El mar, dos mujeres y un hombre: un contrapunto en blanco y negro sorprendente donde la postproducción es la protagonista.

Compartir en:

  add to del.icio.us Add to Blinkslist add to furl Digg it