El trabajo práctico consiste en trabajar dos propuestas estéticas para el cortometraje, Lo sucedido en la narración genera fuertes cambios en lo estético, en el vestuario, el maquillaje de los personajes, las locaciones, el clima y la iluminación. Por otro lado el modo de representación, haciendo referencia los tamaños de plano, encuadre y movimientos de cámara. Esto se produce ya que hay una violencia externa (el bombardeo) al entorno en el que se encuentran los personajes que primero se percibe como una amenaza hasta que termina siendo determinante para el curso de la historia. Esto genera un quiebre en el modo de filmar, ya que lo que un principio eran planos fijos, tomas de duración estándar, con ritmo de cine clásico se convierte en tomas filmadas en cámara en mano para generar una sensación de caos reflejando la desesperación que sienten los personajes.

Compartir en: