1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº54 >
  4. El cuerpo, manifiesto sociocultural

El cuerpo, manifiesto sociocultural

Braña, Johanna Belén

Escritos en la Facultad Nº54

Escritos en la Facultad Nº54

ISSN: 1669-2306

Nuevos Profesionales en Diseño y Comunicación Edición X: 12 de agosto de 2009 Trabajos Finales de Grado aprobados [Resúmenes] Noviembre 2008 / Mayo 2009

Año V, Vol. 54, Julio 2009, Buenos Aires, Argentina | 68 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

En el presente proyecto de grado, su autora toma al cuerpo
humano como eje paradigmático del diseñador de indumentaria.
Y es el cuerpo quien se convierte en protagonista
en un recorrido filosófico abordado por distintos teóricos,
manifiestos socioculturales que se reflejan en el cuerpo, que
servirán de ejes para el análisis del significado del vestir
según nuestros días.
El trabajo aborda el cuerpo humano como primer referente y
punto de partida inevitable para el diseño: el cuerpo desnudo
y ornamentado, el cuerpo vestido, el cuerpo necesitado de
utensilios, muebles, vehículos y habitaciones. El ser humano
se mueve en espacios cuya escala y textura deben estar en
consonancia con su realidad corporal. Así, los objetos sólo
funcionan si se hacen fáciles las relaciones físicas con ellos;
no hay tipografía que pueda resistir la falta de legibilidad, la
ropa le sirve al cuerpo de contenedor y de modo expresivo.
En este sentido, se sostiene que el cuerpo es el territorio donde
se forja la vida de cada ser humano y el vestir es el nexo entre
el cuerpo y el entorno.
El PG en su desarrollo realiza un recorrido por diferentes
prácticas que producen profundas modificaciones corporales
como consecuencia de revelaciones socioculturales. A modo
de síntesis del trabajo se realiza un proyecto de diseño como
reflejo y conclusión de la temática abordada. Se trata de un
producto que puede ser aplicado a diferentes usuarios ya que
parte de un talle XL en forma cilíndrica que podrá adaptarse
según las necesidades o decisiones del usuario. Asimismo, este
producto permitirá trabajar distintos ideales de flojedad y de
exhibición. La materialidad intervenida comprende tejidos de
punto industriales, con mayor resistencia al movimiento, que
puede acompañar el movimiento del cuerpo y varía su tensión
según las distintas necesidades corpo/motoras.
Así como el cuerpo humano es el eje de todas las disciplinas
de diseño, en el caso de la indumentaria éste resulta ser la
estructura base del objeto que se proyecta. El vestido regula
los modos de vinculación entre el cuerpo y el entorno, es decir,
media entre el cuerpo y el contexto. Es el borde de lo público
y lo privado a escala individual. Pensándolo hacia adentro
funciona como interioridad, textura íntima, y hacia fuera,
como exterioridad y aspecto, donde deviene textualidad.
El cuerpo es el soporte del vestido, es decir su contenido,
mientras que la vestimenta que cubre el cuerpo y se transforma
en una segunda piel, es espacio de contención y a su vez de
significación en el ámbito público. El vestido es el responsable
de delimitar posturas corporales, habilitar o inhabilitar el
movimiento. Lo que se proyecta en la ropa afecta directamente
la calidad y el modo de vida del usuario.
En función del aspecto estético las motivaciones que inducen
a recurrir a diferentes tipos de intervenciones directas o
indirectas sobre el cuerpo son diversas, a través de objetos
ornamentales como las joyas o los vestidos. A veces las dos
formas de decoración son dependientes entre si, como en el
caso de los pendientes o los zapatos, que implican respectivamente
una cierta mutilación y deformación de ciertas
partes del cuerpo.
En este caso, la vestimenta, a diferencia de otros aspectos
personales como el pelo, la piel o el físico, que están parcialmente
controlados, supone una multiplicidad de exigencias
a menudo contradictorias entre sí: el vestido puede tener la
función de ocultar, pero al mismo tiempo de revelar; puede
estar al servicio de la modestia o bien del exhibicionismo;
puede ser instrumento de adaptación y conformismo sociales,
o, por otro lado, de originalidad y diferenciación.


El cuerpo, manifiesto sociocultural fue publicado de la página 19 a página20 en Escritos en la Facultad Nº54

ver detalle e índice del libro