Introducción

Cuando hablamos del Cristianismo  analizado de forma solemne  y como verdad que ni siquiera el Papa o una decisión conciliar puede afectar, estamos refiriendo al  dogma como una verdad absoluta, definitiva, inmutable, infalible, irrevocable, incuestionable y segura,  por esto mismo vamos a poner en valor en este trabajo los simbolismos de la religión y los Fundamentos del Cristianismo,  que constituyen sus bases. Las cuales, serán inalterables de todo lo relacionado con la doctrina católica y cristiana.

Jesús vino a darse como un sacrificio para todas las naciones.  Este mensaje fue anunciado al principio de la historia humana, escrito con una signatura divina en el  sacrificio de Abraham y de la Pascua, con más detalles predichos en varias profecías en el Antiguo Testamento.  ¿Por qué era su muerte tan importante que él merecía tanta importancia?  Eso es una pregunta digna de la consideración.  La Biblia declara algo como una ley cuando indica: Porque la paga del pecado es muerte… (Romanos 6:23)  En consecuencia pondremos en valor la Preminencia de Cristo, su vida y legado, relevando los simbolismos y significados que acompañan la creencia a partir de considerar las imágenes de sus reliquias.

Compartir en: