Esta investigación recorre la década de 1990 en Argentina para describir una parte de su producción cinematográfica en la que se desarrolló un nuevo cine. El país atravesaba una crisis económica y social producto de una inflación desmesurada, desindustrialización, desempleo masivo, desigualdad, precariedad laboral y pobreza. En este contexto; Martin Rejtman, director, productor y guionista decide realizar su opera prima: Rapado; una película que fue catalogada es ese momento como: “sin interés, sin ideales y que mostraba una juventud sin horizontes”, según el Instituto Nacional de Ciencias y Artes Audiovisuales (INCAA). 

El estudio se propone describir detallada y minuciosamente las características de la película en cuanto a temática, poética, tiempo y personajes. El film fue producido de manera independiente y dio lugar a un movimiento cinematográfico llamado Nuevo Cine Argentino, caracterizado por ser independiente en cuanto a su producción, la marginalidad de su estética (minimalista al extremo) y tema. 


Compartir en: