1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82 >
  4. La interactividad como medio mismo del proceso de creación

La interactividad como medio mismo del proceso de creación

Valvera Cabrera, Patricia Carolina

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XX Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017

Año XV, Vol. 82, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 210 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Nave solar es una obra interactiva diseñada por el artista mexicano Rafael Lozano. El antiguo convento de San Diego brinda esta atmósfera envolvente, en la cúpula principal encontramos al sol incandescente encargado de iluminar toda la estancia, ese tono rojizo apabullante y el intenso sonido transporta al espectador a penas este empieza a formar parte de la obra; la enorme esfera proyecta las imágenes más recientes de la actividad solar, no solo mostrando al público el efecto de cercanía de este fenómeno inmensamente distante, sino que pueden interactuar con el mediante una cuerda que cuelga de sí mismo. La acción del espectador se vuelve parte de la creación misma y son sus movimientos puede provocar sombras, turbulencias, manchas solares, etc. Es aquí que la matriz como la llama Edmond cobra vida, artista-obra-espectador entran en un proceso de intercambio, de conversación, y toda la interactividad confluye en la obra misma. Como bien afirma Lucy Suchman, el espectador alcanza el significado de la obra con la acción y cada acción es un medio de expresión y la creación de un nuevo vínculo entre la persona y el objeto.

Palabras clave: acto creativo - arte – artista - interactividad - espectador activo.

Rafael Lozano Hemmer 

Nació en la ciudad de México en 1967. En 1989 recibió su Bachiller en Química Física de la Universidad Concordia en Montreal, Canadá. En donde vive hasta hoy. 

Lozano es un artista electrónico que trabaja con ideas de arquitectura, teatro tecnológico y performance. Es conocido por sus intervenciones interactivas en espacios públicos en Europa, Asia y América. Sus instalaciones utilizan tecnologías como la robótica, proyecciones, sensores y redes de comunicación. Su interés principal es crear plataformas para la participación pública. 

Tiene obras como la instalación Alzado Vectorial (1999) donde participantes en Internet podían controlar cañones antiaéreos sobre el Zócalo de la Ciudad de México, La pieza se repitió en Vitoria en el 2002, en Lyon 2003, en Dublín 2004 y en Vancouver para las olimpiadas de invierno del 2010. Fue el primer representante oficial de México en la Bienal de Venecia, con una exposición individual en el Palazzo Soranzo Van Axel en la 52 Exposición Internacional de Arte del 2007. En 2006 su pieza 33 Preguntas por Minuto fue adquirida por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Su pieza Público Subtitulado (2005) está en la colección Tate de Gran Bretaña. 

Las obras de Lozano buscan crear un espacio de reflexión sobre el poder del hombre, sus piezas no existirían sin la participación del espectador. Instalación + espacio público + intervención del público: obra. Como é mismo nos cuenta, en una entrevista que realiza con Sonia Sierra, 

La experiencia es más parecida a las artes escénicas que al arte visual. En el arte visual llegas, cuelgas las obras, las preparas, las instalas y, cuando terminas la instalación, está listo para que el público venga y lo vea. En nuestro caso, ya que está todo instalado, comenzamos a programar, a calibrar y a requerir el contenido del público …Recaudan algo efímero de nuestra presencia, nuestro aliento, nuestro corazón, nuestros signos vitales, nuestros rasgos faciales. La exposición queda personalizada por el público.

Nave Solar. Rompiendo con la pasividad del espectador 

Nave Solar es una instalación interactiva diseñada para el antiguo convento de San Diego, sitio de la Inquisición católica en la Ciudad de México, ahora Laboratorio Arte Alameda. Una esfera de seis metros de diámetro cuelga de la cúpula del interior de la iglesia, la mitad del tamaño de la nave misma. Proyectado en la esfera es una simulación en tiempo real de la actividad que ocurre en la corona solar, la atmósfera superior del sol. Las imágenes proyectadas en la esfera son generadas por ecuaciones matemáticas que engendran turbulencias, bengalas, eyecciones y manchas solares, mezcladas con imágenes más recientes obtenidas por los observatorios solares de la NASA. Una cámara detecta el movimiento del público, alimenta las ecuaciones para que el comportamiento de la esfera cambie según la actividad en la sala de exposiciones. El sol tiene 11 ciclos diferentes, cada uno de los cuales también tiene su propio entorno de sonido. 

De este sol falso, una cuerda cuelga al piso de la nave. Esta cuerda permite a los visitantes girar sobre toda la nave y su movimiento pendular influye en las ecuaciones solares anteriores: si nadie participa, el sol está tranquilo y tranquilo, ya que hay movimiento, las proyecciones se vuelven más turbulentas y el sol comienza a girar a lo largo de su eje vertical. La sombra de los participantes se proyecta en la bóveda de la iglesia y un segundo sistema de seguimiento genera automáticamente humo que se mapea en la arquitectura de tal manera que se acumula en el techo del ábside. 

Hay una presencia del público en la obra de arte, el empoderamiento y transformación del espectador a medio activo de la misma creación. 

Si bien la experiencia del arte siempre es activa, ya que el consumidor contempla la obra, tiene una percepción de ella y generar un significado propio, este nuevo tipo de experiencia artística, gracias a la tecnología, permite que la interacción no solo sea psicológica si no también física, de acción. El participante puede tocar, modificar, explorar, provocar en la obra cambios visibles, incitando una dinámica de acción y respuesta que crea sensaciones nuevas y un vínculo diferente con el artista y objeto; en muchas de las instalaciones, como ésta, la obra permanece en completa quietud hasta la intervención del sujeto, creación que no existiría sin su presencia, esta interacción como una suerte de conversación o intercambio reciproco es la que queremos estudiar. 

Uno de los primeros en predecir el valor del diseño interactivo y un defensor muy temprano de este método fue Ernest Edmonds, artista pionero y experto en el campo de la tecnología creativa para usos artísticos, arte algorítmico, arte generativo, arte interactivo, desde finales de la década de 1960 hasta la actualidad. Él creó un nuevo concepto en la relación entre el artista, el objeto y el público, describió una situación artística dinámica, a la que se refirió como matriz, compuesta por estos tres elementos esenciales que llamó sistema artístico (artista–objeto-público). Edmonds afirma que estos elementos “están involucrados activamente en la creación de la obra de arte. El significado se adquiere a través del proceso de intercambio y la interactividad es el medio mismo del proceso de creación”. 

Lucy Suchman, Profesora de Antropología de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Lancaster, en el Reino Unido, en su libro Plans and situated actions enfatiza que el significado de la obra se logra percibir con claridad en el momento mismo de la acción, “la importancia de los objetos y las acciones… tienen una relación esencial con sus circunstancias particulares y concretas”, en este contexto entenderíamos a la interacción del espectador como medio de expresión. 

Ross Gibson, Profesor de Investigación Creativa y Cultural en la Universidad de Canberra, defiende la teoría que las instalaciones interactivas brindan una experiencia vívida de la complejidad de la tecnología moderna y los alcances de esta, estas obras abren una puerta al crecimiento acelerado de la tecnología permitiendo al espectador adentrarse en ella. Gibson dice que “el arte interactivo es una forma culturalmente provocativa que expone las divisiones de las dos culturas y exige un nuevo tipo de espacio de exposición híbrido”. 

La exposición experimental llamada Beta Space dentro del museo PowerHouse, cuyo fin es profundizar los estudios sobre cómo la audiencia experimenta el arte interactivo, surgió de una larga serie de estudios sobre la creación de arte digital, en la que la evaluación en la interacción jugó un papel cada vez más importante. Esta investigación estaba basada también en diversas colaboraciones entre artistas y científicos en los que el compromiso con el público, incluida la exposición de las obras en proceso, era un aspecto clave del estudio. Dos áreas principales: estudiar las necesidades de los artistas para involucrar al público, en su contexto, en su práctica y estudiar, asimismo, las necesidades del museo para proporcionar contenido actual y dinámico a sus audiencias en el campo de la tecnología de la información. 

Todo parte de la disposición del artista y lo que busca transmitir con su obra, de su propia investigación tanto tecnológica como de las respuestas del público a distintos estímulos y las herramientas que le dará a este para que, en complicidad, lleguen a la creación de la obra. No podemos olvidar que no se trata de una simple instalación, sigue siendo una obra de arte cargada de significado.

Referencias bibliográficas 

Ernest Edmonds (2015) Australia: Ernest Edmonds. Disponible en: http://www.ernestedmonds.com/www/Contact/ about.htm 

Experiencias de creatividad e interacción en el arte (2017). Museos+Innovación. España: Eve Museología + Museografía. Disponible en: https://evemuseografia. com/2017/10/11/experiencias-de-creatividad-e-interaccion-en-el-arte/ 

Lozano, R. (2011). Nave solar. México: Rafael Lozano-Hemmer. Disponible en: http://www.lozano- hemmer.com/ nave_solar.php 

Laboratorio de experimentación de arte digital y cultura abierta. (2004). Arte interactivo, Bit:Lav. Disponible en: https:// www.bitlav.org/blog/arte-interactivo-rompiendo-con-lapasividad-del- espectador 

Ross Gibson. (2012). Australia. Disponible en: http://www. rossgibson.com.au/ 

Sociology. (1994). Professor Lucy Suchman. Reino Unido: Lancaster University. Disponible en: http://www.lancaster.ac.uk/sociology/about-us/people/lucy-suchman 

Waelder. P. (2013). Sobre el arte interactivo y la vida artificial. Vida. México: Fundación Telefónica. Disponible en: https://vida.fundaciontelefonica.com/blog/sobre-el-arteinteractivo-y-la-vida- artificial-entrevista-con-christa-sommerer-y-laurent-mignonneau/


La interactividad como medio mismo del proceso de creación fue publicado de la página 37 a página38 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ver detalle e índice del libro