https://www.youtube.com/watch?v=f4Onn2Vf5K4 Teaser de algunos de los espectáculos dirigidos por la Titular de la Cátedra

"Les diré una profecía antes de partir:
Cuando los curas hagan algo mejor que hablar;
Y ya no ponga el tabernero agua en la cerveza;
Cuando el noble sea maestro de su servidor;
Cuando no quemen a las putas sino a sus proxenetas;
Cuando la Corte haga Justicia,
Y no haya escudero con deudas, ni caballero pobre;
Cuando en la lengua muera la calumnia;
Cuando no haya rateros entre la multitud;
Y los usureros derramen su oro en el campo,
Y putas y alcahuetes construyan las iglesias;
Entonces, sólo entonces, el gran reino de Albión*
Caerá confundido..." (Bufón; Rey Lear III.2.77-89)

*Nombre en griego antiguo de Inglaterra

Voy a invitarlos a que imaginen, a contarles mi experiencia, con el simple propósito de compartir y tenderles la mano al universo de Willie (que es como llamo a Shakespeare), atravesemos la puerta de la cátedra, para que empiece a ocurrir.

Shakespeare me tomó por asalto a mis 20 años. Fue un rapto feroz.

Ocurrió en el último año en la Escuela Nacional de Arte Dramático  de Buenos Aires, finalizando mis estudios de dirección teatral. Y fue con un Hamlet.

Me introduje lentamente en un laberinto de espejos tan complejo a la vez que simple, como la vida misma.

Ese Hamlet, fue casi una osadía. Llevada a cabo por una jovencita que se comía al mundo a mordiscones. Ese mundo le pertenecía. Hubo intuición y falta de prejuicio.

Utilicé todos los recursos que conocía hasta ese momento. Y  reescribí Hamlet.

“Economía, Horacio” dice el príncipe Danés. Y yo le hice caso.

Con Hamlet elegí trabajar como eje la corrupción estatal que yo vivenciaba a diario en mi país. Los malditos noventas y la obscena corrupción de quienes nos gobernaban en ese entonces.

Y así, fui descubriendo que soy una mujer que vive en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires y que Shakespeare me daba la posibilidad –tal como lo hizo él mismo en su tiempo- de contar mi “aldea” a través de historias en apariencia lejanas.

Lo que sí sé, es que me dedico a un Shakespeare popular. Al que para mí es el verdadero y más auténtico Shakespeare. Me esfuerzo y trabajo muy duro en mostrar su lado B. El que debería ser, según mi parecer, su lado A. La desacralización del bardo.

Hay que meter las manos y ensuciarse hasta los codos.

¡Bajémoslo del mármol, que está vivo! 




Desarrollo del Libro de Puesta durante la cursada donde hemos trabajado sobre Otelo de William Shakespeare

Parte del desarrollo consiste en hacer una toma de partido propia sobre el material original y, en este caso, la alumna desarrolló una secuela del hipotexto tomando a los personajes de Blanca y Yago en formato de Teatro Musical al que tituló Dejar todo atrás. 

Desarrollo del Libro de Puesta durante la cursada donde hemos trabajado sobre Otelo de William Shakespeare

Parte del desarrollo consiste en hacer una toma de partido propia sobre el material original y, en este caso, el alumno tomó una de las escenas del hipo texto donde el personaje de Emilia se expresa respecto de la paridad de sexos a la que tituló Sin Cadenas

Desarrollo del Libro de Puesta durante la cursada donde hemos trabajado sobre Otelo de William Shakespeare

Parte del desarrollo consiste en hacer una toma de partido propia sobre el material original y, en este caso, la alumna tomó la escena del femicidio de Desdémona en un formato de Teatro Físico al que tituló "El grito de las que ya no tienen voz"

Video de

"ENCADENARME A TU AMOR"
Versión de MANUEL TUCHWEBER de OTELO, EL MORO DE VENECIA de WILLIAM SHAKESPEARE

Propuesta por la docente para Primer Premio

>>
>|