Saudade mucho a alguien, tanto que te puede llegar a doler. Es una sensación en la cual te dan ganas de llorar de tristeza porque te acuerdas de los momentos más simples, las personas. Te sientes fuera de lugar, como en una jaula, preso, con falta de libertad. En el siguiente fotodocumental muestro lo que extrañan las personas durante el encierro pero hechas a través de FaceTime.