Introducción del docente

La cultura precolombina más poderosa de Sudamérica nos ha ofrecido algunos de los complejos monumentales más especiales y espectaculares que existen. 

Machu Picchu considerado una de las grandes obras de la humanidad, es el símbolo de Perú y más conocido poblado incaico del mundo. Se intuye que sirvió como residencia de descanso a diferentes reyes incas. Fue re-descubierto por Hiram Bringham en 1911 y se convirtió  desde entonces en uno de los monumentos más admirados por todo el mundo.

No obstante el potencial turístico de Machu Picchu, posiblemente el edificio más sagrado e importante del imperio del Tahuantinsuyo fue  Coricancha, también conocido como el Templo del Sol.

Otro sitio que relevaremos en este trabajo será Qenqo que significa 'laberinto' debido a las galerías subterráneas debajo de sus estructuras de piedra. Al igual que Sacsayhuamán, Tambomachay y Puca Pucara; es uno de los principales atractivos arqueológicos cercanos al Cusco. 

A fin de documentar una ceremonia significativa se tomará Inti Raymi. Se trata de  una ceremonia andina celebrada en honor de Inti, que se realiza cada solsticio de invierno. Los actuales pobladores de los países andinos, con la presencia de visitantes nacionales y extranjeros, continúan realizando esta tradición, ahora considerada una ceremonia de interés turístico.​ Su celebración duraba 15 días, en los cuales se hacían danzas, ceremonias y sacrificios. El último Wawa Inti Raymi con la presencia del Inca fue realizado el 21 de junio de 1535. El Inti Raymi aún se celebra como rito sincrético en muchas comunidades andinas.

Perú es tierra de una enorme cantidad de recursos naturales y culturales, en donde civilizaciones antiguas crearon un mundo que hasta el día de hoy se sigue investigando; y dentro de esa diversidad, las fiestas o eventos sociales se han convertido en una atracción turística mundial, como es el caso del Inti Raymi.

Una celebración que nace a partir de una antigua ceremonia Inca llamada “Wawa Inti Raymi” que se celebraba en el imperio incaico en distintos puntos de su territorio: Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia, Chile y Argentina. 

 

Compartir en: