Cuando los enemigos de la revolución se levantan contra ella, es necesario concebir un novedoso plan de ataque y defensa, cuya existencia secreta sólo se develará al general Juan Domingo Perón en el exilio.

Compartir en: