Generar, a partir del trabajo de intersecciones de superficies, un modelo tridimensional de la intersección de ambas superficies, aplicando además diversas materializaciones a cada una de las partes constitutivas. La materialización puede ser tanto superficial (aplicar una textura o recubrimiento) como también volumétrica (colar una pieza en un determinado material)

Compartir en: