Partiendo de conceptos, el alumno plasma mundos imaginarios y poéticos en formato bidimensional para darle paso a la manipulación textil y color mediante teñidos naturales. El proceso de diseño se ve finalizado con el ensamblaje de ritmos sobre un cuerpo con recursos textiles.

Compartir en: