1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82 >
  4. El renacer de un imperio. El neoclasicismo reinterpretado por Philippe Starck

El renacer de un imperio. El neoclasicismo reinterpretado por Philippe Starck

Corrias, Noemí Andrea

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XX Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2017

Año XV, Vol. 82, Julio 2018, Buenos Aires, Argentina | 210 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Se toma como referencia el estilo Imperio y se analizan sus características, para relacionarlo con la decoración de un interior contemporáneo, el restaurant Bistro Sur, ubicado en el hotel Faena de Puerto Madero.

Palabras clave: clasicismo – grecoromano - elegancia – reinterpretación – orden – equilibrio – funcionalidad – exaltación de poder - simbología imperial.

Introducción 

Observando construcciones vanguardistas, vemos cómo en el mundo, diseñadores contemporáneos, rescatan conceptos del pasado y los toman para recrear modernos y lujosos espacios. En este caso vamos a analizar el restaurant Bistro Sur, insertado en el destacado Hotel Faena de Buenos Aires, que acoge, un exquisito y delicado público. En dicho lugar se pueden apreciar texturas, colores, simbología, sensaciones, que se corresponden con el estilo Imperio. No se observa la recreación del estilo clásico exactamente como se redescubrió en aquella época, pero sí se destacan particularidades, que fueron aplicadas en modernos objetos decorativos, considerando detalles específicos del Imperio.

Se analizará la fachada, el entorno y la relación de un famoso diseñador con el generador del emprendimiento.

Capítulo I 

Estilo imperio (neoclasicismo)

Una intensa y fructífera actividad en el campo arqueoló- gico, caracteriza el período que está entre los siglos XVIII y XIX: se descubren sepultadas y milagrosamente conservadas, las ciudades de Herculano y Pompeya, con su sugestiva arquitectura y sus hermosísimos frescos. Del suelo de la Siclia griega y de la Grecia misma, vuelven a la luz las obras maestras del arte griego, y nuevas y fascinantes campañas arqueológicas revelan los tesoros de las antiguas civilizaciones mediterráneas de Egipto y Medio Oriente. Se determina así, en concomitancia con la reacción a las inútiles melindrosidades del tardío Rococó, un justificado entusiasmo por las antiguas y puras fuentes del arte, un clima cultural íntimamente cargado de clasicismo. El antiguo ideal de belleza y de armonía, de proporción y de equilibrio, se replantea tanto a través de las obras, como a través de los escritos teóricos que tratan de fijar las reglas y los principios capaces de conseguir este ideal. (Abbate, 1984).

El Neoclasicismo fue un movimiento estético y artístico, de los primeros movimientos revolucionarios que sacudieron a toda Europa a partir de mediados del siglo XVIII y hasta el siguiente siglo. Surgió con el pensamiento de oponerse a la estética ornamental y recargadísima del movimiento Barroco, al que sucedió. 

Este estilo afectó a todo el mundo y a todas las variables del arte. Se podría decir que el arte neoclásico es un movimiento social, moral, filosófico e intelectual que está unido y enlazado a ideales ilustrados. Esta clase de arte se podía observar en todo el mundo, pero, se asentó en Francia, principalmente en París, reemplazando a Roma como la nueva capital artística. Se caracterizaba por fundarse en la cultura clásica y es por esto que todos los artistas del neoclasicismo intentaban inspirarse con la arquitectura antigua. Además el objetivo de este tipo de arte era representar los sentimientos y el movimiento, un arte absolutamente pensado y racional, con reglas y muy sencillo inspirado en el arte Greco- romano. 

El arte neoclásico supone coherencia con las nuevas ideas, absolutamente contrarias al arte medieval y todo aquello que estuviese en relación con el Antiguo Régimen Monárquico. En lo que llamamos arte neoclásico hay que distinguir dos corrientes: Una primera que responde a pura reacción estética contra el barroco, intentando buscar la desnudez en lo que el barroco encubría y ocultaba (consecuencia de la Contrarreforma), aunque sigue atado a la exaltación del poder. La otra corriente responde a los postulados ilustrados: funcionalidad, racionalidad, claridad, símbolo de una nueva sociedad que está en ciernes.

Características del arte neoclásico 

Los modelos en este estilo de arte son claramente grecorromanos: frontones, columnas, cúpulas, prefiriendo el estilo dórico griego para realzar la severidad, la solidez y la horizontalidad. Se utiliza el estatismo, que es utilizar un ritmo muy pausado frente al movimiento de las curvas y contracurvas del Barroco. Es un arte comprometido con la problemática de su tiempo. Los arquitectos buscan lo funcional contando con el desarrollo social. 

Los escultores se definen con el retrato, porque es un modo de analizar y aclarar la relación entre la naturalidad y la sociabilidad de la persona, entre el sentimiento y el deber. 

Se acompaña la transformación de las estructuras sociales con la transformación de las costumbres. El arte neoclásico cumple una tarea de educación cívica, en lugar de su antigua función que era la religiosa. El artista ya no aspira al privilegio del genio, sino al rigor de lo teórico; los proyectos son realizables. 

Esta época indicó el momento en que se separó la tecnología de la producción artesanal. 

El arte neoclásico se sirve: del principio de la correspondencia de la forma con la función estética en arquitectura; del estudio de la resistencia de los materiales en las artes figurativas y de la base de todo dibujo. 

Se reduce a lo esencial, no da lugar a crear interpretaciones. A la función narrativa se le añadió una intención moralizante. 

Los temas utilizados son los dioses mitológicos que se alzan imponentes por encima de los mortales. Los héroes aparecen victoriosos. 

Los personajes históricos son pacientes, sobrios y abnegados. Son ejemplos morales de conducta. El paisaje se pone de moda: parajes con restos arqueológicos reales.

La arquitectura neoclásica 

Puede ser clasificada como una ramificación de las artes morales y sociales. Por esta razón, destacan las construcciones y edificios que tiene como fin poder mejorar la calidad de vida humana como por ejemplo los teatros, bibliotecas, museos, parques, hospitales, entre otros edificios que tiene una naturaleza monumental.

Con este nuevo desarrollo se crean nuevas ideas y movimientos entre ellos destacamos la crítica que defiende la funcionalidad que tienen dichas construcciones y además defiende también la necesidad de construir un edificio que no solo sirva para decorar el entorno sino que además sea constructivo. Todas estas ideas crean una nueva imagen de la arquitectura, es decir, la arquitectura de verdad es aquella que se construye con sentido común. Sin embargo, durante el periodo neoclásico apareció un nuevo tipo de arquitecto, denominado utópico, innovador e idealista, que pasó a representar las construcciones basándose en las formas geométricas. Estos grupos traen como consecuencia una tercera clasificación de arquitectura llamada arquitectura pintoresca en el siglo XVIII.

Escultura neoclásica 

La escultura neoclásica se trabajaba, principalmente, con varios materiales pero el más destacado siempre fue el mármol blanco. No eran demasiado llamativas ya que querían darle un aire de esculturas con gran antigüedad y por ello lo que destacó de la escultura neoclásica fue la sencillez y la tranquila belleza que tenían sus obras. Los temas más destacados de la escultura en estos siglos fueron el desnudo y el retrato que tomó un importante lugar en la escultura neoclásica.

Pintura neoclásica 

Entre la pintura neoclásica podemos destacar a un gran artista llamado Jacques-Louis David, tanto este artista como otros pintores intentaban imitar imágenes de la revolución y realzaron los mitos romanos. La luminosidad estructural y el dominio del dibujo son las principales características de la pintura neoclásica

Artistas del neoclásico 

Antonio Canova: artista italiano que nació en el 1757, fue escultor de algunos papas de la época, en el culmen de su carrera fue escultor de Napoleón Bonaparte y su familia. 

Sus obras más importantes son la Venus Victrix, Psique y Cupido y por última Hércules y Lica. 

Jacques-Louis David: artista francés nacido en el 1748, fue pintor y un activo participante en la Revolución Francesa y amigo de Maximilien de Robespierre; durante esta época se le consideró el líder de las artes bajo la República Francesa. Encarcelado tras la caída de Robespierre del poder, más tarde se alineó en las filas de Napoleón Bonaparte, llegando a ser uno el pintor principal de éste. Sus obras más importantes son El juramento de los Horacios, La muerte de Sócrates, La muerte de Marat, Napoleón cruzando los Alpes, La coronación de Napoleón.

Jean Auguste Dominique Ingres: pintor francés, muchos lo consideran un artista neoclásico, sin embargo para otros muchos conocedores del arte es un defensor del dibujo más bien realista y romántico, pero lo que sí fue un pintor de gran influencia e importancia en su época. Se dedicó a la docencia creando así escuela e influyendo grandemente en otros autores de la época. Sus obras más importantes fueron, Napoleón en el trono imperial, La gran odalisca, Madame Moitessier, La condesa de Haussonville y La fuente. (Arte neoclásico ¿Qué es? características y artistas, 2017)

Capítulo II 

Philippe Starck 

Diseñador francés nacido en Paris, el 18 de Enero de 1949. Hijo de un ingeniero aeronáutico.” Subversiva, ética, ecológica, política, divertida: así veo mi labor como creador”, cuenta Philippe Starck. A pesar de tener miles de proyectos (finalizados o en realización), su fama global y su inagotable y consistente creatividad, nunca olvida lo esencial. Philippe Starck tiene una misión y una visión: la creación, en la forma que sea, debe hacer que la vida sea mejor para el mayor número de gente posible. Starck cree que esta labor poética, política, rebelde, benevolente, pragmática y subversiva debe asumirla todo el mundo y lo resume con el humor que ha acompañado su enfoque desde el principio: “Nadie está obligado a ser un genio, pero todos deben participar”. 

Su precursor interés por las cuestiones medioambientales, su profunda comprensión de los cambios actuales, su entusiasmo al imaginar nuevos estilos de vida, su determinación a la hora de cambiar el mundo, su devoción por una simplificación positiva, su amor por las ideas, su deseo de defender la inteligencia de la funcionalidad, han acompañado a una creación icónica tras otra. Desde productos diarios como muebles o exprimidores, hasta revolucionarios megayates, microaerogeneradores, coches eléctricos y hoteles que inspiran a lo maravilloso, lugares estimulantes e intensamente vibrantes, Starck nunca cesa de superar fronteras y criterios con respecto al diseño contemporáneo. Sus milagros tecnológicos son vectores de ecología democrática, centrados en la acción y el respeto por el futuro tanto humano como de la naturaleza. Prediciendo los fenómenos de confluencia y desmaterialización, Philippe Starck siempre ha ideado objetos que demandan lo máximo desde lo mínimo. Las soluciones que él ha soñado son tan vitales y esenciales que ha sido el primer francés invitado a las legendarias conferencias TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño), charlas que reúnen a ponentes tan ilustres como Bill Clinton y Richard Branson. Inventor, creador, arquitecto, diseñador, director artístico... Philippe Starck es todo lo anterior pero, por encima de todo, es un hombre honesto, conforme a la más pura tradición de los artistas del Renacimiento. 

Alan Faena elige a Philippe Starck para que decore el Hotel en su totalidad. Como Napoleón había elegido a Jacques-Louis David para que pinte su autocoronación. La empresa Fontenla intervino en la producción del mobiliario, reinterpretando el estilo neoclásico.

La estructura del edificio, a pesar de ser estilo inglés, conserva la fisonomía de castillos franceses de aquella época, simetría, horizontalidad y orden en las aberturas. Está ubicado en un entorno natural rodeado de vegetación, encontramos topiarios alineados en el acceso, el cual fue resuelto teniendo en cuenta la simbología imperial y tonalidades, como el vidrio tallado en color rubí usado en la puerta de acceso. 

En el interior, Philippe Starck utilizó arañas, mesas y sillas que podemos observar en los castillos franceses de aquella época, como también alfombras con guardas y espejos. En el techo, planos del restaurant Bistro Sur se observa un rocetón decorado con fascios: (término italiano equivalente a haz, o atado. Es un conjunto de varas envueltas con una cinta de cuero, logrando una extrema dureza y rigidez. Una leyenda cuenta que un anciano prometería su herencia al hijo que lograra partir el fascio, quedando demostrado que la unión hace la fuerza). Philippe Starck tiene en cuenta características de la mitología griega, e incorpora animales, como cisnes en la grifería y materiales nobles como el mármol usado en aquellos días en las esculturas. 

Traspasando la puerta de acceso el terciopelo rojo y la tonalidad dorada, le otorga al espacio un aspecto teatral.

Hotel de Alan Faena. Es un silo del puerto (madero) construido en 1900 con ladrillos de Manchester, al estilo inglés, porque eran compañías inglesas. Este nuevo y original espacio está situado en el Porteño Building, un histórico edificio de Puerto Madero este, fundado en 1902 como depósito para almacenar granos por Molinos. Los silos se llamaban el Porteño. Edificio situado en Juana Manso y Martha Salotti, Puerto Madero Este. Posee una superficie de 25000 m2, con 108 habitaciones inspiradas en el fulgor de la Belle Epoque, disponen de vistas panorámicas hacia la ciudad, la Reserva Ecológica y el río de la Plata. El responsible de los interiores es, nada menos que el arquitecto y diseñador francés Philippe Starck. (Hotel Alan Faena, 2017).

Conclusión 

Alan Faena elige a un reconocido diseñador francés para desarrollar el interiorismo del hotel Faena, como en aquel tiempo Napoleón exigió la exclusividad de ciertos artistas para decorar destacados ambientes. 

Se hará una comparación del Castillo del Malmaison con el emprendimiento de Faena y objetos decorativos de ambos lugares, se ejemplificará con fotos. 

Tanto el castillo de Malmaison como el Hotel Faena se encuentran en un entorno natural, circundados por jardines cuidados a la francesa, árboles ubicados en una línea recta, conservando un orden geométrico. Ese orden se puede observar en la horizontalidad de las aberturas. Se rescata la funcionalidad.). Se aprecian en ambas construcciones frontis, manzardas sobre el tejado y nuevamente el orden en la distribución y el podado de los árboles, como en el caso de lo topiarios. En la puerta principal de acceso, se destaca la simbología de poder, como por ejemplo las coronas de laureles, símbolo del poder imperial, el escudo del castillo en el timpano del frontis, en el caso del Malmaison y la insgnia de Faena en la parte superior del portal, al igual que el dorado. 

Pilihppe Starck utiliza en el Bistro Sur arañas con caireles, típicas de los estilos franceses, con cadenas de strass características de los estilos imperiales. Espejos que reflejan el ambiente y alfacios en los detalles del techo. 

En los ambientes se observa la distribución de mesas redondas, con sillas con respaldo a la etrusca y patas de sable (traseras). Los techos son planos contrariamente al Rococó y Barroco. Se repite la tonalidad del rojo y dorado y los laureles en las alfombras. 

El mármol blanco característico de las esculturas neoclásicas, le sirvió a Philippe Starck de inspiración para la elección del revestimiento del baño. La simbología Imperial Napoleónica, se ve reflejada en la grifería con forma de cisne, animal que Napoleón utiliza frecuentemente, por su relación con el mito de Apolo. En la antigua Grecia, el cisne macho era el acompa- ñante permanente de Apolo, el dios de la belleza, de la mú- sica y de la poesía, cuyo carro celeste era tirado por cisnes. En el mito de Leda, el cisne tiene también una simbología masculina ya que Zeus se transforma en cisne para perseguir a Leda, que le escapa transformada en ganso, simbólicamente semejante al cisne hembra. 

El color rojo y dorado que caracteriza al Imperio Napoleónico, se usó a lo largo de la imponente recepción. En ambos casos se destaca la simetría, característica de la severidad del estilo, (equilibrio, orden).

Referencias bibliográficas 

Abbate, F. (1984). “El neoclasicismo”. Arte en el mundo. Ed Viscontea. 

Arte neoclásico ¿Qué es? características y artistas (2015) Tipos de arte Clases de Arquitectura Pintura y Obras de arte. Disponible en: https://tiposdearte.com/arte- neoclasico-que-es/#La_arquitectura_neoclasica 

 Hotel Alan Faena (2017). Arcondebuenosaires.com.ar. Disponible en: http://www.arcondebuenosaires.com.ar/hotel_faena.html


El renacer de un imperio. El neoclasicismo reinterpretado por Philippe Starck fue publicado de la página 87 a página90 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº82

ver detalle e índice del libro