Esta puesta en escena acentúa y profundiza no solo la inmovilidad sino la contención encarceladora que implica esta dinámica de interacción social. Es sobre el acrílico transparente y el vacío de las mentes que se inscribe una trama, cuya morfología muta comprimiéndose y descomprimiéndose, envolviéndose e interrumpiéndose a sí misma y convirtiéndose así en la zócalo de la obra. Las complejas relaciones sociales españolas del relato, la identidad y alteridad de las identidades en conflicto y sus modos de vinculación dan cuenta de las distancias culturales y sociales, las jerarquías y los estereotipos de clase y de raza.

ver trabajo completo