luego de terminar la bebida se empezaron a sentir mal y el boliche ya estaba cerrando…

Escalofríos 

Tabbita, Julia  

Hace ya más de 50 años, los abuelos de Julia comenzaban a conocerse. Fue entonces cuando en una noche de invierno, curiosos por una leyenda que recorría las calles de la ciudad, que aseguraba que si visitabas el cementerio a medianoche y a las 12.00 pasabas al otro lado de la vía, algo pasaría. Nadie sabía qué ni por qué, pero ellos estaban dispuestos a averiguarlo. Esa noche, tomaron coraje y caminando cruzaron la ciudad para llegar al lugar del misterio, todo se encontraba muy oscuro y solitario, por lo que el miedo era cada vez más intenso. Cuando se encontraban a una cuadra del lugar pasó a centímetros de ellos un vagabundo en bicicleta que no se hizo oír hasta estar casi encima de la pareja. El susto no les impidió seguir hasta su objetivo, al que según lo que el reloj les indicaba llegaron a las 11.59 hs. Convencidos de que todo era una simple leyenda, pasaron al otro lado de la vía, donde luego de que el reloj marcara las 12.00 un extraño ruido los sorprendió.

Un viaje en crucero 

Vassallo, Camila 

Durante el verano del año 2016 se encontraba Mía con dos amigas y la familia de una de ellas recorriendo Uruguay y Brasil a bordo de un crucero, este salía de Buenos aires y luego tenía un itinerario que debía cumplir, con paradas y excursiones en Montevideo, Punta del Este, Ilhabela, Ilhagrande y Rio de Janeiro. Todo el viaje iba tal cual lo habían planeado hasta el día anterior de hacer la parada en Rio de Janeiro, cuando llego a los camarotes de todos los pasajeros una carta diciendo que iba a suspenderse la excursión y que tendrían que volver al puerto de la parada anterior. Todos los pasajeros estaban desconcertados con esto, nadie tenía respuesta de lo que estaba sucediendo, hasta que al otro día se dio a conocer la noticia de que había desaparecido un pasajero...

Tratamiento para la curiosidad 

Jaraba Márquez, Ramiro Enrique 

Un joven entra a un quirófano, no víctima de un accidente ni de una enfermedad, sino de algo más profundo y contaminante, un sentimiento que si no se trata a tiempo puede volverse crónico: la curiosidad. Fue un momento crucial en la vida de ese joven: ese día definirá su futuro. Siendo hijo de un reconocido neurocirujano, decidió ser testigo de una craneotomía para saber si tenía el corazón y el estómago para adentrarse en la turbulenta vida del estudiante de medicina. Estaba nervioso, no sabía cuál era su lugar y por lo tanto decidió preguntar, así que empezó por las enfermeras auxiliares, las que muy amablemente le indicaron su función: una le dijo que estaba ahí para asistir al anestesiólogo, otra le dijo que era para acomodar el paciente en la camilla y la otra con una sonrisa le dijo que estaba ahí por saber si se desmayara. Así sin saber si esto era cierto o solo una broma, ya no había vuelta atrás… comenzó la cirugía sin saber qué le depararía el destino.

Viernes 

Pérez Baliño, María Luisa

Los padres de Ernesto y Rebeca estaban de viaje, pero ellos no estaban solos. Su abuela había quedado a cargo de cuidarlos, así que por un par de días su presencia irrumpió en el departamento, como una bola que los persiguió y cambio su rutina arruinándola por completo. Ellos no estaban de acuerdo con esa decisión e insistieron que podían cuidarse solos, pero sus padres les dieron a entender que no eran ellos los que precisaban compañía, sino la abuela. Días después comprendieron por qué.

Hubo un episodio raro un viernes por la tarde, la abuela tenia siempre miedo a que el gas quedara abierto y que las puertas de la casa no estuvieran cerradas de manera apropiada, por lo cual chequeaba ambas cosas unas 20 (o más) veces al día. Una de esas veces, le quedo la idea que no había cerrado bien el gas por más que ella giraba bien la perilla, entonces decidió acercar un fósforo para comprobar si el gas seguía saliendo...

Una tarde especial 

Caetano, Facundo Martin

Una tarde, una familia recorría las calles. El padre llevaba a sus dos hijos sin compañía de la madre. Este viaje resultaba un poco atípico y peligroso ya que el padre nunca había sido muy atento y responsable. La hija tenía nueve años y el nene, seis. Una tarde, trasladándose por las calles de la ciudad decidieron tomarse el subte para ir a conocer un museo muy importante. Después de unos minutos de viajar, el padre, se distrajo y se olvido que viajaba en el subte con sus hijos y se bajo...

Oscuridad 

Gago, Daiana 

Se acercaba el mes de noviembre del año 2005, mes de finales en el colegio San Martino de Ramos Mejía. Sofía, la alumna más aplicada se estaba preparando para exponer su último trabajo práctico en grupo, mediante una presentación de PowerPoint.

Al llegar el día de la exposición, surgió un problema técnico. La presentación consistía en dieciséis diapositivas de las cuales solo se guardaron ocho. Todo esto causó revuelo en el grupo, y se la acusó a Sofía de irresponsable y con la intención de arruinarles la nota a sus compañeras. Este suceso llevó a Sofía a las peores elecciones de su vida; tales como bajar su promedio y además caer en un pozo depresivo ya que no toleraba la angustia de lo que había sucedido.

Finalmente tomo la peor decisión, quitarse la vida. Al momento de esa elección, le llego un mensaje de texto que la dejaría shockeada, pensando si realmente su decisión valdría la pena.

Telas sobre la mesa 

Spadaro, Ornella 

Era una tarde del 26 de Octubre del año 1933. Una niña llamada Elizabetta que vivía en un pueblo al sur de Italia, todas las mañanas pasaba por la cantina de su tía Catalina y recogía la comida y el vino para llevarle a los obreros que trabajaban en los viñedos de su padre y le entregaba a cambio una lira por el mandado realizado. Elizabetta soñaba con aprender costura, pero para ello tenía que pagar trescientas liras solo para asistir como visitante al taller. Un día de camino a su casa vio un cartel que pedía una aprendiz. Sin dudar se acercó al lugar y pregunto. Elizabetta habría conseguido el puesto de aprendiz y ese mismo día les iba a comunicar a sus padres la oportunidad que le había surgido minutos antes que se reunieran junto a la mesa. Pero cuando se sentaron algo pasó…

Expreso Río Hondo 

Gómez, Gabriela 

Esta es la historia de Junior. Un día estaba conduciendo por la autopista de camino hacia el trabajo, cuando de repente vio que el motor de un carro que estaba estacionado en la acera, estaba prendido en llamas. Junior se apresuró a estacionar su carro y correr para ayudar. Cuando llegó a la escena del accidente, encontró que el dueño del auto se encontraba fuera de él y que estaba desesperado porque había dejado su billetera, su teléfono y otros objetos de valor dentro del carro. Tenía miedo de abrir el carro y que este estallara. De inmediato, el señor buscó su teléfono para hacer una llamada a los bomberos. Alrededor se fueron acumulando espectadores con el mismo deseo de ayudar, pero con el miedo de que estallara. Mientras esperaban a que los bomberos llegaran, a Junior se le ocurrió que si tapaba las llamas del motor podría abrir la puerta y sacar las pertenencias del señor, y le propuso la idea al dueño del carro... 

Paz Muda 

Castiñeira Gonzalez, Rosi Francisca

Agotada luego de una semana de intensas actividades nuevas y sin dominar el idioma, se preguntaba por qué no contrataban a alguien para ocuparse de los caballos e irse tranquilos de una vez por todas. Montar a caballo era su escape y su máxima felicidad, aun cuando detestaba tener que encargarse de todo. Al llegar, quedó fascinada con las colinas y el enorme silo de la granja.

Entusiasmada, bajó del auto con sus cosas, pero Kiki la detuvo y le informó que ella no las acompañaría… 

(Ver trabajo completo en p. 136)

El cruce de las vías 

Gavini Díaz, José María

Una de tarde de verano del año 2014 en la ciudad de Florencia, Italia, un grupo de chicos de Argentina volvían de una caminata larguísima. Llegaron a la estación de tren y desde ahí cada uno de los chicos se iba para la casa donde estaban viviendo. Cuando Roberto y algunos amigos de él, empezaron la caminata de regreso hacia sus casas, vieron que estaba a más de 40 cuadras y con el cansancio que venían acumulando cuando llegaron al cruce de las vías del tren, vieron que había que desviarse como 15 cuadras más. Roberto y Fernando deciden no desviarse y saltar las rejas y pasar por las vías, cuando Fernando cruzo no pasa nada, pero cuando Roberto empezó a cruzar el tren y visualizó a la distancia, lo que no recordó es que los trenes allá son de alta velocidad... 

El resultado 

Colatruglio, Lucila Yael 

Faltaban 5 minutos para el final del partido. Se jugaban no sólo el campeonato, si no el ascenso directo a la categoría que el club jamás había pertenecido en la historia. La hinchada, que las había acompañado desde el primer partido, con lluvia o con calor extremo, al pie del cañón alentaba desde la tribuna con cotillón de los colores del club: celeste y blanco. 

Quedaban 4 minutos, el marcador iba 1 a 1 y el entrenador del equipo contrario hablaba con el preparador físico, mirando el tablero preocupado. Decidido, le avisó al árbitro que quería sacar a la arquera, para ingresar un delantero en su lugar. La arquera salió de la cancha frustrada y quedaron 11 jugadores de campo contra 10 del otro equipo.

Finalmente, llegó el último minuto de juego y corner corto a favor del celeste y blanco. Sono la chicharra de final de juego y todo el equipo atacante quedo habilitado para acceder al borde del círculo. Diez jugadoras con sed de ascenso esperaban que la bocha fuera lanzada. Cuatro jugadoras, sin arquera iban a defender ese empate...

Dudas hasta hoy 

Blondel, Cloé 

Martina despertó en la oscuridad, si es que se despertó, caminó sin saber para donde ir y sin entender ni siquiera donde estaba. Avanzó hasta reconocer el lugar, se tocó los bolsillos en seguida y su teléfono no estaba, su plata tampoco. Cuando se dio cuenta donde estaba grito para que alguien la ayude y fue a buscar la salida.

Estaba encerrada con llave y candado desde afuera, era una puerta antigua de esas altas y tenía varios caños para trabarla. De repente comenzó a escuchar murmullos sin entender lo que decían, no podía ver nada, los murmullos eran cada vez más fuertes. Se le ocurrió romper de una patada uno de los vidrios e Intentó sacar una pierna para afuera para poder salir, hasta que sintió que alguien la tomaba por la espalda…

La modelo 

Sanarighi, Sol Milagros 

Durante una noche de verano del año 2012, una chica llamada Milagros se divertía con sus amigos en un camping. De repente un hombre apareció de la nada y la tomó por sorpresa. Ese extraño amenazó a sus amigos con matarla si no dejaban que se la llevara. Fue arrojada dentro de un baúl hasta llegar al lugar donde la dejarían oculta. Para impedir que pudiera llegar a escaparse el hombre junto a sus cómplices, ataron sus manos y pies, y para que no pudiera identificar el sitio le colocaron una venda en sus ojos. Bruscamente fue llevada a una habitación oscura y realmente fría, solo se escuchó su llanto durante horas, sus gritos, su miedo...

Al pasar los días Milagros temía por su vida sin saber qué es lo que sería de ella...

Av. Cramer 

Simsiroglu, Camila 

Durante la corta estadía de Mabel y sus dos hijas en aquel departamento sobre la avenida Cramer, extraños sucesos se presentaron. Después de un sorpresivo divorcio, las tres decidieron mudarse a la ciudad cerca del colegio de la hija menor. Sin embargo, no todo fue color de rosas. Cada mañana el auto amanecía con un rayón nuevo, a pesar de que se estacionaba en el garaje. Un día apareció con el vidrio del acompañante roto. Otra mañana, cuando la hija menor salía al colegio se encontró con el picaporte del lado del palier manchado con algo que aparentaba ser sangre. Esa noche, las tres se despertaron al oír la ventana de Mabel romperse. La noche siguiente todas durmieron en un mismo cuarto bajo llave. Lo más sorprendente estaba por venir… 

Pablo y sus autos de juguete 

Gando, Pedro

Hace 15 años ocurrió algo indescriptible, nadie supo que sucedió con ese bebe. En 2002, Pablo vivía en Villa del Parque en Buenos Aires, con su madre, Noelia y su padre, Mariano, que era corredor profesional. Él bebe tenía un año de vida, gateaba, caminaba por todas partes de la casa. Mariano y Noelia lo vigilaban siempre que podían y cuando lo perdían de vista, Noelia se desesperaba demasiado y siempre lo encontraban en el garaje abajo del auto. A Pablo le encantaban los autos, tenía muchos autos de juguetes, pero no se conformaba, parecía que quería algo más grande. Pasaron los días y cada vez que lo perdían de vista, entraban al garaje y ahí se encontraba Pablo. Un día antes de Pascuas había estado presente en una carrera en la que corrió Mariano. Al día siguiente los padres se levantaron, no encontraban al bebe, y cuando entraron al garaje, allí tampoco estaba…

Una tarde de muñecas 

Vazquez Gagliardi, Constanza Soledad

Sofía, una niña de 3 años que viví en el barrio de Villa Devoto, le gustaba cada vez más jugar con sus muñecas e inventarse sus historias con ellas. Habían pasado más de 20 años del hecho ocurrido, en esa noche estrellada, en donde Sofía se preparaba para cenar su comida favorita que eran fideos con manteca. De repente, su mamá Mónica atendió el teléfono. Era el papá de Sofía que estaba trabajando y llamaba para desearles buenas noches a ellas y a su hermano Juan. Cuando su papá iba a terminar la llamada, de golpe se escucho una explosión...

Mestre 

Gavensky, Julieta 

La familia Fernández se encontraba en Venecia durante sus vacaciones familiares. Se estaban hospedando en Mestre, ciudad fuera de Venecia, por lo que al finalizar el día tenían que tomar un vaporetto que los llevase por el canal central hasta la estación de tren. Dentro del tren los azafatos se empezaron a fijar si los boletos estaban troquelados, pero ellos no sabían que lo requerían, por lo que no lo hicieron y por este motivo, tuvieron que ver como el último vaporetto del día se iba, sin ellos...

El viaje a la isla del Tunante 

Rotundo Silva, Juana

Eran las primeras vacaciones que hacía la familia Rodríguez en el exterior. El destino era el hermoso país de México. Fernando y su mujer con sus dos pequeños, Valentín y Julieta. Muchas eran las emociones de esta familia, pero la principal idea del viaje era descansar y disfrutar del increíble paisaje. Pasaron los primeros días, contemplando sus playas y estaban maravillados con el hotel, hasta que un día decidieron ir a una excursión en una isla de México, a la cual había que ir en barco. Cuando camino a la isla, se descompuso el motor...

Primera y última vez 

Godoy Ancarani, Nadia Alejandra Iratí

Era una iglesia preciosa, profunda y majestuosa. Eran los 90 por lo cual María aún transitaba la primaria. Sus compañeros estaban muy ansiosos, como si fueran a encontrarse al mismísimo Jesús. El silencio invadía la sala, los pasillos e inclusive aquella casi toda la iglesia. 

Vestidos de blanco inmaculado, los treinta y pico de niños y niñas se ubicaron frente a la Iglesia de Guadalupe para ingresar a recibir su primera comunión; pero faltaba alguien. 

Como era de esperarse, María ese día llegó tarde. Estaba somnolienta y enojada por toda esa pomposidad. Sus zapatos nuevos chispeaban contra aquel piso pontificalmente encerado. Apuro el paso, pero entre la túnica y los nervios casi que no logró llegar…. 

(Ver trabajo completo en p. 139)

El teorema Fanal 

Sobredo, Santiago Manuel

Estando en un tratamiento de rehabilitación, una familia se encontró dentro de un espacio de reunión familiar. El paciente, cuya edad parecía asustar a los psicólogos, comenzó a contar su historia como ya lo había hecho durante el último año. Pero había una diferencia, esa vez se encontraba su abuelo presente; era la primera vez que se presentaba. 

Su abuela le dijo que, por el tema de ir al tratamiento de su nieto, había estado muy nervioso, casi irreconocible durante esos días. 

El abuelo se sentó en la silla, escuchó a su nieto, y por primera vez se dejó ver llorar. 

(Ver trabajo completo en p. 131)

La vida de un refugiado 

Abdul Wahed, Khaled 

Hace 15 años el lugar dónde paso la mayoría de la infancia fue destruido. Fue en el campo de refugiados Balatta en la ciudad de Nablus, Palestina. La casa era de su familia y era el lugar donde vivían con su abuela y dos tías bajo el mismo techo mientras el papa estaba una misión diplomática en Chile. Mientras tanto el hijo mayor, que tenía 11 años vio que cuando era la 1 de la madrugada entraron miembros de la armada de ocupación al campo de refugiados y les informaron que tenían que salir de la casa en una hora. La abuela trató de convencerles que los dejaran quedarse allí hasta el día siguiente así se podían llevar sus cosas, pero la respuesta fue no.

En una hora les forzaron a salir y empezaron a destruir la casa. Fue un momento muy difícil ver la casa de su infancia destruida.

Verano del 95 

Seijo, Marina 

En el verano del 95, Helena y Julia fueron a pasar las vacaciones a la casa de sus abuelos en la provincia de Córdoba. Al abuelo Jorge le encantaba contarles historias de terror que él inventaba, y para hacer el relato aún más tenebroso, iban a pasear a algún bosque cercano a la casa. Una tarde, después de merendar las tostadas que preparó la abuela Mafalda, Helena pidió al abuelo que las lleve al bosque y les cuente un cuento, pero el abuelo se negaba ya que sabía que pronto iba a oscurecer. Las nenas siguieron insistiendo hasta que el abuelo accedió y emprendieron el recorrido hacia el bosque, sin saber ninguno de los tres lo que allí les esperaba.

Camet 

Lico, Martín Nicolás 

Corría el año 2007 en el barrio Camet, ciudad de Mar del Plata. Martín, luego de varias horas dentro de la pileta, decidió salir de la misma. Le pidió a la madre que le alcanzara una toalla. Cuando la madre se la dio, le dijo: “No la tires al suelo bajo ninguna circunstancia ya que esta todo mojado y es peligroso...Instantáneamente él la arrojó al suelo…

La familia 

Saadi, María Paz 

Quince años atrás, una familia había ido de vacaciones con sus 6 hijos; Juan, Luis, Gonzalo, Luz, Susana y Paz.

Estaban todos juntos, jugando a la pelota en la playa. Luis pateo la pelota y cayó en el agua, su hermana menor Luz quiso ir a buscarla, pero se había ido muy lejos, esperó a que las olas la trajeran pero eso no ocurrió, viendo como cada vez se iba más lejos de la orilla. 

Juan que era menor que Luz se metió en el agua y comenzó a llorar y gritar. Sus hermanos corrieron hacia él y vieron algo que los marco de por vida. 

Nunca más volvieron a meterse al mar, los pescadores que se encontraban en ese entonces dijeron que Juan se enfrentó a algo nunca antes visto.

El juego 

Di Ció, Juan Cruz 

Eran los últimos días del mes de Noviembre en uno de los años más calurosos de la década. Transcurría 1990 en una pequeña ciudad del conurbano bonaerense, donde dos pequeños niños jugaban en el jardín de su casa. Terminada todas sus tareas extracurriculares, sus padres les habían dado el permiso tan ansiado para finalmente poder usar el regalo que recientemente habían recibido: un pequeño equipo de beisbol. Las horas transcurrían, el sol caía y toda la casa estaba invadida por la calma a excepción del jardín, que los niños habían convertido en la final más peleada del campeonato mundial de ese nuevo deporte que estaban descubriendo. De repente un golpe seco se escuchó, de esos que no logran generar ni el más pequeño eco, y por un momento en la cuadra entera todo fue silencio, hasta que uno de los dos chicos exclamo con todas sus fuerzas, un grito desesperado.

La pesadilla 

Mazzei, Candelaria 

Candelaria salía del colegio cerca del mediodía, regresaba a su casa y lo primero que hacía era almorzar. Luego, llegaba el momento más esperado del día para ella: la siesta. Descansaba dos o tres horas y después continuaba con sus actividades favoritas de la tarde, como inglés y danza. Pero cinco años, para ser más específica el 20 de septiembre del 2012, una pesadilla no la dejó descansar del todo. En su mente estaba con su abuelo en un campo, ocultándose de alguien… no se sabía quién era, pero sí que era un sujeto peligroso. Lo único que hacían era correr de un lado al otro, y se escondían detrás de los grandes árboles que había allí. Su abuelo ya no podía correr más; sus piernas no se lo permitían luego de tantos años vividos. 

De repente, escucharon tres tiros...

Km 7 

Cavalli, Valeria 

Cuando tenía 8 años, en una tarde soleada de verano en la ciudad de San Carlos de Bariloche, Valeria y su padre, que era bombero, iban por el kilómetro 7 y de pronto sonó la sirena del handy, alertando que había ocurrido un hecho a unas pocas cuadras de donde ellos estaban.

Arribaron al lugar y sobre la vereda se encontraron con una mujer desesperada y tres niños...

El viejo 

Caride, Ariana

Era un lunes soleado y Francisco estaba con su novia Jazmín en su casa. Como todos los días ellos se la pasaban en el cuarto de Francisco mirando películas de terror. 

Él ya estaba por irse a bañar para llevarla a la facultad, cuando en ese mismo momento Jazmín le pidió el cargador de su computadora portátil para poder adelantar tareas, como no lo veía, de inmediato llamó a su madre al no encontrarlo. Ella lo atendió y rápidamente el se dio cuenta que no era la misma voz que tenía siempre sino que esta vez sonaba triste. Algo había pasado pero ella no se lo quería decir por teléfono. 

Aquel ser inexplicable 

Wunsche, Brenda Natalia 

El hecho se dio en una casa quinta en Ezeiza. Vísperas de navidad y revolución sentimental en las personas por el cambio de milenio. En tan solo horas pasaban de un milenio a otro, era 1999. 

La propiedad tenía un jardín enorme, aunque todos eran bichos de ciudad. Era alquilada para toda la familia. Primos, hijos, madres, hermanos, tíos y mascotas. 

La menor del grupo, junto con su hermana, esa tarde, mientras bajaba el sol una vez más, encontraron una luciérnaga, para ellas “bichito de luz” y lo enfrascaron. Se convirtió en la atracción principal para los chicos que miraban cual trofeo ese ser vivo, aparentemente tecnológico, que emitía luz mediante cierta electricidad, que parecía desesperado, buscando una salida. 

Las preguntas para ellos fueron: ¿Cuanto viven realmente esos seres mágicos? ¿De dónde vienen y a dónde van? 

Salida de emergencia 

Belis, Macarena María de Lujan

En el colegio Sagrada Concepción de Mar del Plata, natación era una materia obligatoria. Todos los martes por la tarde era el horario de segundo año. Laura detestaba esos días. Nadar no era su fuerte, y eso quedaba en total evidencia cuando le tocaba caminar hacia el nivel más bajo de la pileta. Pero un martes se le complicó más aún: debió compartir su clase con compañeros de otro curso. Entre ellos se encontraba el chico que le gustaba y Laura se moría de vergüenza. Pensó que algo debía hacer para evitar que él viera lo poco hábil que era en el agua. Fue entonces cuando se le ocurrió que podía simular un resbalón en el borde de la pileta, para luego manifestar dolor y así evitar la clase. 

El niño en el teatro 

Rey Botti, Juan Pablo

Corría el mes de diciembre del año 2005, Pedro, un padre de familia recibió una carta en la oficina por un ascenso en el trabajo. El inconveniente era que todos debían mudarse a México. Su hijo todavía se estaba acostumbrando a este nuevo país. El pasar de un colegio de monjas a un colegio orientado a las artes. Una etapa de puro cambio. Allí decidió que quería probar un nuevo hobbie, el teatro. Sin saber cómo, en la audición de la obra de mitad de año, le dieron el rol protagónico. Era una obra ficcional, sobre un niño que tenía que cambiar de país por el trabajo de sus padres. Después de muchos meses de ensayo, y de una fuerte lucha con su vergüenza, llego el día de estreno tan esperado. 

Pero la noche anterior paso algo inesperado… 

La joda 

Billegas, Ariel

Hace un tiempo, en el año 2011 en la ciudad de Berlín, Alemania, se encontraba en su casa una chica llamada Xuxa, esperando que sus amigas le respondieran para salir. 

Todo comenzó un domingo al atardecer, cuando Xuxa volvía de comprar ropa para esa misma noche. Estaba muy contenta por sus nuevas prendas y decidió mandar un audio al grupo de sus amigas para ver si alguna deseaba ir a la Bonsi Fest (fiesta que se realiza en Alemania a fin de año), pero ninguna de sus amigas respondió. 

Pasaron varias horas hasta el anochecer y comenzaron a responder que sí, que querían ir, y así fue que se pusieron en campaña y terminaron en la fiesta. 

Fue una noche de mucho misterio, angustia y tristeza en la que Xuxa y sus amigas no volvieron a sus casas cuando pensaban.

La nevada 

Cristóbal, Agustín

Era una de esas tardes donde el frío helaba los huesos y el cielo anunciaba tormenta. Empezaba Julio en Buenos Aires, hace una década, cuando todavía el invierno era invierno. La lluvia comenzó a hacerse más espesa. Ya habían pasado siete años del misterioso incidente en Bariloche, pero Juan no había podido superarlo. Cuando los noticieros empezaban a anunciar la nevada, Juan recibió el llamado de su primo Hernán que lo invitaba a ir a parque Saavedra a ver la nieve. Él sabía bien lo que sentía. Habían estado juntos en ese viaje, aquella vez, pero nunca terminaron de entender los hechos; simplemente se perdieron y a las pocas horas lo encontró de la peor manera. 

Igual decidió que era una gran oportunidad para dejar ese trauma atrás, y después de insistir mucho Juan accedió a ir a ver la nieve. 

Cuando llegaron nevaba más que nunca y para la sorpresa de ambos no había tanta gente. Algo había ocurrido también allí...

La bendición 

Martínez Salazar, José Abraham 

Es la historia de un niño al que apodaban Butcher cuyas habilidades eran varias. Ese niño se apasionaba con la música, los deportes extremos y lo espontáneo. En su tiempo en casa le gustaba dibujar y pintar y después de clases se dirigía al estudio musical de su profesor de piano.

Un día amaneció contento pero eso no duro por mucho tiempo ya que sus padres decidieron mudarse a otra ciudad. Pasaron las semanas y su profesora nueva de piano no lo animaba mucho así que decidió dejar el piano y empezó con la batería. Lo hizo hasta dominar los tambores, los platos y otros instrumentos de percusión. Luego de un tiempo se hizo de un amigo que tocaba la guitarra e hicieron una banda. El gran Jimmy Hendrix y Buddy Richard bendijeron los instrumentos. Los años 60 estaban en su apogeo y faltaba poco para que llegara un gran festival: Woodstock...

Poseidón 

Romero Ferreira, Agustin Nehuel

Hace ya varios años, en uno de los veranos que Alan solía compartir con su padre en Palma de Mallorca, el joven vivió la experiencia más aterradora y desesperante de su vida. El día en que, por un instante, vio cómo su alma se desprendía de su cuerpo.

Alan y su padre, Rodrigo, eran amantes de las olas. Tiempo atrás, Rodrigo se había hecho con un velero ya que su sueño era poder cruzar el océano navegando. El padre de Alan llevó a su hijo a conocer el barco que recientemente había adquirido con su gran amigo, capitán y maestro de navegación, Jordi. Arriba del velero, bautizado como “Poseidón” por Rodrigo, Alan se encontraba jugando con su padre hasta que sucedió el infortunio. Alan resbaló sobre la proa del “Poseidón” y cayó al mar. Sus intentos de nadar hacia la superficie fueron inútiles, la corriente ya se había apoderado de él. Segundos más tarde, que para Alan fueron una eternidad, vio frente a sus ojos, como si él ya no estuviera dentro de su cuerpo…

El picadito 

Dotta Flores, Gastón Andrés

Era el 7 de diciembre de 1975. Fue un día de verano donde la humedad imperaba en el ambiente. Los niños disfrutaban de un gran partido de fútbol en un día de lluvia con sol en donde la pelota de trapo gris mugre empapada rebotaba contra el piso mientras que Carlos y Janet no paraban de reír. Luego de un rato, en un momento desafortunado la pelota dio contra el árbol que hacía del palo del arco. Janet salió corriendo detrás de ella hacia la calle cuando de repente Carlos escucho un fuerte bocinazo.

Pequeña guerrera 

Desanto, Lucila María

Sofía festejaba su cumpleaños de ocho años cuando su vida dio un giro de 180 grados. 

Esto generó un antes y un después en la manera de relatar sus historias. 

Ella jugaba con sus tres hermanos, y el resto de sus invitados en la calle, como usualmente lo hacía, cuando a su hermano José, se le ocurrió el juego de las espadas. Él fanatismo por Star Wars, terminó ese mismo día. Después de cinco minutos de comenzar, los gritos de su voz tan chillona, aturdieron los oídos de sus padres que almorzaban con los invitados en la galería de la casa. Pasado unos instantes, todos salieron corriendo…

Miedo a caer 

Salinas, Paloma 

Hace trece años, Malena vivía con su familia en la ciudad española de Madrid. Se habían ido a vivir fuera de su país natal debido al trabajo de su padre, Gabriel. 

Un sábado como cualquier otro, mientras sus hermanos menores Ramiro y Eduardo habían bajado a los juegos para ni- ños en el patio del edificio, ella veía su programa favorito de “Xuxa” en la televisión. Fue en ese momento cuando un grito tan fuerte como un trueno los aturdió. Desde el noveno piso, Malena y sus padres, espantados, corrieron al balcón y no podían creer lo que vieron al asomarse…

Resplandor bajo el agua 

Linqui Escrich, Natalia Renata

En verano del año 2007 la familia Escrich se embarcó en un viaje que cambió sus vidas. Ambos padres, Abel y Evelyn, fueron invitados a Cancún, México a un Congreso Médico, con sus dos hijas Argentina y Renata, acompañados de la abuela paterna, Blanca. 

Al llegar a Cancún, durante unas horas los padres tenían que asistir a las charlas informativas, y el resto del día se separaban del grupo y salían a explorar la playa del Caribe con la familia. Un día fueron invitados a visitar el parque eco arqueológico costero, Xcaret, con distintas atracciones y dinámicas, como snorkel y explorar algunas de las cuevas a través de un río que conectaba todo el parque. En una de las cuevas, mientras admiraban las bellezas talladas en los adentro de las cuevas, sintieron como por debajo del agua algo toco sus piernas. Todos exclamaron asustados, mientras los flotadores perdían el aire totalmente. La corriente del mar hizo lo suyo y la familia quedó atrapada dentro de una de las cuevas sin saber que era lo que había bajo el agua.

Vacaciones costosas 

Ramos, Gianluca 

En el verano del año 2016 durante el mes de diciembre, un hombre planeaba irse de vacaciones con sus hijos y su esposa a Brasil. Él había sacado un préstamo muy costoso para que en las vacaciones pudieran darse todos los lujos que ellos quisiesen y pudieran disfrutarlas más. Apenas dos días luego de que se fueran de viaje, su hijo más grande, Thiago, tenía la fiesta de su mejor amigo, que se festejaba en las afueras de Buenos Aires, por lo que necesitaba el auto de su padre para poder ir. 

Había sacado el registro hacía cuatro meses, por lo que no sabía manejar del todo bien en ese momento, y por lo que su padre no le permitió ir en auto hasta la fiesta.

Thiago, molesto porque confiaba en que su padre se lo daría, llamó a sus amigos para que lo ayudaran a tomar el auto de su padre durante la noche mientras dormía, sin que se diera cuenta. Alrededor de las 11 de la noche, Thiago salió de su casa y se dirigió hacia el garaje, donde había acordado reunirse con sus amigos para llevar a cabo el plan. 

Regreso de Vietnam 

Vale Ramírez, Daniel 

Año 1973. Le encantaba la marina. Decidió visitar a su socio para pedirle sugerencias y ver al comandante. En una oportunidad le planteo lo siguiente: vamos a emprender un viaje que consiste en una misión secreta. Así que abordamos el auto y nos fuimos hasta llegar a la Capital. Cuando llegamos al lugar, entro el comandante para inspeccionar. Él se encontraba vigilando la zona junto a otros compañeros y pasado un rato escucharon un sonido fuerte y vieron a dos metros del lugar donde les lanzaron una granada, el primer muerto. 

Era un atentado. Al presidente lo llevaron a la enfermería rápidamente aunque no pudieron salvarlo. 

Ese fue el mejor presidente de la historia.

La casa en las nubes 

Guastini, Juan Pablo 

Hace tres veranos, Martin invitó a su amigo Pedro a Bariloche para quedarse unas semanas durante el verano. Las primeras noches ellos bajaban hacia donde se encontraba el lago y se quedaban escuchando música, haciendo un fogón y viendo las estrellas porque tenían suerte, no había nubes. 

Sin embargo a la cuarta noche ya se habían aburrido de la misma rutina, así que decidieron ir a explorar la zona en donde se encontraba la casa de verano. Luego de caminar varios metros en la oscuridad y sin tener suerte de encontrar algo interesante encontraron una casa para dos personas con vista al lago. Al presenciar la vista que tenían, no se percataron de que las estrellas empezaron a desaparecer y las nubes a bajar. 

Ambos decidieron saltar de la casa hacia las nubes y escalarlas…

Un oso rojo 

Messina, Matias Nicolas

En el otoño del año 2000 Javier, María y sus hijos Ignacio (de tres años) y Nicolás (de casi dos años) decidieron realizar un viaje a Bariloche para visitar a unos amigos que hacía poco tiempo se habían mudado allá. Durante sus primeros días en el sur, Javier y María realizaban algunos preparativos para el segundo cumpleaños de su hijo más chico, que sería la semana próxima. Esa tarde, luego de un largo paseo de la familia por el centro de Bariloche, decidieron entrar a un último local antes de volver al hotel donde se hospedaban. Este negocio no era distinto a los demás que habían recorrido, pero cuando entraron, una estantería llena de osos de peluche de color rojo llamó la atención de Nicolás, y al pasar al lado del infante tomó uno de esos osos y lo llevo consigo sin que sus padres lo notaran. 

De regreso al hotel sus padres vieron que el pequeño sostenía con cariño el oso pero de todos modos decidieron volver para devolverlo. 

Sin embargo, a la mañana siguiente, cuando María se levantó para despertar a sus hijos, vio a Nicolás dormido abrazando al pequeño oso de color rojo.

La parada 

Skorupski, Carolina

Sábado 8 de abril del 2017. Cuatro amigos emprendieron un viaje, lleno de expectativas por lo que iba a pasar. Un mes antes habían organizado todo, Brasil los esperaba, ansiosos, cada uno en su asiento, el viaje comenzó. Música, risas, anécdotas, comidas, las horas pasaban y se acercaba el momento de la primera parada. 

Santiago y Dardo vieron el cartel: Chuy a 5 minutos, con lo cual dieron aviso a Carolina y Javier para comenzar a prepararse. 

El micro se detuvo, y dieron la señal. Les avisaron a todo el grupo que podían pasear por la ciudad, y en exactamente 3 horas volverían a buscarlos para continuar el viaje, pero nunca imaginaron lo que les iba a ocurrir…

La puerta blanca 

Park, Sonia 

Tres hermanos: Celestina (12), Fernando (9) y Carolina (6) compartían una habitación. Una noche, Celestina se levanto molesta porque escuchó una voz rara y cuando abrió los ojos vio a Fernando diciéndole que no podía dormir. Ya desvelados, pensando a qué podrían jugar, Fernando les comento que el otro día, mientras jugaba en la sala se le cayó un juguete por atrás del sillón y cuando lo movió para sacarlo, vio una pequeña puerta de vidrio pintada de blanco. Les dijo que no se veía nada del otro lado, que la había intentado abrir pero estaba cerrada con llave.

Celestina no le creyó hasta que Fernando la guío y puedo comprobar que tenía razón. Intentó abrirla pero tampoco tuvo éxito. Muy curiosa y nerviosa decidió romper el vidrio con un codazo y cuando miró del otro lado, no pude creer lo que vio…

Las leñas 

Plesky, Keila 

Fue durante la mañana de su cumpleaños, seis años atrás. Keila y su familia estaban de vacaciones en Septiembre. Mientras su hermana se ponía la campera, su mamá le entregaba una pequeña caja acompañada por el típico canto de sorpresa. Ella la abrió destrozando el papel que la envolvía. Era un iPod. Emocionada, no podía esperar a estrenarlo ese mismo día mientras bajaba deslizándose por las montañas. Las tres ya listas decidieron dejar la habitación para tomar un desayuno antes que cerrara la cocina. Mientras caminaban apuradas por los pasillos del hotel, Keila miraba el paisaje a través de las ventanas. Les esperaba un día frío y blanco, pero ninguna se podía quejar por el exceso de tela que llevaba puesta. En ese instante una llamada interrumpió los pasos de la mamá. Al atender se quedó perpleja por la noticia que recibió...

La turbulencia

Dan Ezequiel, Hwang 

Año 2013, 10 de Enero, 2:30 AM. Dan y su hermano Aarón estaban en el Aeropuerto de Ezeiza, esperando el vuelo a Estados Unidos, para visitar sus familiares. Mientras los dos abordaban el avión, se dieron cuenta que el señor que estaba al frente de ellos iba vestido de una forma muy particular. De repente, el señor se dio vuelta y le dijo al oído a Aarón “3 son ellos, y a las 3 hs vendrán”. Aarón, asustado, lo empujo y corrió con su hermano. Dan le pregunto que le había dicho el señor, pero Aarón no le respondió. Ya dentro del avión hubo turbulencia muy violenta, mientras Dan se abrochaba el cinturón, vio algo por la ventana del avión. Eran las 3 hs.

Movimientos inusuales 

Pinori Diaz, Julieta Lara

Era el verano del año 2013 cuando el crucero MSC había llegado al puerto de Buenos Aires. La familia estaba llegando con el tiempo muy justo como para hacer todos los trámites y poder subirse antes de que el crucero partiera. Fueron de los últimos pero llegaron bien. Todo era perfecto, había mucha gente pero todos parecían tranquilos y emocionados por el viaje. El barco tocó la bocina, comenzó a moverse y todos aplaudieron. 

Las primeras noches fueron tranquilas, aunque había mucho movimiento en el barco y esto provocaba varios ruidos, pero no era nada grave. 

Al cuarto día de navegación los dos hermanos Agustín y Lara fueron temprano a la cubierta para meterse a la pileta pero no pudieron porque estaba rodeada con una banda que decía peligro y al preguntar nadie sabía que había pasado. 

Cada vez las personas se preocupaban más porque nadie daba explicaciones de lo ocurrido. Lo peor es que los ruidos y los movimientos empeoraban, hasta que una noche fueron insoportables.

Diciembre 2014 

Arano, Natalia 

En el año 2014 en el mes de diciembre en pleno invierno, Nicole y Natalia estaban en Hannover., Alemania de plan de intercambio. Ellas estaban planeando un viaje hacia Amsterdam por el fin de semana, que estaba a 8 horas de donde ellas vivían. Prepararon todo y el jueves a medianoche agarraron dinero y una mochila y emprendieron su viaje. Tuvieron que escaparse ya que vivían con una familia alemana y no las dejaban ir a ningún lugar fuera de Hannover. Llegaron a la estación de tren y emprendieron su viaje a Amsterdam, pasaban las horas y Natalia estaba muy emocionada con toda la adrenalina en su sangre ya que se sentía rebelde, Nicole mientras tanto dormía. De pronto el tren se paró y el conductor sin dar explicaciones dijo que el viaje no podía seguir y que tenían que bajarse inmediatamente. Ellas asustadas sin saber qué hacer bajaron del tren. Les dijeron que a unos kilómetros conocían una casa donde se podrían quedar hasta saber qué hacer. Ellas decidieron ir pero con miedo ya que, quienes le dijeron eso, eran desconocidos. Después de caminar una hora por el monte llegaron a la casa y al cruzar la puerta no pudieron creer con lo que se encontraron.

Un viaje al sur 

Moché, Maria Agustina

El 10 de diciembre del 2016 Pablo, Florencia, y sus cinco hijos emprendieron un viaje al sur de Chile, en un viaje que fue largo y cansador. A las 18:00 hs. llegaron a su primer destino: Puerto Fuy, un lugar rodeado de naturaleza y con mucha paz. Al día siguiente comenzaron sus aventuras, bosques, caminatas y cascadas. Era un lugar rodeado de mucha vegetación, un sueño, lindo y agradable. En una de sus caminatas hacia un bosque, ya en mitad de él, se encontraron con un niño pequeño que llevaba harapos y lloraba desconsoladamente…

Eurostar 

Yi, Michelle Ivana

En el verano de 2015, Michelle y sus amigas Micaela, Carolina y María decidieron ir de viaje a Europa. Michelle ya había viajado a Europa, pero era la primera vez para las demás. El primer destino era ir de París a Londres en el tren Eurostar que pasa por el túnel transoceánico debajo del Canal de la Mancha. Entusiasmadas por disfrutar las vacaciones, charlaban durante el viaje y luego se quedaron dormidas. Después de una hora, Michelle se despertó por un ruido fuerte. Cuando miró a su alrededor, el tren estaba parado en medio del túnel y no había nadie dentro del vagón. Despertó a sus amigas para avisarles de la situación. Aisladas en la oscuridad, las chicas sintieron que algo estaba mal y decidieron salir del vagón para descubrir qué está sucediendo.

Viaje 

Currao, Florencia

En mayo de 2016; Salvador, Griselda, Florencia, Teresa y Giuliana fueron a Miami, Disney y México por 30 días. Apenas llegaron al aeropuerto de Miami Griselda se tropezó con el tacho de basura que era de vidrio y se fracturo el pie derecho. Sin obra social ni asistencia al viajero tuvieron que seguir el viaje, no sabían qué hacer, ya que tenían todo pago y el viaje apenas comenzaba porque ni habían salido del aeropuerto de Miami...

La vuelta a casa 

Ottonelli, Juan Cruz 

Era el año 2013, en el último día del mes de enero, una familia compuesta por cuatro personas y un perro, estaban cargando el auto para volverse a su casa en Capital, luego de un mes de vacaciones en Pinamar. Cerraron la casa y decidieron ir a comprar alfajores para el resto de la familia y vieron que había una fábrica que se encontraba a las afueras de la ciudad. Al llegar al lugar la familia se bajo del auto a comprar los alfajores y a mirar la fábrica por dentro, ya que se podían ver las máquinas y la gente trabajando. Uno de los hijos decidió quedarse dentro del auto ya que hacía mucho calor, era pleno verano y se quedó acompañado de su perrita. Luego de un rato de esperar se bajo del auto que había quedado prendido y con el aire acondicionado puesto, porque le agarraron ganas de ver la fábrica por dentro. Por seguridad al bajarse cerró las puertas del auto con traba dejando al perro dentro y las llaves puestas con el auto prendido. La familia tuvo que llamar a un cerrajero para poder abrir las puertas, pero al abrirlas se dieron cuenta que el perro ya no estaba dentro…

Aquel atardecer 

Molina Solano, Analie France

Un verano en Palmar de Ocoa fueron a pasar un fin de semana, cuatro hermanas Jessica, Eva, Amalia y Carmen con unos amigos. Fueron a la casa de la playa del abuelo y una tarde mientras se bañaban en la playa viendo al atardecer a Carmen la mordió algo en la pierna y empezó a sangrar incontrolablemente. Intentaron detener la sangre amarrándole toallas alrededor de la pierna y de la nada Carmen se torno blanca y empezó a convulsionar fuertemente. Dos de los amigos decidieron meterse al agua para ver qué era lo que había mordido a Carmen y de repente uno de ellos se hundido absorbido por algo.

Conexiones peligrosas 

Mandl Avazeri, Malena Anais

Un viernes por la noche el actor y cantante mexicano Vahdir Derbez hijo del millonario Eugenio Derbez le mando un mensaje privado por Instagram a Lena del Rey.

Hablaron varios días antes de conocerse en la vida real. Vahdir estaba en Brasil y le propuso pagarle el pasaje de avión desde Buenos Aires hasta Rio de Janeiro. Después que sus amigas le recomendaron no ir, ella lo pensó y decidió que necesitaba vacaciones para cambiarse las ideas. Después de una videollamada del actor, muy entretenida, Lena decidió ir a Rio el fin de semana siguiente. El viernes Lena se subió al avión y al llegar lo vio al hermoso Vadhir con un ramo de rosas rojas en la mano y una sonrisa matadora...

El escape 

Villamarin Alarcon, Ignacio David

Era el día martes 18 de septiembre de 2010, en Quito, Ecuador; una mañana muy normal para Ignacio: se levantaba, después se bañaba, bajaba a desayunar y por último se lavaba los dientes y salía camino al colegio. Al llegar al colegio William Drake School, Ignacio se vio con sus amigos que habían decidido escaparse de una materia que iba después del último recreo. Llego el momento del recreo e Ignacio y su amigo más cercano José Miguel decidieron dar el primer paso y pasar por el hueco en una malla que conectaba con un centro comercial. Al pasar los dos por el hueco, escucharon voces que decían “vuelvan”, pero no hicieron caso y siguieron con la misión. Al llegar de regreso de su escapada, Ignacio se encontró con su mamá que lo esperaba furiosa; lo subió al auto y lo llevó a casa…

El circo 

Gonzalez Hardoy, Florencia Belén

Hace doce años, dos hermanos llamados Martin y Florencia estaban jugando en el living de su casa. Todas sus tardes eran así, sin preocupaciones. 

Aunque Martin era más grande de edad, le gustaba jugar con su hermanita. 

Un domingo como cualquier otro, estaban haciendo, o mejor dicho intentando hacer piruetas en el colchón del piso. Ellos habían ido al circo y tenían la ilusión de imitarlos. 

Pero nadie les advirtió que estaba prohibido, ya que al hacerlo la maldición se desataría. 

Florencia hizo una vuelta carnero y se cayó al piso. 

Cuando su hermano se acercó para ayudarla, ella ya no estaba...

De día pero de noche 

David, Jazmín 

Hace unos diez años, en un campo situado al pie de las montañas estaban Gastón y su hija trasplantando un pino. Ese arbolito que había sido decorado para la navidad pasada. Era un día como pocos, sin nubes y con una leve ráfaga de viento, algo helada, proveniente de las montañas. 

De repente, algo tapo el sol. Una sombra gigante se reflejó en el piso y congeló el ambiente por unos segundos. Ambos miraron para arriba pero el contraste con el sol era tal, que solo dejaba ver una inmensa silueta negra. Algo encandilados y confusos bajaron la mirada y sintieron una fuerte ráfaga que los sacudió... 

(Ver trabajo completo en p. 138)

Viaje tormentoso 

Weisser, Alejandra Belen

Durante el verano del año 2010, Arnaldo y Silvia se dirigían rumbo a las costas de Brasil para tener unas semanas de relajación, dejando a sus dos amadas hijas, Silvina y Alejandra, con Norma, la madre de Silvia. Ella se encargaba de alimentarlas, cuidarlas y llevarlas al colegio. Todo transcurría normalmente. Cada fin de semana, Silvina concurría a torneos ecuestres, con lo que Norma no estaba muy contenta. Durante el concurso, cuando llegó la hora de que Silvina comenzara, su caballo se puso loco, casi poseído, mientras que Silvina, asustada, cayó al piso de una manera tal que el caballo la tiró y la dejó inconsciente. Todos terminaron en una sala de hospital, llorando. 

Cuando Silvia y Arnaldo se enteraron de la noticia, volvieron a la ciudad, pero en el camino desde el hotel hasta el aeropuerto, se encontraron con una manifestación y una gran tormenta que les impidió volver.

El deseo 

Sánchez, Matías 

En la madrugada de un martes, la familia Sánchez, compuesta por los padres y sus tres hijos, descansaban luego de un atareado día de recorrido por Málaga. La madre estaba preparando un mate, calentando el agua y poniendo la yerba, cuando inesperadamente la hija menor que tenía tres años de edad, se tropezó y tiró el termo con agua hirviendo encima de sí. Empezó a quemarse porque su piel era muy sensible, y cuanto más tiempo pasaba, su piel se iba degradando. Fue así como que se desesperaron porque podía llegar a morirse. Era tan grande el deseo que no le pasara nada y tanta la desesperación al verlo, que comenzaron a rezar con la chica en sus manos. De repente, frente a sus ojos apareció un reloj extraño que decía “click” en la parte superior.

No te hubieses quejado 

Cordeyro Equiza, Octavio 

Verano del 2017, siete amigos de Pilar arrancaron un viaje a Villa Gesell con la única intención de pasar un buen verano. Sus nombres eran Octavio, Tomas, Joaquín, Federico, Fidel, Pablo y Agustín. Alquilaron un departamento para cinco personas, suponiendo que el dueño nunca se iba a dar cuenta de que iban a sobrepasar el límite. El viaje iba a durar quince días, y la única intención era pasarla bárbaro.

Todo iba bien luego de una semana de salidas, playa y fiesta. Todos estaban alegres y divirtiéndose, hasta que pasó lo que menos esperaban. La noche número ocho luego de volver del boliche se encontraron con el dueño del departamento que alquilaban, que estaba esperándolos en la puerta. Trataron de darle explicaciones para que los dejara quedarse a dormir ahí, pero él no accedió. Entonces Agustín hizo algo inesperado...

Mañana en el abasto 

Pucharella, Luciana

Una mañana de Martes, como cualquier otra, en el barrio porteño del Abasto, Amancay salía de su casa para ir a la facultad, como todos los días, entraba al shopping para desayunar algo comprar un par de cosas y luego tomarse el subte para llegar a la facultad. 

Al salir del shopping, en la salida que daba hacia la avenida Corrientes, se dirigió a la boca del subte cuando dos hombres se interpusieron en su camino y comenzaron a hablarle, a lo que ella, inocentemente les respondió. Luego de un par de minutos de charla, sacaron de una bolsa un perfume, y le preguntaron si quería olerlo, solo para ver si era rico o era feo. Esto le hizo ruido a Amancay ya que no tenían aspectos de vendedores ni nada que se les parezca y entonces, se negó. Los dos hombres se insinuaban cada vez mas y parecían empedernidos en convencerla de que oliera el perfume, al punto de acercárselo tanto a su nariz, que termino sintiendo su aroma, a lo cual contesto que le parecía rico y decidió seguir su camino, pero al hacer 100 metros, Amancay comenzó a sentirse rara, mareada…

Vacaciones de invierno 

Calicchio, Tomás 

Era el verano del 2014 y Tommy se encontraba en Estados Unidos con su familia. Semanas antes habían decidido hacer un viaje a Nueva York por las vacaciones de invierno. Estaban en un hotel muy viejo que parecía haberse quedado atrapado en el tiempo, sin embargo estaba bien ubicado a unas dos cuadras del Central Park, y a tres de la Quinta Avenida.

Una noche habían llegado al hotel luego de recorrer la ciudad todo el día, y se dieron cuenta que una sus valijas había desaparecido. Su padre fue a quejarse a la recepción y a exigir que la valija apareciera. Tomó un tiempo para que el recepcionista entendiera lo quería decirle ya que no sabía hablar español y cuando por fin pudo entenderlo le aseguro que nadie había entrado a su habitación y que la valija efectivamente debía estar todavía en el cuarto, pero cuando llegamos a la habitación notaron algo que los perturbo aun mas.

El hotel 

Aschenmil, Camila Aylén

Hace dos veranos atrás, Antonella y Lucia se habían ido de vacaciones a Mar del Plata a la casa de unos amigos. Después de unos días allí, el dueño de la casa decidió volver a capital y las chicas se quedaron sin lugar para vivir, entonces tuvieron que salir por la ruta a buscar un lugar para quedarse. Luego de caminar unos kilómetros, encontraron un hotel. Entraron y consiguieron una habitación, que nadie había querido alquilar. Sin dudarlo decidieron quedarse allí, ya que solo pasarían una noche. Al subir al piso que les correspondía, se encontraron con un pasillo largo y la habitación se encontraba al fondo. Las chicas empezaron a sentirse un poco extrañas, ya que el lugar les parecía oscuro y sombrío; ingresaron a la habitación, ordenaron todo pero sentían que alguien las estaba observando. Una vez que terminaron con todo, Antonella decidió tomar un baño, pero cuando entró en la ducha y miró el techo se sorprendió…

Brasil 

González, Sofía 

El 24 de enero del 2015, Sofía fue a una playa con su familia, ubicada en Bombas, era única y para entrar tenían que cruzar una selva enorme. Al atravesar el lugar, ella y su familia se dieron cuenta que estaban perdidos. Por este motivo, sus tíos se adelantaron a ver que había más adelante, mientras que Sofía y sus primos decidieron inspeccionar los alrededores y de pronto todos salieron corriendo porque una enorme serpiente los perseguía.

Fue un momento impactante y cuando todos llegaron a la playa se encontraron con personas que cuidaban la reserva que junto con otro grupo de especialistas entraron a la selva a ver qué tipo de serpiente era la que los había asustado a todos.


Docente: Fernando Luis Rolando fue publicado de la página 64 a página75 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº81

ver detalle e índice del libro