La coronación era un ritual extremadamente importante en Egipto, relacionado con la ascensión al trono de un faraón tras la muerte, expulsión o abdicación de su predecesor.

El acceso al trono se celebraba por medio de varias ceremonias, rituales y fiestas que lo identificaban y legitimaban como gobernante.

En este trabajo se reflejará la investigación sobre la forma de realizar la coronación poniendo en valor los rituales y los simbolismos

Se documentará el traslado de las Momias desde el Museo del Cairo acompañada por un espectáculo de luces y música y el estruendo de 21 salvas de artillería.

Se documentará  la comitiva que partió desde el Museo de Antigüedades de El Cairo, emplazado en la icónica y céntrica plaza Tahrir, en dirección hacia el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, una nueva institución construida a unos cinco kilómetros del corazón de la urbe, en el distrito del Fustat, el origen de la primera capital islámica de Egipto.

Hace unos 3000 años, poco después de ser depositadas en lujosas tumbas en el Valle de los Reyes, cerca de Luxor, la mayoría de las momias fueron trasladadas a lugares secretos para protegerlas de los ladrones, para fomentar el turismo pos covid 19 se genera esta ceremonial multitudinaria para atraer nuevamente a los interesados en el recorrido arqueológico de este significativo país.

En este trabajo pondremos en valor el rol de la mujer en Egipto. Hatshepsut, fue la primera mujer que gobernó Egipto.

La mayoría de las momias que fueron trasladadas al nuevo museo pertenecen a la XVIII Dinastía (1550-1295 a.C.) y entre ellas estaba la de la reina Hatshepsut, primera mujer que gobernó el Imperio faraónico ya que, si bien no podía asumir el poder por su sexo, lo hizo en nombre del hijo de su marido, Tutmosis II.

Otras tres reinas de la misma dinastía, Tiy, Meritamun y Ahmose-Nefertari, desfilaron junto a un total de 18 reyes, cinco de la XIX Dinastía (1295-1186 a.C.), entre los que figura el conocido rey Ramsés II; además de Ramsés III, IV, V, VI y IX, todos ellos gobernantes de la XX Dinastía (1186-1069 a.C.).

Las 22 momias fueron encontradas a finales del siglo XIX en la necrópolis de Deir al Bahari y en el Valle de los Reyes, ambos ubicados en la localidad monumental de Luxor, al sur de Egipto, donde han sido descubiertos la mayor parte de los enterramientos y tesoros de los faraones.

 

Compartir en: