Cortometraje aprobado con varias virtudes y algunas cuestiones a corregir. El argumento se entiende, genera tensión e interés. El principal problema es el tono del registro de acting (principalmente en el protagonista) que genera ruido sobre el verosimil y el genero de la pieza. Se rescata su ritmo y trabajo fotográfico. 

Compartir en: