El trabajo práctico final consiste en abordar los espacios culturales; en este caso, el alumno propone las áreas específicas de un museo, identificando las necesidades funcionales, el proceso y la estructuración de la forma, las tecnologías relacionadas y las nuevas tendencias, entre otros.

Compartir en: