La ciudad y la selva tienen puntos en común, existe en Buenos Aires un Hotel donde la ciudad suele ser tranquila, al igual que la selva en algunos de sus lugares característicos, el objetivo es fundir sonoramente los sonidos registrados de modo documental junto con piezas auditivas propias de la naturaleza buscando la similitud entre unos y otros; la imagen acompañará al registro documental del lugar así como será punto de enlace de los sonidos selváticos. Para ello el corto se basa en las propiedades sonoras explicadas por Chion, lo cual hace a la multiplicidad de registros procurados. En el mismo sentido los recursos sonoros del corto están dados en función de la catalogación realizada por el autor, con el objetivo de explorar las diferentes propiedades del sonido en una pieza ubicada dentro del género documental, pero con tintes ficcionales y simbólicos plasmados a partir del sonido