2 de diciembre

ver nota completa

2 de julio

ver nota completa

30 de noviembre

ver nota completa

18 de mayo

ver nota completa


El autor, CEO de Saatchi & Saatchi entre los años 1997 y 2014 crea el término Lovemarks.

Describe que lo que mueve a los seres humanos es la emoción, no la razón. Se debe inspirar lealtad más allá de la razón. Incentiva a crear un vínculo entre la empresa, su personal y sus marcas y que estas últimas sean propiedad de la gente. Para lograr este cometido es necesario crear experiencias que puedan construír vínculos emocionales duraderos y profundos con sus consumidores.

Zatonyi, M. (1990). Una estética del arte y el diseño de imagen y sonido. Buenos Aires, Editorial Librería técnica CP67 SA.


Este libro expone y aclara muchos conceptos que uno pre-supone saber. Todo aquello relacionado con lo que vemos y entendemos por estético y conceptos a los cuales pre-juzgamos en base a nuestro sentido común. Muchas de las ideas aquí expuestas fueron como bocanadas de aire fresco a definiciones necesarias para una materia como Diseño II.

La esencia humana, dice la autora, adquiere innumerables maneras de expresión y por si sola no va a convertirse en fenómeno estético. Eso sucede a través de la creación artística. En la creación artística, en la representación artística, lo bello no tiene más derecho de existencia que lo feo. Y para aclarar esta sentencia, dedica varios capítulos en donde la historia del arte y la estética, no se basa en "lo lindo" quizá se basa en lo maravilloso y para ello puede ser doloroso o placentero. Lo lindo, lo bonito como equivalente del arte es una trampa del poder para imposibilitar, o por lo menos dificultar, con este medio, también, el crecimiento del hombre. Y por otro lado, comenta Zatonyi, que lo prohibido, lo feo, aparecerá con finalidad pedagógica. Para espantar, para temer, para no transgredir sino cumplir. En el mundo de estos siglos abundan los monstruos. Estos monstruos, desde la primera lectura, aparecen porque así lo demanda la iglesia, la ley. 

Otro capitulo sumamente interesante es cuando define que es el arte, que entendemos por arte y que pretendemos por el mismo. Cuando habla de definición del arte, no se refiere a ambicionar con establecer leyes como un sistema de medición que permite avalar, descartar o ubicar los fenómenos para estudiar, solo se procura esbozar ideas sobre la existencia artística, en base a experiencias elaboradas conceptualmente

Algo que siempre ha sido útil para usar y tomar de este libro fue el proceso de como es que las ideas van siendo aceptadas con el paso del tiempo comenzando por un movimiento que que por ser nuevo, seguramente será rechazado, no aceptado y convertido en rebeldía, para ojos legales, pero luego pasa por una estructuración de la rebeldía, el castigo, la tolerancia, la metabolización, la reestructuración y nuevamente por la rebeldía, el castigo y así sucesivamente.

Para finalizar cuando abarca el tema de las dicotomías dialécticas. Enfrenta varios términos que también ayudan a tener definiciones más serias  que nuestro sentido común básico, a modo de ejemplo toma: Sociedad vs. Individuo: donde el individuo puede existir, en cuanto a su sociedad y la sociedad, en cuanto al individuo. El Sujeto vs. objeto: el individuo es tal, cuando alguien, en base a su condiciones únicas, logra constituirse de tal manera, que pueda responder al mundo existente desde su lugar, no eliminándose, ni diluyéndose, pero tampoco destruyendo o negando lo que existe fuera de él. Lo que es único en uno, su condición interior, es lo subjetivo y quien lo tiene, es el sujeto, lo que está por fuera de él lo que corresponde a un código aceptado y comprobado por l a sociedad,es el objeto. Lo racional y lo irracional: la razón fue deificada entonces, con el advenimiento del capitalismo, y con eso se convirtió en demonio la irracionalidad. No hay cosa mas irracional que deificar la razón e intentar negar la irracionalidad.

Para la vida misma sin ética no se podría sobrevivir, ni funcionar como humanos; sin ello, aclara la autora, no existiría la cultura, la sociedad, pero sin su constante reformulación y cambio tampoco podría perdurar la comunidad humana, en el estado y en el lugar en que se halla. La petrificación de pautas y su inmovilidad causan achatamiento, postración e impotencia.