1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº54 >
  4. Las nuevas formas de habitar

Las nuevas formas de habitar

Alonso, Valeria Cristina

Escritos en la Facultad Nº54

Escritos en la Facultad Nº54

ISSN: 1669-2306

Nuevos Profesionales en Diseño y Comunicación Edición X: 12 de agosto de 2009 Trabajos Finales de Grado aprobados [Resúmenes] Noviembre 2008 / Mayo 2009

Año V, Vol. 54, Julio 2009, Buenos Aires, Argentina | 68 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El proyecto de grado se propone como objetivo principal
analizar la construcción masiva de edificios de departamentos
para determinar si se trata de una nueva forma de vida, de
snobismo o simplemente de una moda.
En la actualidad, las nuevas construcciones nacen para dar
respuesta a la demanda masiva de la clase media, al igual que
brindan una solución al déficit habitacional en las grandes
zonas céntricas de la ciudad, dando respuesta al acelerado
ritmo de vida. Las construcciones de hoy en día proponen
como tendencia edificios con amenities o comodidades, que
son pequeños espacios de esparcimiento, anexados al edificio,
para ser utilizados en forma conjunta con todos los usuarios.
Estos edificios están pensados especialmente para un público
joven, soltero o parejas con hijos pequeños, ya que ofrecen una
unidad pensada para la venta en la que la imagen principal de
atracción, son la amplia y sofisticada oferta de prestaciones
que deben compensar los reducidos metros cuadrados con los
que cuenta cada unidad.
Con áreas parquizadas y jardines propios, y una variedad de
equipamiento y servicios comunes, conforma una alternativa
urbana única. En ellos se puede encontrar seguridad, confort,
contacto con la naturaleza y exclusividad.
Estas nuevas construcciones de departamentos en la actualidad
son más que nada una moda impuesta, de la que la sociedad se
ve obligada a formar parte. Estos departamentos son adquiridos
para realizar las actividades necesarias para vivir, como comer
y dormir; ya que en su mayoría no superan los 50 m2.
Se define como moda porque el usuario va en busca de la
tendencia, ya no importa cuánto espacio tengo para habitar,
sino que lo importante son los servicios adicionales con los
que dispondré y la ubicación del mismo.
El mercado inmobiliario se ha visto influenciado por este
cambio, ya que no presenta alternativas arquitectónicas adecuadas
para los distintos modos de vida.
En la actualidad la vivienda sufre un desplazamiento de su
valor de uso a un valor de cambio, que va a dar origen al
departamento. El departamento es un bien que difícilmente
puede tener una característica propia, o asociarse o identificarse
con su usuario; ya que es un bien que fue construido
para nadie en particular y que toma ciertas características
comunes a todos los demás.
En Argentina el departamento arriba con el gobierno peronista,
dando solución a la lucha de las clases sociales que reclamaban
una vida digna. Estos nacen como conjuntos habitacionales
de viviendas colectivas, conocidos como Barrios Obreros,
los que disponían de áreas de equipamiento comercial, educacional,
culto, etc.
Esta tipología de núcleo habitacional, es traída desde Europa, en
donde surge como solución para aquellas familias que habían
quedado sin hogares al finalizar la segunda guerra mundial.
Estas viviendas tenían la característica de disminuir la
independencia de las familias, pero incentivaba el espíritu
comunitario, organizaba los servicios centralizados, permitía
mayor densidad, resultaba más económica y significaba una
mayor productividad.
En la actualidad asistimos a un importante déficit habitacional.
Las nuevas construcciones, especialmente en las zonas
con mayor densidad de población de la ciudad de Buenos
Aires, se reducen a altos edificios que albergan múltiples
servicios en reducidos espacios; por lo que el desafío de los
arquitectos y diseñadores de interiores es incorporar en el
proyecto soluciones imaginativas e inéditas para satisfacer
las necesidades del cliente. La revalorización de las ideas de
un diseño flexible y adaptable, deben ser incorporadas por las
nuevas modalidades.


Las nuevas formas de habitar fue publicado de la página 14 a página14 en Escritos en la Facultad Nº54

ver detalle e índice del libro