En el capítulo Los primeros fotógrafos la autora nos presenta a la fotografía como descubrimiento técnico que origina una crisis. El arte del retrato, bajo la forma de la pintura al óleo, quedó casi desbancado. Los artistas que trabajaban en este género perdieron sus medios de existencia. Así surge esta nueva profesión. Muchos de esos primeros fotógrafos salían de la bohemia, con la promesa de una subsistencia mejor.

 

A principios de la segunda mitad del siglo, la fotografía empieza a exigir conocimientos especializados. Unos de los fotógrafos más distinguidos de esa época fue Nadar, quien recibe en su estudio el más selecto público del campo del arte. Nadar fue el primero en descubrir el rostro humano a través de la cámara y su búsqueda aspiraba a resaltar la expresión característica de un hombre. Sus retratos son representativos del estilo de la primera época.

 

En este período de la primera fase de la fotografía, pese a los esfuerzos por disimular las preocupaciones de índole económica bajo pretensiones artísticas, se plantea la controversia ¿es o no un arte la fotografía?

Compartir en: