En tiempos dónde la conexión a Internet es un hábito diario, los soportes tecnológicos aportan un nuevo concepto de información y apoyan la tarea diaria de informar, de manera escrita y visual, sobre las nuevas tendencias en moda.

Hoy, los blogs con contenido fashionista, marcan la temperatura de las colecciones de los diseñadores y/o grandes marcas, dando la información precisa para que los consumidores -pasivos y activos de la moda en general- se mantengan informados e interactúen con ella.

Las marcas, suelen elegir referentes dentro del mundo del espectáculo que los inspiren y que sean el trampolín de difusión. En tiempos 2.0, una foto, un posteo, 140 caracteres, pueden instalar, definir una concepto, dar a conocer un a idea, ser un boom de venta, transformar un producto en un ícono atemporal y transformar lo más efímero, en entidad.

Es cierto, además, que la industria de la moda sufre los traspiés de la economía mundial, y la difusión se debe pensar en múltiples ceros que muchas marcas, no pueden sostener. O por lo menos, con continuidad. Es por eso, y acompañando la vorágine diaria del consumidor en general, se sumergen en cautivarlos alimentando los blogs de moda.

El aporte que quiero hacer a la materia, mediante esta reseña, está dirigida a la importancia de saber leer y mirar con avidez lo que sucede a través de Internet y sus múltiples soportes porque ellos le han ganado un espacio muy importante a las ediciones en papel.

Los contenidos de los blog de moda contribuyen a la asignatura, porque la metodología de la clase implica trabajar con la actualidad, como si el aula fuera una redacción periodística y la información de ellos se actualizara constantemente.  

|<
<
<